3 de diciembre de 2008

Granma, diario oficial de Cuba pide que Aznar sea juzgado por autorizar vuelos de la CIA con destino a Guantanamo



'Granma' pide que Aznar sea juzgado por "autorizar" los vuelos a Guantánamo

El diario oficial cubano Granma pidió el martes que el ex presidente del Gobierno José María Aznar sea juzgado por "autorizar" que los vuelos de la CIA con destino a Guantánamo pasaran por España, además de por "justificar" otros "escandalosos campos de concentración" como el de Abu Ghraib y las guerras de Irak y Afganistán.

Bajo el titular 'Aznar, ¡al banquillo!', el diario oficial del Gobierno cubano asegura que "gana fuerza" una plataforma formada por intelectuales, políticos, abogados y catedráticos que reclaman que Aznar sea "sentado de una vez por todas en el banquillo de los acusados". Según este periódico, "violó incluso las leyes" españolas para "satisfacer al régimen norteamericano de George W. Bush".

Foto belicista
Granma, que alude al documento secreto desvelado por el diario El País, se refiere a Aznar como "derechista del PP" y defiende que el ex mandatario español "debe desde siempre obediencia y subordinación" al presidente en funciones de EEUU, George W. Bush. De ahí que, continúa, "justificara las cárceles secretas de EEUU" o la "invasión sangrienta de Irak".

Además, 'Granma' recuerda su participación en la "afamada belicista foto de Azores" junto a Bush y el ex primer ministro británico Tony Blair, así como su viaje por América Latina --"por orden del jefe de la Casa Blanca", dice-- para "alentar" que estos países se "inmiscuyeran" en la guerra de Irak.

El PCE considera roto el Pacto Constitucional



"El referéndum del 78 fue lo menos parecido a la decisión soberana de un pueblo "al que sólo le dieron dos opciones: Monarquía Parlamentaria o Franquismo sin Franco"
El PCE considera roto el Pacto Constitucional, por lo que se desvincula de la Constitución del 78 y llama a emprender la ofensiva republicana



A 30 años de la aprobación de la Constitución de 1978, el Partido Comunista de España ha emitido un comunicado en el que reconoce "el esfuerzo de millones de trabajadores y trabajadoras, a pesar haber visto año tras año mermados y pisoteados sus derechos, supuestamente recogidos en dicha carta magna".
Para el PCE "se han incumplido todos los títulos y artículos de derechos sociales, económicos, ambientales, se han recortado las libertades políticas y la calidad democrática esta bajo mínimos, y la parte social del pacto constitucional de la transición no se ha aplicado, como por ejemplo la planificación democrática de la economía o el derecho a vivienda, entre otros muchos".
Los comunistas españoles denuncian que los trabajadores "han cumplido con creces trabajando, pero mientras perdían poder adquisitivo y aumentaba su precariedad, los empresarios han obtenido tasas de beneficios de hasta el 70%".
Para el PCE, "la Constitución se ha convertido en papel mojado para los trabajadores y un bastión tras el que se escuda el poder político y económico, así como una Casa Real absolutamente opaca y que se vuelve a burlar una vez más del pueblo español subiéndose el sueldo" hasta los 9 millones de euros".
Por ello, el Partido Comunista de España considera roto el pacto Constitucional, ante lo cual manifiesta su desvinculación de la Constitución de 1978 y se sitúa fuera del régimen político, económico y social actual, del cual, según los comunistas "la oscura y reaccionaria Casa Real es la representante perfecta".
El PCE apuesta por el despliegue "de un programa anticapitalista, federal y republicano, así como por un Proceso Constituyente a favor de una Tercera República cargada de derechos sociales, económicos y ambientales, de paz y amistad con los pueblos, y con una democracia participativa de calidad". Hace también un llamamiento "a todos los cargos públicos de izquierdas, con sentimiento y concepción republicana de nuestro país, y concretamente a sus militantes, a que se sumen a la Red de Municipios y Cargos Públicos por la Tercera República, trasladando a sus plenos municipales mociones exigiendo un Proceso Constituyente". Además, pide a la ciudadanía – especialmente a sus militantes y simpatizantes - impulsar "iniciativas republicanas en sus Ayuntamientos".
"El PCE inicia una nueva etapa libre de ataduras, por lo que reclama de toda su militancia y cargos públicos que actúen en coherencia desarrollando una actividad alternativa al actual sistema y conectando con las redes y los colectivos alternativos, transformadores, y los que trabajan a favor de la República", señala el comunicado de los comunistas a pocos días de que se cumplan 30 años de la aprobación de la Constitución del 78, y "llama a la ciudadanía a emprender la ofensiva republicana en todos los frentes".
El PCE hace también un llamamiento "a desmontar definitivamente el mito de que al rey le debemos la democracia y la libertad, porque si en este país se disfruta de las actuales cotas de libertad - en preocupante retroceso - es gracias a quienes durante años fueron perseguidos, torturados y encarcelados por luchar por ellas y no a quien las mostraron como una generosa concesión del franquismo y sus herederos".
Para el PCE, el referéndum del 78 fue lo menos parecido a la decisión soberana de un pueblo "al que sólo le dieron dos opciones: Monarquía Parlamentaria o Franquismo sin Franco".