8 de julio de 2009

LAS HEROÍNAS INVISIBLES





Sur.es/A. J. LÓPEZ/Málaga/08-07-2009

Después de 18 años de investigaciones, Encarnación Barranquero publica un estudio sobre la represión franquista en las cárceles de mujeres en Málaga.

Más de 5.000 malagueñas fueron apresadas durante la Guerra Civil

Existe más de una Historia. Más de las dos, incluso, que dividen los acontecimientos según los cuenten los vencedores y los vencidos. Existe una historia detrás de cada puerta, de cada casa. Quizá esa no se escriba con mayúsculas; pero sin ella, la otra, la de la letra grande, no sería posible. Y las protagonistas de esas gestas cotidianas suelen ser las mujeres.

Hazañas que no aparecen en los libros de texto pero que mantienen con vida los libros de familia. Y así, con la intención de superar la invisibilidad que han padecido las mujeres a los ojos de ciertos investigadores, la revista 'Andalucía en la Historia' dedica su último número a las andaluzas que protagonizaron la resistencia y que también padecieron la opresión del franquismo.

Entre los artículos destaca la investigación de la historiadora de la Universidad de Málaga Encarnación Barranquero sobre la represión en las cárceles malagueñas de mujeres durante en este periodo. Después de 18 años de trabajo, la especialista ha calculado que más de cinco mil malagueñas fueron apresadas sólo durante los años de la contienda.


«La situación de hambre y pobreza que sobrevino tras la guerra afectó de manera especial a las mujeres, porque ellas eran las encargadas de mantener a flote a sus familias», apostillaba ayer Barranquero momentos antes de la presentación de la revista en el Ateneo de Málaga.

Además, la historiadora destacó el carácter arbitrario de los tribunales franquistas: «Muchas mujeres eran encarceladas sólo por ser familiares o parejas de representantes de la República. Además, se da la circunstancia de que muchas mujeres que estuvieron en el frente se salvaron y otras fueron apresadas y fusiladas por asuntos menores».

Barranquero ha encontrado documentación de más de 80 mujeres ajusticiadas por las autoridades franquistas. Un número que, en su opinión, irá en aumento con el paso de las investigaciones, ya que se trata sólo de los fusilamientos notificados de manera oficial.

Doble persecución

Esa falta de luz histórica ahora se palia, en parte, con este número monográfico, elocuente desde su propia portada: 'Heroínas invisibles'. Con esa expresión, 'Andalucía en la Historia' hace referencia a la doble persecución que sufrieron las mujeres durante los años más oscuros de la historia reciente de España. Perseguidas por rojas y por mujeres. Y, pese a todo, la Historia oficial les ha escatimado con frecuencia ese protagonismo activo.

Un papel que ahora reivindica el número de 'Andalucía en la Historia' coordinado por la especialista Pura Sánchez. La experta explicaba ayer que la represión franquista, más allá de una forma de intimidación, «constituyó una manera de organizar el poder».

De este modo, Sánchez sostuvo que las andaluzas padecieron la violencia «del lenguaje verbal y del lenguaje no verbal». En el primer apartado, la especialista situó la violencia sexual, el escarnio público de verse convertidas en botín de guerra, un dolor propio que además se usaba para horadar la moral de los adversarios varones. Y en el segundo caso, Sánchez citaba los «juicios morales» en los que a las mujeres también se las condenaba «por no comportarse como debían».

Más tierra encima sobre las mujeres de la época. Madres, hijas y esposas, pero también guerrilleras, administradoras y estrategas que poco a poco salen a la luz y reclaman su lugar en la Historia escrita con mayúsculas.


«La situación de hambre y pobreza que sobrevino tras la guerra afectó de manera especial a las mujeres, porque ellas eran las encargadas de mantener a flote a sus familias», apostillaba ayer Barranquero momentos antes de la presentación de la revista en el Ateneo de Málaga.

Además, la historiadora destacó el carácter arbitrario de los tribunales franquistas: «Muchas mujeres eran encarceladas sólo por ser familiares o parejas de representantes de la República. Además, se da la circunstancia de que muchas mujeres que estuvieron en el frente se salvaron y otras fueron apresadas y fusiladas por asuntos menores».

Barranquero ha encontrado documentación de más de 80 mujeres ajusticiadas por las autoridades franquistas. Un número que, en su opinión, irá en aumento con el paso de las investigaciones, ya que se trata sólo de los fusilamientos notificados de manera oficial.

Doble persecución

Esa falta de luz histórica ahora se palia, en parte, con este número monográfico, elocuente desde su propia portada: 'Heroínas invisibles'. Con esa expresión, 'Andalucía en la Historia' hace referencia a la doble persecución que sufrieron las mujeres durante los años más oscuros de la historia reciente de España. Perseguidas por rojas y por mujeres. Y, pese a todo, la Historia oficial les ha escatimado con frecuencia ese protagonismo activo.

Un papel que ahora reivindica el número de 'Andalucía en la Historia' coordinado por la especialista Pura Sánchez. La experta explicaba ayer que la represión franquista, más allá de una forma de intimidación, «constituyó una manera de organizar el poder».

De este modo, Sánchez sostuvo que las andaluzas padecieron la violencia «del lenguaje verbal y del lenguaje no verbal». En el primer apartado, la especialista situó la violencia sexual, el escarnio público de verse convertidas en botín de guerra, un dolor propio que además se usaba para horadar la moral de los adversarios varones. Y en el segundo caso, Sánchez citaba los «juicios morales» en los que a las mujeres también se las condenaba «por no comportarse como debían».

Más tierra encima sobre las mujeres de la época. Madres, hijas y esposas, pero también guerrilleras, administradoras y estrategas que poco a poco salen a la luz y reclaman su lugar en la Historia escrita con mayúsculas.