26 de noviembre de 2008

Franco, despojado de honores en Sevilla



"La actual corporación democrática no podía aceptar que el responsable de miles de asesinatos y crímenes políticos, genocida, dictador y golpista, mantenga ninguno de los honores que se reservan para otros que han dado valores positivos a la ciudad"
Franco, despojado de honores en Sevilla


Treinta y tres años y un día después de su muerte, Francisco Franco Bahamonde ha sido despojado de todos los reconocimientos, medallas de la ciudad o títulos honoríficos que un día les diera, acrítica e inmerecidamente el ayuntamiento sevillano, por cuyas escaleras aparece en la foto acompañado de una cohorte de fascistas de la época.
Ha sido a iniciativa de Izquierda Unida, aunque apoyada por unanimidad del pleno, el impulso de la moción.
"La actual corporación democrática no podía aceptar que el responsable de miles de asesinatos y crímenes políticos, genocida, dictador y golpista, mantenga ninguno de los honores que se reservan para otros que han dado valores positivos a la ciudad", señala IU de Sevilla.
"A aquellos que dieron su vida estando en este Ayuntamiento, empezando por el Alcalde Republicano D. Horacio Hermoso Araujo, la práctica totalidad de la corporación que había en el momento del golpe militar y un número importante de funcionarios y empleados públicos fusilados por el hecho de defender la legalidad constitucional"
"Aquellas personas de 1936, alcaldes, concejales y empleados públicos del Ayuntamiento de Sevilla, perdieron la vida vilmente asesinados por el odio y la intolerancia desatados por este militar sublevado al orden republicano. Quien tanto daño produjo a este país en general, pero también a esta institución concreta, no merece los honores precisamente de este consistorio", señala IU, en homenaje "a cuantos murieron, pero especialmente a estas personas, no podemos sino restaurar su memoria y recuperar la dignidad democrática arrancando los inmerecidos reconocimientos que esta ciudad proporcionó al dictador".

La Casa Real mantiene en su web el reconocimiento y la gratitud del rey a Franco





"Expreso mi reconocimiento y gratitud a nuestro Generalísimo Franco, que con tanta dedicación y entrega os ha mandado hasta ahora, dándonos un ejemplo único de amor a España y sentido de la responsabilidad"
La Casa Real mantiene en su web el reconocimiento y la gratitud del rey a Franco


33 años despues de la muerte del sanguinario dictador, la Casa Real mantiene en su web un mensaje de reconocimiento y gratitud hacia Franco. El comunicado, emitido el 22 de noviembre de 1975 muestra el reconocimiento y la gratitud del heredero de Franco hacia éste: "que con tanta dedicación y entrega os ha mandado hasta ahora, dándonos un ejemplo único de amor a España y sentido de la responsabilidad"

TEXTO COMPLETO DEL MENSAJE

Mensaje de Su Majestad el Rey a las Fuerzas Armadas

http://www.casareal.es/noticias/news/1150-ides-idweb.html

Madrid, 22 de noviembre de 1975

En estos momentos en que asumo la Jefatura de las Fuerzas Armadas, me dirijo a todos vosotros con profunda ilusión y fundadas esperanzas.

Sois los depositarios de los más altos ideales de la patria y la salvaguardia y garantía del cumplimiento de cuanto está establecido en nuestras Leyes Fundamentales, fiel reflejo de la voluntad de nuestro pueblo.

Expreso mi reconocimiento y gratitud a nuestro Generalísimo Franco, que con tanta dedicación y entrega os ha mandado hasta ahora, dándonos un ejemplo único de amor a España y sentido de la responsabilidad.

Mi recuerdo emocionado se dirige hoy a las Fuerzas destinadas en Africa, las que por su patriotismo, disciplina y entrega, están haciéndose acreedoras del agradecimiento de todos los españoles.

Debemos mirar el futuro con serena tranquilidad, pues hemos adquirido un alto grado de madurez política y se ha cumplido lo que nuestro pueblo y sólo él desea.

España confía plenamente en sus Fuerzas Armadas.

Sé que tenéis un alto concepto del amor a la Patria, y que no escatimaréis vuestro esfuerzo para lograr una España cada vez mejor.

Quiero renovar hoy el juramento de fidelidad a nuestra bandera, símbolo de las virtudes de nuestra raza, y prometeros una vez más servirlas y defenderlas a cualquier precio de los enemigos de la patria.

Mandar es servir, y quiero estar en el mando muy unido a vosotros.

Sé que cumpliréis con vuestro deber como siempre lo habéis hecho.

Como español, como soldado y como Rey me siento orgulloso de contar con vuestra adhesión y lealtad. Estoy seguro de que trabajando todos unidos alcanzaremos lo que España se merece por imperativo de la historia y su papel en el mundo de hoy.

¡Viva España!