5 de diciembre de 2008

Anguita cree que la crisis no es sólo "económica" y apunta a una III República como solución


Anguita cree que la crisis no es sólo "económica" y apunta a una III República como solución




El ex coordinador general de Izquierda Unida, Julio Anguita, aseguró que la crisis "no sólo es económica", sino también "de ética, de derecho y sobre todo, moral": "Es una crisis del modelo de vida". Para eso, apuntó a una posible III República como solución a la misma y como "referente ético".


Anguila señaló que la situación de crisis "no sólo es económica", sino que también es "financiera, alimentaria, energética, medioambiental, ética, internacional, de derecho y sobre todo moral".

A su juicio, esta es la base de una crisis "del modelo de vida" y añadió que la "única" manera de afrontarlo es "desde un renacer de la conciencia ética y cívica", lo que a su juicio se traduce en la República.
"De la edad sin libros a la edad de la televisión"

Tras señalar que, tal y como se decía en tiempos en que él estudiaba, España ha pasado "de la edad sin libros a la edad de la televisión", "sin solución de continuidad", reiteró la necesidad de construir un "referente ético" con "características propias" desde el que deben plantearse los "ejes concretos" sobre los que vertebrarse.

"Voy a hacer un proyecto de República", reiteró Anguita antes de explicar que, en la actual época de crisis, "con problemas aparentemente más importantes", la gente puede pensar que su propuesta es "un capricho propio de un narciso político" aunque, aclaró, su respuesta se adecua al problema "realmente existente".

"El sistema está en crisis pero el propio sistema ha generado unos valores que los que lo negaban lo han asumido ya que en amplios sectores de la población de izquierdas el consumismo está asumido y también el atacar la naturaleza como algo inherente al crecimiento económico", subrayó antes de aseverar que el propio concepto de crecimiento económico "está herido de muerte".

A su juicio, hay que hablar de "decrecimiento económico" y, por esa razón, su propuesta va "más allá" ya que hay "mucha gente de izquierdas" en ámbitos como el laboral o el sindical que, a la hora de ser consumidores, son de "derechas", como también en las relaciones familiares, concluyó.