13 de noviembre de 2009

¿En qué gasta el dinero público el rey?




Ignacio Escolar

Hay dos zonas oscuras en los Presupuestos Generales del Estado, dos capítulos del gasto público cuyo detalle es un misterio para los ciudadanos. La primera es la partida destinada a los fondos reservados: 25,2 millones de euros, la mayoría en manos del Centro Nacional de Inteligencia. La segunda es la asignación de la Casa Real: 8,9 millones de euros incluso más secretos que las facturas del espionaje.

Hay una gran diferencia entre ambas partidas. El detalle de los fondos reservados no sale en el BOE, pero al menos está controlado por el Congreso, a través de reuniones a puerta cerrada de la Comisión de Gastos Reservados, donde está presente un diputado de cada partido. Pero del dinero de la Casa Real nada se sabe. El rey utiliza esos fondos libremente, tal y como le permite la Constitución, que sin embargo no dice que ese presupuesto deba ser secreto. Las cuentas del rey son un misterio incluso para el Congreso, que sólo se limita a decidir la cifra total sin saber cómo se gasta. Es el único dinero completamente opaco del presupuesto público.

Ayer, en el Congreso, ERC junto a otras fuerzas de izquierda, como IU-ICV, pidieron que las cuentas de la Casa Real estuvieran a disposición del Parlamento y que se hiciese público el patrimonio de la familia del rey, como sucede en otras monarquías europeas. La propuesta era razonable no sólo por una cuestión de transparencia: si es el Congreso quien vota los Presupuestos y decide la asignación de la Casa Real, ¿con qué criterio lo hace si desconoce en qué se gasta? Por supuesto, la enmienda fue rechazada con los votos del PSOE y del PP. El Tabú Primero de España sigue en pie.



Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas