12 de enero de 2009

Abel Samir: Después de Gaza, la incógnita


Abel Samir: Después de Gaza, la incógnita
Aunque no ha terminado todavía la lucha en Gaza y, probablemente, se extienda por varias semanas, gracias a la decisión de los combatientes palestinos y a su táctica evasiva, no puede pensarse otra cosa que las fuerzas sionistas terminarán por aplastar a las fuerzas de Hamás y a sus aliados menores. Probablemente el costo en vidas de los sionistas puede llegar a ser alto en esta guerra asimétrica.

Pero, ¿es posible pensar que con esta masacre del pueblo palestino los israelíes se han de asegurar la tranquilidad y la paz romana que ansían? ¿Es posible pensar que el mundo árabe, dirigido ahora por gobiernos irresolutos y coaligados con el Imperio norteamericano, principal aliado de Israel, va a permanecer tranquilo y no va a haber cambios en ellos que pongan a tambalear esos gobiernos que sólo se afirman en la fuerza pretoriana y en un apoyo minúsculo de su población? Y, ¿qué va suceder con Al-Fatah y la OLP?

Empezaremos por lo último. No hay dudas que Al-Fatah piensa regresar a Gaza e imponerse con ayuda de Israel. Aun cuando Abbás haya aparecido en último momento llamando al armisticio y condenando los actos criminales del Estado judío, sus actividades anteriores han mostrado una práctica condescendiente con las acciones delictuosas ejecutadas por los esbirros de Israel. Porque una cosa es pronunciarse y otra muy diferente es llevar su rechazo a la acción. Y, ¿cuál habría sido esta? Buscar la integración de los palestinos tanto en Gaza como en Cisjordania para darle más fuerza al movimiento de resistencia a la ocupación judía. ¿Es posible que el desmembramiento de Hamás traiga como consecuencia el resurgimiento de Fatah? Eso se ve como algo muy difícil por no decir imposible. Para el pueblo palestino en su mayoría, hoy aparece Fatah un grupo de traidores que han permitido la invasión de Gaza. Todo este tiempo han estado demoliendo la organización de Hamás en Cisjordania y no han terminado con su corrupción ni tampoco con las acciones inhumanas en sus cuarteles de policías contra todos los que no estén con ellos. Golpes, torturas y asesinatos ocurren en esos cuarteles que se ocultan a la opinión pública. Además sus vínculos con organizaciones delictuosas, cuestión de la que Hamás tomó una enorme distancia ya que impuso orden y persiguió al crimen organizado y al crimen menor permitiendo así que la población de Gaza disfrutase de cierta tranquilidad que no existía durante el gobierno de Fatah. En Cisjordania las fuerzas de la ANP, esto es Fatah, han tratado de impedir las demostraciones a favor de los palestinos en Gaza y cuando gente con banderas de Hamás se han movilizado, éstos han sido detenidos por los policías de la ANP, aún, a pesar de eso, han habido demostraciones en todo el territorio de Cisjordania. Los de la ANP se excusan asegurando que ellos tratan de impedir confrontaciones con el ejército israelí, aunque después, oficialmente aseguren que ellos están por la unidad de todo el pueblo palestino, incluido Hamás. Pero el malestar contra la ANP crece y crece. Los teléfonos móviles de los palestinos en Cisjordania reciben llamadas urgentes pidiendo ayuda médica y humanitaria. Los palestinos de Ramallah, especialmente, están montando en cólera contra la ANP. Al-Jazeera informa que muchos como Abel Aziz manifiestan que Hamás es la responsable de lo que ocurre en Gaza por cuanto se negaron a renovar el cese de las hostilidades, pero la realidad es que Israel nunca ha respetado el cese del fuego, siempre ha estado atacando y realizando los asesinatos colectivos. Sin embargo, informa Al-Jazeera, que muchos palestinos que no apoyaban a Hamás ahora lo respaldan. Uno de los entrevistados manifestó que ellos ahora apoyan a cualquiera que sea miembro de la resistencia, sobre todo por haber visto en la TV las escenas de dolor y de niños masacrados por la brutalidad de los sionistas. Otro dijo que aunque él está en contra de la violencia, las masacres lo han hecho reaccionar y ahora apoya a los que defienden Gaza, porque son parte de su pueblo y que Hamás lo es también.

Al-Fatah y sus dirigentes son individuos desprestigiados hoy en día y su desprestigio se ha ahondado con la guerra en Gaza. Dentro de ellos mismos hay sectores que cuestionan hoy esa política equivocada y entreguista que busca fundamentalmente recobrar su poder para continuar con los privilegios y la corrupción. Todo el mundo sabe que Al-Fatah, a diferencia de Hamás, es una organización fraccionada entre distintos caciques que representan diferentes intereses de clanes y señores particulares con cierto poder. Entre estos grupos hay fuerzas que tienen una posición muy crítica a la actual dirección y que se preocupan del futuro de Palestina. Y no hay duda que el futuro de Palestina está indisolublemente unido a Hamás.

Hamás ha logrado mantener y acrecentar el apoyo popular, sobre todo entre la juventud. Y en ellos está el futuro de la revolución palestina. Aunque la destrocen y asesinen a gran parte de sus dirigentes y militantes no parece real que Hamás desaparezca.

Y, ¿qué pasa con el mundo árabe? Ese es un mundo complejo y lleno de contradicciones. Aparte de las dos grandes líneas religiosas, chiítas y sunitas, están los que son aliados de USA y los que no lo son. Y entre los aliados de USA, aquellos que tienen relaciones diplomáticas con Israel (Egipto y Jordania) y aquellos que rechazan estas relaciones diplomáticas. Y en este mundo árabe, Irán a pesar de no ser árabe (su ascendencia es indoeuropea) mantiene una posición de principios sólida con respecto a Israel USA y sus aliados. El gobierno de Arabia Saudita, una monarquía aliada de USA, se ha pronunciado contra el silencio de occidente sobre la masacre de los palestinos y la brutalidad de las acciones israelitas que han provocado ya la muerte de más de 600 personas y heridas a otras 2.600, entre ellos numerosos civiles y entre esos civiles a numerosos niños pequeños y familias enteras que han sucumbido a las bombas y a la artillería sionista. En cambio, estos países occidentales muestran en la televisión a cada momento, los daños materiales sufridos por Israel a causa de los misiles caseros (que no son muchos) y sus 4 muertos y una veintena de heridos. El rey saudita Abdullah manifiesta apoyar al pueblo palestino, pero ¿cómo? Con buenas declaraciones, eso es todo. Aunque dicen estar dispuestos a actuar, sin mencionar que tipo de acción. Claro sí, llama a los palestinos a unirse, sabiendo que eso no parece posible hoy por cuanto la verdadera política de Fatah es la de reemplazo de Hamás por ellos en Gaza. Y así lo hacen otros gobiernos árabes. El gobierno de Qatar llama a los actos guerreros de Israel “crímenes de guerra (que en realidad eso es). En Líbano cientos de personas concentradas frente a la embajada de USA fueron disueltas por las fuerzas del gobierno (pro USA) en tanto que, el movimiento Hizbollá llama a cerrar filas con los palestinos de Gaza. En Siria más de 5.000 personas se manifestaron contra Israel. Pero en muchos de estos gobiernos lo único que se puede evidenciar, además de su sometimiento a USA, es su gran hipocresía, como el gobierno de Jordania, en la persona de su reina Rania, que se “preocupa” de la suerte que puedan tener los niños de Gaza sometidos a bárbaros bombardeos y habla de ayuda humanitaria. Lo peor de los árabes viene del gobierno de Egipto. Los analistas árabes coinciden en que esta operación fue conocida por Mubarack directamente informado por Israel y, por tanto, en cierta forma este mandatario debe haber dado la señal verde a la operación. Así lo afirma además, Hamdi Hassan, el dirigente de la “Hermandad Musulmana” de Egipto, el más importante partido opositor a Mubarack.

Las Naciones Unidas, manejadas por las grandes potencias, en especial por USA, es una sociedad totalmente inoperante, a no ser que lo que allí se resuelva sea del gusto y, por tanto, del interés de estas potencias. Por esa razón, no podremos ver una resolución que obligue a Israel a terminar esa monstruosa guerra y a retirarse a lo que es Israel. Aunque ya en el pasado Israel se ha sentado en las decisiones de la ONU porque se siente respaldada por USA.

Pero, en esta guerra no hay claros vencedores. Aunque Israel destruya la milicia hoy, mañana surgirá de nuevo con nuevos ímpetus y con más experiencia. Fatah terminará por hundirse en su propia escoria. Y lo que menos desea USA ha de surgir allí: una o varias organizaciones palestinas con la filosofía y la ideología de Osama bin Laden, así como está ocurriendo en todo el mundo musulmán y como ya le aconteció a una fracción de Fatah en Siria. Me refiero a Al-Fatah Al-Islam. Y si eso llega a ocurrir será mucho peor para Israel que Fatah o Hamás, un partido moderado comparado con los de Al-Kaeda.

«No sé si fueron más afortunados los que murieron o los que sobrevivimos»




«No sé si fueron más afortunados los que murieron o los que sobrevivimos»
La Comisión para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante buscará a los hijos de fallecidos en campos nazis -hasta 113 de la provincia- para que se beneficien de una indemnización del Gobierno francés

A. P. A sus 92 años de edad, y con algunos fallos de memoria, Luis Estañ vive en una calle que lleva su nombre en Callosa de Segura, la localidad que le vio nacer y donde se dedicó a refinar el cáñamo hasta que estalló la Guerra Civil. Poco más que esa calle ha obtenido en reconocimiento a su supervivencia este ex teniente republicano en su país, tras salir de uno de los campos de exterminio más siniestros del entramado nazi, Mauthausen, donde fueron deportados desde campos de Francia muchos republicanos españoles.



Aunque nunca proteste por ello -"la vida me ha zarandeado pero no me puedo quejar"- Estañ vive de una escasa pensión como militar retirado que le da "para vivir lo justo", pero en cambio sí recibió una indemnización del gobierno alemán y vivió tres años "compensado, quizá en exceso" en Francia tras ser liberado en mayo de 1945 y no ser reclamado por un régimen que no le consideraba español. Dice que su mayor error fue volver a España en 1948 "pero no soportaba las cartas de mi madre pidiéndomelo", explica.



Cinco años pasó Luis Estañ en poder de los alemanes, un tiempo que, afortunadamente, ya ve lejano, "como que casi no me afecta porque ha pasado mucho tiempo, pero pasé muchos años sin poder dormir y mirando para todos lados porque allí la vida era la subsistencia y la muerte podía venir por cualquier sitio". Sin querer dar apenas detalles de ese lustro "por no ser desagradable", Estañ reflexiona sobre su suerte al sobrevivir y asegura que "aún no he podido aclarar si fueron más afortunados los que murieron -la mayoría de españoles murió al principio- o los que sobrevivimos. Lo que yo viví en Mauthausen es inexplicable, y hay cosas que no contaré nunca. La vida era tan feroz que sólo pensabas en sobrevivir". Pese a todo, no guarda rencor: "No busco el odio, siempre intento encontrar atenuantes. La vida es una función de teatro y tenemos cada uno un papel que cumplir, aunque no sea el que nosotros queremos. Los guardias tenían su papel y a mí me toco vivir el mío".



Se relaciona con alemanes de la provincia "pero no hablamos de eso", y cree que el ser humano no aprende de los errores de la historia "porque siempre quiere ser superior al otro", en referencia a los ataques israelíes sobre Palestina, pero añade que "si se juzga a los judíos por ser judíos y a los musulmanes por ser musulmanes no llegaremos a ninguna parte".

Relación (probablemente incompleta) de prisiones y establecimientos penitenciarios existentes en España en 1939



En 1939 había en las prisiones nacionales 45.999 hombres y mujeres. Esta cifra se duplicó al año siguiente. La consignación diaria para alimentación por persona y día era de 1,15pts.

En 1939 se habilitaron como prisiones centrales un edificio en Orduña y otro en Castuera. En 1940, las prisiones habilitadas de Portacoeli y Monasterio del Puig (Valencia) pasaron a funcionar como centrales. La prisión habilitada de Amorebieta pasó a tener el carácter de prisión central, lo mismo que la prisión habilitada de Santa Isabel, en Santiago de Compostela. También la prisión de partido de Gijón y la de Yeserías, pasaron a funcionar como prisiones centrales.

En 1941 se elevó a la categoría de prisión central la de Ventas (Madrid), dependiendo de ella la de Claudio Coello y la de la Carrera de San Isidro (¿Madres lactantes?).

La prisión de partido de Almadén (Ciudad Real) pasó a ser considerada prisión central; se declaró prisión autónoma a la habilitada en Santa Rita y como prisión central la de partido de Talavera de la Reina.
En 1943 fueron suprimidas las prisiones centrales de Astorga, Celanova, San Simón, Figueirido, Monasterio de Uclés, la de mujeres de Palma de Mallorca, Tabacalera de Santander, Totana, Valdenoceda, la de mujeres de Calzada de Oropesa, reformatorio de Mujeres de Alcalá; así como las de partido que funcionaban con el carácter de habilitadas de San Vicente (Albacete), Elche, Novelda, Alcoy y Orihuela (Alicante); Sto. Domingo de Mérida (Badajoz); Tabacalera de Bilbao, la de mujeres de Ciudad Real; Betanzos (La Coruña), La Campana (Granada), Santa Clara (Jaén), la de mujeres de Astorga; Seminario Viejo, en Lérida; Torrijos, en Madrid; Caravaca y Castillo de Caravaca (Murcia), Abadía de Levanza (Palencia), La Puncha (Tarragona), Habilitada nº 3 de Toledo y San Juan de Mozarrífar en Zaragoza.

Albacete: Prisión provincial. Prisión Central de Chinchilla.

Alicante: Prisión de Elda. Reformatorio de Adultos. Monóvar. Orihuela.

Almería: Prisión provincial. Prisión de Canjayar.

Avila: Prisión provincial. Dos prisiones habilitadas.

Badajoz: Mérida. Fregenal de la Sierra.

Barcelona: Prisión Provincial. Prisión de Misiones. Prisión celular. Prisión de Pueblo Nuevo. Prisión de San Elías. Prisión de Manresa. Prisión de Mataró. Prisión de Tarrasa. Prisión de Sabadell.

Baza (Granada): Prisión de mujeres, Prisión nº 1 y Prisión militar nº 2 (luego, prisión de partido). Información facilitada por Pablo Herrero.

Bilbao (Vizcaya): Prisión de El Carmelo (también funcionaba como hospital). Prisión de Escolapios. Prisión de Larrínaga. Prisión de Mujeres. Prisión de Tabacalera. Prisión central de Orduña. Prisión hospital de Amorebieta. Campo penitenciario de Deusto. Prisión de Mujeres de Durango.

Burgos: Prisión provincial. Prisión Central. Prisión de Valdenoceda.

Cáceres: Prisión provincial (vieja y nueva). Prisión de Trujillo. Prisión de Plasencia.

Cádiz: Prisión provincial. Prisión de Jerez de la Frontera. Prisión Central del Puerto de Santa María.

Castellón: Prisión provincial. Prisión de Benicarló.

Ciudad Real: Prisión provincial. Prisión de Manzanares. Prisión de Valdepeñas.

Córdoba: Prisión provincial.

Coruña: Prisión provincial. Prisión de Santiago.

Cuenca: Prisión provincial. Prisión del Seminario. Prisión de San Clemente. Prisión de Huete. Prisión de Tarancón. Prisión de Belmonte.

Gerona: Prisión provincial. Prisión de mujeres.

Granada: Prisión provincial. Prisión provisional de La Campana (inform. Pablo Herrero). Prisión de Baza.

Guadalajara: Prisión de Pastrana. Prisión de Sigüenza. Prisión de Molina de Aragón.

Huelva: Prisión provincial.

Huesca: Prisión provincial. Prisión de Barbastro.

Jaén: Prisión provincial. Prisión habilitada de San Andrés. Prisión de Santa Clara. Prisión de La Carolina. Prisión de Linares. Prisión de Úbeda. Prisión de Andujar. Prisión de Martos.

Las Palmas: Prisión provincial.

León: Prisión provincial. Prisión Central de Astorga.

Lérida: Prisión provincial. Prisión Habilitada en el seminario viejo. Prisión de Seo de Urgel.

Logroño: Prisión provincial.

Lugo: Prisión provincial.

Madrid: Prisión provincial de Porlier. Prisión de Atocha. Prisión de Barco. Prisión de Cisne. Prisión de Comendadoras. Prisión Duque de Sexto. Prisión Conde de Toreno. Prisión de San Antón. Prisión de San Lorenzo. Prisión de Santa Engracia. Prisión de Santa Rita. Prisión de Torrijos. Prisión de Yeserías. Prisión de Ventas (mujeres). Talleres Penitenciarios de Alcalá.

Málaga: Prisión provincial.

Murcia: Prisión provincial. Prisión de Cartagena. Prisión de Cieza. Prisión de Mula. Prisión de Totana. Prisión de Lorca.

Orense: Prisión provincial. Prisión central de Celanova.

Oviedo: Prisión provincial. Prisión de Gijón.

Palencia: Prisión provincial. Prisión habilitada de Palencia. Prisión de S. Isidoro de Dueñas.

Palma de Mallorca: Prisión provincial. Prisión habilitada de Estaciones. Prisión de Manacor.

Pamplona: Prisión provincial. Prisión central de San Cristóbal.

Pontevedra: Prisión provincial. Prisión de Vigo. Prisión central de Figueirido. Prisión Isla de San Simón.

Salamanca: Prisión provincial. Prisión de Sancti Spiritus (Ciudad Rodrigo).

San Sebastián: Prisión provincial. Prisión de Azpeitia. Prisión de Saturrarán (mujeres).

Santander: Prisión provincial. Prisión de Salesianos. Prisión de Oblatas (mujeres). Prisión central del Dueso (Santoña). Prisión central de La Tabacalera. Prisión nº 3 de Torrelavega (mujeres)

Santa Cruz de Tenerife: Prisión provincial.

Segovia: Prisión provincial. Hospital Asilo Penitenciario de Segovia. Prisión central de Cuéllar.

Sevilla: Prisión provincial.

Soria: Prisión provincial.

Tarragona: Prisión provincial. Prisión habilitada de Tarragona. Prisión habilitada de Oblatas. Prisión de Reus. Prisión Pilatos. Prisión La Puncha.

Teruel: Prisión provincial.

Toledo: Prisión provincial. Prisión de Orgaz. Prisión central de Ocaña. Prisión de Talavera de la Reina.

Valencia: Prisión provincial. Prisión central de San Miguel de los Reyes. Prisión Celular. Prisión de Mujeres. Prisión de Santa Clara. Prisión Porta Coeli. Prisión Monasterio del Puig.

Valladolid: Prisión provincial.

Vitoria: Prisión provincial. Prisión Paz. Prisión Carmen. Prisión Seminario.

Zamora: Prisión provincial.

Zaragoza: Prisión provincial. Prisión (?) de San Juan de Mozarrifar.