2 de abril de 2009

Parece que alguien nos ha estado mintiendo durante décadas

Los culpables del desaguisado



Pedro Antonio Honrubia Hurtado |


¿Pero el capitalismo no era ese sistema seguro y solvente que todo lo puede y a todos los países saca de la miseria y la ruina?, ¿No era oro todo lo que relucía? A ver que nos cuentan ahora...


Leía hace un rato en la prensa capitalista que Ucrania es a día de hoy un país en ruinas económicas, un Estado a un paso de la quiebra y del colapso absoluto. Me da que pensar. Parece que alguien nos ha estado mintiendo descaradamente por muchos años. Y es que se suponía que el capitalismo era la panacea de la humanidad. Desde que tengo uso de consciencia, que van siendo unos pocos años ya, recuerdo como desde siempre nos han estado diciendo lo bien que funciona el capitalismo, lo provechoso y productivo que ha sido y es para el mundo, y lo bien que hicieron y hacen todos aquello países que se abren de par en par a la economía de "libre mercado", máxime aquellos que dejaron atrás el caduco y fracasado socialismo, que renunciaron al marxismo y supieron seguir con eficiencia los nuevos designios del liberalismo, entre privatizaciones masivas de sus medios de producción, liberalizaciones y desregularizaciones a mansalva en sus mercados, tanto nacionales como internacionales.

Es más, ahora, en plena crisis capitalista, nos repiten una y otra vez que no hagamos caso de los gobiernos “populistas” que están emergiendo en ciertas partes del mundo, que son un peligro para la estabilidad mundial, que únicamente nos quieren devolver a un pasado ya superado de confrontación maniquea, que llevarán a la ruina a cada uno de sus países con su carácter autocrático. Nos vuelven a repetir, día tras día, que la solución paradigmática es apostar por el libre mercado, hacer unos cuantos retoques, poner unos pocos parches, limpiar algunas espinillas de su cara, pero dejar igualmente que el Dios de la oferta y la demanda haga el milagro definitivo y nos lleve a todos y cada uno de nosotros con él a su paraíso de glamur y consumo desbocado. Vemos, por ejemplo, a la señora Clinton atreviéndose a dar consejos sobre la no intervención económica al gobierno Venezolano, mientras el gobierno de la que ella forma parte sigue repartiendo billones de dólares del capital público para salvar empresas en ruina. Nos toman por tontos una vez más, y lo peor es que, por lo que parece, volvemos a dejarnos.

En fin, que, en contra de las maravillas que nos habían contado y de las predicciones en masa que nos habían hecho tras la caída del muro de Berlín en 1989, parece que al día de hoy la situación económica en los países de Europa del Este es gravísima, aunque los medios de "comunicación" occidentales se empeñen en darnos información a cuenta gotas, haciendo que de los graves sucesos que ocurren por allí a diario no se sepa nada. Todos los países de la zona están en una recesión profunda de sus respectivos PIB, duplicando su tasa de paro, con sus sistema monetarios depreciándose a cifras records respecto de las principales monedas internacionales y con sus sistemas financieros descapitalizándose a pasos de gigantes y al borde de la quiebra absoluta. Son varios ya los países que están aplicando medidas del tipo "corralito", y se piensa que en poco tiempo el dinero que circula por allí tendrá el mismo valor que el papel higiénico en una tribu del amazonas. Además, por si fuese poco, el FMI está presionando a estos países para que reduzcan su deuda pública (es decir, para que recorten el gasto social y suban los precios en los productos de primera necesidad manejados directa o indirectamente por los Estados), como condición necesaria para ofrecerles nuevos créditos y ayudas financieras que puedan resultar "viables" y con garantías de devolución (¿sabrán algo de estas medidas impuestas por el FMI en América Latina? Me da que sí). Lo cual imagínense como podría acabar de cara a una población que en su inmensa mayoría ya vive bajo el umbral de la pobreza y en condiciones extremadamente precarias (repito, ¿les sonará esto de algo a los latinoamericanos? Me da que sí).

Ucrania, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, Hungría, Bulgaria, Rumanía, Croacia, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia, Georgia, Albania, etc. ninguno se salva de la crisis, ni lo que están dentro, ni los que están fuera de la Unión Europea. Países enteros están a punto de declarase en suspensión de pagos, insolventes. Se prevé, según un estudio de un importante economista capitalista Danés, Lars Christiensen, economista jefe del Danske Bank, el Banco Nacional de Dinamarca, quien ya predijese en 2006 el posterior hundimiento y quiebra de Islandia, que incluso las economías menos afectadas por la crisis sufran una reducción en su PIB de entre un 2 y un 5%, mientras que las más afectadas se enfrantarán a una recesión de más de dos dígitos porcentuales respecto de su PIB actual (como ya vemos en Ucrania, 30%). Las movilizaciones ciudadanas empiezan a sucederse con fuerza y ya han empezado a caer también los primeros gobiernos (Letonia, Hungría, República Checa), que con toda seguridad no van a ser los últimos. Incluso el señor Strauss-Kahn, director gerente del Fondo Monetario Internacional, ya ha “advertido” de la posibilidad de que se produzcan graves disturbios sociales en próximas fechas, tal y como ya ha empezado a ocurrir en Letonia, Lituania, Bulgaria, República Checa, Hungría y algunos países más. El desempleo en algunos países se estima que podría llegar a cifras cercanas al 50% de la población activa. La situación es tan grave que pocos se atreven a aventurar como acabará la cosa, y nadie por el momento se ha atrevido a poner fecha al fin del colapso, tal y como si ha ocurrido, de manera más o memos aventurada, en otras regiones del orbe (EEUU, Europa Occidental, etc.). Ni los más optimistas, ni los más acérrimos defensores del capitalismo y el libre mercado, ven solución alguna a corto plazo. Será por algo.

Eso sí, como todos sabemos, son Venezuela, Ecuador, Bolivia y otros países latinoamericanos en procesos de cambio revolucionario los que de verdad lo van a pasar mal con esta crisis internacional, mientras que sus paisanos conservadores o social-liberales están a salvo, o si no véanse algunos de los reportajes, entrevistas y noticias que El País, El Mundo, el ABC y La Razón han hecho al respecto en los últimos meses. Una muestra más de que apostar por el capitalismo es la mejor solución para estos tiempos de crisis, aunque parezca mentira a la luz de los hechos que la han generado. ¿Cederán Venezuela, Ecuador, Bolivia y otros países ante la presión internacional para coger nuevamente el camino que ha llevado a Europa del Este a la magnifica situación económica, política y social en la que hoy se encuentra? En eso sí que no nos engañan: es ni más ni menos que lo que desean con todas sus fuerzas los oligarcas que han dominado a su antojo la región durante siglos, en connivencia con sus socios occidentales. A los pueblos que les den por el culo. Ya vendrá el FMI a salvarlos en algún momento con sus maravillosas y tan acertadas medidas, esas medidas que tanto bien hacen a los pueblos del mundo, especialmente a los pueblos empobrecidos. Las mismas que no generan deuda externa ni recortes sociales en los países donde son aplicadas. ¿Se habrán olvidado de esto en América Latina? Me da que no.

A ver si ahora son los pueblos del Europa del este los que aprenden la lección a base de bien, porque no parece que puedan hacer mucho por impedir lo que se les viene encima con el glorioso y magnífico sistema de libre mercado que con tanta algaravía celebraron en su día como remedio para todos los males, o al menos eso es lo que nos habían hecho creer hasta el momento. Esperemos acontecimientos. Pero no se debe descartar una extensión del "socialismo del siglo XXI" hacia las mismas fronteras que antaño vieran desarrollarse el mal llamado "socialismo real". Eso sí que podría ser un duro y definitivo golpe para el capitalismo, mucho más duro que los propios efectos de la crisis económica en sí misma. Sería la verdadera confirmación de que el muerto se levantó de nuevo y ahora no parará hasta tomar venganza de sus asesinos. Sed de justicia desde luego que no falta.

FIESTA REPUBLICANA 4 DE ABRIL EN EL COLEGIO SAUCES DE BARAÑAIN





UNIDAD CIVICA NAVARRA POR LA REPUBLICA
C/ San Agustin 40-1º-31001 Pamplona
Tfno:.679.956.840


FIESTA REPUBLICANA
4 DE ABRIL
EN EL COLEGIO SAUCES DE BARAÑAIN

Programa

12,00 INAUGURACIÓN: Salida de Acordeón por las calles de Barañain, apertura de la Taberna Republicana y de la Exposición “ La Republica en Navarra”.
12,30 DEBATE PÚBLICO: Presentacion.
Intervendrán Jose Luis Pitarch capitán de la UMD (Union de Militares Democratas) durante el franquismo y de la Junta Estatal de la Unidad Civica por la República. Autor del libro
”MEMORIA IRREDENTA del FRANQUISMO”

Modera: Paco Jiménez Presidente de UCNR.
13,30 VERMUTH REPUBLICANO: con la actuación estelar del cantautor.Edmundo Lacort.
14,30 COMIDA POPULAR (incluido café y copa): Pilla tu abono (20 €) a partir del día 27 de Marzo en la Sede de IU de Burlada. También puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 679.956.840 y en el correo electrónico ucrepublicanavarra@yahoo.es CORRE QUE SE ACABAN!!!!

16,30 SÚPER BAILONGO: Tráete un calzado cómodo porque nuestro lema es POLITIKA BAI, JAIAK ERE BAI.
18,00 CLAUSURA: ….. Ya falta menos para la 3ª.


UNIDAD CIVICA NAVARRA POR LA REPUBLICA
C/ San Agustin 40-1º-31001 Pamplona
Tfno:.679.956.840
http://www.nodo50.org/unidadcivicaporlarepublica/
ucrepublicanavarra@yahoo.es
FESTA ERREPUBLIKARRA
APIRILAREN 4an
BARAÑANGO “LOS SAUCES”
IKASTETXE PUBLIKOAN
ERDIKO HIRIBIDEA 1

Egitaraua

12,00 HASIERA EMATEA: Gaita-joleen musika saioa BARAÑANGO kaleetan zehar, Taberna Errepublikarraren
12,30 JENDARTEKO EZTABAIDA: Hirugarren errepublikaren beharra.
Parte hartuko dute
Jose Luis Pitarch,estatuko U.C.R.ren batzordekidea.
Paco Jiménez U.C.N.R.ren lehendakaria,moderatzailea.
.
13,30 VERMUTH ERREPUBLIKARRA: Edmundo Lacort kantautorearen aparteko emanaldiak alaitua.
14,30 HERRI TRIPA-FESTA (kafea eta kopa barne): Hartu zure txartela (20 €) apirilaren 21etik aurrera Burlatako EBren egoitzan. Gurekin harremanetan jar zaitezke, gainera, 679.956.840 telefonoan eta ucrepublicanavarra@yahoo.es helbide elektronikoan. AZKAR, BUKATU BAINO LEHEN!!
16,30 SEKULAKO DANTZA-ARRASTA: Oinetako erosoak ekarri, gure leloa honakoa baita: POLITIKA BAI, JAIAK ERE BAI.
18,00 AMAIERA: …..Gutxiago falta da 3.erako

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

Argentina recibió a unos 300.000 españoles



Republicanos y falangistas llevaron su enfrentamiento a las calles de Buenos Aires


FEDERICO PEÑA. Diario Público

No vinieron a hacer las Américas. Tampoco eligieron su destino. Eran infantes. Con la premisa de nunca mirar atrás, unos 700 niños de la Guerra fueron subidos al primer barco disponible para salvarlos de las garras del franquismo, hace 70 años. No fueron los únicos. Entre 1936 y 1955, unos 300.000 españoles llegaron con lo puesto al puerto de Buenos Aires. Los esperaban los médicos del Ministerio de Salud, para revisarles hasta las muelas. "Los españoles fueron paridos por los barcos, no por sus madres", se suele decir en el país austral.

"Olvídate de España, nunca vuelvas", fue la primera frase que Andrés Carmona escuchó de su madre en suelo argentino. Tenía siete años. Hoy, pese a que su país de acogida lo educó y lo cobijó, aquel niño de la Guerra no ha superado el desarraigo ni el trauma de perder a su familia.

El exilio fue duro, pero había futuro. "Nuestro primer destino obligado era el Hotel de los Inmigrantes. Allí, los que no tenían familia hacían sus primeras conexiones para encontrar trabajo y alojamiento", explica Carmona.

Solidaridad
La lengua y las decenas de centros gallegos, vascos, andaluces y catalanes de los primeros inmigrantes españoles volvieron más fácil la integración. Carmona recuerda la solidaridad entre los republicanos: "Nos ayudábamos. Hicimos lo mismo con los que siguieron llegando hasta 1955".

En pleno barrio español, la lógica seguía siendo la de la Península. Los inmigrantes reeditaron esa división. "En la acera de la derecha de la Avenida de Mayo, en el falangista bar Español, se ponían los franquistas. Nosotros íbamos al Iberia, a la izquierda, y frecuentábamos el centro Betanzos. Los domingos nos tirábamos panes y cucharas. También había peleas e incluso tiros", recuerda Gregorio Casarrubios Genua. Con orgullo, dice que las batallas ganadas entonces superan a las perdidas: "Acá los republicanos sí éramos mayoría".

Hasta el retorno de la democracia, pocos regresaron a España. Allí, supieron que eran extraños en su propio pueblo. "Ya no somos españoles, aunque añoremos nuestra tierra. Franco o no Franco, casi todos los familiares y amigos habían muerto", explica Carlos Ibáñez de Garayo.

La educación y la mujer, las grandes perdedoras en el 39



Franco frenó en seco la renovación pedagógica y el progreso igualitario


DIEGO BARCALA . Diario Público

El espíritu libre de la educación republicana era el origen de todos los males de España. Así lo creían Francisco Franco, sus generales y, sobre todo, la Iglesia católica. La "nueva España" que invocó el dictador desde el primer avance de sus tropas cristalizó en 1939. Los maestros quedaron depurados, las ideas de la Institución Libre de Enseñanza (ILE) vilipendiadas y la mujer devuelta al hogar, "liberada del trabajo de las fábricas", como señaló el propio Franco en el BOE de la época.

"Vamos a formar a los ciudadanos en las nuevas doctrinas", se advertía en 1940
El espíritu pedagógico de la ILE alcanzó su máximo esplendor durante la II República. Los Institutos Escuela, las colonias educativas y las misiones pedagógicas alcanzaron su máximo esplendor como referentes de que el sistema educativo debía cambiar para modernizar al país. La llegada de Franco censuró esa estrategia. "La educación retrocedió 100 años. Se volvió al castigo y al afán competitivo entre los alumnos", resume Elvira Ontañón, investigadora de la ILE.


Ontañón se educó en el único eslabón que quedó entre el espíritu de los intelectuales que fundaron la ILE, en 1876, y la educación actual: el Colegio Estudio, en Madrid. "Lo más antiguo de la Institución es, al final, lo más moderno", opina Ontañón sobre los documentos fundacionales de la ILE. Unos documentos que propugnaban el ingreso de la mujer en la universidad como único método para eliminar su condición de inferioridad.

Doctrina franquista
"Vamos a formar a los nuevos ciudadanos en las nuevas doctrinas del Estado", dice el preámbulo del libro escolar de 1940 titulado Así quiero ser (el niño del nuevo Estado). Antes de comenzar el primer capítulo -la Religión-, la editorial Hijos de Santiago Rodríguez avisa: "Con censura eclesiástica. Aprobado por el Ministerio de Educación Nacional".

La reforma educativa fue una obsesión de Franco, que desde el principio legisló para devolver las aulas a la Iglesia: "La atención que merecen los problemas de enseñanza, tan vitales para el progreso de los pueblos, quedaría esterilizada si previamente no se efectuase una labor depuradora", dice un ejemplar del BOE en plena guerra. Una idea que explica la saña contra los maestros republicanos.

La educación pública se convirtió en el adoctrinamiento en los valores de Falange Española: patriotismo, catolicismo y obediencia al Caudillo sustituyeron a los ideales progresistas. Del espíritu aperturista de la ILE, que contó con la colaboración internacional de intelectuales como Bertrand Russell

o Henri Bergson, se pasó a la autarquía educativa basada en el simple ideario: "Una, Grande y Libre".

A la caza del rojo




Diario Público

La enorme cifra de prisioneros políticos de los franquistas obligó a crear más de cien campos de concentración


"Un grupo de soldados italianos, engominados, con esa pinta de fascistas... Aparecieron de repente en el campo. Uno de ellos sacó una cámara fotográfica y al rato apareció un camión con trozos de pan. Los lanzaron al suelo esperando una avalancha de los que estábamos ahí. Pero un compañero se dio cuenta y nos advirtió a los demás: compañeros, no lo cojáis, quieren enseñar cómo nos arrastramos como perros rabiosos".

Es una de las pocas anécdotas del campo de concentración de Albatera (Alicante) que recuerda Marcos Ana, poeta represaliado y militante del PCE. Hace dos semanas volvió al terreno de aquella cárcel improvisada por las tropas franquistas en 1939. "La verdad es que no me acordaba de nada", reconoce a sus 90 años. No es de extrañar, viendo lo que queda hoy de aquel símbolo de la represión que Franco desató tras su victoria -celebrada tal día como hoy, hace 70 años-. Filas de palmeras, terreno cultivado y apenas un pequeño barracón es todo lo que ahora calienta el sol, el mismo que abrasaba, en el verano de 1939, a casi 7.000 presos republicanos.

Consumada la victoria de los golpistas, Franco y sus generales emprendieron una rápida persecución de los rojos, que llevó a la detención de medio millón de personas. Esa cacería sobrepasó con creces la capacidad de las cárceles. El ejército vencedor organizó más de 100 campos de concentración en toda España, según la investigación que el historiador Javier Rodrigo realizó en su libro Cautivos (de la Editorial Crítica). Se utilizaron plazas de toros, cines, castillos o los campos de trabajo que ya en plena guerra había creado la República para sus presos.




Rancho de pan y sardina
La gestión de esas prisiones requirió incluso partidas presupuestarias especiales. Una orden del BOE firmada en Burgos el 16 de mayo de 1938 concedió una asignación de "100.000 pesetas" para "campos de concentración de prisioneros" ante "el aumento considerable" del personal necesario. La orden prevé gastos para "lavado de ropas, aseo personal, alumbrado de locales y entretenimiento de los campos". A juzgar por los testimonios de los supervivientes, el único entretenimiento posible para los presos era tratar de sobrevivir con un rancho de pan y sardina.

Una orden del BOE de 1938 da 100.000 pesetas para costear los campos de concentración
El campo de Albatera recibió, durante los seis meses que permaneció activo, la visita periódica de los falangistas. "Venían de los pueblos de alrededor a llevarse a los presos para fusilarlos. Sin duda, ese es el peor recuerdo que tengo", señala Marcos Ana. A pesar de la falta de documentación oficial sobre los fusilamientos o traslados de los presos, una página del consejo de guerra que llevó al paredón de Paterna (Valencia) al doctor Juan Peset Aleixandre, diputado republicano y rector de la Universidad de Valencia, demuestra su presencia allí. Peset es uno de los presos más significativos que pasaron por Albatera, donde también estuvo el director del rotativo Mundo Obrero, Manuel Navarro Ballesteros.

La mayor parte de los presos de Albatera fueron detenidos en el puerto de Alicante. El exilio final del Gobierno republicano por el aeródromo alicantino de Petrer llevó a la mayor parte de los militares a la capital mediterránea. El último barco en salir fue el buque inglés Stanbrook, el 28 de marzo de 1939. Cerca de 30.000 personas quedaron atrapadas en la bahía con la esperanza de que llegara una salida por mar hacia el exilio.

Una de las niñas que huyó con su familia fue Helia González, que tenía cuatro años. A pesar del tiempo pasado, recuerda a la perfección "la tristeza de la cara de aquellos que no consiguieron embarcar". González recuerda en las memorias que ha escrito junto a su hermana Alicia -Desde la otra Orilla (Frutos del tiempo)- que aquel martes llovía en abundancia y que el barco aún soportó camino de Orán el bombardeo en alta mar.

Una nueva Numancia
Desde la partida del Stanbrook hasta la llegada de las tropas italianas de la división Littorio, el 31 de marzo de 1939, pasaron tres días angustiosos. "Cuando llegamos, el Stan-

brook estaba a 100 metros, la gente se tiraba al agua para alcanzarlo", recuerda Marcos Ana. La toma del puerto, tres días después, desencadenó una locura que llevó a varios republicanos al suicidio. "Algunos quisieron provocar una nueva Numancia, pero era estúpido. Yo desmonté mi arma corta y la tiré al mar", añade el poeta.

Los miles de detenidos fueron acumulados cerca del puerto, en el campo de los Almendros. "El primer día nos comimos las almendras; el segundo, las hojas; y el tercero, las cortezas de los árboles", recuerda Marcos Ana. "Vivimos un momento de pánico cuando separaron a las mujeres de hombres, creíamos que nos iban a matar", señala.

"Sentimos pánico cuando separaron a las mujeres de los hombres", evoca un testigo
La intención de los nacionales no era entonces el exterminio, sino la búsqueda de un sitio fijo donde retener a los cientos de miles de prisioneros que desbordaban las cárceles improvisadas. Muchos presos rojos acabaron en el castillo alicantino de Santa Bárbara e inscribieron sus nombres en el suelo, como puede verse todavía hoy.

El poeta Marcos Ana consiguió huir a los pocos días de su ingreso en el campo de Albatera. "Me peiné para parecer menor y me hice la raya a un lado", explica. Así consiguió salir de aquel infierno. Otros fracasaron en la huida y fueron fusilados. Los presos eran numerados con fines represivos. "Si trataba de huir el preso número 100, eran ejecutados también el 99 y el 101", explica Esther López Barceló, investigadora de la historia de este campo de concentración.

La pasada semana, López Barceló explicaba junto al único barracón en pie de Albatera la historia de esta prisión al aire libre. Entre la atenta y emocionada audiencia estaba la hija de uno de los fusilados en aquel lugar. Esta mujer, de 70 años, prefiere no decir su nombre y así lo argumenta: "Vivo en Alicante y no quiero que la gente me señale".

A pesar de que el régimen franquista terminó hace más de 30 años, la presión ejercida sobre los vencidos todavía tiene efecto. Pero el orgullo le impide ocultar el nombre de su padre: "Tomás Sánchez Nieto, de CNT"

La hija del militante anarquista asegura que su padre fue fusilado y enterrado bajo lo que ahora son palmeras y tierra arcillosa, pero no tiene ni un documento que lo certifique. "A mi madre se lo dijeron dos que estuvieron con él", recuerda. Su madre, viuda y embarazada de su segunda hija en 1939, fue detenida como anarquista consorte y encerrada en un convento de Tarragona durante dos años. "La acusaron de rebelión y ella no había hecho nada", lamenta.

500.000 presos reflejan el nivel de aplastamiento

Documentación: memoria a través de los testimonios orales. No existen listas de presos, de fusilados o de muertos de hambre en los campos de concentración improvisados tras el 1 de abril de 1939. Tan sólo la recuperación de los testimonios orales de los supervivientes echa luz sobre las condiciones que sufrieron los presos de Franco.

Los historiadores coinciden en señalar que la población reclusa llegó al medio millón de personas. Los consejos de guerra almacenados en los archivos militares son la mejor fuente que atestigua el nivel de represión que aplicaron los tribunales militares. La mayor parte de los historiadores coincide en señalar que la población reclusa tras la guerra alcanzó el medio millón de personas. De todos esos encarcelados, 50.000 fueron ejecutados, según las investigaciones del catedrático de Historia de la Universidad de Zaragoza Julián Casanova.

La demanda: las asociaciones reclaman centros de memoria. Los campos de concentración fueron desmantelados, quedando debajo las fosas comunes. Las asociaciones reclaman ahor