3 de abril de 2009

En estado de desmemoria




Es increíble ver como los que manejan el poder, escriben la historia, lo hacen ante nuestros propios ojos sin ruborizarse y sin llamar negativamente nuestra atención. La historia más reciente de este país ha pasado por un gabinete de estética, donde lo mismo te hacen un lifting democrático, que te liposuccionan las excrecencias fascistas. Ese centro de estética adorado por los protagonistas, cómplices y consentidores de la dictadura, como por los claudicadores luchadores antifranquistas, amantes de la reconciliación nacional, y por los demócratas de nueva hornada, se llama Transición. Y ahí sigue, funcionando todavía a pleno rendimiento.

Es este un Estado de desmemoria por obra y gracia de la monarqu ía y quienes la sustentan. Nadie osa preguntarse por el pasado franquista del monarca, quien parece haber vivido en otro país desde 1948 a 1975, año de la muerte del Dictador, su protector y postulador al cargo que hoy ocupa.

Nadie se para a pensar en que hacía el príncipe Juan Carlos mientras se firmaban condenas de muerte, se torturaba, se mataba y se privaba de libertades a millones de ciudadanos. Él no estaba cautivo y desarmado como los demócratas de verdad, él era un invitado de lujo del franquismo, que le proporcionó una carrera militar y un futuro prometedor, ser el jefe de todos los ejércitos en la actualidad. De lo que carecía el príncipe era de escrúpulos morales, que eran suplidos por una ambición desmedida, ya se sabe que una corona bien vale la sangre de los que serán súbditos, aunque sea bajo tierra.


Cómo puede un señor que ha presidido consejos de ministros franquistas, cuya casa le envío una nota al padre de Xosé Humberto Baena, más tarde fusilado, diciéndole que ya nada se podía hacer por su hijo, y que mostró su apoyo al Dictador en el balcón tras los asesinatos franquistas de septiembre del 75. Cómo puede ser rey de un estado democrático, si es que un estado monárquico puede ser apodado así. Pues puede porque los ciudadanos se lo hemos consentido y seguimos haciéndolo.

De haber sido un demócrata de verdad se hubiera exiliado al tener uso de razón, cosa que igual nunca tuvo, posicionándose al lado de las fuerzas democráticas en el exterior, censurando la dictadura y esperando su oportunidad. Aunque claro, ésta no hubiera llegado nunca en ese supuesto, ya que el pueblo se hubiera decantado claramente por la opción República, a la muerte del asesino. La referencia hubiera sido la legalidad vigente abolida por las armas golpistas no un sistema arcaico que el pueblo ya había descalificado y descartado en 1931.

Así pues, este es un rey con un pasado fascista, consentidor de crímenes y colaboracionista, siempre un paso atrás de su mecenas, esperando como un buitre su muerte y robándole el derecho sucesorio a su padre, más competencia no tenía, desde el affaire de Estoril. En Portugal hubiera pasado más miserias, aquí se crió rodeado de todo a lo que no pensó en renunciar en nombre de la justicia, la moral, la libertad, los derechos humanos y otras sandeces republicanas, que le hubieran privado de los lujos de los que siempre ha vivido rodeado.

Se han sustituido en los libros de texto los 30 años de Príncipe franquista por los 30 de Rey “demócrata”. Pertenece al club de los que son exonerados de sus cargas fascistas, como al Papa, que anda con su pregón de muerte por África, ahora ya no hacen falta campos de exterminio para deshacerse de los “inferiores”. Claro que Benedicto tiene una representación muy lucrativa, es el manager de Dios en la tierra, y teniendo en cuenta que las monarquías son bendecidas por el altísimo, ya tenemos el círculo completado.

No teníamos bastante con la propaganda gubernativa, que nos cae un programa de La Sexta, una entrevista al Labordeta en Belchite, el mismo que anda de promoción, que declaró hace poco que mejor este Rey que una república bananera (veo que tiene a los ciudadanos de este estado en muy alta estima), que restó importancia a los vestigios fascistas por las calles del Belchite nuevo y contó, paseando por el viejo, comos los rojos cañoneaban las iglesias para celebrar el Año Nuevo. Pero la puntilla fue cuando nos muestran la historia de dos viejecitos que compartían banco en el parque y que descubrieron un día que lucharon en la misma batalla en trincheras opuestas, oda a la reconciliación nacional. Estos narraban su historia como el que cuenta que jugaron un partido de fútbol en equipos contrarios, donde hubo algunas cosillas en el campo de juego, pero que al acabar se intercambiaron las camisetas y pelillos a la mar. Quizá no hicieron suficiente hincapié en que el del bando nacional estaba allí porque le tocó por cuestión geográfica, vamos, que no era fascista.

Este programa se emitía un día después de la segunda concentración en Barcelona para pedir Verdad, Justicia y Reparación, exigir el fin de la impunidad para los crímenes del franquismo y la anulación de sus juicios. La gente que se acercó a aquella concentración reclamaba Justicia, con dolor, con emoción, con indignación y con razón. Estas reivindicaciones chocan frontalmente con el sistema monárquico, con un rey que lució las condecoraciones del ejército franquista y que vela para que el franquismo no sea condenado. Conclusión: los derechos humanos y la monarquía son incompatibles y reivindicarlos es trabajar por la República.

Nosotros no tenemos Una bala para el Rey, como tituló Antena 3 su infumable serie, cuyo guionista era un tal César Vidal, maniático del revisionismo y desde hoy mago de los festivales del humor. Nosotros tenemos miles de razones y argumentos para pedirle al monarca que restituya la verdadera democracia, que libere a la República y que se dedique a sus hobbies allende nuestras fronteras, pues puede ser que la legalidad restituida empezara a juzgar los crímenes de lesa humanidad en este Estado.

LQSomos. “Clamor Republicano”. Abril de 2009

El alcalde socialista de Villabañez arranca la placa conmemorativa de las víctimas del franquismo








El alcalde socialista de Villabañez arranca la placa conmemorativa de las víctimas del franquismo
El alcalde, que no asistió al homenaje ni quiso participar de ninguno de los actos, a pesar de las invitaciones de los familiares...

En Valladolid no sólo no se eliminan los nombres franquistas de calles y poblaciones, como Quintanilla de onésimo, sino que ocurren desmanes como este a plena luz del día sin que los periódicos lo recojan, ni las instituciones tomen medidas.

El alcalde socialista de Villabáñez, JUAN AVILA REPISO se ha permitido arrancar y hacer desaparecer la placa de barro que las familias de los asesinados por los sublevados franquistas colocaron durante el homenaje celebrado el 7 de junio del 2008.

Aquel día se recordó a los asesinados, ocho hombres y una mujer, con un homenaje multitudinario en el pueblo, que concluyó con la plantación de árboles y la colocación de la placa, en la que aparece una paloma, los nueve árboles (uno por cada persona asesinada), y la leyenda: “Parque por la Paz y la Memoria”.

Todas estas celebraciones se llevaron a cabo con el consentimiento verbal de este alcalde, quien consideraba de más expresarlo por escrito. Algunos de los concejales, también socialistas, asistieron a las reuniones de preparación.

El alcalde, que no asistió al homenaje ni quiso participar de ninguno de los actos, a pesar de las invitaciones de los familiares, ha arrancado la placa conmemorativa y la ha hecho desaparecer, sin que medie explicación alguna por su parte.

Personal del ayuntamiento de Villabáñez comenta que el alcalde dice “tener presiones de la derecha”, pero en ningún momento se ha notificado el hecho a las familias, y la placa, pagada por ellos, ha desaparecido.

¿Un motivo más para que nos llamen Fachadolid?

La acción de este alcalde se corresponde más con la de un cacique que con la de un edil moderno, pues actúa movido por sus motivos personales, sin tener en cuenta el perjuicio que hace no solo a los vecinos (por cierto, la mayoría votantes ANTES de este hecho del PSOE), sino a la convivencia en el pueblo.

Un alcalde que se salta la ley, que intimida a los vecinos y que actúa únicamente por motivos personales no puede ser alcalde.

El Partido Socialista de Valladolid debe responder de inmediato, y este personaje ha de retirarse de la vida política de inmediato.

Aquel día se recordó a los asesinados, ocho hombres y una mujer, con un homenaje multitudinario en el pueblo, que concluyó con la plantación de árboles y la colocación de la placa, en la que aparece una paloma, los nueve árboles (uno por cada persona asesinada), y la leyenda: “Parque por la Paz y la Memoria”.

Todas estas celebraciones se llevaron a cabo con el consentimiento verbal de este alcalde, quien consideraba de más expresarlo por escrito. Algunos de los concejales, también socialistas, asistieron a las reuniones de preparación.

El alcalde, que no asistió al homenaje ni quiso participar de ninguno de los actos, a pesar de las invitaciones de los familiares, ha arrancado la placa conmemorativa y la ha hecho desaparecer, sin que medie explicación alguna por su parte.

Personal del ayuntamiento de Villabáñez comenta que el alcalde dice “tener presiones de la derecha”, pero en ningún momento se ha notificado el hecho a las familias, y la placa, pagada por ellos, ha desaparecido.

La acción de este alcalde se corresponde más con la de un cacique que con la de un edil moderno, pues actúa movido por sus motivos personales, sin tener en cuenta el perjuicio que hace no solo a los vecinos (por cierto, la mayoría votantes ANTES de este hecho del PSOE), sino a la convivencia en el pueblo.

Un alcalde que se salta la ley, que intimida a los vecinos y que actúa únicamente por motivos personales no puede ser alcalde.

El Partido Socialista de Valladolid debe responder de inmediato, y este personaje ha de retirarse de la vida política de inmediato.Kaosenlared

CONVOCATORIA TRAS EL ACCIDENTE DEL PHANTOM EN CAPARROSO







El miércoles día 1 por la noche, el tráfico de aviones militares fue intenso en los alrededores de Bardenas. El accidente de ayer jueves día dos después de las diez de la noche, no nos llama la atención. Últimamente son más frecuentes los vuelos nocturnos. Ironías de la vida, la casualidad ha querido que el F18 estrellado proviniese de Canarias, lugar de hermosas playas adonde recientemente decidieron ir de excursión el Presidente de la Comunidad de Bardenas y sus acompañantes de ayuntamientos diversos, entre ellos el de Tudela, con el dinero recibido del polígono de tiro.

El avión se ha estrellado a menos de un suspiro de distancia del casco urbano de Valtierra. Varios pueblos han estado a segundos de vuelo del accidente. Los responsables de los riesgos de este y otros accidentes que pudiera haber, son UPN y PSN que decidieron que continuase el polígono de tiro, entre ellos, el alcalde de Tudela y el portavoz del PSN en el ayuntamiento de Tudela que cambiaron sus promesas contra el polígono por un voto favorable al mismo víspera de la reunión decisiva, así como los representantes del resto de los 18 ayuntamientos, dos valles y Monasterio de la Oliva, que votaron sí al polígono de tiro de las Bardenas a cambio de una bolsa de suculentas monedas.

Afortunadamente, aunque herido, el piloto ha logrado salvar su vida. Desgraciadamente, habrá algún día de nuevo en el que no sea así, y seguimos corriendo el riesgo de que la población civil también se vea involucrada en la catástrofe. Muy a punto de suceder ha estado en este accidente. La Asamblea Antipolígono lamenta profundamente que haya que esperar una desgracia mucho mayor para que las Instituciones Navarras se planteen el tremendo error que han cometido. Mientras tanto, el Ministerio de Defensa ha premiado la “fidelidad” de la Comunidad de Bardenas regalándole la titularidad del terreno y aumentando con creces el dinero de la renta. Un noviazgo bien pagado porque nadie, absolutamente nadie lo quería en Europa por no poner en riesgo a sus habitantes. Aquí, nos lo endilgaron para veinte años más.

Para evitar la catástrofe, para dejar clara nuestra protesta por la avaricia y el abandono al que las Instituciones Navarras y la Comunidad de Bardenas someten a la población en torno al polígono de tiro, para denunciar el riesgo que sufrimos tal y como muestra el accidente habido, la Asamblea Antipolígono convoca una concentración en la Plaza Nueva de Tudela para mañana sábado día 4 a las 13 horas.

Fdo: ASAMBLEA ANTIPOLÍGONO
Tudela, 3 de abril de 2009