4 de marzo de 2009

El eurodiputado de IU Willy Meyer declara que "la Iglesia Católica no puede vulnerar el principio de igualdad ante la ley"



El eurodiputado de Izquierda Unida interpela de nuevo a la Comisión Europea sobre el impuesto municipal ICIO que favorece a la Iglesia Católica en España.

El eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer ha interpelado de nuevo a la Comisión Europea en relación al impuesto municipal sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) que grava la realización de obras. La Iglesia católica en España en virtud de los acuerdos con la Santa Sede de 1979 y la Orden Ministerial de 5 de junio de 2001 se encuentra exenta de este impuesto contraviniendo el Derecho Comunitario y vulnerando el principio de igualdad ante la ley que debe regir en todo estado de derecho.

Con esta ya son cinco las interpelaciones remitidas a la Comisión al respecto desde junio de 2006. En la última respuesta de la Comisaria de Competencia, la Sra. Kroes del mes de abril de 2008 contestó que "se había puesto en marcha un análisis detallado de esta exención en cooperación con las autoridades españolas", que "la Comisión está examinando la respuesta de España" y que "la Comisión informará directamente a Sus Señorías de los resultados de su estudio una vez concluya el examen de los argumentos de España."

Con esta ya son cinco las interpelaciones remitidas a la Comisión al respecto desde junio de 2006. En la última respuesta de la Comisaria de Competencia, la Sra. Kroes del mes de abril de 2008 contestó que "se había puesto en marcha un análisis detallado de esta exención en cooperación con las autoridades españolas", que "la Comisión está examinando la respuesta de España" y que "la Comisión informará directamente a Sus Señorías de los resultados de su estudio una vez concluya el examen de los argumentos de España."

En las preguntas a la Comisión se señalaba que "el estado español está concediendo la exención a obras relacionadas con actividades económicas en las que la Iglesia católica actúa como empresa, es decir, a explotaciones comerciales que realizan en clara competencia con otras empresas privadas que sí están sujetas al ICIO." Así se documentó en las preguntas, dando como ejemplos la construcción de escuelas privadas, universidades privadas, hospitales privados, obras en emisoras de radio privadas, entre otros.

Efectivamente, en una de las respuestas la Sra. Kroes, retractándose de su primera impresión, reconoció poder haber malinterpretado las disposiciones fiscales españolas pertinentes que regulan el ICIO, y se comprometió a pedir a las autoridades españolas que aclarasen sobre qué tipo de actividades se está aplicando la exención.

"Han transcurrido ya 11 meses, tiempo suficiente, desde que la Comisión inició este análisis y desde que se comprometió a enviarnos las conclusiones del mismo", declaró Meyer. "Por este motivo, he instado a la Sra. Comisaria a que facilite los datos aportados por el Estado español y a que me haga llegar las conclusiones a las que ha llegado, transcurrido ya casi un año desde que se comprometió a hacerlo".

"En un momento como el actual en el que la economía familiar y los trabajadores están sintiendo las consecuencias de la crisis duramente -España es el país con el índice de paro más elevado de la UE (14,8% en enero)- el Estado no se puede permitir dejar de ingresar este impuesto en las arcas públicas, favoreciendo a una entidad privada como es la Iglesia Católica"- concluyó Meyer.

Egüés deja de ingresar unos 400.000 euros de Maristas, que está exento de tasas por obras











Diario de noticias


El concordato de la santa sede exime de impuestos al colegio
El Ayuntamiento recurre al entender que no se trata de "un lugar de culto, sino de una actividad económica"


El Ayuntamiento del Valle de Egüés ha dejado de ingresar unos 400.000 euros en concepto de tasas municipales que debía abonar el colegio de Maristas dado que el Concordato de la Santa Sede de 1979 le exime "a la Iglesia del pago de impuestos". Como señaló el alcalde del valle, Josetxo Andía (UPN), el Ayuntamiento le iba girando al centro educativo los Impuestos sobre Construcciones, Instalaciones y Obras correspondientes a la construcción del nuevo centro en Sarriguren y éste los remitió al Tribunal Administrativo de Navarra (TAN), que ha resuelto en varias ocasiones a favor de la entidad de la Iglesia.


El Tribunal Administrativo de Navarra declara "el derecho de la entidad recurrente a la exención del mencionado impuesto y a la devolución del ingreso indebidamente realizado". Andía explicó que han recurrido esta resolución ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) al entender los juristas del Consistorio que "estaban exentos de impuestos los lugares de culto, no la actividad económica". En el pleno celebrado ayer el Ayuntamiento acordó por unanimidad hacer "una consulta vinculante a la Administración Local del Gobierno de Navarra para ver si se nos tiene que resarcir de un impuesto local que no hemos cobrado", dijo Andía, quien apuntó que sería el Estado quien debería pagar esa diferencia. En este sentido, señaló que, tal y como refleja el decreto foral 325/1998, "la Administración debe contestar en tres meses diciendo el procedimiento para compensar ese impuesto y si hay derecho o no a cobrarlo". De momento, el TSJN no se ha pronunciado y el Consistorio se reserva la posibilidad de recurrir.

El Ayuntamiento del Valle de Egüés ha dejado de ingresar unos 400.000 euros en concepto de tasas municipales que debía abonar el colegio de Maristas dado que el Concordato de la Santa Sede de 1979 le exime "a la Iglesia del pago de impuestos". Como señaló el alcalde del valle, Josetxo Andía (UPN), el Ayuntamiento le iba girando al centro educativo los Impuestos sobre Construcciones, Instalaciones y Obras correspondientes a la construcción del nuevo centro en Sarriguren y éste los remitió al Tribunal Administrativo de Navarra (TAN), que ha resuelto en varias ocasiones a favor de la entidad de la Iglesia.

Fue el concejal socialista, Francisco Muñoz, el que sacó este asunto a colación en el pleno del Ayuntamiento de Egüés al presentar un ruego en el que proponía "agotar la vía jurisdiccional" porque "tenemos la obligación de defender los intereses del Valle de Egüés". El edil recordó que "existe jurisprudencia que interpreta extensivamente y contra nuestros derechos el Concordato", pero "la jurisprudencia suele cambiar con el paso del tiempo y con el asentamiento de nuevos valores sociales".

Por su parte, el concejal del PP Íñigo Elizalde abogó por esperar a "ver qué resuelve el Contencioso", si bien estimó que, "por interés económico del Ayuntamiento, no tiene sentido seguir apelando ya que la jurisprudencia es muy clara".