15 de noviembre de 2008



Manifiesto de Unidad Cívica por la República

La Unidad Cívica por la República, está constituida por aquellos ciudadanos que reconocen en la República, la forma de estado más democrática para los pueblos de la Península Ibérica.

Asumimos como parte de nuestra historia, las conquistas sociales obtenidas en los periodos republicanos de nuestro Estado. Tanto la I como la II República, fueron proclamadas legítimamente y en paz, mediante Cortes Constituyentes. A su vez, ambas fueron abatidas, por levantamientos militares - Martínez Campos y Franco - con amenazas y violencia, imponiendo la restauración de una monarquía que previamente había sido rechazada por el pueblo.

Es necesario recuperar la memoria histórica, de lo que supuso la República en la vida social y política del pueblo, por lo que reivindicamos su herencia. El proyecto republicano, fue en ambas ocasiones truncado por la violencia desatada de los representantes de la oligarquía española, apoyados por el ejército, la iglesia, y el poder económico, en su lucha para recuperar sus privilegios y explotación ancestral de la sociedad. Ni los 40 años de dictadura, ni los 25 de transición, han conseguido que olvidemos dicho proyecto republicano.

Nos proponemos desarrollar con nuestra acción, el significado de la República frente a la Monarquía:

La organización republicana de la sociedad, establece una política económica, cultural y social, fundamentada en los derechos, deberes e intereses de todos los ciudadanos.

La "cultura republicana", basada en la Libertad, Igualdad y Fraternidad, permite de forma pacífica a la sociedad civil, efectuar los cambios estructurales que eliminen el estancamiento, la involución y la corrupción que históricamente han estado presentes en nuestra sociedad.

Los irrenunciables derechos de los ciudadanos en cuanto a la consecución de una renta mínima digna, frente a la penuria económica, laboral impuesta por el neo liberalismo a la sociedad.

El derecho de la sociedad a la cultura, mediante instrucción pública, laica, obligatoria, democrática y científica.

El derecho a una sanidad pública de calidad y para todos los ciudadanos.

Acabar con cualquier tipo de discriminación, sea esta racial, religiosa, sexual o por cualquier otra causa diferencial, tanto en la vida laboral como en la social.

Denunciar el abuso manifiesto de los medios de comunicación que condicionan la libertad de expresión, y por lo tanto la organización libre de la sociedad.

Es primordial para el patrimonio de los pueblos de la Península Ibérica, el respeto a los idiomas y lenguas propias, así con el aporte enriquecedor producido por la convivencia y el mestizaje.

Por todo lo anteriormente expuesto, la Unidad Cívica por la República, solicita la participación de todos los sectores de la sociedad y especialmente de la juventud, como continuadora de la lucha por las libertades, en la potenciación de los cambios necesarios que afecten a la vida política, social, cultural, jurídica y económica, promoviendo la cultura republicana como fruto de la lucha por los derechos sociales, así como por las libertades individuales y colectivas.

Nuestra sociedad necesita abordar una nueva etapa impregnada del sentido republicano federal, adecuado a los distintos pueblos que componen el actual Estado Español. Así mismo nuestra sociedad necesita derogar aquellas leyes impuestas mediante amenazas de violencia, directa o subliminal que hoy nos impide nuestro avance político y social. En definitiva, deseamos superar la transición de la dictadura reconvertida en monarquía, impulsando el respeto a las libertades colectivas, fundamentadas en el derecho de autodeterminación y el principio de subsidiariedad sin los cuales las libertades individuales quedan reducidas y difícilmente practicadas en beneficio de todos los ciudadanos, al ser limitadas por legislaciones a favor de la oligarquía. Este nuevo sistema proclamado mediante Cortes Constituyentes, devolverá la legalidad democrática al Estado Español.

Es evidente que la Unidad Cívica por la República no es un partido político, ni aspiramos a ello, lo que no nos impide que individual y colectivamente solicitemos a todos los ciudadanos, asociaciones, fundaciones de bien público y partidos políticos, se sumen a nuestras aspiraciones y reivindicaciones, como fundamentos elementales para construir una sociedad justa y digna.

La superación de los planteamientos reaccionarios de nuestra sociedad, nos ha de llevar a la consecución de una sociedad sin súbditos, al sentimiento común de ser ciudadanos en un estado libre e igualitario, fraternal y solidario, que abra la esperanza de un futuro carente de las amenazas del pasado. Esa sociedad integradora en un estado libre y democrático será ineludiblemente la III República.

Exito de la manifiestación contra el polígono de tiro de las Bardenas en Iruña

PAMPLONA. Cerca de un millar de personas unieron ayer por la mañana sus manos en el paseo de Sarasate de Pamplona para mostrar su rechazo a la renovación del convenio de uso del Polígono de Tiro de Bardenas y para exigir un entorno saludable y pacífico en la zona. Convocados por la Asamblea Antipolígono y bajo el lema Polígono desmantelamiento, Nafarroako Gobernua arduraduna (Gobierno de Navarra responsable), los cientos de asistentes formaron una extensa cadena humana con la que unieron el Parlamento Foral y Palacio de Navarra.

La jornada, que comenzó pasadas las 13.00 horas con la entrega de un escrito a la Cámara foral, se desarrolló bajo un gran ambiente festivo en el que, entre música de txistularis, se escucharon lemas como "Fuera militares de las Bardenas", "Menos bombardeos, más lapiceros" o "Ministra Chacón, no nos dejes el marrón".

Durante 60 minutos, los casi mil manifestantes, entre los que se encontraban personas venidas desde pueblos de la Ribera y Aragón, recorrieron el paseo de Sarasate portando globos y letras que unidas formaban la frase Desmantelamiento del Polígono de Tiro .

Al término de la marcha, y tras la aplaudida intervención del bertsolari Facundo Salcedo, Toti , que interpretó dos piezas adaptadas para la ocasión, la portavoz de la Asamblea Antipolígono, Milagros Rubio, fue la encargada de leer un comunicado en el que destacó que "la Comunidad de Bardenas se prepara para el funesto banquete de ocho millones de euros anuales los diez primeros años, y dieciséis millones de euros los diez siguientes" -según el preacuerdo alcanzado entre el Ministerio de Defensa y la Comunidad de Bardenas el convenio sería para un periodo de 20 años-. "El presidente de Bardenas y los ediles de UPN y PSN que le acompañan de excursión en sus cíclicas escapada exóticas, quieren asegurarse la paga de los viajecitos y el presupuesto de sus ayuntamientos y monasterios, aunque sea perpetuando el peligro en su propio entorno, y el entrenamiento para la muerte en ojo ajeno", destacó.

En esta misma línea, Rubio señaló que el Gobierno de Navarra se queda tan contento porque "resuelve varias cosas a la vez". "Por un lado, da a unos cuantos ayuntamientos una propina fuera del Fondo de Haciendas Locales. Por otra, UPN y PSN sellan su pacto y con un aquí dinero allá guerra creen asegurarse sus respectivas glorias", añadió.

CONTRADICCIONES EN UPN Y PSN La portavoz de la Asamblea Antipolígono también calificó de contradictoria la actitud adoptada por regionalistas y socialistas. "Gobierno de Navarra, UPN y PSN, contradiciendo sin escrúpulos palabras dichas por ellos anteriormente, entregan este pedazo de Navarra al entrenamiento para la más cruel actividad humana, la guerra, y abandonan a su mala suerte a quienes viven en el entorno de una instalación militar que es la mayor de la OTAN en Europa", aclaró.

En cuanto al leit motiv de la cadena humana organizada ayer, Milagros Rubio explicó que "hay que unir la manos contra el uso militar de las Bardenas". "Estamos aquí para manifestarnos contra la militarización de nuestra tierra, por la paz, por la educación en valores de paz, que se opone a aceptar dinero a cambio del entrenamiento para las guerras. No queremos bombas en la Universidad de Navarra, en las Bardenas. No queremos regalos pagados con el dinero de permitir que exploten bombas en Irak, Afganistán o cualquier otro lugar del mundo", apuntó.

La portavoz de la asamblea, que concluyó la lectura del manifiesto con un contundente y aplaudido "no dinero por bombas, desmantelamiento Polígono de Tiro ya", instó a los presentes a manifestarse de nuevo en Tudela el próximo día que la Junta de Bardenas se reúna.

Apoyo de la cultura y política
Recientemente, conocidas personas del mundo de la cultura y del arte en la Comunidad Foral, y también insumisos navarros, han firmado sendos manifiestos de la Asamblea Antipolígono, instando "encarecidamente a las autoridades navarras y españolas, a la Comunidad de Bardenas, y a los grupos políticos que opten por su desmantelamiento y den los pasos oportunos para lograr que en diciembre de 2008 el territorio actualmente ocupado por el Polígono de Tiro de las Bardenas sea desmantelado. Entre los políticos y personas destacadas de la cultura navarra que se dejaron ver ayer en la cadena humana, destacó la presencia de Ioseba Eceolaza (Nafarroa Bai), Jesús Mari Aragón Samanes (presidente de EKA Navarra), el bertsolari Facundo Salcedo 'Toti', el guitarrista de Koma, Nacho Redín, y el batería del mismo grupo, Juan Carlos Aizpún. El director de cine Montxo Armendáriz y el cantante de Barricada, Enrique Villarreal 'El Drogas', también mostraron su apoyo al acto, aunque finalmente no pudieron asistir

CADENA HUMANA CONTRA EL POLIGONO DE TIRO DE LAS BARDENAS EN IRUÑA


Partidos, sindicatos y colectivos apoyan la cadena humana contra el Polígono de Bardenas
asamblea antipolígono insta a la movilización social ante un acuerdo inminente
Respaldan la iniciativa, entre otros, NaBai, IUN, EKA, PCE, ESK, CCOO, CGT, STEE-EILAS, EHNE y ELA


pamplona. La Asamblea Antipolígono hizo ayer un llamamiento a la población para que participe en la cadena humana que mañana a las 13.00 horas unirá el Parlamento y el Gobierno de Navarra para pedir el desmantelamiento del Polígono de Tiro de las Bardenas, un acto que ha sido respaldado por una quincena de colectivos y que a juicio de la Asamblea adquiere "una mayor significación e importancia" teniendo en cuenta que la negociación del nuevo convenio está muy avanzada y que la postura del PSN es apoyar la renovación, de modo que las instalaciones militares podrían prolongarse 20 años más en este Parque Natural.

Entre los partidos políticos que han mostrado su apoyo a esta iniciativa se encuentra el Partido Carlista- EKA, NaBai (Aralar, EA, Batzarre y PNV), IUN, PCE-EPK, CHA de Cincovillas e IU de Aragón. También la respaldan los sindicatos CCOO, ESK, STEE-EILAS, CGT, EHNE y ELA, así como los colectivos Ecologistas en Marcha de Navarra, Alternativa Antimilitarista-Iruñeko (KEM-MOC) y la Plataforma No a la guerra de Ejea y pueblos.

Por su parte, Nafarroa Bai, que mostró su "profundo rechazo a la renovación del convenio", animó a la ciudadanía a participar en el acto. Sostuvo que estas instalaciones militares "son fuente de molestias y peligros para todos los pueblos congozantes y para Navarra en general", molestias y peligros a los que "ha llegado el momento de poner fin". Acusó de "doble moral política a los partidos que dicen querer el desmantelamiento y acuerdan su continuidad (caso de UPN y PSN)" y advirtió que "la Junta de Bardenas no tiene derecho, ni legitimación para negociar un arrendamiento de otros usos diferente que atañen a la propiedad que corresponde a los navarros".

Asimismo, IUN-NEB señaló que sus afiliados y simpatizantes participarán en la cadena para solicitar "la no renovación del convenio, el desmantelamiento del Polígono de Tiro y la recuperación y protección del espacio que ocupa en medio de un Parque Natural". Y es que, argumentó, "éste es el momento de pelear por recuperar las Bardenas".

Por otro lado, el Manifiesto Pro Bardenas convocó al conjunto de la ciudadanía a una concentración el próximo 22 de noviembre ante la Junta de Bardenas para exigir "la paralización de todas las negociaciones y la dimisión de Gayarre". Además, el 14 de diciembre, a las 12.30 horas, tendrá lugar una manifestación en Tudela que finalizará con una fiesta reivindicativa en los alrededores de la plaza de San Jaime.