23 de enero de 2009

El ínclito Jaime del Burgo, padre de Ignacio del Burgo Tajadura


Jaime del Burgo
Jaime del Burgo Torres (Pamplona, 11 de noviembre de 1912 - id., 23 de octubre del 2005) fue un político e historiador español. Miembro prominente del tradicionalismo navarro, formó parte del Requeté y destacó durante la dictadura franquista. Fue padre del político Jaime Ignacio del Burgo.
En 1930 fue secretario de la Juventud Jaimista de Pamplona. Tras instaurarse la Segunda República, desde los primeros momentos estuvo ligado a acciones ilegales y de carácter militarista. Fue fundador y presidente (1930-1936) de la Agrupación Escolar Tradicionalista (AET). Obtuvo el grado de teniente de requetés en la academia clandestina del Círculo Carlista de Pamplona. También recibió entrenamiento en la Italia de Benito Mussolini. Fundador y director de las publicaciones La Esperanza (1931) y A.E.T. (1934). Colaborador de El Pensamiento Navarro Escribió artículos de prensa contra la República mientras compraba armas y dirigía entrenamientos paramilitares. Participó en enfrentamientos callejeros en las calles de Pamplona contra los republicanos. Fue detenido en una ocasión portando una porra de alambre y una navaja cabritera. En sus artículos en la prensa carlista exhortaba al empleo de violencia contra los socialistas. Entonces, como todas las ideologías de la época en Navarra, tampoco cuestionaba la identidad vasca de Navarra, que no encontraba contradictoria con su entusiasta españolismo, como consta en sus escritos.
En abril de 1934 escribía:
Seamos hombres y sepamos vengar al caído; aunque sea haciendo poner para todo un año a los socialistas crespones de luto en sus centros. Porque contra esos cualquier procedimiento que se utilice es bueno: la bomba, el puñal y el incendio
Jaime del Burgo. Abril de 1934 en la Agrupación Escolar Tradicionalista. Recogida en Navarra 1936. De la Esperanza al Terror
Cuando se inició la Guerra Civil fue voluntario, capitán en el Tercio del Rey, siendo uno de los integrantes de la columna García Escámez que partió en la noche del 19 de julio hacia el sur en dirección a Madrid. Al mando del Tercio de Begoña de requetés, participó en la toma de la villa de Guernica y, al correrse el rumor de que varios falangistas se disponían a cortar el árbol de Guernica con hachas, por considerarlo un símbolo del nacionalismo vasco mandó formar un escuadrón de requetés armados con el que rodeó el árbol e impidió que fuera dañado. Posteriormente fue herido en el cerco de Bilbao. No se reconocen especiales acciones durante el resto de la guerra.
el Burgo fue miembro del capítulo supremo de la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz en diciembre de 1939.
Posteriormente en la época del franquismo desempeño diversos cargos:
Consejero Permanente de la Institución Príncipe de Viana
Fundador y director de la Biblioteca General de Navarra (1939-1982)
Teniente-alcalde del Ayuntamiento de Pamplona de octubre de 1942 a diciembre de 1944.
Delegado provincial de Comunicaciones y Transportes (Marzo de 1943).
Vicesecretaría de Educación Popular de Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S (FET y de las JONS) (agosto 1943) y Consejero Nacional del Movimiento
Vicepresidentedel Real Consejo del Reino de Navarra de la Comunión Católico-Monárquica (carlosoctavista). (agosto 1945)
Delegado Provincial del Ministerio de Información y Turismo (1950-1964)
Director de la Red de Bibliotecas de Navarra (1939-1982)
Director de Turismo, Bibliotecas y Cultura Popular de la Diputación Foral de Navarra (1964-1982)
Director de la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona.
Procurador en las Cortes Españolas.
Académico de la Real Academia de la Historia
Obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1967 y recibió la encomienda con Placa de la Orden de Alfonso X el Sabio en 1997.
En su labor como historiador publicó una relación de víctimas de la Guerra Civil en Navarra, que cifró en 232 ejecuciones judiciales y 446 sumarias, cuatro veces menos que las cifras oficiales, no incluyendo ni los que fueron registrados en los juzgados. Sin embargo una vez que José María Jimeno Jurío ya había presentado un estudio más riguroso, Jaime del Burgo en su última obra, Historia de Navarra, mantuvo sus cifras.

'Cántabros en Mauthausen': Vicente Vega: «El humor les ayudó a sobrevivir





El Gobierno regional financia la publicación de mil ejemplares del DVD 'Cántabros en Mauthausen'


Un centenar de cántabros estuvo prisionero durante la II Guerra Mundial en el campo de Mauthausen, dirigido por las SS, policía secreta nazi. En la actualidad sólo viven dos de ellos, Lázaro Nates y Ramiro Santisteban, protagonistas del documental 'Cántabros en Mauthausen. El viento bajo la niebla', dirigido por Vicente Vega y estrenado en junio de 2007 en Santander. Ahora, el Gobierno regional financiará la publicación de mil copias en DVD para centros culturales y de enseñanza.



-Como director del filme usted se reunió con Nates y Santisteban. ¿Cuáles son sus recuerdos más marcados de la estancia en Mauthausen?

-Ellos son muy lúcidos y tienen recuerdos muy nítidos de aquella época. Esto me sorprendió mucho. Ambos pasaron, en su momento, por la primera fase del trauma, que consiste en soñar y revivir lo que vivieron en el campo de concentración. Los dos lo superaron.



-¿Con cuántos años llegaron allí?

-Entraron con 16 años y salieron con 21.



-¿Le revelaron cómo consiguieron aguantar hasta su liberación por soldados norteamericanos?

-A través del humor. Los españoles somos capaces de reirnos incluso en las situaciones más complicadas. Allí dentro, junto al resto de compatriotas, formaron una organización que daba alegría y energía a todos sus compañeros. Su sentido de la solidaridad fue enorme.



-Incluso les dio tiempo a recoger pruebas contra los nazis que fueron posteriormente utilizadas en el juicio de Nuremberg...

-Sí. Un oficial de la SS se encargaba de fotografiar a todos los que llegaban al campo y de captar muchas escenas de la vida diaria en Mauthausen, de los trabajos forzados, de los asesinatos... Dos presos españoles se encargaban de hacer las copias, y siempre se guardaban una como prueba de lo que allí estaba pasando. Incluso guardaron una de la visita de Himmler, jefe de las SS, que luego sirvió de prueba contra él en el juicio.


-Ahora estos campos son centros turísticos, ¿le parece moralmente aceptable?

-La primera vez que fui a Mathausen iba con muchos prejuicios. Allí me encontré con un grupo de 200 alumnos alemanes y austriacos. Fue muy impactante el silencio y el respeto con el que hicieron la visita. Alemania ha sabido reelaborar su historia, no como España.


-¿Está a favor de la Ley de Memoria Histórica?

-Se quiso hacer algo con eso, pero al final se quedó en nada. No se tuvo en cuenta, por ejemplo, a colectivos como los maquis, que siguen estando considerados como bandoleros. Nos falta mucho trabajo de reconstrucción todavía.

-Los judíos fueron los que más sufrieron a la Alemania nazi. ¿Qué opina de lo que está sucediendo ahora en la franja de Gaza?

-Israel está cometiendo los mismos errores que Hitler. Es chocante y vergonzoso. En la Segunda Guerra Mundial hubo un genocidio contra los judíos, y ahora son ellos los que están cometiendo un holocausto.

Más información