1 de junio de 2009

Ante el procesamiento de José Antonio Barroso










Unidad Cívica por la Republica 2 de Junio de 2009



El proceso judicial penal contra el Alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, y el juicio al que se le pretende someter el día 2 de junio a las 11 horas en la Audiencia Nacional, constituyen un ejemplo de las graves insuficiencias de nuestra democracia. Pues se diría que la Justicia, igual que en otros conocidos casos, se mueve por motivos políticos, esto es, viste con ropaje jurídico lo que son decisiones políticas.

Se quiere castigar e inhabilitar a Barroso --y quizá también castigar a los puertorrealeños por haberle elegido democráticamente desde hace tres décadas-- debido a haber reproducido lo ya escrito y publicado en libros y periódicos por historiadores e informadores, en particular el enriquecimiento dudoso y opaco del monarca, sin que obste el que Barroso aporte ante el juez dichos libros y periódicos. Cuyos autores, por ende, no han sido objeto de reproche o condena penal. ¿No consagra el Artículo 14 de la Constitución (el primerísimo del Capítulo “Derechos y libertades fundamentales” del Título I de la misma) la absoluta igualdad ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna?

¿Es ésta la misma vara de medir justicia que la aplicada cuando el diputado Joan Tardà, en un discurso público de hace medio año, gritó “¡Muerte al Borbón!”? ¿Tienen noticia, los dignos jueces actuantes en el caso de este alcalde gaditano, de la aberrante degradación jurídica conocida como “Derecho penal de autor”, que pisotea el mencionado Artículo 14?

¿Y qué decir de que el juez de la Audiencia Nacional haya admitido las pruebas alegadas por el Fiscal para acusar en juicio al Sr. Barroso, y en cambio no admita ni la prueba documental 2ª ni la testifical que ha propuesto Barroso para poder defenderse? Con la testifical, en particular, el alcalde Barroso pretende que varias personas que han hecho públicas, en libros y medios de comunicación, diversas actividades crematísticas de Juan Carlos de Borbón, declaren en el juicio cuáles son sus bases y fuentes de conocimiento al respecto. ¿Hay temor a estas declaraciones, “temor político”? Da impresión de que se maneja por el juez un concepto de prueba “pertinente” con formato de embudo.


Preocupa igualmente a muchos ciudadanos y ciudadanas que coincida este juicio a José Antonio Barroso con la admisión por el Tribunal Supremo de la querella contra el juez Garzón interpuesta por un sindicato nostálgico de la dictadura y genocidio franquista. Dicen estos “sindicalistas”, aplaudidos jubilosamente por el PP, que Garzón sabía que no era competente para investigar los crímenes de lesa humanidad del franquismo, y que, por tanto, prevaricó al considerarse competente. El PP no da importancia a que Camps, Fabra, etcétera estén imputados como supuestos “trincones”, incluso les llama “ciudadanos ejemplares”. Pero descorcha cava si imputan a Garzón por su honrosa labor de destapar los crímenes de lesa humanidad cometidos bajo la batuta de personajes como su actual “presidente fundador”. Por su intento de hacer cierta la “tutela judicial efectiva” prescrita en el Art. 24 de la Constitución.

Hay un sector de la judicatura, bien conectado con la derechona política, que a Garzón lo echaría si pudiese a los tiburones. Y hay unos jueces que irían al infierno, si lo hubiese, por decir --para cerrar el paso a la investigación judicial de Garzón-- que el golpe de estado de 1.936 y la guerra contra el legítimo Gobierno republicano no fue un delito contra altos organismos de la nación y contra la forma de gobierno. Son jueces a los que sólo gusta juzgar a perdedores, como Saddam Husein, Milosevic, o los militares españoles vencidos por Franco, Hitler y Mussolini. Pero no juzgar a los ganadores. Quizá por eso, también, el Tribunal Supremo ha dinamitado la querella presentada por Carmen Negrín contra los diez magistrados que hicieron descarrilar la citada investigación garzoniana. Hay jueces y políticos, en fin, que creen que los asesinados por los “vencedores” contra media España, y enterrados sin nombre en fosas comunes por zanjas y barrancos, tienen, como dice la Asociación por la Memoria y la Justicia de Salamanca, el mismo status que los enterrados en las fosas de Atapuerca.

En defensa del alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso






Amadeo Martínez Inglés



Acabo de enterarme de que mañana día 2 de junio, a las diez horas, van a juzgar en la Audiencia Nacional a José Antonio Barroso, alcalde de Puerto Real. Por presuntas injurias al rey, parece ser.

¡Qué calladito se lo han montado esta vez los funcionarios de la monarquía trasnochada y caduca que todavía padecemos los españoles, los del Gobierno de su amigo del alma, ZP, quien últimamente, y parece ser que en calidad de “escudero real”, se ha convertido en la sombra de su titular, el barrigudo y antiguo cazador de bisontes y osos borrachos, Juan Carlos de Borbón (con el que acaba de acudir, no en uno sino en dos aviones de la Fuerza Aérea española, a la final del Barça en Roma), y los de ese tribunal especial de corte franquista, la Audiencia Nacional, que ha querido entender del asunto dejando de mano sus habituales escándalos personales y sus mediáticas y sesudas investigaciones internacionales en búsqueda de genocidas y criminales de lesa humanidad!

Esta vez no convenía airear en los medios la visita a los tribunales del valiente Barroso porque la última vez aquello resultó un espectáculo poco edificante para la ciudadanía, peligroso en extremo para la supervivencia del tradicional pacto de silencio de los medios cortesanos de este país (que son prácticamente todos los de papel) en defensa de su monarca, y alentador del imparable movimiento republicano que en estos momentos, destrozado ya el férreo corsé con el que la modélica transición lo vistió durante décadas, pide paso político en una sociedad tan enferma, empobrecida, desilusionada y deprimida como la española actual.


Pero aparte el silencio este de los corderos gubernamentales y mediáticos para bajar sensiblemente el eco popular del “paseillo” y presentación ante la justicia (franquista) del “valiente Barroso” (VB, en adelante) por soltar a voz en grito los presuntos delitos del Borbón (homicidio imprudente, posible asesinato, golpismo, malversación de fondos públicos para sus polvos de fin de semana, corrupción generalizada…) lo que más me ha impresionado y disgustado de la citación de mañana ha sido el enterarme, por boca del abogado Enrique de Santiago, de que la todopoderosa Audiencia Nacional ha desestimado su petición de que el modesto historiador e investigador que escribe estas líneas (que, modestia aparte, algo debe saber sobre el tema en cuestión después de casi treinta años de dedicación) compareciera en la vista como testigo.

Sí, sí, por miedo, no hay otra explicación. Empezando por el Borbón que ocupa desde hace más de treinta años la Jefatura del Estado español por decisión testicular franquista, siguiendo por el Gobierno de ZP, por los anteriores socialistas, por los del PP…todo el mundo que es algo en este bendito país, “todo dios” por decirlo más castizamente, tiene miedo a que tarde o temprano se descubra la tostada de la transición, el engaño, las mentiras, las componendas, las corrupciones… es decir, la enorme grandiosidad de la rueda de molino con la que hicieron comulgar al pueblo español aquél nefasto día en que la llamada (por ellos) “modélica transición” de 1978 se convirtió en el sagrado catecismo de un franquismo redivivo.

Y yo que quería (aunque me temía que no me iban a dar ese gusto) acudir a la Audiencia Nacional con el uniforme del Ejército (llamémosle “de la transición” para no herir gratuitamente mi ya muy castigado ego profesional) para, durante horas si era preciso, informar al señor juez con pelos y señales de todos esos presuntos (pongo una vez más “presunto” por respeto al Estado de derecho) delitos cometidos por el actual rey de España y por airear, los cuales, han arremetiendo contra el más débil, contra el fogoso VB de nuestra historia.

Tendré que dejarlo para mejor ocasión aunque desde estas líneas, y en espera de poder hacerlo personalmente, reitero mi apoyo al valiente alcalde y amigo José Antonio Barroso. ¡Ánimo VB! Seguro que sabes mucho más que el juez sobre lo que se va a tratar mañana martes en la Audiencia Nacional. Y si tienes alguna duda, llámame. No tengas la menor duda de que todos los republicanos, y yo en primera línea, estamos contigo.

¡Por la III República española!

El lehendakari en la Zarzuela





Arturo del Villar


El diario madrileño Público de 28 de mayo, publicó en su página 8 una carta de Arturo del Villar, presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio, tan mutilada que apenas se comprende su intención. Por eso, la copiamos íntegramente a continuación:


Su majestad el rey ha recibido en su residencia del palacio de la Zarzuela a Patxi López, secretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSE), el 25 de mayo, al cumplirse tres semanas de su promesa como lehendakari. Mientras aguardaba el momento de la audiencia, los periodistas quisieron saber de qué pensaba hablar con su majestad, a lo que respondió: "Depende de lo que me pregunte."


Estamos seguros de que la primera pregunta que le hizo su majestad fue por qué pactó con el partido llamado Popular, para que le apoyase en la investidura y gobernar amigablemente durante los cuatro años de legislatura. A su majestad sin duda le habrán interesado las declaraciones hechas por López en el libro recopilado por María Antonia Iglesias y editado por Aguilar en el mes de febrero pasado, con el título de Memoria de Euskadi. Ahí explica su oposición a Nicolás Redondo cuando fue secretario del PSE a comienzos de este siglo, por mantener una buena sintonía con el partido que dice ser Popular, lo que le llevó a enfrentarse con él hasta conseguir desplazarle de su cargo. Asegura López en la página 838: "No he entendido nunca esas cercanías con el PP", y en la 843 afirma: "la gente no entendía lo que habíamos estado haciendo hasta ese momento, la connivencia con el PP en el seno de partido".


Nos gustaría mucho conocer las explicaciones que dio López a su majestad para justificar ese cambio ideológico tan radical. Para que podamos entenderlo, simplemente.


Suponemos que al despedirse le habrá dicho su majestad: "¿Por qué no te callas?"

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

El PCE pide al movimiento republicano que se mantenga unido y acuda mañana a apoyar a José Antonio Barroso en la Audiencia Nacional






El PCE ha señalado en un comunicado que José Antonio Barroso podría ser el primer cargo publico de este país inhabilitado por haber expresado públicamente sus opiniones sobre el Borbón. "Se produciría así un ataque sin precedentes a la democracia y a la soberanía del pueblo de Puerto Real, que habrían sido violadas por los privilegios heredados y nunca sometidos a referéndum del ciudadano Juan Carlos Borbón", aseguran los comunistas, para quien "esto viola también el artículo 7 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que señala que todos son iguales ante la ley y tiene, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación”.

La Secretaría de Movimientos Sociales del PCE señala que "en este momento en el que los poderes fácticos pretenden reforzar las estructuras heredadas del franquismo, y aplastar las ansias de libertad y democracia real de un pueblo que ha dicho basta a las mentiras, amenazas y manipulaciones de los últimos treinta años, es urgente que el movimiento republicano se mantenga unido y se fortalezca, profundizando la ofensiva en la que está inmerso, y actúe con valentía, audacia y precisión ante quienes pretenden consolidar las estructuras reaccionarias que aún encorsetan la libertad y la democracia en España".


Por todo ello, la Secretaría de Movimiento Sociales del Partido Comunista de España ha hecho un llamamiento a todas las organizaciones, asociaciones, colectivos republicanos, así como al resto de la ciudadanía que sienta como propio el ataque contra el Alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, "por manifestarse públicamente en contra del rey Juan Carlos, a acudir el próximo 2 de junio a la Audiencia Nacional a las 10 de la mañana para apoyar al alcalde republicano".

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas