11 de junio de 2009

Venezuela ordena la retirada de la Coca-Cola Zero






El Gobierno de Venezuela ordenó el miércoles al productor local de Coca-Cola, el mayor fabricante de refrescos del mundo, sacar de circulación su producto Coca-Cola Zero por considerar que es dañino para la salud, lo que fue acatado por la compañías involucradas.
No obstante, Coca-Cola y su fabricante local, Femsa de Venezuela, aseguraron en una declaración que "ninguno de los componentes de Coca-Cola Zero es perjudicial a la salud de las personas".

La salida del producto del mercado se produce después de varios obstáculos a los que se han enfrentado ambas firmas en Venezuela, en medio de una ola de nacionalizaciones y de una mayor fiscalización del sector alimenticio impulsadas por el gobierno del presidente Hugo Chávez.

El ministro de Salud y Protección Social de Venezuela, Jesús Mantilla, dijo que la medida contra Coca-Cola y su fabricante local se adoptó por considerar que el refresco contiene un componente que puede resultar perjudicial para los humanos, aunque no detalló a qué ingrediente se refería.

"El producto debe salir de circulación para preservar la salud de los venezolanos", dijo Mantilla, después de que funcionarios de ese ministerio inspeccionaron la filial local del gigante mundial de los refrescos e iniciaran un proceso administrativo.


Coca Cola Company y la filial local de Coca-Cola Femsa afirmaron que el cuestionado producto es elaborado bajo los más altos estándares de calidad a nivel mundial y cuenta con el respectivo registro sanitario que exigen las leyes del estado venezolano.

Zero había sido lanzada en abril en el mercado de Venezuela, y con esta bebida la compañía preveía un crecimiento de al menos un 200 por ciento en el segmento de gaseosas de bajas calorías.

El Ministerio de Salud dijo que la medida considera "evitar las próximas ventas del producto, así como ordenar la recolección de todas las Coca Cola Zero que se encuentran en los establecimientos comerciales", lo que fue acatado de inmediato, dijo Coca-Cola.

Las firmas involucradas dijeron que la retirada del producto se mantendrá vigente mientras concluye el proceso administrativo de la autoridad sanitaria.

"Ambas compañías trabajarán con el mencionado ministerio para responder los elementos planteados en dicho procedimiento administrativo", aseguraron en la declaración conjunta las firmas involucradas.

La empresa sufrió una costosa y dilatada huelga que paralizó sus operaciones en el país y fue resuelta a finales de 2008, y además tuvo un conflicto con Chávez, quien pidió el desalojo de un terreno propiedad de la firma en Caracas.


La utopía libertaria, segada en Navarra










El anarcosindicalismo fue un movimiento que cuantitativamente no tuvo un gran peso en Navarra debido al poco desarrollo industrial de la comunidad y de que en el campo, la UGT tuvo una mayor presencia, pero su filosofía y varios nombres propios marcaron una época muy convulsa



Los pocos cenetistas que lograron huir a la parte republicana acabaron enrolados en diversas columnas de milicianos, sobre todo en la Bakunin.
EL anarquismo viene a ser en Navarra el hermano pequeño de los diferentes movimientos de izquierda de principios de siglo. El socialismo, a través de la Federación de Trabajadores de la Tierra, le comió bastante terreno en el ambiente rural (donde el caciquismo cercenaba también cualquier posibilidad organizativa), mientras que la escasa industrialización impidió un florecimiento importante en núcleos urbanos. Sin embargo, el anarco-sindicalismo daría luego destacadas referencias tardías (Vicente Moriones o Lucio Urtubia ) y no se libraría, todo lo contrario, de la cruda represión franquista.

LOS ORÍGENES

Un sindicato que comenzó a extenderse por la Ribera

La Ribera Alta y la zona de Tudela es la cuna de un movimiento que venía sobre todo de Aragón, donde sí alcanzó muchas fuerza. El primer sindicato de la CNT se creó en 1920 en Lodosa. Luego se va extendiendo por Marcilla, Tudela, Pamplona, Alsasua y Falces. Las empresas azucareras fueron unos enclaves donde comenzaron a echar raíces e incluso protagonizaron una huelga en los años 20. Se trata de un sindicalismo sin aliados políticos e incluso enfrentados al poder republicano, según relata en una investigación de Íñigo Pérez Ochoa en el libro sobre el exilio republicano publicado por el Gobierno de Navarra. Sus líderes estaban bastante formados y muy preocupados por editar revistas y periódicos. Algunos nombres propios de este anarquismo incipiente fueron los de Gregorio Suberviola Baigorrri , los hermanos Villafranca , Pablo Ruiz de Galarreta , Miguel Yoldi Beroiz o Ezequiel Endériz Olaverri . Sus sindicatos cobran fuerza con la llegada de la República, aunque la llamada revolución de 1933 se saldará con el cierre de varios de sus centros y también con la de 1934. Algunas localidades donde tenía peso eran Cáseda, Andosilla, Caparroso, Sangüesa, Estella, Tafalla o Yesa. Según calcula Emilio Majuelo, en 1936 la CNT contaba en Navarra con unos 1.600 afiliados, especialmente en la Ribera. Practicaban un sindicalismo sin aliados políticos, alejado de las reformas y enfrentado al poder republicano. También había diferentes facciones que se aglutinaban en torno a publicaciones como Solidaridad Obrera o La Tierra.


EL GOLPE DE ESTADO

La CNT, entre los principales objetivos de la represión

Quizá no era el movimiento de más peso pero sí que sufrió una represión cualitativamente muy dura. Sólo el 8,9% de los fusilados en Navarra eran de la CNT, pero en números absolutos, entre exiliados y ejecutados, el anarquismo quedó destrozado en Navarra, aunque varios nombres propios aportarían episodios importantes del antifranquismo. Allo fue quizá el pueblo donde proporcionalmente más cenetistas fueron aniquilados. Entre 1936 y 1937 cayeron ante los paredones Jesús Alonso Chocarro, Felipe Arrieta Ochoa, el alcalde Manuel Garamendi Álvarez, Gonzalo Garayoa Monasterio, José Garnica Echeverría, Fermín Garnica Martínez, José Garnica Martínez, Jesús Inés Arguiñano, Aurelio Íñigo Osaba, Ángel Láinez Luzea, Ubaldo López Pascual, Martín Montoya Arrieta, Vidal Montoya Arrieta, Juan Ochoa Lacabe, Félix Ochoa López, Anastasio Portillo Montoya, Dionisio Rebolé Gironés, Benito Roncal Alonso y Blasa Roncal Alonso.

En Andosilla , otra plaza anarquista, figuran entre los asesinados Luis Ayucar Los Antos, Ceferino Azcona Medrano, Manuel Blázquez Jiménez, Agustín Francés García, Félix González Sádaba, Tomás Gurrea Ureña, Félix Marín Medina, Raimundo Marín Fando, Eugenio Méndez Arbeloa, Félix Mendez Arbeloa, Matías Muro Terés, Ángel Osés Malo, Pedro Pascual Gorricho, Manuel Sádaba San Gil, Emilio Salvatierra Vélez, Francisco San Miguel Moreno, Gregorio San Miguel Moreno, Teófilo Sarasa Sádaba y León Sesma Monasterio.

En Burlada fue ejecutado José Díez de Arizaleta El Río. Alsasua fue otra localidad fuertemente castigada. Entre los fusilados aparecen Claudio Diéguez Loza, Adelino Gil González y Miguel Goikoetxea Zelaia. Martín López Urdiáin murió en un campo de concentración franquista, concretamente en Burgos. De Lakuntza se llevaron a fusilar a Lázaro Alegría Lazkurai.

Volviendo a la Ribera, la lista de anarquistas ejecutados la engrosa Cayo Estarriaga Zapatería, de Caparroso; y Marcelo Ciprián Gil, Valerio García Liédena, Fulgencio García Liedena, Anastasio González Martínez, Bernabé Insausti Lorente, Eusebio Pérez López, Crescente Ruiz Abadía, Adriáin Senosiáin González y Félix Sesma Rubio en Cárcar . En Cáseda perdió la vida por sus ideas anarquistas Juan Campoy, lo mismo que le sucedía a Saturnino Muñoz en Castejón y a Félix Juan Monreal y Jesús Garijo Escribano en Corella . En Cortes fueron asesinados Miguel Duarte Baigorri y Justino Huarte Blanco.

En Estella figuran en esta lista fatídica José María Ciordia Mateache, Francisco Elizalde Martínez, Florencia Herce García, los hermanos Adolfo, Agustin y José Fernández Martínez, Marcelino Laguardia Allo, José Gregorio Mayayo Lau, Ignacio Moreno Martínez, Salvador Pejenaute Olcoz, José Preciado García, Teodoro Taínta Martínez y Joaquín Ubasos Latienda.

En Larraga fue ejecutado Miguel Ardanaz Pita, Victorino Elrrio Tabar, Daniel Fernández Nieto, Babil Folio Barbarin, Perpetuo García García, Martín García Mañeru, Victorino Hernández Macaya, los hermanos Félix y Perfecto Leuza Legorburu, Félix Morales Acebedo, José Munárriz Suescun, Jesús Nieto Suescun, Andrés Rodríguez Reyta, José Belasco Muniáin y Lorenzo Vidarte Urriza. En Lerín cayeron Hilario Cárnica Beltrán, Ramón Gil Roldán, Gregorio Pitillas Moreno, Primitivo Rioja Murugarren, Emilio Solano y Bernardo Suescun.

Lodosa fue otra localidad donde la limpia de anarquistas fue muy significada: Celedonio Abadía Arrastia, Marcos Abadía Arrastia, Mateo Abadía Arrastia, Luis Aguirre Arona, Narciso Barguilla Carracedo, Antonio Beltrán De Luis, Julián Beltrán De Luis, Fermín Campo Abós, Julián Campo Abós, Faustino Campo Martínez, Ramón Campo Martínez, Juan Caurín Alonso, José María Colas Cenzano, Florencia Colas de Miguel, Felipe Colás Bergara, Juan Colás Bergara, Pedro Gil Abadía, Gonzalo Ibáñez Martínez, Miguel López Rodríguez, Juan Marzo Marzo, José Molinet Miró, Luis Molinet Miró, Nicolás Molinet Miró, Martín Remírez Martínez, Pedro Remírez Martínez, Eugenio Sainz Martínez, Francisco Sainz Martínez, Francisco Salvatierra Etayo, Natalio Salvatierra Etayo, Julián Salvatierra Ramírez, Felipe Salvatierra Ruiz y Pedro San Gil Campo.

Siguiendo en la Ribera Alta, Mendavia es otro lugar donde la represión fascista se cebó con los cuadros anarcosindicalistas. Allí fueron ejecutados: Ángel Alegría Mateo, Eladio Elvira Asurmendi, Cosme Elvira Martínez, Lorenzo Elvira Martínez, Deogracias Elvira Sainz, José María Elvira San Juan, Víctor Marínez Ordóñez, Luis Martínez Sainz, Tomás Martínez Valerio, Julio Mateo Elvira, Luis Montoya Suberviola, Julián Muguía Armendáriz, Sixto Quijera Suberviola, Emilio Rada Cenzano, Carmelo Rada Cenzano, Fermín Romero González y Roque Ruiz Ruiz.

En Mirandade Arga hubo también tres cenetistas fusilados: Anastasio Ezquerro García, Valentín Ezquerro García y Antonio Murugarren San Juan.

Pamplona , por su carácter también urbano, tuvo una notable presencia de anarquistas. Entre los nombres de los ejecutados aparecen Pedro Alfaro Hernández, Santos Alfaro Hernández, José Belloz Crespán, Jesús Cepero Barbería,Bruno Garrido Redondo, Eugenio Garrido Redondo, Teodoro Garrido Redondo, Ángel Hurtado Novallas, Pedro Iturria Elizalde, Julián Jimeno Setuáin, Jaime Lluch Quillide, Isidoro Marqués Campos y Félix Martínez.

De Peralta se llevaron a Emilio y Aurelio Pérez Pellejero. En San Esteban de laSolana fue asesinado Jesús Etexeberria Oteiza.

En Sangüesa también hubo una saca importante: José Benede Artieda, Agustín Ibáñez Azcoiti, José Ibáñez Azcoiti, Honorio Ibáñez Leoz, Máximo Lacasa García, Martín Lozano Segura, Romualdo Moriones Belzunegui, Liborio Marco Miquéliz, Eugenio Palacín Campaña, Máximo Palacín Campaña y Primitivo Palacín Campaña,Isidro Tabar Ilintxeta, Félix Unzue Oruduña, José Uroz Navallas, Matías Tabar Ilintxeta, Félix Zubiate Murillo y Asunción Campaña Ortiz.

Sartaguda también es otro enclave emblemático y la CNT también se llevó una buena parte de las ejecucionesl. Teodoro Martínez Martínez, Joaquín Martínez Pausa, Honorato Oñate Pellejero, Bernabé Sesma Miguel y Elías Sesma Miguel fueron asesinados. En Tafalla hubo cinco crímenes: Aquilino Ancín Indart, Guervasio Gurpegui, Jesús Liberal Martínez de Espronceda, Ambrosio Pascual Luzuriaga y Antonio Zapatero. En Tudela los ejecutados fueron Ventura Aras, Leoncio Castillejo, Teodoro Goñi Ayerbe y Aquilino Marín Simón. En Villava fueron dos las víctimas (los hermanos Luis y Vitorio Esparza Portillo) y en Zuñiga cayó Victorino Ripa Díaz.Diario de Noticias

HOMENAJE EN BERRIOZAR A LAS VICTIMAS DEL FUERTE DE EZKABA












El Ayuntamiento de Berriozar y la asociación cultural Txinparta han organizado un homenaje a las víctimas de la represión entre los años 1934 y 1945 en el fuerte de Alfonso XII del monte San Cristóbal. Con este propósito, mañana, a las 19.30 horas, tendrá lugar una actuación en acústico del grupo Marea en la Escuela de Música de la localidad y a continuación se proyectará el documental Ezkaba, la gran fuga de las cárceles franquistas , del realizador Iñaki Alforja.

El 20 de junio el cementerio de Berriozar acogerá un acto de reconocimiento a las 47 personas fallecidas y asesinadas en el Fuerte que hay constancia documental de que fueron enterrados en este campo santo. La iniciativa de Txinparta pretende rescatar del olvido los nombres de los fallecidos en Ezkaba, muchos de los cuales fueron enterrados en los cementerios de la antigua Cendea de Ansoáin, a la que pertenecía Berriozar, y hacerles visibles para sus familiares y los vecinos.

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

La desnudez anticastrista de la mansión de Berlusconi



Pascual Serrano/



Nunca se pudo imaginar el conservador ex primer ministro checo Mirek Topolanek que su entrega al anticastrismo de Bush le iba a costar tan cara. Fue por ahí por donde le reconocieron en las fotos de la mansión de Berlusconi, desnudo, erecto, rodeado de jovencitas en top-less. Todo por una pulsera de goma con la palabra "Cambio", en referencia al sistema socialista de de Cuba que le regaló el entonces presidente de Estados Unidos George W. Bush.

Topolanek quiso mostrar su servicialidad enseñando su pulsera ante los fotógrafos en Estados Unidos y al llegar a su país no se la quitó como prueba de lealtad a Bush y combate a la revolución cubana. Meses después, Topolanek viajó a Italia y fue invitado por el primer ministro italiano a su finca de Villa Certosa, en Cerdeña. Nunca se quitaría la pulsera, símbolo de su enlace con Bush, y allí apareció desnudo, manteniendo como única vestimenta y patrimonio su combate a Cuba por instrucciones de Bush.

El ex primer ministro checo y presidente del Consejo de la UE ha sido el político europeo más combativo y hostil a la revolución cubana. “No me conformo sólo con pedir que se respeten los derechos humanos y se libere a los presos, sino que quiero acciones más fuertes en Cuba”, afirmó en una entrevista al diario El Mundo el pasado 31 de enero [1] .

Topolanek era el hombre encargado por Estados Unidos de lograr el acercamiento de la UE: “sería mejor que EEUU y la UE se pusieran de acuerdo en uno o varios instrumentos para presionar al régimen de la isla y lograr la transición hacia la democracia. Creo que los dos caminos divergentes, entre la UE y EEUU, han permitido a Castro sobrevivir. Es importante que la UE y EEUU encuentren un lenguaje común”, afirmaba en aquella entrevista.
Ya en 2005, Topolanek organizó en su país el Forum Pupolini 2005 bajo la denominación "Cuba en el camino de la democracia", un aquelarre de la derecha europea con la ultraderecha de Miami, donde esta última, por medio del anticastrista Frank Calzón, pidió un golpe de Estado en Cuba [2] .En junio del pasado año una reunión entre el secretario de Comercio de Estados Unidos, el cubanoamericano Carlos Gutiérrez y Topolanek sirvió para mostrar la entrega total de la República Checa a Estados Unidos en su plan común contra Cuba y en el sistema de misiles contra Rusia [3] . Precisamente las dos cuestiones que más problemas y diferencias han dado creado en el seno de la Unión Europea.

Gutiérrez dijo que quería para Cuba una transición y un gobierno como el de Topolanek, es decir, desnudo haciendo el ridículo en una mansión de Berlusconi y sólo con una pulsera colocada por instrucciones de Estados Unidos.

Vídeo de la ceremonia de entrega de la pulsera:

La quiebra forzada de General Motors: lo que nadie explica








por Greg Palast*

Nombres de empresas como Enron o nombres de financieros como Madoff han protagonizado espectaculares quiebras o estafas estos últimos tiempos en los Estados Unidos afectando la economía del país y del pueblo norteamericano, pero curiosamente y a cada vez, en estas cuantiosas perdidas económicas, existen algunos personajes que se benefician millonariamente sin que la prensa comercial los denuncie. Nuestro colega Greg Palast analiza desde New York la bancarrota del gigante automóvil General Motors.
Stevie la Rata tiene un plan siniestro para GM: usar los fondos de pensiones de la empresa para pagar los 6 mil millones de dólares que ésta debe a instituciones crediticias como JP Morgan y Citibank.


Atornillar a los trabajadores del automóvil

Puede que hoy [4 de junio] haya llantina general por la quiebra de GM. Pero enterrar en masa 40.000 de los últimos 60.000 puestos de trabajo con afiliación sindical no le estropeará el día a Jamie Dimon. Dimon es el presidente del consejo de administración del banco JP Morgan. Mientras que los trabajadores de GM pierden sus beneficios de asistencia sanitaria en la jubilación, sus puestos de trabajo, los ahorros de toda una vida; mientras que los accionistas se quedan sin nada de nada, y muchos acreedores, con un palmo de narices; un puñado de privilegiados acreedores de GM –encabezados por Morgan y Citibank—, en cambio, esperan recuperar el 100% de sus préstamos a GM, por un estupefaciente monto de 6 mil millones de dólares.

La vía por la que estos bancos conseguirán su premio de 6 mil millones de dólares es de todo punto ilegal. Huele a rata.

A Stevie la Rata, para ser precisos. A Steven Rattner, el “Zar-Zar” de Barak Obama, el hombre que esta mañana ha asumido esencialmente la responsabilidad de ordenar la quiebra de GM.

Cuando una compañía va a la quiebra, todos resultan perjudicados: justa o injustamente, los trabajadores pierden contratos salariales, los accionistas son borrados del mapa y los acreedores se hacen, a lo sumo, con algunos fragmentos. Es la ley. Lo que los trabajadores no pierden nunca son las pensiones (incluidos los fondos para asistencia sanitaria en la vejez), que ya han sido descontadas de sus salarios y retenidas a su nombre.

Pero esta vez no. Stevie el Rata tiene un plan diferente para GM: servirse de los fondos de pensiones para pagar a Morgan y a Citi.

He aquí el esquema: lo que Rattner pide al tribunal de quiebras es, sencillamente, que incaute el dinero que GM debe a los trabajadores en concepto de seguro de asistencia sanitaria en la jubilación. El dinero en efectivo del fondo de seguros sería reemplazado por acciones de GM. El porcentaje estaría entre el 17% y el 25% de las acciones. Sea lo que fuere lo que valgan el 17% o el 25% de las acciones, bueno… a ver quién es el guapo que paga su diálisis con 50 participaciones en el accionariado de una compañía automovilística en bancarrota.

Sin embargo, Citibank y Morgan, dice Rattner, deberían cobrar todo el pastón –6 mil millones de dólares ya, y en efectivo— de una compañía que no puede pagar ni los componentes automovilísticos ni las facturas oftalmológicas de sus trabajadores.

Detención preventiva para las pensiones

Y bien, ¿qué hay de malo en servirse del dinero de los fondos de pensiones en una quiebra? La respuesta, señor Obama, señor profesor de Derecho, es que es ilegal.

En 1974, tras una serie de escandalosas evaporaciones de fondos de pensiones y de retiro acontecidas en la era Nixon, el Congreso aprobó la Ley de Jubilación y de Seguridad Social del Empleado (ERISA, por sus siglas en inglés). ERISA dice que no se pueden tocar los fondos de pensiones de los trabajadores (ni los pagos mensuales, ni el seguro de asistencia sanitaria), del mismo modo que no se puede tampoco tocar el dinero de las cuentas bancarias particulares de los trabajadores.

La ley es jodidamente explícita al respecto: de ningún modo se puede tocar el dinero de las pensiones. Los ejecutivos de la compañía deben guardar esos fondos de jubilación en calidad de “fiduciarios”. Eso es lo que dice la ley, profesor Obama, según queda expuesta en el propio sitio web del Gobierno bajo el epígrafe “Planes y beneficios sanitarios”.

Cualquier empresa norteamericana que vaya corta de dinero en efectivo podría estar tentada de meter la mano en los fondos de jubilación, pero no es su dinero; es lo mismo que el banquero cuando va corto de dinero: no puede tocar tu cuenta bancaria. Los activos de un plan de pensiones son solo para los miembros del plan, no para el señor Dimon, ni para el señor Rubin.

Ello es que ahora, en efecto, la administración Obama está pidiendo que el dinero destinado al bazo envejecido de un trabajador del automóvil sea bombeado para alimento de las criaturas del Programa de Alivio para los Activos en Dificultades (TARP, por sus siglas en inglés). Los trabajadores se quedarán sin trasplantes pulmonares para que Dimon y Rubin puedan seguir zascandileando. Este es otro momento “Guantánamo” para la administración Obama: sintonizar a Nixon para aceptar la detención preventiva de los seguros de salud de los jubilados.

Trocar los dineros en efectivo del fondo por acciones de GM no convierte en legal la acción de ratear los activos destinados a pensiones de GM. Porque el Congreso, preveyendo trucos de este tipo, dejó sentado que las compañías, en tanto que fiduciarias, deben “actuar prudentemente y están obligadas a diversificar las inversiones del plan, a fin de minimizar el riesgo de grandes pérdidas”.

Por “diversificar” en aras a la seguridad no entiende la ley colocar el 100% de los fondos de los trabajadores exclusivamente en las acciones de una compañía quebrada.

Mal y peligroso negocio: el plan de Rattner abre las compuertas para que cualquier compañía bien conectada políticamente –o en trance de desgracia— entre a saco en los fondos de asistencia sanitaria para los jubilados.

La Casa de Rubin

Resulta que se entra a saco en las pensiones, ¿y los bancos, de rositas? ¿Por qué no se pidió a los bancos, como se hizo con los trabajadores y con otros acreedores, que aceptaran acciones de GM?

Como dijo Butch a Sundance, ¿Y quiénes son estos tíos? Recuerden, Morgan y Citi. Son las reinas corporativas del bienestar que se han tragado ya cerca de un tercio de un billón de dólares en ayudas del Tesoro norteamericano y de la Reserva Federal. No por azar, Citi, el gran ganador, ha pagado más de 100 millones de dólares a Robert Rubin, el antiguo secretario del Tesoro. Rubin fue el hombre que le hizo el puente a Obama con los bancos, para atraerse la aceptación y las donaciones de los mismos a su campaña electoral (es, con diferencia, la mayor fuente de las ayudas empresariales que recibió).

Con los últimos céntimos de GM a punto de caer en un bolsillo y con el Tesoro de Obama en el otro bolsillo, lleva razón Jamie Dimon, el hombre de Morgan, al decir que los últimos doce meses probarán que los bancos “están mejor que nunca”.

Lo que nos lleva a una cuestión: ¿no será que la quiebra forzada de GM y la consiguiente eliminación de decenas de miles de puestos de trabajo no son sino una acción de recolecta para financieros favorecidos?

Y ha sido un gran año para Rattner. Mientras que la administración Obama lograba un buen acuerdo merced a toda una juventud de Rattner dedicada a los Sindicatos de Trabajadores del Acero, trataban de ocultar bajo el chasis que Rattner era uno de los privilegiados del selecto grupo de inversores en Cerberus Capital, los propietarios de Chrysler. “Propietario” es aquí un término vagaroso, porque Cerberus era “propietario” de Chrysler en el mismo sentido en que puede decirse que un caníbal es tu “anfitrión” en el almuerzo. Cerberus no pagó nada por Chrysler; al contrario, recibió miles de millones que la empresa alemana Daimler pagó para desprenderse de Chrysler. Cerberus se hizo con el efectivo, para luego cargar al contribuyente norteamericano el muerto de la quiebra de Chrysler. (“Cerberus”, dicho sea entre paréntesis, es un nombre elegido en honor del perro tricéfalo que, en la mitología romana, guarda las puertas del infierno, el Can Cerbero. Sutiles no son estos tíos.)

Aunque Stevie la Rata, al tomar posesión de su cargo como Zar del automóvil, vendió los intereses que tenía en el Can Cerbero, guardián del infierno, nunca renunció a puesto en el negocio de buitres llamado Quadrangle Hedge Fund. La fortuna personal neta de Rattner se estima en unos 50 mil millones de dólares. Tal es el héroe obrero de Obama.

Si diriges un negocio y juegas a toda leche perdiendo los fondos de tus trabajadores, puedes terminar en la cárcel. El plan de Stevie la Rata no es otro que el del Gran Robo de las Pensiones de los Trabajadores del Automóvil. Y no es menos delictivo por el hecho de que sea el mismísmo Presidente quien está al volante del automóvil en fuga.