30 de junio de 2009

HOMENAJE A UN ANARQUISTA : Félix Likiniano




Anarquista, luchador, aventurero, montañero, artista…, y muchos más calificativos ensalzan la figura de Félix Likiniano. El revolucionario vasco (Arrasate 1909-Biarritz 1983) es el eje conductor del trabajo que desde ayer y hasta el próximo 31 de agosto viste las paredes del museo Ibarraundi de Eskoriatza.

"Esta exposición es un homenaje a Likiniano y a todos los que estuvieron a su alrededor", destacó el alcalde, Pedro Lasagabaster, en la inauguración de la muestra, que contó con la asistencia del editor Luis María Jiménez de Aberasturi y familiares de los protagonistas.

Nacido en la villa cerrajera hace 100 años, Likiniano, que vivió en Eskoriatza y después en Donostia, estuvo plenamente comprometido con sus ideales. Luchó contra el fascismo y a favor de la libertad y una "sociedad más justa". "Fue un hombre de acción, de primera línea de combate", explicó Jiménez de Aberasturi, amigo del miliciano vasco

ESiete paneles dan contenido a la muestra. Todos ellos recogen los pasajes más significativos de la vida de Likiniano, además de algunos de sus trabajos creativos (cultivó la escultura, el dibujo y la talla en madera). De este modo, los comienzos del siglo XX en la comarca -su madre, Máxima, solicitó permiso al Consistorio de Arrasate para poner en marcha una escuela infantil en el número 19 de Erdiko kale y recibió una subvención de 75 pesetas-, abren el recorrido histórico en el que se hace hincapié en el importante papel que desempeñó su esposa, Casilda; su trayectoria en Donostia; la Guerra Civil y el exilio.

"Casilda fue una defensora de los derechos de la mujer antes que de la lucha armada", subrayó Jiménez de Aberasturi -es autor del libro "Casilda, miliciana" -, que durante su intervención hizo, a su vez, alusión al donostiarra Manuel Chiapuso, "el ideólogo". "Los tres son anarquistas que convierten la defensa de San Sebastián en una gesta ética y heroica", sentenció.

Algunos detalles de su vida
Luchó en varios frentes

Likiniano, que pasó por varias cárceles, militó en la CNT, participó en las milicias armadas de Aragón y Catalunya, así como en la resistencia francesa a la ocupación nazi y en los grupos guerrilleros que operaban a lo largo de la frontera franco-española... Asimismo, en la década de los 60, conoció y ayudó a miembros de la entonces recientemente nacida ETA, y diseñó el anagrama del hacha y de la serpiente, que más tarde fue utilizado por la organización armada.

(Noticias de Gipuzkoa. 30 / 06 / 09)

III Marcha Memorial Brunete




Ateneo Republicano de Fuenlabrada |




Con esta marcha queremos rendir homenaje a todos los españoles e internacionales que lucharon defendiendo la República.Aquel combate por la libertad y la justicia sigue vigente hoy en día.

PROGRAMA DEL HOMENAJE

VIERNES 3 DE JULIO

• Presentación del libro “Hablando de leyendas. Poemas para España”. Se trata de una emotiva recopilación de poemas escritos por brigadistas de habla inglesa. Contaremos con la presencia de Antonio Díez, compañero del Ateneo Republicano de Fuenlabrada que se ha encargado de la edición y traducción del libro.

• El acto tendrá lugar de nuevo el CAUM (Club de Amigos de la UNESCO de Madrid) y comenzará a las 19:30h. A continuación tomaremos unos vinos y tapas en los mismos locales del CAUM.

SÁBADO 4 DE JULIO

9:30 a.m. Marcha de Villanueva de la Cañada a la Casa del Monje.
Este año cambiamos de ruta. Vamos a reproducir la marcha que el día 7 de julio hicieron los seis batallones de la XV BI.
El punto de partida será el descampado o plaza que hay en la esquina de la Avenida de la Dehesa y la Avenida de Castilla la Mancha. Allí se podrán dejar aparcados los coches hasta que los conductores vuelvan con la ayuda del autobús.
La marcha tiene dos tramos: el primero es de unos 6 km y termina en la ribera del río Guadarrama, junto a la carretera de Brunete a Boadilla del Monte.
El segundo tramo, para los que quieran proseguir, es de unos 4 km entre la ida y la vuelta, sigue el curso del río y termina en la Casa del Monje, posición que, durante la batalla, jugó un papel importante en el control del territorio conquistado por la 15 BI al este del Guadarrama.

13:00 Comida en la ribera del Guadarrama.

A partir de las 13:00 nos juntaremos bajo los árboles para tener una comida campestre como en años anteriores. Cada uno aportará lo que buenamente pueda llevar y podremos compartir comidas y bebidas. El Ateneo Republicano de Fuenlabrada llevará toda el agua que se precise para no tener que ir cargados con ella. Sí se precisa que para el camino cada uno lleve su botellita.
Durante la comida contamos con la participación de todos cuantos quieran decir algunas palabras, cantar o leer algún poema. Nos gustaría contar con la presencia de Kike Sabaté, nuestro querido rabelista, y otros músicos o cantantes que quieran ir sumando sus actuaciones a este homenaje que hacemos a aquellos hombres y mujeres que lucharon por un mundo mejor defendiendo la República. Por eso contaremos con la presencia, entre otros, de Luz Alonso, Trifón Cañamares, Vicente Corrales y el soldado más joven que luchó en Brunete: Juan Antonio Mayoral.

Su lucha es un ejemplo y un aliento para que nosotros la continuemos.


Los 4.300 del 'Carnicerito' de Málaga. Arias Navarro, el que fuera presidente del Gobierno, organizó la represión en Málaga




Público 30 de Junio de 2009


Un listado con más de 4.300 nombres y apellidos de fusilados, perfectamente documentados tras un rastreo en varios archivos, es el horizonte de la fosa común del camposanto de San Rafael, la mayor exhumada desde la II Guerra Mundial. Han sacado ya 2.700 cadáveres, asesinados por los franquistas que ocuparon Málaga en febrero de 1937 y podrían llegar a 3.000 en breve. Sin embargo, encaran la recta final de los trabajos. El georradar les deja pocas opciones más donde buscar y dudan de si 1.500 cuerpos fueron trasladados al Valle de los Caídos, monumento levantado por presos del franquismo, poco antes de su inauguración, en 1958.

Francisco Espinosa, fundador de la asociación Contra el Silencio y el Olvido, ha encontrado una factura de unas 40.000 pesetas de entonces de la funeraria Jesús del Gran Poder, en la que se detalla la construcción de 800 ataúdes, unos individuales y otros en los que cabrían hasta 15 personas, así se llegaría a la cifra de 1.500 personas. Sin embargo, tras preguntar en el Valle de los Caídos, se les comunica que sólo hay documentado el traslado de una veintena de cadáveres. Espinosa duda de si los ataúdes eran para los represaliados de San Rafael o para otros de la vecina localidad de Ronda.

"En Málaga hubo un genocidio", dice José Galisteo, uno de los fundadores de la asociación y veterano sindicalista en CCOO. La represión en Málaga se desató en febrero de 1937 y la protagonizó como fiscal el que luego anunciara en televisión con gesto compungido la muerte del dictador, el entonces presidente del Gobierno Carlos Arias Navarro. Su mano dura alcanzó gran fama y recibió con justicia el sobrenombre de Carnicerito de Málaga.

Durante la primera semana de la toma de Málaga por las tropas franquistas, del 8 al 14 de febrero de 1937, los nacionales ejecutaron sin juicio previo a 3.500 personas y hasta 1944, otros 16.952 fueron condenados a muerte y fusiladas en Málaga, según un informe del cónsul británico documentado por el historiador Anthony Beevor.






Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

Polonia borra la memoria de las Brigadas Internacionales




(Colpisa, 27-06-2009)


Un colectivo denuncia la destrucción en Poznan del monumento al general Walter, que luchó en el bando republicano durante la Guerra Civil española

Las huellas de la Guerra Civil española en Polonia desaparecen poco a poco porque la inmensa mayoría de los refugiados españoles que escogieron Polonia para escapar de la represión franquista, así como los polacos que lucharon como miembros de las Brigadas Internacionales en el bando republicano, han fallecido. Pero también porque ni las autoridades polacas ni las españolas han puesto interés alguno por mantener encendida la memoria de quienes lucharon contra los sublevados del 18 de Julio de 1936.

El anterior gobierno ultraconservador de Jaroslaw Kaczynski llevó a cabo una auténtica caza de brujas contra el reducido grupo de brigadistas internacionales polacos que aún vivía. Tras las elecciones de 2007, la situación no ha variado, y muchos sectores sociales y políticos polacos ven en los brigadistas un símbolo del poder comunista que durante más de 40 años sometió al país.

Símbolos de la Guerra Civil española como las Brigadas Internacionales o el exilio republicano apenas existen ya. Edward Skrzypczak, portavoz del Movimiento Civil para la Protección del Patrimonio de la Izquierda y de los Monumentos en la región de Wielkopolska, se reunió hace unos días con representantes de la Embajada de España en Varsovia para informar de la destrucción en Poznan del monumento al general Karol Swierczewski, conocido como Walter, que entre 1936 y 1938 participó en la Guerra Civil española como miembro de las Brigadas Internacionales.



Militar comunista

El monumento al general Walter, amigo del escritor estadounidense Ernest Hemingway, fue realizado por la escultora Anna Krzymanska y tenía un “alto valor histórico y artístico”, según Skrzypczak. El pasado 25 de abril fue el escenario de un acto de homenaje al militar, en el que se leyó una carta de apoyo del vicepresidente del Parlamento europeo, el socialista español Miguel Ángel Martínez.

Pero no hubo manera. Hace unos días, las máquinas excavadoras acabaron con el monumento. En palabras de Skrzypczak, su destrucción es “un error” y un “acto de barbarie”, y demuestra “la falta de sensibilidad de las autoridades polacas y el escaso respeto por el pasado”.

Karol Swierczewski nació en el seno de una familia de artesanos en la Varsovia de 1897, bajo dominación rusa. Durante la Primera Guerra Mundial, Walter, con sólo 18 años, fue evacuado a Rusia, donde se unió a los bolcheviques que en 1917 tomaron el poder en Moscú. Después ingresó en el Ejército Rojo. Durante la Guerra Civil española se hizo cargo de distintos órganos dirigentes de las Brigadas Internacionales y a finales de diciembre de 1936 mandó la XIV Brigada Internacional La Marsellesa (franceses y belgas).

Participó, junto a la XIII Brigada Dombrowski (polacos y húngaros), en operaciones militares en Andalucía y el 15 de febrero de 1937, en plena batalla del Jarama, le fue entregado el mando de una importante división. Ascendió en el organigrama de las Brigadas Internacionales y participó en batallas como las de Brunete, Belchite y Teruel.

Tras su salida de España, Walter, que estaba en posesión de la más alta condecoración de la II República española, la Placa Laureada de Madrid, desempeñó diversas responsabilidades militares. Murió en marzo de 1947 en una emboscada llevada a cabo por el Ejército Insurgente Ucraniano, integrado por nacionalistas de la minoría ucraniana en Polonia.

Fue declarado Héroe de Polonia y su imagen aparecería en billetes y monedas de dicho país. La XIII Brigada Internacional Dombrowski, que se organizó en diciembre de 1936 en los pueblos de Tarazona de la Mancha, Mahora, Villanueva de la Jara y Quintanar del Rey con los batallones ‘Louise Michel’, ‘Tchapaiev’, ‘Henri Vuillemin’ y una compañía balcánica, desempeñó un papel muy importante en el frente de Aragón, Extremadura y Andalucía y resistió con entereza a los ataques de los sublevados franquistas, a pesar de sufrir mucha bajas.

29 de junio de 2009

Mañana día 30 de Junio día del alarde en IRUN.Por un alarde de toleracia:¡ viva la República y San Marcial Laico!









http://arkimia.nireblog.com/



Este año también regreso a mi ciudad, Irún, para participar en sus fiestas de San Marcial. Es conocida la polémica desde hace tiempo. Aunque dividido en dos, uno "tradicional" (machista, excluyente: las mujeres no pueden participar como tropa o músicos) y otro "mixto" (igualitario, en el que las mujeres pueden participar igual que los hombres) el alarde seguirá siendo el acto central de nuestras fiestas, aunque sea algo esquizofrénico, dual y reivindicativo mientras permanezca la división entre tradicionalistas e igualitaristas. Este año tengo una razón más para celebrarlo y divertirme y reencontrar familia, amig@s y antiguos compañer@s: una de las nueve cantineras del alarde igualitario es una de las personas a las que más quiero.

Independientemente de justas reivindicaciones o encendidas defensas de la tradición, hoy solo tengo un deseo: Zorionak, felicidades a tod@s l@s irundarras, y disfrutad de la fiesta, cada un@ como quiera o pueda. Gora Irun, Gora Sanmartzialak!


La polémica sobre la participación de las mujeres en igualdad en esta fiesta y en su homóloga del pueblo vecino, Hondarribia, lleva unos diez o doce años amargándonos la fiesta a quienes creemos que fiesta y tradición son compatibles siempre que apliquemos a la fiesta los mismos patrones de tolerancia, diálogo y participación no discriminatoria, igualitaria, que aplicamos a otros ámbitos de la vida social. Ya hace unos meses, al hilo de la postura aberrante de un grupo de ciudadan@s hondarribitarras me refería aquí a ese muro negro de machismo e intolerancia que se cierne cada 30 de Junio y cada 8 de Septiembre sobre las mujeres bidasotarras, atentando contra uno más de sus derechos de ciudadanía: participar de manera igualitaria en las fiestas de su pueblo.

Los partidarios de un alarde "tradicional", sin mujeres, han asumido hasta ahora un papel intolerante y discriminatorio que recuerda otras épocas. Verbigratia, la Asociación Republicana Irunesa "Nicolás Guerendiáin" transcribe, sin ir más lejos, una crónica que podemos leer en la edición del 1 de Julio de 1.936 en El Diario Vasco:



"UN ALARDE EN EL ALARDE"

"¡Viva San Marcial laico!"

"Es ya lo único que nos quedaba por oir. El "general" sucesor de aquel simpático general Pedros, en siguación de reserva, dió ayer en el Alarde de Irun , en vez del "Viva España" y "Viva Irun" de otros tiempos un "Viva a la República", seguido de un "Viva a San Marcial laico". Este viva dejó estupefactos a los simpáticos irundarras que en su vida habían oído vitorear a su Patrono convertido en socio de Izquierda Republicana.

No hay que decir que este viva de pésimo gusto fué objeto de generales censuras en la villa de Irun donde se trataba culto a la tradición y se veneraba al Santo Patrón de la villa cuyo recuerdo es incompatible con esas grotescas mescolanzas laico -religiosas."

Aunque podría parecer extraído del alarde de 2006, no del último alarde de la República, en 1.936, se refiere este exabrupto periodístico a las palabras que Nicolás Guerendiáin, miembro del Partido Republicano Radical Socialista, combatiente del bando republicano y fusilado durante la Guerra Civil española, pronunció en virtud de su papel como general del alarde de ese año en Irun. Queda manifiesta la intolerancia de quienes entonces y ahora no entendían ni entienden que se puede vivir una fiesta popular y una tradición adaptándola a los tiempos, siendo consecuente con los cambios de la sociedad (ya sea en cuanto a su laicidad o en cuanto a la participación igualitaria de hombres y mujeres), y sin embargo, manteniendo su espíritu festivo y participativo incólume.

(Este año, además, tengo una razón más para preocuparme por la intolerancia y la falta de sensatez de algunos de mis conciudadan@s en otros años, y para pedirles a tod@s tranquilidad, tolerancia y apertura de mente para aceptar los diversos modos de vivir las fiestas, sobre todo aquéllos más acordes a los tiempos. Mi prima Leire será este año cantinera de Olaberria, una de las compañías del alarde mixto, y la foto la muestra en uno de los ensayos previos)

El Ayuntamiento de Madrid retira por unanimidad los honores a Franco



El dictador era alcalde honorífico, hijo adoptivo de la ciudad y Medalla de Oro. La iniciativa partió de IU




El Ayuntamiento de Madrid retirará los honores y distinciones concedidos al general Francisco Franco Bahamonde, tales como ser alcalde honorífico, hijo adoptivo de la ciudad o Medalla de Oro, en el Pleno de este lunes, gracias a la aprobación por unanimidad de los tres grupos municipales de una iniciativa de IU que reclamaba que se aplicara la Ley de Memoria Histórica en este sentido.

Pese al acuerdo alcanzado, que da además cumplimiento al Reglamento de Distinciones Honoríficas del Consistorio, el debate de la propuesta no estuvo exento de polémica, ya que la edil de IU Milagros Hernández instó al Grupo Municipal Popular a "dejar claro ya que no tolera el terrorismo ni tampoco el fascismo, porque ambas son contrarias al sistema democrático que se quiere para la ciudad".

"Ante la evidencia de que hay personas que lucharon por la democracia en la ciudad sin reconocimiento alguno tenemos que dejar limpio de apoyos a los dictadores en las instituciones democráticas, e iniciar una nueva etapa de aplicación justa y objetiva de la Ley de Memoria Histórica", ha planteado, añadiendo además su preocupación por el "resurgimiento de movimientos nazis" en los últimos años, un fenómeno "super preocupante" al que el Consistorio "deberá hacer frente".

"Tenemos que dejar limpio de apoyos a los dictadores en las instituciones democráticas" ha dicho una edil de IU
Ante estas peticiones, el portavoz del Gobierno municipal y vicealcalde, Manuel Cobo, ha recordado que "esta iniciativa está sobrepasada por múltiples iniciativas tomadas en los últimos años en las instituciones democráticas, empezando por el Congreso", y ha rechazado que IU dé "ninguna lección sobre que el Ayuntamiento deje clara su oposición al fascismo y al terrorismo" porque "el Grupo Popular y el PP han condenado el régimen dictatorial de Franco en muchas ocasiones".

"Ese régimen y cualquier otro que haya en el mundo, incluso los de los amigos que nos traen puros a las fiestas del partido, también ésos hay que condenar porque no hay libertad ni elecciones democráticas", ha afirmado Cobo en referencia a situaciones como la cubana. "Quizá, a diferencia de otros partidos, el PP y el PSOE no hacemos exaltación de personas que apoyan sin duda a partidos terroristas, como Sastre", ha destacado.

Además, ha criticado que la concejala de la coalición de izquierdas inste al Partido Popular a "pasar ninguna reválida" porque ya se superó con "la Constitución y la Ley de Amnistía" para "retirar todos aquellos actos o signos de exaltación a la dictadura".

Por su parte, el portavoz socialista, David Lucas, ha recordado que la propuesta buscaba "hacer justicia con quienes perdieron la vida por la lucha de la libertad y que sufrieron la represión fascista" y ha subrayado que mantener los honores sería un "insulto a las víctimas, a los represaliados, a sus familias y a todos los demócratas". "A partir de este momento otros seguirán nuestro ejemplo, todos debemos adoptar este acuerdo por dignidad democrática", ha zanjado.
Diario Publico


Decenas de personas se concentran para exigir que se cambie el nombre a la plaza Conde de Rodezno




Decenas de personas se concentran para exigir que se cambie el nombre a la plaza Conde de Rodezno
El acto, de carácter festivo, transcurrió sin incidentes hasta que la Policía Nacional irrumpió a empujones
Decenas de personas se concentraron ayer a las 19.30 horas en la plaza Conde de Rodezno para exigir a la alcaldesa, Yolanda Barcina, que no mantenga por más tiempo esa denominación fascista, y que la cambie por la de "Plaza de la Fuga del Fuerte - Ezkabako Ihesaldia plaza".
El acto estaba convocado por los colectivos Ahaztuak 1936-1977, Asociación Pueblo de las Viudas-Alargunen Herria (Sartaguda) , Memoriaren Bideak, Psicólogos Sin Fronteras, Sanfermines 78 Gogoan, Txinparta, Eguzki Bideoak, Hutsarte y La Hormiga Atómica Liburuak, y en él, varios representantes de los citados colectivos expusieron las razones por las que solicitaban el cambio de nombre. En su exposición, los convocantes afirmaron que "militares y políticos implicados con el fascismo y con la violación de derechos humanos no pueden tener ningún lugar de reconocimiento público en nuestra ciudad", entre los que destacaron los casos de Mola y Sanjurjo (cuyos restos están enterrados bajo el edificio que da nombre a la plaza), y del propio Tomás Domínguez Arévalo, Conde de Rodezno. De éste, los manifestantes recordaron que se trata de un político que se declaraba "antiparlamentario", que tuvo un lugar "clave" en la preparación del golpe de estado que dio pie a la Guerra del 36, y que "además, tiene el honor de haber sido ministro de Justicia en el primer gobierno de la dictadura, en plena guerra, desde enero de 1938 hasta septiembre de 1939, siendo responsable directo de decenas de miles de asesinatos".

Es por ello que los allí presentes exigieron el cambio de denominación de la plaza y de la sala de exposiciones de Conde de Rodezno por el de Fuga del Fuerte, ya que, en opinión de los organizadores, "supone un reconocimiento hacia aquellas personas que habitaron uno de los edificios más siniestros de la geografía navarra, el Fuerte de San Cristóbal, y un homenaje a sus familias". Los representantes de los colectivos también quisieron denunciar la actitud de la alcaldesa de Pamplona, ya que, a su juicio, sigue "empeñada" en mantener "un lugar de homenaje público a este personaje siniestro", y aseguraron que Yolanda Barcina "está pasando a la historia como perpetuadora de la memoria del fascismo, algo que sería delito en muchas partes de Europa".
Intervención policial
Tras las palabras de los organizadores, el acto transcurrió en un ambiente relajado y festivo. La Fanfarre Libertaria llenó el lugar de cánticos e himnos como "La Internacional", y se sirvió un aperitivo para los allí presentes. También se representó una pequeña pieza de teatro callejero, en la que un actor, caracterizado como un siniestro Conde de Rodezno, volvía de la tumba para arremeter contra los presentes entre gritos de "¡Arriba España!" . Como anécdota, cabe destacar que una vecina de la plaza, que observaba indignada el espectáculo desde el otro lado de la calle, no llegó a captar la ironía y el humor de la pieza, y respondió a las arengas del falso Conde de Rodezno gritando "¡Arriba!" y alzando el brazo derecho.
Tras el teatro, algunos de los manifestantes colocaron un letrero en el que podía leerse "Plaza Fuga del Fuerte - Ezkabako Ihesaldia plaza" sobre el cartel con el nombre de la plaza, y entonces comenzaron los incidentes. Agentes de la Policía Nacional, que habían estado vigilando el acto en gran número, irrumpieron a empujones y amagos de porrazo entre los asistentes, y detuvieron al encargado de colocar el letrero con la nueva denominación. Ante las protestas de los asistentes, entre los que se encontraban destacados miembros de NaBai y la izquierda abertzale, los agentes siguieron empujando y zarandeando a los presentes. Poco después llegó una furgoneta de la Policía Municipal, y el enfrentamiento se saldó con una denuncia y una multa en contra del manifestante que había cambiado el letrero de la plaza.

Nabarreria.com

28 de junio de 2009

Honduras: Intereses Transnacionales farmacéuticos implicados en golpe de estado a Zelaya






Observatorio Social Centroamericano|28-06-2009



La participación de factores políticos y económicos ligados a laboratorios farmacéuticos transnacionales aparecía hoy en Tegucigalpa como hipótesis seria para explicar el movimiento golpista impulsado por sectores de la ultraderecha en Honduras.
La decisión de estas mafias farmacéuticas de apoyar el movimiento desestabilizador contra el presidente Zelaya, habría surgido hace algunos meses tras el ingreso a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América. En Honduras, más del 80% de los medicamentos son provistos por empresas multinacionales, siendo la materia prima para su producción 100% importada, principalmente desde Estados Unidos y Europa.

Los países de origen de estos medicamentos son Panamá, Costa Rica, Estados Unidos y Guatemala: en Panamá se encuentran ubicadas las plantas de laboratorios multinacionales como Glaxo , Sanofi y Smiyh Kline, mientras que en Costa Rica están Pfizer y Stein. En Guatemala se encuentran Novartis, Bristol Myers y Aventis

La concreción de un acuerdo comercial establecido por los gobiernos de Cuba y Honduras tras el ingreso al ALBA incluyó como una de las principales temáticas de intercambio, la importación de medicamentos genéricos desde la isla caribeña como forma de contrarrestar los altos precios de las medicinas que el estado hondureño debe costear para la provisión de sus hospitales públicos.

A principios de 2009 el gobierno de Honduras intentó comprar medicinas genéricas aprovechando los acuerdos establecidos por el ALBA pero se encontró con un escollo interpuesto por las transnacionales a través del colegio químico farmacéutico quien argumentó aspectos burocráticos para hacer caer las importaciones provenientes de Cuba a precios asequibles: los intereses del poderoso lobby farmacéutico norteamericano y europeo no permitirían la competencia de la industria cubana o de otras industrias nacionales farmacéuticas en el mercado de las medicinas de Honduras.

Como detonante final de las acciones desestabilizadoras, un hecho más colmaría la paciencia de los intereses privados transnacionales farmacéuticos: el 24 de junio pasado, los presidentes del ALBA “se comprometieron a promover un modelo de apropiación social del conocimiento que permita superar los obstáculos en la producción de bienes fundamentales para la vida, como la alimentación y la salud, y en ese sentido instruyeron al Consejo de Ministros del ALBA constituir, en un plazo no mayor a 30 días, un Grupo de Trabajo para la Revisión de la doctrina sobre Propiedad Industrial coordinado por Venezuela”.

Esta decisión gatilló automáticamente la orden de acelerar el movimiento desestabilizador previo a las elecciones democráticas a desarrollarse en el país conducido por el presidente Zelaya.

El terrorismo farmacéutico emergió nuevamente en los golpes de estado contra gobiernos que luchan por su independencia como ocurrió en otros momentos de la historia latinoamericana

NOBLES POR LA GRACIA DE FRANCO







• La Ley de la Memoria Histórica, que suprime los símbolos de exaltación de la dictadura franquista, se ha olvidado de los títulos nobiliarios que el Generalísimo otorgó a militares, falangistas, empresarios y personalidades adeptos a su régimen. Los nietos de aquellos ostentan hoy esas dignidades.



Aunque el Rey es el único que tiene potestad de «gracia» para otorgar títulos de nobleza, Franco asumió esta «gracia» por un decreto del 4 de junio de 1948. Y amparándose en este decreto firmó 38 concesiones de títulos nobiliarios, además de nombrar heredero de su "reinado" al hoy, jefe de Estado Juan Carlos I.

Los generales

Es curioso que el primer título que concedió Franco fue para un fusilado, José Antonio Primo de Rivera, y el último para un asesinado, el almirante Carrero Blanco. El Ejército, como puede observarse en la lista que ofrecemos, se llevó la palma con el ennoblecimiento de 16 generales seguidos de los falangistas con diez títulos de nobleza. Todos esos títulos nobiliarios se mantienen hoy en manos de los herederos actuales.

Los aristócratas del Rey

CARMEN POLO VALDES. Señorío de Meirás. 1975. Viuda de Franco.

CARMEN FRANCO POLO. Duquesa de Franco. 1975. Hija de Franco.

CARLOS ARIAS NAVARRO. Marqués de Arias Navarro. 1976. Político.

MARIA DOMENICA DE CONTRERAS Y LOPEZ DE AYALA. Marquesa de Villanueva del Castillo. 1976.

CARLOS MARIA RODRIGUEZ DE VALCARCEL Y RIBED. Conde de Rodríguez de Valcárcel. 1977. Político.

ANTONIO ITURMENDI GOMEZ. Conde de Iturmendi. 1977. Político.

ENRIQUE FERNANDEZ MIRANDA LOZANA. Duque de Fernández Miranda. 1977. Político.

FRANCISCO JAVIER VILLACIEROS. Conde de Villacieros. 1980. Embajador.

ADOLFO SUAREZ GONZALEZ. Duque de Suárez. 1981. Ex presidente del Gobierno.

ANDRES SEGOVIA TORRES. Marqués de Salobreña. 1981. Guitarrista y compositor.

CARLOS LUIS DEL VALLE-INCLAN Y BLANCO. Marqués de Bradomín. 1981.

SALVADOR DALI DOMENECH. Marqués de Dalí de Pubol. 1982. Pintor.

JOAQUIN DE VALENZUELA Y ALCIBAR-JAUREGUI. Marqués de Valenzuela de Tahuarda. Se le concede la Grandeza de España. 1983. Militar. continua...



JOSE TARRADELLAS JOAN. Marqués de Tarradellas. 1985, Ex presidente de la Generalitat.

GREGORIO MARAÑON MOYA. Marqués de Marañón. 1987. Médico.

JUAN ANTONIO SAMARANCH. Marqués de Samaranch. 1991. Presidente del Comité Olímpico Internacional.

ALFONSO ESCAMEZ. Marqués de Aguilas. 1991. Banquero.

JOAQUIN RODRIGO. Marqués de los Jardines de Aranjuez. 1991. Guitarrista y compositor.

SABINO FERNANDEZ CAMPO. Conde de Latores. 1992. Militar.

EMILIO GARCIA GOMEZ. Conde de Alixares. 1994. Académico.

JAVIER BENJUMEA PUIGCERVER. Marqués de Puebla de Cazalla. 1994. Empresario.

MANUEL GUTIERREZ MELLADO. Marqués de Gutiérrez Mellado. 1994. Militar.

JOSE MANUEL LARA HERNANDEZ. Marqués del Pedroso de Lara. 1994. Editor.

APOYO. Los aristócratas de Franco

JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA. Duque de Primo de Rivera (a título póstumo). 1948. Político.

JOSE CALVO SOTELO. Duque de Calvo Sotelo. 1948. Político.

EMILIO MOLA. Duque de Mola (a título póstumo). 1948. Militar.

JOSE MOSCARDO. Conde del Alcázar de Toledo. 1948. Militar.

ONESIMO REDONDO. Conde de Labajos (a título póstumo). 1949. Político.

VICTOR PRADERA. Conde de Pradera (a título póstumo). 1949. Político.

ANDRES SALIQUET. Marqués de Saliquet. 1950. Militar.

GONZALO QUEIPO DE LLANO. Marqués de Queipo de Llano. 1951. Militar.

FRANCISCO MORENO FERNANDEZ. Marqués de Alborán. 1950. Militar.

JULIO ARTECHE Y VILLABASO. Conde de Arteche. 1950. Político.

FIDEL DAVILA ARRONDO. Marqués de Dávila. 1948. Militar.

JOAQUIN GARCIA MORATO. Conde de Jarama (a título póstumo). 1951. Aviador.

JOSE VALERA IGLESIAS. Marqués de Valera de S. Fernando. 1951. Militar.

JOAQUIN GARCIA ESCAMEZ. Marqués de Somosierra. 1951. Militar.

SANTIAGO RAMON Y CAJAL. Marqués de Ramón y Cajal (a título póstumo). 1952. Neurólogo.

JUAN YAGÜE BLANCO. Marqués de San Leonardo de Yagüe. 1952. Militar.

FEDERICO TEDESCHINI. Marqués de Santa María de la Almudena. 1954. Cardenal.

JUAN DE LA CIERVA Y CODORNIU. Conde de la Cierva (a título póstumo). 1954. Ingeniero.

JUAN VIGON SUERODIEZ. Marqués de Vigón. 1955. Militar.

PEDRO BARRIE DE LA MAZA. Conde de Fenosa. 1955. Empresario.

PATRICIO ECHEVERRIA ELORZA. Conde de Echeverría de Legazpi. 1958. Empresario.

PILAR PRIMO DE RIVERA. Condesa del Castillo de La Mota. 1960. Política.

JUAN ANTONIO SUANCES Y FERNANDEZ. Marqués de Suances. 1960. Militar.

EDUARDO TORROJA MIRET. Marqués de Torroja. 1961. Ingeniero.

ESTEBAN BILBAO EGUIA. Marqués de Bilbao Eguia. 1961.

FRANCISCO MARTIN MORENO. Conde de Martín Moreno. 1961. Militar.

JOAQUIN GARCIA PALLASAR. Conde de Pallasar. 1961. Militar.

JUAN CERVERA Y VALDERRAMA. Marqués de Casa Cervera. 1962. Militar.

ALFREDO KINDELAN Y DUANY. Marqués de Kindelan. 1962. Militar.

FERNANDO SUAREZ DE TANGIL Y ANGULO. Marqués de Covarrubias y Leyva. 1964. Abogado.

ALFONSO CHURRUCA CALBETON. Conde de El Abra. 1969. Ingeniero.

JUAN CARLOS DE BORBON Y BORBON. Príncipe de España. 1969.

ALFONSO DE BORBON DAMPIERRE. Duque de Cádiz con tratamiento de Alteza Real. 1972.

JOAQUIN BAU NOLLA. Duque de Bau (a título póstumo). 1973. Financiero.

LUIS CARRERO BLANCO. Duque de Carrero Blanco. 1973. Militar.

http://www.latrinchera.org/foros/showthread.php?p=325861

FOSAS, HUESOS, VÍCTIMAS, PERSONAS...












Acérquese a una fosa común y mire durante unos minutos. Pregúntele a su conciencia: ¿si fuera mi padre o mi abuelo permitiría que continuase ahí tirado? Piénselo de verdad, es decir, en silencio.
Hay dos respuestas posibles: sí y no. Si su respuesta es sí, está claro que debe ir al psicólogo. Ya sé que hay familiares que no quieren revolver la tierra. Pero dudo mucho que contestasen de esa manera a pie de fosa.

Si su respuesta es no, actúe en consecuencia: acepte que todas las fosas sean abiertas, todos los huesos de las víctimas sean ordenados, identificados y entregados a sus familiares para que le den una sepultura decente.

Entiendo su dilema: hay muchos desaparecidos y es un trabajo muy caro. Además, estamos en crisis. ¿Vale la pena escarbar el pasado? ¿No sería mejor dedicar el dinero a construir puestos de trabajo, adecentar empresas o bancos ruinosos, subvencionar la compra de coches? Insisto: mire a la fosa y hágase otra vez la misma pregunta.

La demagogia nos puede sacar del atolladero. Se puede pensar en ahorrar cuando un equipo de fútbol se gasta casi 100 millones de euros en un fichaje o cuando un Estado nos regala 400 euros por nuestra cara bonita. ¿Sabe cuántas fosas se podrían abrir con 100 millones de euros? Con una cuarta parte del regalo que el año pasado nos hizo nuestro Estado (el Gobierno simplemente ejerció de irresponsable), podríamos asear nuestro pasado.

¿Sabe cuánto está costando la búsqueda de los restos de los pasajeros y del avión de Air France que se cayó al océano hace tres semanas? Si su padre, su abuelo o su hijo estuviesen en el fondo del mar, ¿se conformaría con la explicación banal de que es muy caro buscarlos? Claro que no. ¿Rechazaría la entrega de algunos restos de su familiar en una pequeña caja? Claro que no.

Resulta que ve a los familiares como unos aprovechados que sólo quieren dinero o, peor, que buscan culpables y venganza. Vuelva a la fosa y observe cómo trabajan los arqueólogos y antropólogos. Entre ellos, camuflados, también verá familiares limpiando huesos armados de pequeños pinceles. ¿De verdad piensa que esa persona está ahí por dinero o venganza?

Pongamos que recibe una reparación económica. Primero recuerde que habrá tenido que acreditar documentalmente los hechos ocurridos. Le aseguro que es una misión imposible tal como están los archivos de nuestro país y las restricciones existentes. Si supera todos los obstáculos y consigue confeccionar un expediente decente, cobrará unos miles de euros. ¿No le parece que tiene el mismo derecho que le asistiría si su padre o su hijo fuesen atropellados en un paso de cebra? Al fin y al cabo, a su familiar quizá lo sacaron de su casa, lo pasearon durante unos minutos eternos, lo ejecutaron y lo lanzaron al fondo de un agujero.

Pongamos que se quiere vengar. ¿De quién? ¿Del asesino que ya murió? ¿De la historia? Nunca he escuchado la palabra venganza en una fosa. Ni en Guatemala, ni en Irak, ni en Bosnia. Tampoco en España. Nadie se remanga el traje y se dedica semanas, meses y años a buscar los restos de su padre o su abuelo por venganza. No se sostiene.

Es cierto que algunos verdugos siguen vivos. Me han explicado la historia de un asesino que, además, violó a una de sus víctimas femeninas antes de matarla, y que cada día va a comulgar en bicicleta. Las personas que conocen la historia nunca se la han contado a los familiares directos. El asesino ya tiene más de 90 años. ¿Usted tendría un comportamiento similar? ¿Usted se lo callaría? ¿Usted aceptaría que el violador de su abuela o su madre se pasease en bicicleta a unos kilómetros de su casa sin haber sido juzgado? Permítame que lo dude.

De nuevo, entiendo su dilema: era una guerra y ya sabemos lo que pasa cuando todo se desmorona. Los vecinos y los hermanos se matan. La violación es un arma de terror. El enemigo es reconvertido en un demonio para paliar los golpes de la conciencia. Llevo más de 25 años viviéndolo de forma regular. Ni el peor de los testimonios me asombra, aunque me siga hiriendo.

Pero la guerra tiene reglas. La tortura, las ejecuciones extrajudiciales, los ataques contra la población civil son crímenes contra el derecho internacional que no prescriben. Los máximos responsables ya murieron o son ancianos, pero sigue existiendo un Estado llamado España que tiene una obligación con su propia historia.
soitu.es

27 de junio de 2009

El Vaticano cifra en 20.000 los curas pedófilos









El cardenal prefecto de la Congregación para el Clero de El Vaticano, el brasileño Claudio Hummes, reconoce que la pedofilia afecta, al menos, al 4% de los sacerdotes.

El cardenal prefecto de la Congregación para el Clero del Vaticano, el brasileño Claudio Hummes, ha calificado la pedofilia como "un crimen terrible" y reconoce que afecta al 4% de los sacerdotes. Teniendo en cuenta que en el mundo hay alrededor de medio millón de sacerdotes católicos, el cálculo de Hummes daría como resultado que son unos 20.000 los implicados en casos de estas características.

En una entrevista concedida a la revista religiosa Vida Nueva, Hummes señala que la Iglesia "no puede cerrar los ojos" ante este problema. Asimismo, recalca que "no hay sitio en el ministerio sacerdotal para las personas que han cometido estos crímenes".

"La Iglesia no puede aceptar los casos de pedofilia; los culpables deben ser punidos tanto con las leyes civiles como con las canónicas", manifiesta el cardenal. No obstante, deja claro que la mayoría del clero "no tiene nada que ver con estos problemas", informa EP. Así, sostiene que la Iglesia "debe reaccionar y no aceptar" que sea esta la imagen del sacerdote católico. Una imagen formada, según dice, "con un preconcepto negativo muy fuerte que humilla y hiere a la inmensa mayoría de los sacerdotes".

Hummes también aborda la cuestión del celibato, que un porcentaje importante de sacerdotes "no respeta". E insiste en que el resto de religiosos son "hombres dignos y honrados", que "se baten por la dignidad humana [...] la justicia social y la solidaridad con los pobres".

Fuente: Público

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

Este artículo resume uno de los capítulos del libro “Maquis. La guerrilla vasca 1938-62”.







Míkel Rodríguez Álvarez, Profesor de Historia

El estudio de la guerrilla en el País Vasco y Navarra resulta especialmente difícil, debido a la falta de fuentes. Las difíciles condiciones de la clandestinidad, la autocensura y el deterioro producido por el tiempo en los microfilms hace que reconstruir la historia de la guerrilla sea una empresa difícil. Y también, lo que quizá resulte más grave, no existe un verdadero interés institucional por recordar una lucha antifranquista protagonizada principalmente por PCE
EN el el otoño de 1944 la Unión Nacional Española (UNE) – la organización de los exilados antifranquistas de predominio comunista - proclamó que había llegado la hora de reconquistar España. La invasión guerrillera que debía derribar a Franco se produjo por Navarra, Huesca y Lérida. La primera embestida se dio en Navarra. Los maquis fueron tomando posiciones cerca de la frontera. Desde la zona de Pau se trasladaron a las poblaciones de Sainte Engrace y Esterençuby. En total, más de 800 guerrilleros se concentraron en el área Olorón-Mauleon-Ustaritz.


Los guerrilleros eran de variada procedencia: Isidoro Granado, de Madrid; Domingo Abanades, Guadalajara; Roberto Gayarre, Navarra; Mariano Hidalgo, asturiano; Salvador Sangut, barcelonés; Félix García, Madrid; Miguel Sierra, de Cáceres; Juan Ferrer, Hospitalet; el leridano Manuel Rocha; Ramón Mayo, de Biescas; el eibartarra Angel Loidi... Muchos maquis quedaron muertos e insepultos en los bosques y nunca sabremos sus nombres. Todavía ocho meses después de los combates se seguían encontrando cadáveres.


La invasión se inició la noche del 3 al 4 de octubre, cuando pasaron los primeros guerrilleros, unos 250 hombres de la 54 Brigada. Partieron de Esterençubi y cruzaron la frontera por Roncesvalles. El primer combate se produjo el día 4 contra un destacamento de la Policía Armada en Izalzu. Murieron dos policías y el guardia civil que les servía de guía. Los maquis además capturaron a un sargento y a un número. Tras esta escaramuza y debido a la presencia de numerosas fuerzas enemigas, el grupo se dividió en dos partidas:

Una, tras llegar hasta Abaurrea Alta, tuvo que retroceder y repasó la frontera el día 8, liberando al sargento capturado, en Francia. La otra entabló un combate el mismo día 4 en Vidangoz, en la zona del monte San Fernando, contra una compañía del batallón América reforzada por dos secciones de la Policía Armada. Murieron 6 maquis y 12 fueron capturados. Por parte gubernamental cayeron el teniente Ramón Benito Alonso, dos cabos y dos soldados. La lucha fue muy dura, llegándose al cuerpo a cuerpo. Este grupo posteriormente tuvo otro encuentro en la borda Zalba contra tropas de infantería. Murieron 2 soldados y 5 guerrilleros, mientras un oficial resultaba herido de gravedad. Se hicieron 30 prisioneros. En Navascués se produjo la única verdadera batalla de la campaña, con uso de morteros y ametralladoras pesadas, pero los guerrilleros lograron romper el contacto. El destacamento, muy debilitado y sin municiones, se fraccionó y retornó a Francia sin más bajas, salvo algún guerrillero que se entregó en el puesto de la Guardia Civil de Burguete.

El día 6 se produjo un combate contra el Ejército en Ainzioa, en el valle del Erro, a resultas del cual el destacamento de 40 maquis se dispersó y retomó la frontera. Dos días después, ante el complicado cariz que tomaban los acontecimientos, se trasladó al batallón Legazpi XXIII desde San Sebastián. Las órdenes proporcionadas a su mando establecían que la unidad debía limpiar de enemigos la zona de Aoiz e Irurzun. El día 9 el batallón tuvo su bautismo de fuego junto a otras unidades en Arostegi, cerca del paso de Dos Hermanas. Sufrieron tres muertos y varios heridos, entre ellos un teniente y un capitán. Uno de los fallecidos era el alférez de complemento bilbaíno Miguel de la Mano, herido gravemente en la acción y que murió al día siguiente. Era el primer mártir de la milicia universitaria y como tal se expuso durante años un cuadro suyo en la sala de banderas del regimiento Sicilia. En el mismo enfrentamiento murieron los soldados Julián Orbegozo e Isidro Angulo.


Ese día una partida de 8 guerrilleros entró en Abaurrea Alta y obligaron al alcalde a que les acompañase al puesto de la Guardia Civil. Allí le hicieron llamar al portón. Cuando le abrieron, dispararon al interior, matando a un número e hiriendo a tres. Tras este ataque el grupo se dispersó. La Guardia Civil del pueblo capturó dos maquis de la partida el mismo día y varios más las jornadas siguientes, entre ellos algunas mujeres. El día 9, dos guerrilleros fueron detenidos cuando intentaban atacar el puesto de la Guardia Civil en Olagüe, a sólo 20 kilómetros de Pamplona. Los maquis fueron apresados más al sur.


Respecto al crecido número de prisioneros, el testimonio de un oficial de infantería aclara en parte la cuestión: “Íbamos patrullando a pie cuando, de repente, apareció un grupo de maquis. Nos podían haber emboscado y acabado con todos nosotros, porque nos habían sorprendido totalmente. Pero venían a entregarse. Los llevé yo personalmente hasta Pamplona. Me dijeron que habían estado escondidos varios días esperando que pasasen soldados, porque no querían entregarse a la Guardia Civil o a la Policía. Habían entrado en España convencidos de que no tendrían que luchar, que la guerra había terminado con su victoria sobre los alemanes y que les iban a recibir como a libertadores. Y al darse cuenta de la realidad, decidieron entregarse. Una cosa que les sorprendió también fue que las tiendas estuvieran abiertas y que existiesen productos para vender, pues venían con la idea de que España estaba hecha un caos y que no había ni comercio ni mercancías. La verdad es que hicieron bien en entregarse a nosotros, porque los cogíamos y nos limitábamos a llevarlos en camión hasta Pamplona y entregarlos en la cárcel. Pero la Policía y la Guardia Civil antes de encerrarlos los interrogaban. Así que, cuando menos, les daban “un buen repaso” antes de llevarlos a prisión”.

La invasión dejó patente la escasa preparación del Ejército para la lucha antiguerrillera. La mayor parte de la guarnición fronteriza estaba compuesta por antiguos combatientes republicanos y por soldados de reemplazo, simples quintos que intentaban inútilmente pasar la "mili" sin excesivas complicaciones.

Un quinto guipuzcoano al que tocó hacer el servicio militar en estas difíciles circunstancias nos lo recuerda: “Yo estaba en el valle de Baztán. Había tiroteos casi todas las noches, porque había muchos nervios. Disparábamos al ganado y a todo lo que se movía. En las unidades estábamos mezclados quintos normales, que estábamos mejor, pero también había muchos republicanos que ya estaban aburridos de la vida. Habían hecho la guerra, luego estuvieron en la cárcel varios años, luego los llevaron a los batallones disciplinarios y luego ¡a volver a hacer tres años de servicio militar! Éstos ya nos decían: “Nos da lo mismo pegar un tiro a nuestros oficiales que a los que vengan de Francia”. En esas condiciones, comprenderás que mili pasamos”. Los nervios y la bisoñez de la tropa a veces producían situaciones surrealistas, como en Vertiz, donde una sección de infantería se apeó del tren al localizar una partida de maquis, combatiendo toda una noche ¡contra una piara de jabalíes!


El 18, tres maquis fueron capturados por soldados del América XIX en el puerto de Velate. Al día siguiente se produjo el principal esfuerzo guerrillero, la invasión del valle de Arán, en Huesca. Esto provocó la reactivación de las entradas por la frontera navarra. La 522� Brigada, doscientos guerrilleros mandados por el comandante Couto atravesaron la frontera por el Roncal, en dirección al pueblo de Sádaba y con destino final en el Maestrazgo. Los días 20 y 21, procedentes de Saint Engrace, 400 guerrilleros de la 153� Brigada entraron por el portillo de Arrakogoiti, en el Roncal. Se dirigieron hacia Garde, desde donde esperaban pasar a Huesca y enlazar con la invasión de Arán.

Perseguidos muy de cerca por las fuerzas gubernamentales, enseguida se fraccionaron, llegando partidas sueltas a Lecumberri, Lesaca y Aralar o siguiendo hacia Aragón.

Un oficial de la Agrupación Cenetista de la UNE, "Chispita", recuerda esta incursión: “Cuando entramos en España éramos un centenar de hombres. Casi todos veteranos de la guerrilla francesa. Por eso quizá tuvimos menos reveses que otros grupos. Sostuvimos varios combates apenas pisamos territorio español. Casi siempre con la Guardia Civil. Se notaba que eran excombatientes de la guerra civil por su forma de actuar en la montaña y por su valentía (...) Los enfrentamientos más violentos nada más entrar los tuvimos en la Sierra de Uztarroz. Luego nos disgregamos en tres grupos. Yo tomé el mando de uno de ellos. Tuvimos pocas bajas porque, como ya te dije, nuestros hombres eran guerrilleros muy fogueados. Pero la resistencia encontrada hizo retroceder a Francia a más de la mitad. Cuando algunos dijimos que se tenía que penetrar hacia el interior, en busca de guerrillas locales, no faltó quien puso en duda su existencia, alegando que eso formaba parte del engaño general. Pienso que si hubiésemos tenido mejor información sobre esas partidas guerrilleras la mayor parte de los grupos que regresaron a Francia posiblemente no lo hubieran hecho (...) Bajamos hasta la Sierra de Santo Domingo, pasando por Navascués y Urriés” (1). Este grupo llegó al Maeztrazgo a finales de octubre.


Victorio Sarriés, entonces sólo un niño, iba irse a la cama en Iza, en el valle de Salazar, cuando sonaron golpes en la puerta. La casa no tenía luz eléctrica y costaba atisbar algo. Eran dos hombres armados con fusiles y granadas. Le preguntaron por su padre y entonces éste apareció con unos carboneros que vivían en la casa. Los guerrilleros estaban tan asustados como ellos y sólo querían algo para comer. Les dieron lo que pudieron pero, como todavía no habían hecho la matanza, sólo había pan y nueces. Estuvieron un rato hablando, dieron las gracias y se fueron. Pero un vecino ya les había denunciado. El Ejército cercó la casa y con las primeras luces se decidieron a entrar. Los soldados estaban nerviosos y querían registrar las habitaciones. En ese momento asomó un ermitaño, Fernando, que vivía enfrente. Los soldados le dispararon y la bala rozó su cuello antes de incrustarse en la pared. Llevaron a toda la familia a declarar y luego los dejaron en libertad. A los guerrilleros los detuvieron días después en Zerrenkenos.


Enric Carreras, miembro de la 522� Brigada, entró por el Roncal con catorce compañeros: “Aunque en algún momento encontramos gente que nos ayuda, son muchos los que acuden a denunciarnos” (2) Otro grupo de esta Brigada llegó hasta Aralar, donde sostuvo un duro enfrentamiento con la Guardia Civil. Al final, 17 se entregaron. En un combate en Lesaka con otro destacamento de 60 guerrilleros que intentaba regresar a Francia murió un guardia civil y el policía armada Quintín Cuesta. El día 22, doce guerrilleros fueron detenidos en el Baztán.


Por esas mismas fechas comenzó a infiltrarse en pequeños grupos la 10� Brigada. Victorio Vicuña era su comandante: “Respecto a la invasión, nosotros tuvimos una gran dosis de subjetivismo. Pensábamos que el final de la guerra mundial era el final de Franco. Creíamos que si invadíamos España y creábamos una cabeza de puente seríamos ayudados por los Aliados. Creíamos que si creábamos una situación de conflicto directo, los Aliados no tendrían más remedio que intervenir, devolviéndonos los esfuerzos que habíamos hecho por ellos. Y que la entrada de una o dos divisiones americanas provocaría que los militares abandonasen a Franco. Esa fue nuestra equivocación. Fuimos incautos políticamente. Se intentaba cubrir con voluntad las deficiencias. En ese período queríamos crear una presión para que las tropas aliadas entrasen detrás de nosotros. No era una forma de pensar políticamente equivocada hasta unos meses antes, pero teníamos ya los inicios de la Guerra Fría. Un gran error político. Monzón y la Dirección se equivocaron, pero tuvieron espíritu de lucha.


Yo estaba un poco mosqueado, porque veía que esto no iba a acabar bien. Llevaba bastante tiempo en esto para conocer la importancia de la información y, como no tenía casi guías del país, todas las noches mandaba patrullas de información con prismáticos y telescopios cogidos a los alemanes, que atravesaban la frontera, se quedaban un día escondidas y volvían la noche siguiente con una información veraz. Por ejemplo, me decían qué movimientos de tropas habían visto, en qué lugares y cuántos toques de trompeta habían escuchado. Cada toque indicaba la posición de un destacamento militar. Y había un montón. Pero los boletines de la Agrupación decían todo lo contrario, que no había fuerzas en la frontera. Nuestra propaganda magnificaba todo: si tres obreros se quejaban, hablaban de huelga. Si aparecían unas pintadas, que un barrio se había levantado. Las informaciones de la Agrupación Guerrillera parecían muy completas. Constaba el nombre de todos los pueblos, con las fuerzas del orden y los destacamentos de ejército acantonados en ellas. Según esos informes, la frontera estaba casi desguarnecida.

A principios de octubre de 1944 iniciamos la campaña del Bidasoa. Se habían establecido dos sectores: uno, en el Pirineo catalán y Aragón, donde debían entrar por Jaca. Otro, desde Olorón-Santa María hasta el Atlántico. Mi brigada, la 10, estaba la más cercana al mar, en Cambó. Mis órdenes, concretamente, eran introducir toda la brigada al unísono, utilizando todos los hombres disponibles. Mis órdenes eran “presentarse en España con todas las fuerzas posibles”. Yo ya advertí a mis jefes, Luis Fernández y Modesto Vallador que iba a meter seis destacamentos de 60 guerrilleros progresivamente y que yo pasaría con el tercero cuando conociese la situación. Y que tampoco utilizaría algunos hombres, como la Brigada Vasca, que estaban faltos de preparación y porque a su jefe, Ordoki le veía muy reticente e inseguro. Los nacionalistas, algunos republicanos y los “Llopis” no estaban de acuerdo con la operación y habían minado los deseos de luchar.
Nuestro objetivo era, desde el punto de vista de la estrategia, el mismo que el de Arán. Aunque en Arán la penetración era más fácil, al ser un sector más montañoso. Teníamos que establecer una cabeza de puente, tras lo cual se levantaría el pueblo español y los ejércitos aliados, ante este hecho consumado, nos ayudarían y derribarían a Franco. Esa era la idea central, más que objetivos concretos de “¿hacia dónde vamos?” o “¡hay que tomar tal pueblo!”. Nuestra orden concreta era: “Evitando las ciudades y los pueblos, cruzar el Bidasoa y establecer bases en las zonas montañosas de Guipúzcoa y de Vizcaya. Si no hay una caída inmediata de Franco, intentar llegar a Santander”.


Empezó la operación y entramos por la zona de Sara. La primera noche pasaron dos grupos, la segunda, uno. Entraban de noche y con la orden de intentar evitar el combate porque no tenían munición más que para cinco minutos de fuego. Había metido estos tres grupos, alrededor de 180 hombres, e iba a pasar yo mismo cuando el tercer día llegó la orden de suspender la operación. Los grupos, hasta cruzar el Bidasoa, no encontraron la menor resistencia, sólo alguna patrulla aislada. Las tropas del Ejército, Falange y requetés se habían concentrado al otro lado del río. Todos los que pasaron el Bidasoa no volvieron más. De los que no pasaron, pues algunos lograron salvarse.
En proporción, tuvimos más bajas que en la operación del valle de Arán. Sólo por pasar el río, que había llovido mucho y había crecido, se ahogaron 14 o 15 guerrilleros. En total parece que la brigada tuvo medio centenar de desaparecidos. ¿Fueron detenidos y ejecutados de forma sumaria, desertaron o lograron llegar a bases guerrilleras en otras provincias? Lo único comprobado es que de muchos nunca más se supo”.

Uno de los integrantes de aquella brigada era José Vicente Arizaga, veterano de los campos de concentración franceses y de la Resistencia: “Yo había pasado a Francia desde Cataluña cuando la derrota, con 14 años. Así que aquella era mi vuelta a España. Mi experiencia en el interior fue muy corta, se trató de muy pocos días. Entré con un grupo de 52 hombres del primer batallón de la 10� Brigada. Antes de entrar en España le cambiaron el nombre a la unidad para despistar y pasamos a ser la 227� Brigada. Salimos de Salies de Bearn en camiones y cruzamos la frontera por la zona del monte La Rhune. Íbamos ya con la estructura de hacer un futuro ejército: un teniente para cada 5 soldados, que luego sería el oficial de los futuros guerrilleros. Para reír. Ya durante la ocupación en Francia hubo batallones que se componían de 8 hombres. Así que cuando se lee: “Tal operación fue ejecutada por el batallón X”, a lo mejor estamos hablando de una operación en que participaron 4 personas. Antes había pasado otro batallón por lo menos, porque me habían dado instrucciones de que no dejásemos papeles, ni colillas, ni nada. Y encontramos una lata de conservas de sardinas de los que pasaron antes y la tuvimos que enterrar.

Llevábamos 5 fusiles ametralladores ingleses Bren y uno alemán. Llevábamos armas ligeras, pero bastante más que lo que teníamos enfrente. El armamento era diverso: unos fusiles canadienses de la Guerra del 14 muy pesados y poco precisos, que no gustaban a los hombres aunque tenían cargadores muy grandes, de 10 balas; Mausers; dos variantes de Sten, con culatas diferentes; bombas de mano de piña y yo llevaba 30 Kgs. de trilita. Pero traíamos muy poca comida, latas de sardinas que habíamos cogido de un tren que la Brigada voló cerca de Olorón, con conservas y botas de media caña españolas para los alemanes. Los cargadores de los fusiles ametralladores se habían distribuido entre todos. Yo llevaba dos cargadores y algunas balas sueltas, que servían tanto para el mosquetón Mauser como para el Bren.


Llevábamos las mejores armas, porque en la 10� Brigada teníamos también la Skoda, que era la versión del Mauser hecho en Checoslovaquia; bombas de mano italianas de dos clases, que parecían cantimploras y que nadie las quería; bombas de palo alemanas que tampoco quería nadie, aunque supongo que serían útiles porque los alemanes eran unos artistas a la hora de hacer la guerra; un par de “naranjeros” españoles; pistolas hechas en Eibar y subfusiles rusos de tambor, que parecían el arma de los gansters...


Íbamos muy despacio y cuando se hizo de día aún estábamos frente a La Rhune. Con los anteojos veía el pueblo de Vera del Bidasoa. Pero desde La Rhune probablemente nos estaban vigilando, porque sabían que veníamos. Alguien nos vio y enseguida se chivó. Algún pastor. Yo únicamente vi a 5 soldados de patrulla, con el fusil de revés sobre el hombro y avisé a los demás para que se escondiesen. Ordenaron no disparar. Perdimos el enlace, el río Bidasoa estaba crecido, estuvimos un par de días sin saber qué hacer. Y, cuando estábamos en un barranco, nos cogieron allí. Empezaron a dispararnos, fueron poco precisos, no sé si tenían más miedo que nosotros. La verdad es que en el combate nos hicieron menos daño del que pudieron. En aquel momento o después murió el comisario del batallón, José Silva. Tuvimos un par de muertos y nos ordenaron “¡Tomad la loma!”. Salimos escapados intentando coger altura. Ahí me vi bastante apurado, pero parecía que no nos querían tirar, porque pasé por una zona despejada y cuando llegué arriba es cuando nos empezaron a disparar. Total, que nos reagrupamos y tuvimos una reunión con los mandos sobre qué hacer. Y decidimos volver. El comisario de la otra compañía, para quedar bien, dijo que seguía “para adelante” y desapareció y no lo vimos más. Pero es que éste sabía lo que había después, una especie de tribunal juzgaba a los que se retiraban sin órdenes. Y pasamos a Francia, a Sara.


Creyendo que estábamos a salvo, matamos dos corderos y nos pusimos a comer. Estábamos en dos bordas y en un momento dado atacaron la otra borda, a 100 metros y allí mataron al comandante Cabero, cuando abastecía el fusil ametrallador y a otros compañeros más. Intentamos reaccionar, pero ninguno de los Bren funcionó - yo creo que algún agente los había estropeado - y no podíamos responder al fuego de los franquistas. Con el jaleo llegaron en camiones los franceses del Cuerpo Franco Pommiés, que no eran comunistas pero nos tenían mucho aprecio, porque habían luchado contra los alemanes. Y formaron frente a los franquistas, que se largaron. Cuando llegué a la base, en Salies, los compañeros me abrazaban porque les habían dicho que habían matado a un comisario y pensaban que era yo. En total tuvimos 8 muertos de 52. De las fuerzas franquistas se pasaron bastantes, quintos y suboficiales del ejército e incluso algunos policías”.

Jacinto Ochoa, fugado del penal de San Cristóbal, recuerda aquellos días: “Estuvimos en Ustaritz unos días, nos montamos en unos camiones, fuimos hasta muy cerca de la frontera y después de allí, cargados con los macutos y las cosas que teníamos, munición y armas, aquella misma noche cruzamos la muga. Llevábamos rifles americanos y buenos debían ser aquellos cachorros, tenían un cargador bastante majo, no sé cuantas balas metí en la cámara, y después metralletas de esas que se fabricaban en Estados Unidos. Se arrojaban para el maquis. Era una cosa muy rudimentaria, no tenían más que un tubo y un cargador grande de 30 tiros. Y claro, aquello para actos de sorpresa debía ser muy bueno, porque no pesaba nada y podías desplazarte. Nosotros seríamos unos 50 guerrilleros. Nuestro objetivo era internarnos y crear guerrillas, y ya después tomar la iniciativa cada uno, pero no había un sitio concreto donde ir”.


En los combates desarrollados en Ventas de Igantzi, el día 23, murieron 5 guerrilleros. Uno de estos guerrilleros falleció al caer al canal. El agua lo arrastró hasta una presa cercana, de donde los militares extrajeron el cadáver. Otro cayó abatido al intentar cruzar el río por el puente de Minas. Lo enterraron en el bosque poniéndole una anónima cruz de madera. Los otros 3 maquis murieron en combate en el caserío Landanetxe.
El 25 se produjo un fuerte enfrentamiento en Vidangoz, en el que perdieron la vida seis guerrilleros. Los combates comenzaron por la tarde y prosiguieron hasta la mañana siguiente. En un principio, las fuerzas del Ejército tuvieron que replegarse al pueblo debido a la presión de los guerrilleros. Posteriormente, la llegada de dos secciones de la Policía Armada y la falta de municiones obligó a los maquis a retirarse. Un teniente y cuatro soldados murieron, mientras que diez resultaron heridos. El 27, otra escaramuza con el regimiento Victoria en el Portillo de Ollate costó la vida a 2 soldados y a 5 guerrilleros. En esta acción fueron capturados 30 maquis. Ese mismo día, una Sección de 50 soldados cruzó la frontera cerca de Sara y registró el caserío Aniatarbe en busca de guerrilleros. El día 28, Santiago Carrillo dio la orden de suspender las operaciones, lo que no produjo una inmediata suspensión de las incursiones y tampoco varió la situación de los que, desde el interior, intentaban desesperadamente regresar a Francia o alcanzar zonas libres de la masiva presencia franquista.


La última incursión se produjo el día 30, cuando 300 guerrilleros entraron por Ventartea hacia el valle de Ulzama, siendo rechazados por tropas de infantería. Varios fueron capturados posteriormente en diversos puntos del Roncal por la Guardia Civil. El general Yagüe podía ya declarar, aliviado, que “en las palomeras de Echalar se puede cazar y pueden estar bien tranquilos los pueblos fronterizos”. El 31 de octubre la prensa anunciaba que el último "rojo" español ha rebasado de nuevo la frontera con Francia Las últimas detenciones, 6 guerrilleros andaluces, se produjeron en el puesto de Ururozqui a primeros de noviembre.


Hoy es difícil conseguir testimonios de los paisanos críticos con la guerrilla La situación en 1944 desde luego no era la del 37, cuando los aldeanos salían a cazar a los fugados de San Cristóbal como si de conejos se tratase. Pero tampoco eran esa población indiferente o antifranquista que algunos autores se empeñan en presentar. Los también parciales testimonios recogidos hace 40 años presentaban un tono muy diferente del actual. Jesús Hermida recogió esta declaración en 1960: “Ellos estaban en las alturas, y la fuerza venía por abajo. Los paisanos sacamos las escopetas de caza para defender el pueblo. No pasaron cerca, pero si pasan... No les quería nadie por aquí. Ellos decían que no nos matarían, que no tenían nada contra nosotros. Pero a nada bueno vendrían cuando venían así, armados con lo último”.

Durante las operaciones la infantería y la policía eran guiadas por civiles de la zona, buenos conocedores del terreno. Y el recuerdo de los guerrilleros supervivientes es que, pese a que los trataban bien y en algunos casos los sobornaron con paté francés requisado, muchos campesinos corrían a delatarlos. Aún a día de hoy, un anciano vecino de Vidangoz recuerda: “Si los militares llegan a hacernos caso, los cogen a todos. Porque nosotros les avisamos donde podían emboscarlos, pero ellos prefirieron hacerlo a su modo y la mayoría de los maquis se les escaparon y siguieron adelante”.

La documentación escrita también apunta en esta dirección. En los archivos del Gobierno Civil de Pamplona existían pliegos de descargo de contrabandistas con certificados de haber espiado a los maquis. Una notificación de la alcaldía de Uztarroz fechada el 4 de noviembre pide al Gobierno Civil las 250 pesetas prometidas a un vecino por delatar a los maquis. Un listado con la relación de los inmuebles particulares ocupados en Aoiz por la tropa del batallón Montejurra muestra que un tercio de los afectados no deseaba cobrar por ello. El 30 de mayo de 1945 el Régimen premió a los vencedores, imponiendo condecoraciones y entregando recompensas a 16 civiles que se habían distinguido en la represión de los sucesos de la frontera de nuestra provincia.


Conchi Anaut, desde su perspectiva de “roja” refleja aquella realidad: “Y no se podía hacer nada para ayudarles, porque en el 36 aún hubo gentes que pudieron ayudar. Cuando los maquis era imposible porque los que éramos rojos estábamos todos fichados y entonces se estaban cortando cabezas a mansalva. Es difícil entenderlo de no haberlo vivido, es difícil entender la situación ahora. Nuestro miedo no lo entenderéis nunca, el miedo que teníamos era pavor. Los de derechas también tenían miedo pues, cuando se enteraron que los maquis estaban pasando, muchos se fueron a dormir a otras casas del miedo que tenían porque pensaban que venían a pedirles cuentas de lo que pasaba... Estos colaboraban con la Guardia Civil, era una manera de congraciarse con ellos. Veían a un maquis, que igual se acercaba a pedir auxilio o comida y enseguida iban a delatarlo” (3).

En Navarra la lucha se desarrolló en la zona norte, ningún combate se produjo por debajo de los 42† 45´. Los enfrentamientos se entablaron principalmente en dos triángulos imaginarios delimitados por los vértices de Varcarlos–Belagua-Burgui y Bera–Aralar-Roncesvalles. La lucha se desarrolló con un tiempo pésimo. Nieve, niebla, frío y lluvia limitaron los movimientos del maquis, a quienes los franquistas, bien asesorados por paisanos, esperaban en vados, pasos y puentes. El hambre – sólo llevaban víveres para 3 días -, la falta de recursos y de información, la fría – si no hostil – acogida de la población y la superioridad numérica del enemigo condenaron la invasión. En un mes, el Ejército tuvo 17 muertos, 3 la Policía Armada y 3 la Guardia Civil. Los heridos fueron mucho más numerosos y los prisioneros, dos.

Las deserciones de la tropa fueron abundantes, pero no hemos logrado localizar ningún dato oficial al respecto. Se desconocen las bajas exactas de los guerrilleros, pero los muertos pasaron de 50 y los capturados, del centenar

26 de junio de 2009

Un juez dice que retirar a Falange de la iglesia es ilegal





DIEGO BARCALA - Madrid - 24/06/2009

El obispado de Ávila se vanagloria de defender la permanencia de los símbolos falangistas en sus parroquias. Una sentencia de un juzgado de lo contencioso-administrativo de Ávila ha dado la razón al obispo, monseñor Jesús García Burillo, y ha anulado la decisión del Pleno del Ayuntamiento del pueblo abulense de Pedro Bernardo (1.100 habitantes), que ordenó la retirada de una placa colocada en la década de 1940 en la iglesia del pueblo. La señal rezaba: "José Antonio Primo de Rivera ¡Presente!", junto con una lista de 17 nombres de fusilados por los republicanos.

La placa fue retirada en julio de 2008. El consistorio, con nueve concejales, adoptó la decisión en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. La legislación impide el ensalzamiento de figuras franquistas en lugares públicos. El obispado anunció entonces que emprendería acciones legales ante lo que consideró un "atropello" por invadir una propiedad privada. El juez les dio la razón en una sentencia del pasado 29 de abril, según una nota del propio obispado recogida por Efe. El juez cree que la orden municipal "no es conforme ni ajustada a derecho". No obstante, la sentencia señala que el daño es "irreparable" porque la placa ya fue hecha añicos el pasado julio.



La única concejal socialista del pueblo, Isabel Fernández, sacó adelante la decisión municipal. La respuesta del cura local, Luis Carlos Hernández, fue colocar el nombre de la edil subrayado en la puerta de la parroquia. "Le dije que no me señalara como si fuera una delincuente, porque me estaban haciendo la vida imposible", recuerda Fernández.

Los vecinos han talado los manzanos de su finca en cuatro ocasiones y se ha visto obligada a retirar una placa que homenajeaba a su abuelo socialista, fusilado en el pueblo en 1936.

El obispado recurrió la decisión administrativa adoptada en el pleno municipal y denunció a cuatro vecinos. El juzgado desestimó la demanda penal. "Nos enteramos en abril de la sentencia, pero no recurrimos para evitar problemas", explica Fernández.

Varios habitantes trataron de impedir el trabajo de los obreros. Desde entonces, en la pared de la parroquia queda el sello en rojo que inmortaliza a los "mártires" de Pedro Bernardo. En ningún lado aparecen los 23 fusilados por los falangistas. Diario Publico


¿A quién hay que culpar?


Lynn Walsh



Crisis económica:





La actual crisis económica ha impulsado las olas de la ira en todo el mundo. Los objetivos centrales son los banqueros y comerciantes que la bolsa personifican la política desenfrenada de mercado ultra libre de los últimos 20 años. Con el apoyo de sus cómplices políticos, que se atiborraron mientras las condiciones de los trabajadores se agravó, y el capital financiero hizo disminuir el nivel de vida en los países neo-coloniales. LYNN WALSH sostiene que detrás de la avaricia más obscena hay razones más fundamentales de la actual turbulencia mundial.

El dedo de la culpa apunta a banqueros y financistas codiciosos. Ellos son vistos como responsables del colapso financiero que ha desencadenado una crisis en todo el mundo. Una ola de furia barrió los EE.UU. cuando 80 directores del American International Group se pagaron a sí mismos $ 165 millones en bonos después de haber sido sacado de apuros por los contribuyentes con la melodía de £ 173 billones. "
¿Los líderes de Wall Street desean establecer un frente político anti-capitalista que como un maremoto a través de los Estados Unidos los barra para siempre? Sin duda comienza a parecer así.". (Martin Sieff, UPI.com, 16 de marzo)



En Gran Bretaña, hubo indignación popular cuando Sir Fred Goodwin, 'Fred el Tiburón’, el jefe de Royal Bank of Scotland, que presidió su ruina, se alejó con un fondo de pensiones de £17 millones - lo que le dio una pensión de 700.000 libras al año - efectivamente financiadas por los contribuyentes.
Se reconoce cada vez más, sin embargo, que los banqueros y los especuladores son las figuras de un sistema podrido. El Financial Times se refiere a que en los EE.UU. había una, muy extendida y profunda ira contra el capital financiero y el capitalismo ... la nueva realidad dominante en la vida política del país ". (Chrystia Freeland, el 27 de marzo) Sin embargo, es políticamente conveniente para los dirigentes políticos e incluso patronos de grandes empresas culpar a los "avaros" e "irresponsables" financieros. Incluso en la prensa financiera seria, el debate sobre las causas de la crisis actual, que tiene sus raíces en una profunda crisis a largo plazo del sistema, es muy superficial.
Escribiendo en el New York Times, por ejemplo, el columnista David Brooks reclamaciones hay "… dos narrativas en general ... ganando prominencia; la narrativa de la codicia y la narrativa de la estupidez ". (La codicia y la estupidez, el 3 de abril) ¿Cómo puede haber duda de que el afán de beneficios depredadores de los banqueros de inversión, los fondos de cobertura (hedge found), e inversores multimillonarios aceleró el proceso de auge y colapso financiero? Es cierto que fueron los agentes de procesos más profundos. Pero se convirtieron en personajes fabulosamente ricos, mientras se profundizaba la desigualdad.
Sin embargo, Brooks descarta narrativa de la codicia en favor de la narrativa de la estupidez: "los banqueros sobre confiados no sabían lo que estaban haciendo". Ellos no entienden la complejidad de los instrumentos financieros que estaban utilizando. Que se basan demasiado en los modelos matemáticos. "Caímos en [la crisis]", concluye Brooks, "porque los comerciantes de todo el mundo estában desempeñando un gran juego de apuestas alto rendimiento y riesgo que no entendían".
Hay un elemento de verdad en esto, por supuesto. Los instrumentos financieros complejos, derivados, títulos respaldados por activos, etc., que se suponía iban a difuminar los riesgos - incluso a suprimir el riesgo - de hecho generalizaron desastrosamente el riesgo. Pero de nuevo, se trataba de un síntoma de una economía enferma, no una causa primaria. La narrativa de Brooks es casi risible en su simplicidad. Sin embargo, el columnista se refiere a un análisis más serio, que ha provocado un debate en serio en las revistas capitalistas.

Economías de mercado submergentes
En 'EL GOLPE SILENCIOSO' de Simon Johnson, economista jefe para el FMI en 2007-08, pone al desnudo (como señala el título preliminar de la revista) y la alarmante "desagradable verdad" que "la industria financiera ha capturado el gobierno [de los EE.UU.]". (The Atlantic Monthly, mayo de 2009, http://www.theatlantic.com/) Como funcionario del FMI, Johnson participó en numerosas crisis en 'mercados emergentes', en las economías semi-desarrolladas, como el los países del sudeste asiático en 1997, Rusia en 1998, etc. Cada crisis es diferente, pero que ve un hilo común:
"Normalmente, estos países se encuentran en una situación económica desesperada por una sencilla razón - las élites poderosas en su interior se excedieron en los buenos tiempos y tomaron demasiados riesgos". (Esto es de alguna manera unilateral, dada el desigual, y contradictorio desarrollo de los países en desarrollo neo-coloniales) "Los gobiernos de los mercados emergentes y sus aliados del sector privado forman un apretada red en común ... una oligarquía, gobernando el país más bien como una empresa en búsqueda de beneficios en la que son los accionistas en control. Cuando un país como Indonesia o Corea del Sur o Rusia crece, así lo hacen las ambiciones de sus capitanes de la industria. Como amos de su mini-universo, estas personas hacer algunas inversiones que benefician claramente a la economía más amplia, pero también empiezan a hacer apuestas más grandes y más arriesgadas. Ellos consideran - supongo que correctamente, en la mayoría de los casos - que sus conexiones políticas les permiten impulsar en el gobierno cualquier problema sustancial que se plantee ".
Pero los oligarcas "se deje llevar, malgastan dinero y construyen enormes imperios empresariales sobre montañas de deuda". Con el comienzo de la crisis, hay una espiral descendente de quiebras de sociedades y colapso de los bancos. La colaboración público-privada de ayer es re-etiquetada como “capitalismo de amigotes". Los gobiernos encuentran diversas formas de rescatar a sus amigos de las grandes empresas. "Mientras tanto, en la necesidad de apretar a alguien, la mayoría de los gobiernos ven primero hacia la gente común de trabajo popular - por lo menos hasta que los disturbios crecen demasiado".

Johnson encuentra un gran parecido a la crisis de los EE.UU.: "En su profundidad y rapidez, crisis económica y financiera de los EE.UU recuerda sorprendentemente a momentos que hemos visto recientemente en los mercados emergentes (y sólo en los mercados emergentes): Corea del Sur (1997), Malasia (1998), Rusia y la Argentina (una y otra vez). En cada uno de esos casos, los inversionistas globales, temieron que el país o su sector financiero no podría pagar la montaña de deudas, de repente dejaron de de prestar. Y en cada caso, que el miedo se convirtió en profecía autocumplida, ya que los bancos que no pueden dar vuelta a su deuda, de hecho, no pueden pagar. Esto es precisamente lo que llevó a la quiebra de Lehman Brothers el 15 de septiembre, causando todas las fuentes de financiación del sector financiero de los EE.UU. se secaran de la noche a la mañana. Al igual que en las crisis de los mercados emergentes, la debilidad en el sistema bancario rápidamente pasó al resto de la economía, provocando una grave contracción económica y condiciones de vida difíciles para millones de personas".

Sin utilizar término apropiado con precisión, , Johnson apunta a la función del capital financiero en los EE.UU., que se ha convertido en la fracción dominante de clase capitalista de los EE.UU.. "Pero hay algo más y más inquietante en la similitud [con el desarrollo en los países neo-coloniales]: los intereses comerciales de la élite de financieros, en el caso de los EE.UU. - ha desempeñado un papel central en la creación de la crisis, haciendo apuestas cada vez más grandes, con la respaldo implícito del gobierno, hasta el colapso inevitable. Más alarmante aún, están usando su influencia para evitar precisamente el tipo de reformas que se necesitan, y rápido, para salvar a la economía de su caída en picado. El gobierno parece impotente, para actuar contra ellos o no quiere".

Hipnotizados por Wall Street
La culpa ha sido dirigida contra una amplia gama de personas y políticas. Codiciosos banqueros y funcionarios del gobierno irresponsable (que bajaron las tasas de interés y la aflojaron la oferta monetaria). Financieros que propusieron instrumentos financieros que no entendían. Reguladores que hicieron la vista gorda a las malas prácticas. El déficit gemelo – el del gobierno federal y el déficit comercial de los EE.UU. – permitieron al gasto de los consumidores y la burbuja inmobiliaria crecer sobre la base de la deuda creciente. China que suministra productos baratos y siempre provee crédito para apoyar el mercado. Todos estos acontecimientos beneficiaban al sector financiero, y todos los intentos de limitar las actividades potencialmente arriesgadas se dejaron de lado.

Desde comienzos del decenio de 1980, el sector financiero tuvo un auge, cada vez más poderoso. La política monetaria de Paul Volcker, presidente de la Reserva Federal, que apoyó las altas tasas de interés y la reducción de la inflación, a favor de los prestamistas comerciales y los activos financieros. El Presidente republicano, Ronald Reagan, que dio paso a la apertura de un período de desregulación, que fue seguido bajo Bill Clinton (demócrata) y George W Bush (republicano). Hubo un auge sin precedentes de comercialización de dinero fuera del anterior marco de negociación a través de bancos comerciales mediante la titulización (securitisation), con la proliferación de una serie de derivados exóticos.

El crecimiento de los fondos de pensiones y los planes de ahorro individual también amplió las oportunidades de hacer beneficios por los bancos de inversión, los fondos de cobertura (Hedge Founds), y así sucesivamente. La acelerada globalización de los mercados financieros amplió enormemente el alcance de la actividad especulativa, canalización fabulosas ganancias a las arcas de los comerciantes de dinero (incluidas las unidades especiales de los bancos comerciales).

"No es de extrañar que Wall Street corrió con estas oportunidades. De 1973 a 1985, el sector financiero, nunca ganó más de un 16% de las ganancias de las empresas nacionales. En 1986, esa cifra llegó a 19%. En la década de 1990, osciló entre 21% y el 30 %, superior a lo que había sido en el período de la posguerra. En este decenio, alcanzó un 41%. Los pagos aumentaron al igual de manera espectacular. Entre 1948 y 1982, el promedio de pago de compensación en el sector financiero osciló entre 99% y 108% del promedio de todas las industrias privadas nacionales. A partir de 1983, se dispararon al alza, alcanzando el 181% en 2007”.
Los capitalistas financieros concentraron enormes riquezas en sus manos en los últimos años y, en consecuencia, han ejercido un enorme poder político. Johnson apunta al "capital cultural" adquirido por el sector financiero, «un sistema de creencias", "Una vez, quizás, lo que era bueno para General Motors era bueno para el país. En el último decenio, la actitud que se mantuvo fue que lo que era bueno de Wall Street era bueno para el país ". En otras palabras, la ideología de ultra libre mercado era una fuerza poderosa en la configuración de las condiciones favorables para el capital financiero: "La fe en los mercados financieros libres creció en la sabiduría convencional - pregonado en las páginas editoriales de The Wall Street Journal y en el piso del Congreso".
Las empresas de Wall Street se encuentran entre los principales contribuyentes a las campañas políticas, Republicanas y Demócratas. Los líderes rotan entre Wall Street y Washington, la gente como James Rubin (secretario del Tesoro de Clinton), Alan Greenspan (de Wall Street a la Reserva Federal y viceversa), y ahora Tim Geithner, secretario del Tesoro de Barack Obama. Políticos, periodistas y académicos (dice Johnson) fueron "hipnotizados por Wall Street, siempre y totalmente convencidos de que lo que los bancos decían era cierto".

Falla sistémica
Pero todo ha llegado a su fin. El comienzo del reventón de la burbuja inmobiliaria subprime en 2007 provocó una convulsión en todo del sistema bancario del mundo. El contracción del crédito produjo una caída económica. Esto, a su vez, agravó la crisis financiera. La ilusión de los beneficios ilimitados, libres de riesgo ha sido totalmente destrozada. La recuperación, cuando llegue, es probable que sea larga y dolorosa, especialmente para los trabajadores que, como siempre, se llevan la carga principal de la crisis.
Según Brooks, el análisis de Johnson no es más que otra "narrativa de la codicia»[1]. Los Banqueros de inversión, buscando beneficios cada vez más grandes, se hicieron cada vez más poderosos, "la economía de los EE.UU. tiene finanzas duras y finanzas locas, y finalmente se derrumbó". Esto sólo muestra cuan superficial es este columnista. El ‘Golpe Silencioso’ de Johnson describe con precisión un cambio estructural del capitalismo en EE.UU. - que también se desarrolló en Gran Bretaña y en otras economías siguiendo el "modelo anglosajón" - con la aparición del capital financiero como el sector dominante de la clase capitalista.
Sin embargo, el análisis de Johnson también tiene sus limitaciones. En ninguna parte se explican las razones subyacentes para el aumento de la oligarquía financiera. Esto significa, en última instancia, que no se analicen las causas de la actual crisis económica-financiera, que simplemente culpa a la subida de la oligarquía. Al igual que cualquier otro cambio estructural en el capitalismo, en última instancia tiene sus raíces en las relaciones de producción, en el centro de los procesos de la economía capitalista.

El giro a la inversión financiera y la especulación en las últimos tres décadas y media surge de una crisis de sobre-acumulación de capital. Durante el auge posterior a la guerra (1950-73), el capitalismo disfrutó de unas condiciones muy favorables, especialmente en los países capitalistas avanzados. Niveles de inversión y de crecimiento de la productividad históricamente altos permitieron tanto niveles de salarios relativamente altos (manteniendo la demanda de los consumidores) como un aumento de la rentabilidad (fomento de nuevas inversiones). El crecimiento de los gastos del Estado también apoyó la inversión y la demanda de bienes y servicios. Este período se ha denominado la "edad de oro" del capitalismo.

Las relaciones favorables de ese período, sin embargo, fueron socavados por las contradicciones internas del capitalismo. En particular, las nuevas inversiones en los medios de producción (fábricas, maquinaria, etc.) ya no producían el nivel de beneficios requeridos por los capitalistas. "Entre 1968 y 1973 la tasa de ganancia para los países ACC [países capitalistas avanzados] como un todo cayó en los sectores de la industria manufacturera en un quinto". (Andrew Glyn: capitalismo desde 1945 [1991], p182) En los EE.UU., por ejemplo, la tasa de beneficios para el sector industrial descendió desde el anterior máximo de 36,4% a 22% en 1973. Significativamente, el final de la fase de expansión, caracterizado por la crisis de los precios del petróleo en 1973, estuvo marcada por una explosión de la especulación, especialmente en materias primas ‘commodities’ y bienes raíces comerciales. En su búsqueda de mayores beneficios, los capitalistas se volcaron más y más hacia la inversión financiera, que se convirtió en cada vez más especulativa. La "revolución" de Reagan-Thatcher - la desregulación, la privatización, los cambios fiscales a favor de los súper ricos, y una ofensiva contra los derechos de los trabajadores - se llevó a cabo bajo la presión de los cambios económicos y, por supuesto, ampliando enormemente el alcance de capital especulativo.


El crecimiento de los fondos de inversión (de las ganancias de las empresas, los fondos de pensiones, bancos de inversión, etc.) creció continuamente, pero sobrepasó con creces las oportunidades de inversión rentable en nueva capacidad productiva. En términos capitalistas, hubo un "exceso de oferta" de capital. No es que millones de personas no necesiten bienes y servicios esenciales, pero no había suficiente demanda solvente a causa de los limitados ingresos de la clase obrera. Exceso de capacidad instalada en la mayoría de las principales industrias, así que ¿por qué los capitalistas deberían invertir en nuevos medios de producción?
Para las principales economías capitalistas, la tasa de crecimiento del stock de capital fijo (una medida de la acumulación de capital) en el decenio de 1990 y 2000 fue sólo la mitad de la década de 1960. En los EE.UU., el crecimiento cayó del 4% anual en el decenio de 1920 al 3% en el decenio de 1990 y el 2% en el 2000: "el crecimiento de capital acumulado se inició en un punto excepcionalmente bajo en el decenio de 1990. La conclusión más positiva de la mayoría de [los datos] sería que el auge de la inversión de la última parte de la década de 1990 interrumpió la aparentemente inexorable tendencia a la baja en la tasa de crecimiento del capital acumulado que había comenzado a finales de 1960. Por otra parte, cuando el auge llegó a su fin en 2000, el crecimiento del capital social se desplomó más que nunca ". (Andrew Glyn: Unleashed Capitalism ‘Capitalismo Desatado’ [2006], pp86, 134)

Sorprendentemente, tal vez, este análisis fue confirmado en 2007 por un economista de Morgan Stanley, cuya función es asesorar a los inversores en el sector financiero. Rechazando la "sabiduría convencional" que el flujo de crédito barato es simplemente el resultado “de política monetaria irresponsablemente fácil de los bancos centrales ", Stephen Jen escribió:" Yo creo que la más importante fuente de liquidez es la mundial (curiosamente) baja de CAPEX / capital acumulado en el mundo ". (Capex es la abreviatura de los gastos de capital.) A pesar de los bajos tipos de interés y la abundancia de crédito, "ha habido una curiosa reticencia por parte del sector empresarial en el mundo a invertir en activos físicos, es decir, de capital ha sido sorprendentemente bajo ... "Jen's hace hincapié en la explicación" intensa incertidumbre con respecto a las perspectivas de la economía global [que] pueden haber obligado a las empresas a restringir sus planes de capital ... las empresas multinacionales pueden tener un cierto riesgo atribuye a la expansión de la capacidad en los mercados emergentes, debido a las incertidumbres con respecto a políticas y las políticas económicas ". (El bajo nivel de inversión es la principal fuente de liquidez global, Morgan Stanley Foro Económico Mundial, 23 de febrero de 2007)
El crédito, como mostró Karl Marx, desempeña un papel esencial en el proceso de producción capitalista. Sin embargo, en los últimos 30 años, se convirtió en capital financiero cada vez más parasitario. Como muestran las cifras de Johnson, las finanzas se apropian una creciente proporción del total de los beneficios. La presión del sector financiero por beneficios a corto plazo también aumentó la rentabilidad de muchas industrias manufactureras y de servicios, principalmente a través de la reducción del número y la intensificación de la explotación de los trabajadores. Pero los más grandes beneficios para las finanzas provinieron de la reinversión de grandes volúmenes de flujo monetario de la economía mundial.

Algunos se originaron, como hemos visto, en el "superávit" de beneficios de las grandes corporaciones que no tienen incentivos para reinvertir en nueva capacidad productiva. Pero los beneficios más grandes provenian de comerciar con los activos financieros tomados del crédito ultra barato de economías con grandes excedentes, como Japón, China y los productores de petróleo. La mayor parte de los super-beneficios fueron producto, no de la producción de nueva riqueza, si no de la redistribución de los ahorros y los beneficios de los pequeños y medianos ahorristas e inversionistas a favor de los super-ricos, la élite de financieros que controlan los grandes fondos de inversión de riesgo (hedge funds), bancos de inversión y firmas de capital privado.


Una crisis en desarrollo
Éstos, en el lenguaje de Johnson, constituyen la oligarquía financiera. Sus dirigentes fueron considerados, hasta el colapso, como "amos del universo". Pero, en realidad, ellos son los alquimistas del impasse capitalista, conjurando las ganancias de capital con el comercio especulativo. La dominación del capital financiero se deriva de la incapacidad del capitalismo en este período para desarrollar las fuerzas productivas con una amplia base. Se ha producido un incremento de las inversiones en algunos sectores, donde hay nuevas tecnologías y, en algunos países como China (donde el crecimiento es aún muy desigual). Pero, a escala mundial, la acumulación de capital, que debería ser el motor de la dinámica de crecimiento capitalista, ha chocado con la barrera de la propiedad privada, que exige retornos rentables como la condición de nuevas inversiones.

Johnson sostiene que todos los activos tóxicos deben ser amortizados en su justo valor de mercado (mucho menor que su valor actual). Los Bancos con insuficiencia de capital deben ser nacionalizados, fraccionados, y finalmente vendidos a propietarios privados. Pero claramente no cree que esto es lo que va a suceder. El gobierno de los EE.UU. ha nacionalizado parcialmente varios grandes bancos e instituciones financieras, pero no ha tomado el control. Al igual que la administración Bush, el gobierno de Obama está tratando de salir del paso con una serie de acuerdos banco por banco, entregando subsidios estatales que son demasiado complejos para que el público entienda. "A lo largo de la crisis", escribe Johnson, "el gobierno ha tenido sumo cuidado de no alterar los intereses de las instituciones financieras, o la base de la líneas generales de un sistema que nos trajo aquí".
Ahora hay dos escenarios, dice Johnson. Con los paquetes de rescate, los gobiernos de EE.UU. y de otras grandes economías capitalistas podrian salir del paso. Alternativamente, podría haber una profundización de la crisis financiera y económica mundial. Sería un error (dice) recurrir a la consoladora idea de que no puede ser tan malo como la gran depresión "de la década de 1930:" Lo que nos enfrentamos ahora, en la práctica podría ser peor que la Gran Depresión - porque el mundo está ahora mucho más interconectado y porque el sector bancario ahora es tan grande. Nos enfrentamos a una recesión sincronizada en casi todos los países, un debilitamiento de la confianza entre los individuos y las empresas, y problemas mayores para las finanzas públicas ". Cualquiera que sea el escenario, la clase dominante capitalista hará todo lo posible para descargar los efectos de esta profunda crisis económica sobre las espaldas de la clase trabajadora del mundo y los pobres.