23 de marzo de 2009

Martxa Republicana, Izada de Bandera y Comida popular en Irun










ABRIL

Día 12:

Martxa Republicana, Izada de Bandera y Comida popular

A partir de las 12:30 horas, desde el antiguo Centro Republicano (Plaza del Ensantxe), Martxa Republicana. Se recorreran diversas calles de Irun para terminar en la plaza de San Juan donde será recibida por los sones de la Txalaparta. Tras leer un comunicado y el aurresku de honor, Joaquín Galvez izará la bandera republicana acompañado del himno de Riego.

A continuación, Comida Popular en el Restaurante Iñaki de la C/ Santiago. El precio: 20 €. Puedes apuntarte a traves de la web o en el teléfono: 669 075423. Ver menu

Animamos a todo el pueblo a poner las banderas republicanas en los balcones.

Día 18 :

Fiesta Republicana:
A partir de las 16:30, II Concurso de Graffitis del Bidasoa. Bases del concurso

Concierto Republicano a cargo de grupos de la Comarca: Planta Baja, Sangre de mono, NAUT y Mamut. En el intermedio de las actuaciones se hará saber el resultado del concurso de Graffiti y se entregarán los premios. Información sobre los grupos

También se entregará el premio a la ganadora del I Concurso Literario Republicano Para Jóvenes: Maria Arbeloa Gutierrez

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

“La economía mundial es como un submarino que, tocado, se halla en rápida caída hacia zonas abismales




revista sinpermiso



“La economía mundial es como un submarino que, tocado, se halla en rápida caída hacia zonas abisales, y las consecuencias para el Sur serán devastadoras”. Entrevista
Walden Bello · · · · ·

Walden Bello, flamante ganador del premio Nóbel alternativo .

Señor Bello, el Banco Mundial ha hecho sonar estos días enérgicamente la alarma, alertando de un desplome de la economía mundial. ¿Cómo estima usted los posibles efectos de esto en el Sur?

Serán masivos. Sufrirán sobre todo las economías nacionales que se han abierto completamente a la globalización, vinculando su crecimiento a la industrialización orientada a la exportación a mercados extranjeros. Harto menos afectados se verán los países con menor grado de apertura, por ejemplo, muchos Estados africanos.

¿Qué efectos tiene ya la crisis?

Las exportaciones agrícolas de Argentina y Brasil se hallan en caída libre. En el este de Asia las exportaciones ya se han desplomado drásticamente. En China, según el gobierno, 20 millones de trabajadores han perdido el empleo en los últimos meses. El valor del won coreano ha caído cerca de un 30%. Las transferencias de dinero de los trabajadores emigrantes del sureste asiático a sus países de origen declinan espectacularmente; además, los desempleados indonesios y filipinos tienden cada vez más a regresar a su patria.
¿Seguirá agravándose la situación?

Desde luego, no le quepa la menor duda. No estamos sino al comienzo de un desplome de alcance planetario. Yo no sé cuándo se llegará a tocar fondo, ni cuánto tiempo se mantendrá la economía mundial en esa zona abisal. La economía global es como un submarino tocado que su hunde a toda velocidad en dirección al suelo marino. Una vez dé en él, nadie sabe si podrá rescatarse a la tripulación y sacarla a flote. Tampoco sabemos si los intentos keynesianos de revitalización de la economía lograrán ponerla a flote.

¿Espera usted que la próxima reunión del G 20 [en Londres, el próximo abril] consiga controlar las turbulencias?

No. No se dan los presupuestos para un nuevo sistema de Bretton Woods. Cada quién va por su lado. La idea de reformar el FMI y de que el Banco Mundial juegue un papel más activo cuenta con pocos apoyos. Además, no se cerrarán en la OMC (Organización Mundial de Comercio) los acuerdos de la Ronda de Doha, porque muchos negociadores desconfían de la globalización. Y además, en el proceso de Basilea se ha evitado fijar el imprescindible marco regulador del comportamiento bancario. Muchas palabras bonitas sobre multilateralismo, pero pocos hechos.

¿Cómo juzga usted el programa de la administración Obama en relación con la economía mundial?

En materia de política económica, la administración Obama mira para casa y se aleja de la globalización y el libre comercio. Es verdad que habla de multilateralidad y se manifiesta contra el proteccionismo, pero eso no son hasta ahora más que fórmulas hueras. La prioridad de Obama es la estabilización de la economía de los EEUU. El resto del mundo, puede esperar. Los EEUU desempeñarán retóricamente un papel dirigente en el próximo encuentro del G 20 en Londres en lo tocante a arquitectura financiera global y robustecimiento de la regulación. Pero todo se subordinará en la práctica a sus intereses nacionales. Sólo cuando se logre frenar el desplome de la economía estadounidense se dedicará Obama a temas de economía internacional.

¿Qué pasa con Europa?

La UE, lo mismo que los EEUU, se concentra más en sus problemas interiores. Queda por ver si se decide por esquemas estabilizadores valederos para toda la zona, o bien recae en un pensamiento nacional-estatal. Yo me temo que en Europa resultarán erosionados tanto el apoyo al multilateralismo como las pretensiones políticas de alcance planetario. Me preocupa, además, qué pasará con los emigrantes del Este y del Sur, dado que la economía de la UE se encoge a ojos vista. El racismo y los prejuicios étnicos podrían empezar a prosperar.

¿Qué habría que hacer con toda urgencia para evitar un ulterior desjarretamiento de la economía mundial?

A la vista de los excesos económicos cometidos a escala planetaria, una buena cosa sería la desglobalización. La cual debería venir acompañada por una regionalización económica y unas economías nacionales robustecidas. La globalización ha arruinado a las economías nacionales. Las ha hecho vulnerables hasta conducirlas al desplome, y eso en la medida en que aniquiló sus fronteras protectoras y sometió su producción y su comercio al mercado mundial. El desafío para nosotros es cómo crear un sistema mundial en el que la participación en el tráfico global de capital y servicios robustezca, en vez de debilitar, a las economías nacionales.

¿Cómo juzga usted el estado de la izquierda y de los movimientos sociales actuales?

La izquierda tiene instrumental teórico para comprender la crisis. Particularmente importante aquí es el análisis marxista –incluidas las intuiciones visionarias de Rosa Luxemburg—, según el cual el capitalismo tiende a la sobreacumulación y la sobreproducción. El desafío es levantar un movimiento de masas a escala mundial, dando simultáneamente, a escala nacional, una respuesta anticapitalista a la crisis. Democracia en la economía, más democracia en la política: ésos deberían ser los objetivos. Tenemos que darnos prisa, porque si no disponemos de ofertas y soluciones de izquierda para la gente, tal vez se dejen convencer por la derecha. Pero no podemos querer en modo alguno una recaída de los Estados en un escenario como el de los años 30.

Walden Bello, profesor de ciencias políticas y sociales en la Universidad de Filipinas (Manila), es miembro del Transnational Institute de Amsterdam y presidente de Freedom from Debt Coalition, así como analista sénior en Focus on the Global South.

Michael O´Riordan. Brigadista intenacional



Michel O’Riordan nació el 12 de noviembre de 1917 en el condado de Cork (Irlanda). Influenciado por los trabajos del revolucionario James Connolly se una a la Fianna, el Partido Republicano Irlandés. Durante los años 30 participará en diversos enfrentamientos contra los Camisas Azules, colectivo profascista irlandés. Finalmente se une al Partido Comunista de Irlanda en 1935. En mayo de 1938 Michael O’Riordan llega a España tras un viaje que le lleva a través de Irlanda, Inglaterra y Francia. Debido al bloqueo internacional que sufría por entonces la Republica Española, ha de cruzar a pie los Pirineos para así poder unirse finalmente a las Brigadas Internacionales, siendo destinado al Batallón Británico.




Entraría en combate durante la Batalla del Ebro en julio de 1938, participando en el asalto a la colina 481, donde resulta herido en la espalda por la metralla de un mortero, lo que provocaría su ingreso en el hospital de Mataró. Michel O’Riordan retornaría a Irlanda en diciembre de 1938, tras la decisión del gobierno de la República de retirar a todos los internacionales. De nuevo en Irlanda continuaría activo en campañas políticas y sindicales, llegando a ser presidente del Partido Comunista de Irlanda. En 1979 se publica su libro “The Connolly's Column. The Story of the Irishmen who fought for the Spanish Republic 1936-1939”, libro de consulta básico en el que se cuentan los detalles de los brigadistas irlandeses durante la Guerra Civil Española. El libro, agotado hace algún tiempo, va a ser reimpreso próximamente. En la actualidad Michael O’Riordan continua viviendo en Dublín. Recientemente, y tras los atentados en Madrid del 11 de marzo de 2004, Michael O’Riordan se dirigió a la embajada española en Dublín para firmar en el libro de entradas un mensaje de solidaridad con las victimas y con todos sus compatriotas españoles (obtuvo la doble nacionalidad en 1996, al igual que otros brigadistas). Este último verano participó en un homenaje a los brigadistas internacionales de la ciudad irlandesa de Waterford, colaborando en la inauguración de un monumento conmemorativo junto con otras personalidades.