14 de febrero de 2009

A Coruña retira los títulos a ministros de Franco salvo a Fraga



video de Fraga en Palomares

A Coruña retira los títulos a ministros de Franco salvo a Fraga
Asesores del alcalde proponen crear un museo con símbolos franquistas


Enfrascados en la elaboración de un informe sobre cómo aplicar la Ley de la Memoria Histórica en A Coruña, los seis asesores designados por el alcalde, el socialista Javier Losada, ya se han puesto de acuerdo -por unanimidad y sin apenas discusión- en retirar las distinciones y honores concedidos por el Ayuntamiento a Franco y a 14 altos cargos de la dictadura.

Pero en la relación del informe de los historiadores Luis Lamela y José Manuel Alfeirán, no figura Manuel Fraga, que como ministro de Información y Turismo entre 1962 y 1969, fue nombrado por el Ayuntamiento, en diciembre de 1968, hijo adoptivo de la ciudad.



Un título que, sin embargo, sí será revocado, si prospera este informe inicial de los expertos convocados por Losada, a otros seis ministros del franquismo. Y entre ellos, al menos tres, se sentaron junto a Fraga en el Consejo de Ministros presidido por Franco, durante la década de los 60, como José Solís Ruiz (responsable del Movimiento), Camilo Alonso Vega (Gobernación) o José Ibañez Martín (Educación).



Algunos de esos seis asesores, como Lamela, autor del informe ahora sobre la mesa de debate, o Juan José Sánchez Arévalo,vicepresidente del Ateneo Republicano, ya adelantaron su oposición absoluta a aplicar la Ley de la Memoria Histórica al ex presidente de la Xunta. Argumentan que Fraga no participó en la Guerra Civil o la sublevación militar de 1936, y que como ministro del franquismo sólo fue un "tecnócrata o servidor ministerial".



Renombrar 22 calles

Una interpretación que choca con las razones invocadas por Lamela en su informe para despojar de sus honores a otros altos cargos de la dictadura. "No podemos olvidar cuándo y dónde nacieron como personajes públicos: de la sublevación, su colaboración íntima, de la Guerra Civil y de la represión, la Falange y el Movimiento", afirma el historiador. Y añade: "El reconocimiento



[por el Ayuntamiento coruñés] viene de la exaltación que en su día realizaron de su adhesión inquebrantable a la causa franquista".



Pero Manuel Monge, otro de los seis expertos convocados por el alcalde, sí planteará retirar a Fraga el título concedido por su cargo de ministro de Franco. Decidan lo que decidan esos asesores, la última palabra la tendrán los tres grupos municipales en el pleno.



Los asesores recomiendan rebautizar 22 calles. Y sugieren que toda la simbología "retirada de la calle por exigencia de la Ley de Memoria Histórica" sea conservada en un museo de la ciudad.

Miles de personas se manifestaron en Berlín bajo el lema "nada y nadie se olvida" en homenaje a Rosa Luxemburgo














El pasado mes de enero decenas de miles de personas, concentradas desde muy temprano en las inmediaciones de la Puerta de Frankfurt, se manifestaron en la marcha que recorrió Berlín oriental camino del «cementerio de los socialistas» en homenaje a Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht

ajo el lema «nada y nadie se olvida».Por este multitudinario acontecimiento político y social, tradicional en la Alemania Oriental, el mes de enero suele ser una de las fechas más esperanzadoras para todos aquellos alemanes que aún creen en una alternativa de izquierdas al actual sistema neoliberal.Mucha gente sigue la tradición de la Alemania Oriental de asistir a la manifestación para recordar el asesinato de luchadora social alemana, Rosa Luxemburgo, y su camarada Karl Liebknecht, tras los acontecimientos de la fracasada revolución espartaquista alemana. Primero, por la mañana, organizado por Die Linke, se celebró el acto denominado "Memoria en Silencio", en el que cientos de alemanes mostraron su respeto depositando claveles rojos sobre la tumba de la «Rosa Roja» y ante el memorial del cementerio berlinés que recuerda a los Luchadores por el Socialismo muertos en la revolución espartaquista alemana y tras la República de los Consejos de Obreros y Soldados de Alemania (1918-1919), a las víctimas de la represión en la República de Weimar y a los brigadistas internacionales muertos en nuestra Guerra Civil.Es un momento de intensa emoción que mucha gente vive de forma íntima a pesar de la multitud que le rodea. Fuera del cementerio las bandas de música alternan la Internacional con canciones revolucionarías alemanas, mientras las barracas de «bratwurst» y vino caliente conviven con los puestos de material de los diferentes grupos políticos. Mas tarde, la marcha Lenin-Liebknecht-Luxemburgo, dominada por partidos socialistas y comunistas, entre otros el DKP, recorrió las calles de Berlín bajo el lema «nada y nadie se olvida». En esta ocasión, la manifestación contó con más jóvenes que en los últimos años, esto se pudo ver por la gran cantidad de jóvenes con banderas rojas y pancartas por el socialismo, en contra de los fascistas, contra el militarismo y la guerra, y por la inmediata y una paz justa en el Oriente Medio. Fue claro también que hay muy diferentes grupos de izquierda que unen sus fuerzas. Destacaron el bloque de los antifascistas, de los inmigrantes turcos, representantes de la izquierda de otros países y algunas banderas de los grandes sindicatos, mayoritariamente socialdemócratas. Grupos palestinos y solidarios, junto con otros representantes del movimiento por la paz, pidieron el cese inmediato de la agresión israelí en la Franja de Gaza y una paz justa. El día antes, el diario izquierdista Junge Welt organizó la Conferencia Internacional «Rosa Luxemburgo», este año centrada en la ocupación y agresión israelí contra los palestinos, que ha significado el mayor evento de solidaridad con el pueblo palestino desde hace años. Los asistentes de muy diferentes nacionalidades, también hablaron de la defensa de los logros de 50 años de revolución socialista en Cuba. La conferencia culminó con un panel de discusión con el presidente del Partido de Izquierda Europea en el Parlamento Europeo, Lothar Bisky, sobre la Unión Europea. También se habló del ascenso electoral de Die Linke (La Izquierda) surgido de la unión del oriental Partido de la Democracia Socialista (PDS) y una escisión del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD). El inaudito éxito electoral de La Izquierda (Die Linke) ha obligado a replantear las posturas a muchos movimientos sociales y otras formaciones marxistas alemanas. Estos actos y manifestaciones, junto con la citada Conferencia Internacional, se celebra cada año con motivo del asesinato, el 15 enero de 1919, de la luchadora social alemana, de origen polaco, Rosa Luxemburgo, figura central del socialismo internacional revolucionario y fundadora del Partido Comunista Alemán (KPD), partido político ilegalizado por el gobierno alemán y prohibido en la actualidad en ese país. Rosa Luxemburgo fue asesinada por las tropas de asalto al servicio de la socialdemocracia. Junto a ella murió su camarada Karl Liebknecht.

¿Crisis económica?. No para los obispos




Los obispos recaudan 67,5 millones de euros más que en 2008

La Iglesia católica obtiene 241,3 millones de euros en la campaña del IRFF-2008


Rueda de prensa de Martinez Camino. ÁNGEL MARTÍNEZ

La Iglesia católica ha logrado más dinero de lo inicialmente calculado. La institución obtuvo casi medio millón más de asignaciones tributarias en la campaña del IRPF-2008, que corresponde al ejercicio fiscal de 2007, y que le han supuesto 67,5 millones de euros más (un 38,8%) respecto a los 173,8 millones de euros del ejercicio anterior. La suma hace un total de 241,3 millones de euros.

Según los datos provisionales hechos públicos por la Conferencia Episcopal Española (CEE) , el número de asignaciones a favor de la Iglesia católica se ha incrementado, en términos absolutos, en 474.832 declaraciones en las que se ha marcado la casilla correspondiente a esta confesión, un incremento de 0,93 puntos respecto a 2006 (del 33,45% en ese año, al 34,38% en 2007).

Según explicaron el secretario y portavoz de la CEE, Juan Antonio Martínez Camino, y el responsable de asuntos económicos, Fernando Jiménez Barriocanal, el número total de asignaciones se ha elevado a casi 7 millones (6.958.012).

Pero, teniendo en cuenta que un buen número de declaraciones son conjuntas, la CEE estima que el número de contribuyentes que han asignado el 0,7% de sus impuestos en el IRPF a la Iglesia católica en la pasada primavera superó los 8.500.000.

"Lo que significaba hasta esa fecha para las instituciones de la Iglesia, concretó, un ahorro aproximado de 30 millones de euros, cifra que ahora debe ser compensada", y agregó que hay que valorar también que, con el nuevo sistema, el Estado no garantiza ya ningún mínimo para el sostenimiento básico de la Iglesia.

El obispo portavoz, Martínez Camino, dijo que la CEE considera que los resultados de este ejercicio con el nuevo sistema "apuntan a que éste permitirá mantener el sostenimiento de las actividades básicas de la Iglesia en niveles de eficiencia y austeridad semejantes a los que han venido siendo habituales hasta ahora".


Tras agradecer la asignación de los contribuyentes en su declarción del IRPF, Camino agregó que sopesados todos los factores en juego, no se dispondrá, por este capítulo, de muchos más recursos, "pero parece que se puede esperar que tampoco sean muchos menos".

Las otras formas de colaboración al sostenimiento de la Iglesia, como son las colectas, las suscripciones, etc., añadió el portavoz, "continuarán siendo absolutamente indispensables".

Recalcó que en el nuevo sistema es y seguirá siendo fundamental "la decisión personal de los contribuyentes de marcar la casilla correspondiente en su declaración de la renta", y recordó que "pueden hacerlo o bien sólo para la Iglesia Católica o bien conjuntmente para la Iglesia Católica y para los llamados 'otros fines sociales'"·

Y no sólo, precisó, por su posible rendimiento económico, sino fundamentalmente porque ha permitido "hacer conocer mejor a muchos, incluso a los católicos, lo que la Iglesia hace por tantos".

La CEE espera, dijo, que gracias a próximas campañas, y a la mejor información al respecto, "sean todavía muchos los católicos y los contribuyentes que aprecian la labor de la Iglesia los que sepan que marcar la casilla no cuesta nada y que, sin embargo, rinde mucho".