1 de mayo de 2009

"PRIMER UNO DE MAYO"


Colectivo Ordago


Recién proclamado el nuevo régimen y en víspera de la fiesta del 1 de Mayo de 1931, el estrenado ayuntamiento republicano de Olite acuerda en el primer pleno que celebra notificar al vecindario la decisión gubernamental de celebrar por todo lo alto la fiesta del Trabajo.

El alcalde Carlos Escudero, de Acción Republicana, publica un bando en el que avanza a los olitenses que el Gobierno provisional va a ratificar en breve reivindicaciones tan sentidas por la clase trabajadora como “la internacionalización práctica del principio de la jornada de ocho horas”.


La proclama del presidente de la Corporación municipal añade que para “solemniza” esta conquista queda declarado festivo el primero de mayo de cada año, dando carácter oficial a la “Fiesta del Trabajo”. La UGT local aprovecha la ocasión para elevar al Ayuntamiento una serie de peticiones, entre las que reclama que trabaje por la recuperación de algunas corralizas que dudosamente están en manos privadas.

La mayoría republicano-socialista del consistorio acuerda examinar a fondo el Archivo municipal para saber exactamente cómo se vendieron estos terrenos comunales. Tras el tanteo, el secretario, Antero Ona, certifica que “no aparecen copias de la escritura de la venta de La Plana ni de las primitivas enajenaciones de las corralizas, o sea cuando se vendieron con carta de gracia, apareciendo solamente de éstas las ventas a perpetuo”.

Durante los siguientes días la Euzko-Etxea del PNV de Tafalla legaliza su situación. Los nacionalistas tafalleses, como los de Olite/Erriberri, habían dado sus primeros pasos al amparo de los centros católicos agrarios correspondientes, que cedían sus locales para mítines y reuniones de los jeltzales, que pasaban por gente de orden y piadosos guardianes de la religión católica.

En este primer momento republicano, la jerarquía de la Iglesia española practica una postura prudente al invitar a sus seguidotes a que respeten la nueva configuración del Estado. Postura que el 7 de mayo rompe el arzobispo de Toledo y cardenal primado, Pedro Segura, con una declaración en la que anima a los fieles a un unir fuerzas para encararse a la laicidad estatal que propugna el Gobierno central. El enfrentamiento enciende los ánimos y algunos conventos de Madrid y otras ciudades.

En Navarra, la decisión del ayuntamiento de Pamplona de adherirse a la petición de expulsión de los Jesuitas levanta una gran polvareda. En este contexto, el consistorio de Olite introduce el que será el primero de un rosario de cambios en la nomenclatura de las calles. Por unanimidad, aprueba la sustitución de la que estaba dedicada al sacerdote Victoriano Flamarique, que ahora pasa a denominase “Primero de Mayo”.


El día 31 de mayo se repiten las elecciones municipales que habían sido impugnadas en una treintena de localidades. En la jornada se producen incidentes, sobre todo en la Ribera. En general, los candidatos de la derecha logran imponerse de nuevo, aunque esta vez con menos margen de votos que en el pasado 14 de abril.

Poblaciones importantes como Pamplona, Tafalla, Peralta, Caparroso o Corella consiguen mayorías republicano-socialistas, que se suman así a otros municipios que desde hacía un mes se habían decantado ya por una izquierda minoritaria en Navarra, como ocurría en Alsasua, Tudela, Falces y Olite.

Plusvalía: el cochino virus de siempre







Raúl Bracho

Roche y Glaxon están de fiesta, dos monumentos del mercado de las drogas, hasta hace poco al borde de la quiebra debido a la crisis, hoy son quienes reciben los aplausos en Wall Street. Artículos van y artículos vienen, cerdos, porcinos, cochinos toman los head lines mediáticos de forma inusual. Ya no basta con producir y vender drogas “medicinales” que no terminen de curar, sino que alivien un rato, para crear dependencias a sus usos sino que ahora se sospecha de que ante la crisis, estos dos laboratorios, únicos que elaboran las medicinas que se usarán para esta pandemia que comienza, son sospechosos y acusados del tráfico de virus para crear la epidemia.


¿Es este el comienzo de las guerras de 5ta. Generación? ¿Esta ingeniería viral es acaso un primer ensayo? Yo no lo pondría en duda. Igual pienso que al lado de ésta, las armas climáticas pasarán a conformar los arsenales de estas guerras de 5ta generación. Ya el virus del HIV inició nuestras sospechas. No es nada comprensible el deslave de Vargas cercano a un proceso electoral en Venezuela, las inundaciones en Bolivia también días próximos a las elecciones, sucesos similares en Ecuador y los recientes temblores “al mayor” que sacudieron nuestro planeta, podrían ser indicativos de una nueva e insospechada generación de armas de dominación.

Todo este milenario desequilibrio que existe en la sociedad de hoy, ésta misma crisis, esta sociedad de consumo, de lujosos automóviles y exquisitos Boeing que nos llevan en horas a cualquier continente, esta sociedad que pisó la Luna, que llenó de asfalto y de rascacielos aquel viejo bosque natural donde nacimos, se origina toda con un virus primario cuya estructura se repite en esta versión porcina: se llama plusvalía. Ese pequeño virus, que todos conocemos vulgarmente como la ganancia, es generado de la explotación producida por pocos del trabajo de muchos. Ese virus ha ido mutando a través de los siglos y hoy replica sus cepas en la macabra aparición de su nuevo aspecto. Cabe, para ilustrar un poco más las sospechas sostenidas acerca de que es un virus bélico y generado como respuesta a la crisis, el hecho de que las vacunas para todas las enfermedades virales son creadas a partir de la exposición a la acción del calor tenue, la luz, la desecación y la inoculación repetida para entonces, en este estado especial, poder emplearse como vacunas, quiere decir que quien produce las vacunas para esta pandemia actual, tiene que tener acceso a la manipulación del virus en cuestión: laboratorios Roche y Glaxon, ambas en precarias situaciones financieras y que se han despuntado como las acciones más revalorizadas en las bolsas de valores.


¿Hasta donde llegará esta desesperada respuesta de la virosis primaria de la plusvalía, que ante la amenaza de su extinción se muta y se nos aparece ahora como la primera guerra viral?


La búsqueda y adicción crónica que el capitalismo mantiene con la plusvalía es capaz de todo, que ya algunas mentes, altamente afectadas por esta virosis original hasta piensan en la invasión de Marte, no se si para explotarlo como fuente de energía o para mudarse ellos a el planeta rojo y dejar aquí la colonia terrenal.


Las drogas son todas las sustancias que comprometen cambios en nuestro organismo, las legales, entre las que se cuentas las medicinales son a la vez un enorme imperio económico, en manos de laboratorios que se prestan, ante los síntomas de abstinencia actuales, a tornarse en el nuevo imperio de los traficantes de la salud.


Bill Gate, el magnate de los virus y vendedor plusvaliático de antivirus, se ve invadido por este novedoso virus porcino que no ataca precisamente a los ordenadores, aunque está presente en todas sus pantallas.


Quiero finalizar, mi única intervención en la cochinitis mediática actual, refiriéndoles unas palabras del Dr. Ricardo González Menéndez, quizá el más insigne representante de la siquiatría en nuestra Cuba:


“En nuestros tiempos el fenómeno del uso indebido de drogas en sus diferentes categorías ha alcanzado a nivel mundial el fatal rango de pandemia y necesita con carácter ineludible los esfuerzos aunados de todos los hombres y mujeres de buena voluntad a nivel planetario, esfuerzos plasmados en programas integrales que incluyan gestiones no solo multidiciplinarias y multisectoriales a nivel de cada país, sino también solidarios esfuerzos multiestatales y la aplicación de medidas heroicas para evitar que junto a los riesgos actuales de catástrofes naturales por el calentamiento progresivo del entorno o la dolorosa posibilidad de desastres bélicos capaces de borrar nuestra civilización por fisión nuclear, se llegue, por la degradación moral de la humanidad, hasta niveles que hagan insoportable la vida en sociedad.” / Ricardo González Menéndez ,( Las adicciones a la luz de la ciencia y el simil).


¿Que relación tiene la virosis porcina con Carlos Marx?, es elemental y obvia: mientras no nos aboquemos a desaparecer de nuestra sociedad el virus de la plusvalía, ésta se nos presentará cada día con un nuevo disfraz que nos entretendrá en lo mediato y en lo mediático, alejándonos de sospechar que todo mal proviene de ella.