1 de marzo de 2009

Madrid. Regalando la ciudad…a los curas, como siempre







Gallardón le regala a la Iglesia 15.000 metros cuadrados de parque para edificar su Ciudad de la Iglesia, con un edificio de fachada de hasta 140 metros, que significará la destrucción de 15.000 metros cuadrados de zonas verdes

Los hechos: Gallardón le regala a la Iglesia 15.000 metros cuadrados de parque para edificar su Ciudad de la Iglesia, con un edificio de fachada de hasta 140 metros, que significará la destrucción de 15.000 metros cuadrados de zonas verdes, “donde crecen hoy al menos quinientos chopos, abetos y otros árboles sobre frondosas praderas que tapizan el talud”. A cambio de un polideportivo y una escuela. Barato le sale a la Iglesia. Si nadie lo remedia el plan de Gallardón se aprobará definitivamente en el pleno del día 27 de febrero, que coincide con este próximo viernes.

Mi reacción: como ciudadano y vecino es de indignación, primero porque siento que vivo en el estado laico más católico apostólico y romano del mundo. Pero además me pregunto si le regalarían esa cantidad de suelo a una asociación de ateos o a una asociación de defensores de la naturaleza y el paisajismo urbano. Seguro que no. Eso sí se lo regalan a una organización que por mucho que se empeñe en mantener lo contrario, no representa a toda la sociedad, que niega y hace campaña en contra de los derechos de muchos ciudadanos, irrogándose una autoridad moral de la que carecen. Una institución a la que no pertenezco, pero de cuyos archivos se niegan a borrarme porque hago bulto y eso al final tiene sus beneficios, y las autoridades, con apoyo judicial en vez de meterles 600.000 euros de multa como hacen con otras entidades que conculcan la sacrosanta LOPD, se lo permiten, vamos que por haber sido bautizado, sin haberlo pedido por supuesto, el estado laico al que pertenezco, me obliga a pertenecer a la iglesia católica y punto.

Pero lo mejor de todo es que con ese beneficio para la Iglesia se está perjudicando a la totalidad de los ciudadanos, que perdemos PARA SIEMPRE, una zona verde, un paisaje calificado de histórico, un bien patrimonial y cultural común. Vamos que estamos exactamente ante el el tipo de actuación que se espera de un alcalde.

Otras reacciones:

-Las de los políticos, parece que sólo IU abre el pico: “el equipo de Gobierno municipal cede aquí suelo público urbano a una institución privada como la Iglesia católica, que quiere levantar sobre un espacio de todos su Vaticano particular”

- Los vecinos, cuyas pancartas han desaparecido de ventanas y balcones y cuya web no tiene entradas desde diciembre de 2007, destacan que “la ejecución de este plan implicará la pérdida de la traza de la Cerca histórica de Felipe IV, tapial presente en toda la planimetría de Madrid desde el siglo XVII, así como la de los jardines tardorrománticos, herederos de los renacentistas que circundaban el palacio de los príncipes de Mélito desde 1570, legados a los Duques de Osuna y referencia de los jardines de El Capricho, en la Alameda de Osuna.

Los expertos:

- Los arquitectos como autoridades en la materia que son dicen “esta cornisa es el rasgo de identidad paisajística más singular de la ciudad” “… promontorio geológico que da su personalidad a la ciudad; se trata de un paisaje de una enorme fragilidad visual”. “Todo este paisaje, si se construye sobre él, va a quedar destruido” (Angela Souto paisajista y profesora de la ETSAM). Vicente Patón resalta lo que define como “el macizamiento al que va a quedar sometida esta zona simpar de Madrid”.

La conclusión: Al alcalde se la trae al pairo todo lo que puedan pensar los ciudadanos, los no católicos, los expertos y cualquier otro y como siempre gana la Iglesia y perdemos todos los madrileños.

Si llegara a nuestro conocimiento algún tipo de acción o protesta, nos haremos eco inmediato de ella.

La basura sitia el Paredón de España. El muro ante el que se fusiló a 2.237 republicanos en Paterna se convierte en un vertedero






No sólo el olvido amenaza con sepultar la memoria de los más de dos mil republicanos fusilados en Paterna por la dictadura. Al inexorable paso del tiempo se suman ahora cientos de kilos de escombros que sitian el llamado Paredón de España, el muro ante el que entre el tres de abril de 1939 y el 21 de noviembre de 1950 el pelotón de fusilamiento franquista ejecutó a 2.237 personas.




El coordinador del Grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica, Matías Alonso, denuncia que la "desidia del Ayuntamiento de Paterna ha permitido que la pinada del antiguo suelo militar del Llano del Cura se convierta en un vertedero incontrolado de escombros y residuos orgánicos".


Alonso califica de "indigno para la memoria de las víctimas" que las basuras rodeen el muro cuando "están apunto de cumplirse los 70 años del inicio de los fusilamientos".


El portavoz de este colectivo de la Fundació Societat i Progrés del PSPV, teme no sólo que los escombros soterren el muro sino que si su retirada se realiza por medios mecánicos "destruyan para siempre este lugar histórico".


El Grupo por la Memoria reclama que el consistorio proteja y adecente el muro y saque adelante el proyecto aprobado en la pasada legislatura "para la construcción de un parque donde el muro de los fusilamientos, el Paredón de España, fuese el motivo central de un gran Memorial donde estuviesen todos y cada uno de los nombres de quienes allí fueron ejecutados".


Investigación policial


Fuentes del Ayuntamiento de Paterna, presidido por el popular Lorenzo Agustí, explicaron ayer que "los próximos días se limpiará" pinada del Llano del Cura y que la policía local "esta investigando que empresa de reformas está arrojando los escombros allí".


Respecto a la protección del muro, las mismas fuentes añadieron que este suelo rústico de titularidad municipal forma parte de un Plan de Actuación Integrada (PAI) de 238.000 m2 para la construcción de 2.300 viviendas, el 30% de protección oficial, impulsado por la empresa pública municipal del suelo "que prevé la protección del paredón alrededor del cual se levantará un parque público".


El PAI fue aprobado por el pleno en noviembre y ahora esta en periodo de exposición pública, explican las fuentes del consistorio del municipio de L' Horta.