20 de febrero de 2009

Crisis Económica: Los franceses se hunden en la peor recesión de los últimos 34 años




Los franceses se despertaron ayer con la confirmación de su peor pesadilla: su país ha entrado en la peor recesión desde 1975. En el cuarto trimestre de 2008, la economía francesa comenzó a sufrir los embates que habían hecho sucumbir las estadísticas de sus vecinos y a las que Francia estaba escapando porque su modelo es mas fuertemente controlado que los demás.

El PBI reculó 1,2 % en relación al mismo período del año anterior, según las estadísticas del INSEE. Una cifra que sólo admite una comparación: la del cuarto trimestre de 1974 para equilibrar tal brutalidad.



La recesión dejó de ser un fantasma amenazante para volverse una dramática realidad en Francia. La ministra de Economía, Christine Lagarde, informó que su previsión de crecimiento económico para 2009 será inferir a -1 % mientras la Comisión Europea en Bruselas prevé un repliegue del PBI de 1,8% para Francia este año. Una sola buena noticia: el consumo aumentó 0,5% en el cuarto trimestre.



Pero sobran las muestras de crisis: en una sola cuadra en el barrio parisino de la Bastilla, cuatro de los ocho negocios abiertos están ofreciendo liquidación total por cierre definitivo. Los restaurantes están semi vacíos y las empresas chicas y medianas comienzan a liquidar stocks con dramáticos planes de cerrar en el interior del país.



Las grandes empresas darán licencias para enfrentar la crisis, cuando las estadísticas remarcan una caída esperada del 32 por ciento para el año en curso en la industria automotriz. Renault prevé 3.000 despidos, KLM Air France considera una supresión de 1.000 a 1.200 puestos de trabajo y Caterpillar anunció más de 700 despidos en 2009.

La ministra de Economía francesa presentará a mediados de marzo "un escenario completo de las nuevas previsiones macroeconómicas para Francia" pero los industriales están dando amplias señales negativas sobre la profundidad de la crisis. La poderosa industria automotriz francesa prevé una baja de las inversiones del 12 por ciento este año.



El plan de ajuste de Renault considera al menos 9.000 despidos en 2009 y de ellos, 3.000 no serán reemplazados para poder comprimir su presionada masa salarial.

Si bien la compañía que preside el brasileño libanés Carlos Ghosn se benefició con su participación en Nissan y consiguió no caer en el rojo, todos los indicadores económicos de la empresa se degradaron a partir de mediados del 2008. Renault reajusta sus gastos pero proyecta lanzar 8 nuevos vehículos este año aunque espera una baja de ventas del al menos 14% con respecto a 2008.



El plan del gobierno francés para las automotrices está generando al presidente Nicolas Sarkozy feroces acusaciones de proteccionismo de parte de la Comisión Europea en Bruselas.

"El plan francés en favor del automóvil no es un plan proteccionista y esta acusación no resistirá un análisis de los hechos" dijo el premier Francois Fillon. Y siguió: "Francia no impone ninguna condición a sus constructores sobre sus inversiones en la Unión. Pero les pide no cerrar sus lugares de ensamble sobre el territorio francés porque los ciudadanos no comprenden porqué el Estado presta 6.000 millones de dólares a un constructor que anuncia esos cierres".



El argumento de Fillon no convenció a José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, que llamó a respetar la competencia leal dentro de la UE y que el plan francés no tenga "efectos colaterales negativos sobre otros estados miembros", a donde las empresas de Francia quieren transferir sus plantas en busca de una baja de costos sociales y de producción.



Los comisarios europeos consideran que Francia está usando "una retórica proteccionista" frente a los que los franceses llaman "proteccionismo inteligente" ante la crisis global. Francia ha acusado de inmovilismo a la UE y el gobierno aseguró que hubiese preferido un plan europeo de rescate a las automotrices. Pero como no llegó, debió implementar el propio.

El último día de Negrín


Juan Negrin, en su exilio de Dormers

Un testimonio de excepción sobre el último día de Negrín en España es el de Francisco Vega Díaz, a la sazón jefe de Sanidad del Ejército de Andalucía, antiguo alumno de Negrín y amigo personal de Rafael Méndez y de José Puche, el cual fue convocado a Elda el 5 de marzo. Según ha relatado éste, cuando llegó a la Posición Yuste,

"En la entrada había un nombre, Villa Poblet, y una guardia con ametralladoras montadas entre los arbustos (...) No más de dos o tres minutos tardaron en salir Juan Negrín y José Puche Álvarez (...) Negrín dijo a Puche que pasáramos a la parte posterior de la casa, una huerta, y allí habláramos. [Puche] me dijo los motivos del llamamiento. Obtener la información leal y no politizada que yo pudiera dar sobre la situación del Ejército de Andalucía: moral de la población civil, adscripción política de los jefes militares (cuyos nombres Puche traía anotados en un pequeño papel), estados sanitarios y civil, parque automovilístico, papel que realizaban los comisarios políticos, provisiones alimentarias, puertos de mar aprovechables, aeropuertos, etc.

"Puche me confesó que Negrín deseaba conocer a través e un hombre de la calle sin prejuicios la posible capacidad de resistencia en aquel sector. Una pregunta fue especialmente delicada: si según mi criterio estrictamente personal, el mando militar que se designase estaría en condiciones de hacerse obedecer (...). Le di la impresión de que en la Andalucía republicana la gente estaba ya harta de la guerra (...).

"(...) Negrín se reintegró a la casa y quedamos solos Puche y yo (...) Me confesó que Negrín estaba deshojando la margarita respecto a si el régimen republicano podría resistir dos o tres meses más, que es lo que se suponía que podía tardar en estallar la guerra en Europa. Según Puche, a Negrín le espantaba la idea de ver a España transformada en un infierno en una conflagración que acabaría por ser mundial, y pensaba en sus adentros que la continuación de nuestra guerra carecía ya de todo sentido. Y se estaba enfrentando a una desilusión total: le faltaban todos, unos por abandono y otros traicionándolo a las claras. Pero necesitaba estar a la altura de las circunstancias y de su honor como gobernante, y no quería pecar de escurridizo fugado.

"Puche tenía la seguridad de que Negrín comprendía que en aquellos momentos estaba pisando por última vez suelo español. Me informó así mismo de lo que estaba pasando en Cartagena aquel preciso día, y de que le constaba que por la tarde o la noche se habían de sublevar Casado y otros bajo la bandería segura de Besteiro (...) Al decir de Puche, tras la dimisión de Azaña ya no había República que defender, y Negrín solamente deseaba buscar su final "relativamente condicionado", es decir, que no fuera una deshonrosa derrota sin condiciones (...).

"Pasé al interior de la casa, que era un verdadero caos. Unas veinte personas aparecían repartidas entre el hall, el comedor y un cuarto contiguo, desde el que se oía gritar a Vayo por teléfono que le conectasen con la base de tanques de Archena. Negrín, enfadadísimo, quería hablar con Casado (...). Casado le estaba toreando, según dijo a todos en un inciso. El recinto parecía una casa de locos (...). De vez en cuando, Negrín pedía silencio con gestos de fracaso espiritual y colgaba el teléfono con brusquedad (...). Me sorprendió ver que Negrín, dentro de aquel maremágnum, no perdía el control.

"(...) Al atardecer, con gesto de triteza y asco que antes no tuviera, y tras chistar para que todos callaran, Negrín dijo, con voz algo afónica y entrecortada: "Todos estamos preparados, ¿no? Pues ni una duda más. Vámonos". (...) Poco a poco, cariacontecidos, todos fueron saliendo y subiendo a los coches que en fila aguardaban (...) Negrín, cogiendo mi mano izquierda, me dijo: "Véngase usted con nosotros, tiene sitio". (...) Los dos me dieron un fugaz abrazo y se metieron en el coche (...). En aquellos últimos momentos, Juan Negrín aparecía pálido, ojeroso, con los párpados medio hinchados, bañado en sudor y sin afeitar (...) parecía un enfermo desilusionado."

Presentado el V Congreso sobre el Republicanismo
















Ayer fue presentado en Priego el V Congreso sobre el republicanismo que este año esta dedicado a “El republicanismo ante la crisis de la democracia".

En el acto también se presento un facsímil sobre los cuatro artículos de Niceto Alcalá-Zamora publicados en mayo de 1931 en el diario “El Sol”. Estos artículos que se publicaron en varios países titulados “ sobre la sorpresa y la preparación de la República española” , “de la prisión al poder”, “ los primeros pasos del régimen republicano” y “ El horizonte inmediato de la República española”.

En cuanto al V Congreso este se celebrará durante los días 16,17 y 18 de Abril y habrá 8 ponencias y conferencias y se presentaran las actas de IV Congreso, además de varias actividades paralelas.

Se pretende en este congreso introducir una perspectiva comparada mediante el tratamiento de un tema de trascendencia en la historia política europea como el de la crisis de la democracia durante le periodo que abarca desde los años previos al estallido del conflicto bélico de 1914 hasta el comienzo de la segunda guerra mundial y en donde se analizará de qué modo se comportó el republicanismo ante las nuevas situaciones políticas.

El vocal de gestión del Patronato Francisco Durán resalto las efemérides que se celebran en este año como son el 60 aniversario de la muerte de Alcalá-Zamora y el X aniversario de la restitución de la honorabilidad de Alcalá Zamora por parte del Gobierno Español

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas