24 de julio de 2009

Colapso laboral en EEUU: Se multiplican los riesgos de explosión social





IAR Noticias

Lo que suena como un panorama fantástico para el Imperio norteamericano (las huelgas y los conflictos sociales) es un escenario de corto plazo que ya están manejando entre líneas analistas y medios norteamericanos a la luz de la crisis industrial y de las quiebras empresariales que están desatando una creciente ola de despidos y un récord de la desocupación en EEUU.

Desde el estallido de la crisis financiera, en septiembre pasado, la ONU, el Banco Mundial, la mayoría de los expertos y últimamente el G-8, vienen advirtiendo sobre el peligro de estallidos sociales a escala global que podrían generarse por el impacto de la crisis recesiva con despidos masivos y por la escalada de los precios de la energía y de los alimentos en los países más pobres de Asia, África y América Latina.

Esta semana, el Grupo de los Ocho (G-8), considerado el “Directorio del Mundo”, afirmó en una declaración que la situación “sigue incierta” en la economía global, con “riesgos significativos para la estabilidad”. De acuerdo con las potencias centrales nucleadas en la entidad, el aumento de la desocupación este año y el próximo puede producir estallidos y revueltas sociales.

Sorpresivamente, la evolución de la crisis (que devino de financiera a crisis estructural con la recesión) hoy golpea con más fuerza a las potencias centrales que a los países emergentes o subdesarrollados.

El malestar social que generan la desocupación creciente y el deterioro de las condiciones salariales, así como el achicamiento de la capacidad de consumo, alimenta y exacerba el estado de frustración colectiva, provoca pérdida de confianza en los políticos y alienta las huelgas y protestas sociales que ya comienzan a extenderse por toda la geografía europea y amenazan con extenderse a EEUU.

La crisis social (consecuencia de la caída del consumo y los despidos laborales) se perfila como un potencial emergente de la crisis recesiva- laboral que detonó escalonadamente como consecuencia de la crisis financiera en EEUU.

Las señales son claras: La crisis financiera ya devino en recesión y amenaza (por efecto de la desocupación masiva) en convertirse en una crisis social de difícil pronóstico en EEUU.

“El mercado laboral de Estados Unidos tiene un desempeño aún peor que el de la economía en general, lo que causa temores dentro y fuera del gobierno de que el resultado podría ser el de una recuperación sin empleos incluso cuando termine la recesión”, señala este jueves The Wall Street Journal.

“En un desafío a las normas históricas, la tasa de desempleo –que asciende a 9,5%– es de 1 a 1,5 puntos porcentuales más alta que lo que se hubiera previsto bajo el sentido común económico, dice al Journal Lawrence Summers, uno de los asesores económicos del presidente de EEUU, Barack Obama.

Desde que comenzó la crisis en diciembre de 2007, la economía estadounidense perdió 6,5 millones de trabajos, 4,7% del total de empleos en el país. La tasa de desempleo subió cinco puntos porcentuales mientras que la economía se ha contraído alrededor del 2,5%.

En los últimos días, Summers, el director de presupuesto de la Casa Blanca Peter Orszag y el presidente de la Fed Ben Bernanke han hecho declaraciones públicas sobre la “desconexión inusual” entre el crecimiento y el desempleo.

El propio presidente estadounidense, Barack Obama, pronosticó el miércoles pasado que el desempleo en el país, que alcanzó un récord de 9,5%, probablemente seguirá en aumento en los próximos meses, pues los puestos de trabajo tardan más en recuperarse que otros sectores de la actividad económica.

Según The Wall Street Journal, las recuperaciones económicas sin empleos no son nada nuevo: las empresas suelen ser reacias a contratar cuando recién sube la demanda.

Sin embargo, hay posibilidades más sombrías –agrega–, ya que los trabajadores con problemas podrían arrastrar una economía frágil a una recesión más profunda.

En un cuadro recesivo, la pérdida de empleos en EEUU se aceleró el mes pasado y la tasa de desempleo aumentó a 9,5%, arrojando dudas sobre la capacidad de recuperación de la primera economía imperial.

“La demanda final y la producción han mostrado señales tentativas de estabilidad”, dijo el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, a reguladores el miércoles, como parte de su presentación ante el Congreso de EEUU. No obstante, aclaró: “El mercado laboral, sin embargo, sigue debilitándose”.

Según los últimos datos, en un récord histórico, el rojo fiscal en EEUU se disparó a más de US$ un billón (doce ceros, un millón de millones) en los primeros nueve meses del ejercicio anual e implica ya el 8% del PBI. Pero cerraría en más de US$ 1,8 billón, contra “sólo” US$ 455.000 millones del año pasado.

El Departamento del Tesoro de EEUU informó que entre octubre de 2008, cuando empieza el año presupuestario, y junio último, el “rojo” fue de 1,086 billón de dólares, una marca sin antecedentes.

La crisis económica recesiva en la mayor economía del mundo, ya se expresa en recesión, desempleo, menos recaudación impositiva y más gastos para paliarla, entre otras variables, complica las cuentas públicas.

En este marco, lo que suena como un panorama fantástico para el Imperio norteamericano (las huelgas y los conflictos sociales) es un escenario de corto plazo que ya están manejando entre líneas analistas y medios norteamericanos a la luz de la crisis irresuelta del sector automotriz y de las quiebras empresariales que están desatando una creciente ola de despidos en EEUU.

Cada jornada de la economía norteamericana (desde finales de 2008) se convirtió en un vértigo marcado por una dinámica inevitable: Recesión industrial y comercial con baja del consumo y desempleo masivo que se proyecta desde EEUU y los países centrales al mundo periférico “subdesarrollado” y/o emergente.

De esta manera, la desocupación (emergente de la desaceleración económica) se ha convertido en una cuestión clave para el equipo de Obama y el establishment de poder estadounidense que temen que su propagación convierta a EEUU, la primera potencia mundial, en un polvorín de huelgas y conflictos sociales que terminen paralizando aún más a la economía.

En un orden secuencial, para que se produzca un desenlace del proceso recesivo, tiene que haber una convergencia interactiva de la “crisis financiera” (los mercados del dinero), la “crisis estructural” (la economía real) y la “crisis social” (el impacto de la crisis económica-financiera en la sociedad).

Por estas horas, medios y analistas norteamericanos coinciden en que la desocupación (como emergente de la recesión industrial) se ha convertido en la prioridad absoluta de la agenda de Obama y su equipo.

Desde hace varios meses, el protagonismo de la crisis financiera-bursátil fue rebalsado y cedió paso a un nuevos actores: Las quiebras empresariales y los despidos masivos.

Los billonarios paquetes de “rescate bancario” estatal con dinero de los impuestos (pagado por toda la población estadounidense) no han servido de antídoto y han fracasado estrepitosamente como medida para enfrentar la crisis que ha devenido de financiera a recesiva a escala global.

El mapa de la crisis social

El desempleo en la región occidental de Estados Unidos superó el 10% en mayo pasado, la primera vez en 25 años que una región del país tiene ese porcentaje de desocupación.

Ocho estados alcanzaron cifras de desempleo sin precedente y sólo dos - Nebraska y Vermont - no reportaron aumento alguno.

El Departamento del Trabajo informó en junio pasado que 48 estados y el Distrito de Columbia sufrieron aumento en el desempleo en mayo. La peor situación es en Michigan, donde las empresas automotrices se han visto obligadas a eliminar miles de empleos. La tasa de desocupación allí ascendió a 14,1%.

La región occidental del país fue la que tuvo mayor desempleo, con 10,1%. La última vez que una región tuvo esa cifra fue en septiembre del 1983, cuando el país apenas se recuperaba de una recesión.

En esa región se encuentra California, donde el desempleo ascendió a un récord de 11,5% el mes pasado, Nevada, donde ascendió a otro récord con 11,3% y otros estados golpeados por la crisis de vivienda y donde han descendido el empleo y los ingresos.

California es el mayor Estado del país por población (36,75 millones de habitantes) y por PIB (con 1,84 billones de dólares supone el 13,3% de todo EEUU, según datos de 2008). Si fuera un país independiente estaría entre las diez primeras potencias del mundo.

La debacle de la construcción (tanto residencial como terciaria) ha sumido a California en la mayor recesión desde la Gran Depresión. Así, el Estado ha perdido 904.300 puestos de trabajo desde diciembre de 2007.

La Casa Blanca indica que California es el tercer estado con más créditos fallidos. Además, en lo que va del año 391.611 propiedades inmobiliarias han comenzado el proceso de ejecución hipotecaria, la cifra más alta de EEUU, que supone un alza del 15% respecto al mismo periodo de 2008. Esta coyuntura está afectando a la banca de EEUU, sobre todo a Bank of America, el primer banco del país, que tiene una gran exposición a la costa oeste.

Los otros seis estados que tienen una tasa de desempleo inédita desde 1976 son Carolina del Norte, Oregón, Rhode Island, Carolina del Sur, Florida y Georgia.

En cuanto a despidos, Arizona y Florida fueron los que más sufrieron, seguidos por Oklahoma, Arkansas, Kentucky y Michigan.

El riesgo del estallido

Los despidos masivos de obreros y empleados en EEUU son el barómetro y marcan el momento en que la crisis comienza a salir de la “superestructura” económico financiera y a meterse dentro de la sociedad estadounidense.

Todo el planeta (globalizado y nivelado por el sistema capitalista “único”) está aquejado de los mismos síntomas: Nuevo repunte y vuelta a la especulación financiera del petróleo y de las materias primas, devaluación de las monedas y revaluación el dólar, crisis crediticia con achicamiento del consumo, suba de precios internos de los alimentos y la energía y oleadas de despidos laborales constantes en EEUU y las potencias centrales.

En su última reunión el G-8 sostuvo que para atacar la crisis, “hay que sostener la demanda y recuperar el crecimiento”, lo que implica afrontar la situación con nuevos recursos si hacen falta.

Pero mientras Alemania quiere frenar la hemorragia de fondos públicos en la economía, EEUU, Gran Bretaña y otras naciones como Francia creen que es necesario impedir que la crisis -ya devastadora- se convierta en una bomba social por el alza del desempleo.

En marzo de este año, el diario francés Le Monde publicó un informe con un pronóstico de especialistas del LEAP/Europa 2020, un grupo de reflexión europeo, en el que anticipó que la crisis financiera y económica generará explosiones sociales violentas en Europa y EEUU donde podrían crearse las condiciones de una guerra civil.

De esta manera, la crisis podría incluso fomentar violentas rebeliones populares cuya intensidad se vería agravada por la libre circulación de armas de fuego, pronostica el LEAP.

América Latina, pero también los EEUU, son las zonas que corren mayores riesgos. “Hay 200 millones de armas de fuego en circulación en los EEUU y la violencia social ya se manifiesta a través de pandillas”, advierte Franck Biancheri, quien preside la asociación.

Esta visión apocalíptica parecería “fantástica” si este grupo de reflexión no hubiese vaticinado, en febrero de 2006, con una precisión asombrosa la actual crisis recesiva mundial.

Hace tres años, la asociación describía la llegada de una “crisis sistémica mundial”, iniciada por una infección financiera global vinculada al endeudamiento norteamericano, seguido por la caída bursátil, particularmente en Asia y en los EE.UU. (de -50% a -20% en un año) y el estallido de las burbujas inmobiliarias mundiales. Un paquete que provocaría recesión en Europa y una “muy Grande Depresión” en los EEUU.

De cualquier manera, y a la luz de los datos económicos, un escenario de huelgas y conflictos sociales en el Imperio USA no está sacado de una novela de Julio Verne sino (además de la crisis global) de una proyección lógica y emergente de la desocupación desatada por la recesión industrial y empresarial estadounidense, para la cual ni la administración saliente de Bush ni la administración de Obama han conseguido soluciones concretas.
-

Honduras: Segundo golpe militar contra Chávez




Heinz Dieterich


La imparable militarización del planeta por Washington muestra que el imperialismo sí sabe diferenciar entre el poder real y los poderes fantasiosos.
|

1. Golpe militar contra Hugo Chávez, en Honduras

La decisión original de organizar un golpe militar contra el presidente constitucional hondureño, Manuel Zelaya, fue tomada por los militares hondureños en agosto del 2008, a raíz de la firma del ALBA en Tegucigalpa. Integrada por la oligarquía hondureña, sectores librecambistas (CAFTA) y del complejo militar-industrial estadounidense (Pentágono, CIA), y de la derecha terrorista internacional, la conspiración creció hasta que, con la activa participación de los íntimos colaboradores de Bill y Hillary Clinton, Lanny Davis y Bennett Ratcliff ---“cada propuesta que presentó el grupo de Micheletti fue escrita o aprobada por Ratcliff” (New York Times)--- se consumió el coup d´etat.
Lo extremadamente preocupante de este segundo golpe militar contra Hugo Chávez es que, a diferencia del coup d´etat del 2002 en Venezuela, debilita estratégicamente a Chávez, llevándolo al borde de una derrota en las elecciones del 2010. Tal derrota sería el fin del Bolivarianismo.

2. Reinstalar la Doctrina Monroe, desterrar a Hugo Chávez

La declaración del vocero del Departamento de Estado, P.J. Crowley, de que la lección del golpe militar para Manuel Zelaya es que debe alejarse del “liderazgo actual en Venezuela” y que los ”los países de la región” deben seguir un gobierno modelo y un líder modelo” que no sea Chávez; la revelación del fiscal militar del ejército hondureño, Coronel Herberth Bayardo Inestroza, de que la decisión del coup d´etat se tomó por la integración de Honduras al eje bolivariano, y el abierto apoyo de Washington a los putschistas , con ayuda de la Unión Europea, manifiestan la decidida voluntad del establishment estadounidense, de reestablecer las reglas monroeistas de dominación en su patio trasero. El Imperio quiere acabar con el interregno bolivariano durante el 2009-12, “enterrando” la presidencia de Hugo Chávez. ¿Cuales son sus posibilidades de triunfar?

3. Washington manda, Lula se pliega

Sin que el imperialismo hubiera disparado un solo tiro o movido su Cuarta Flota de intervención, la correlación de fuerzas en la región ha quedado absolutamente clara: las fuerzas bolivarianas sin posibilidad real de actuar y Lula y el Mercosur aceptando la tutela de Washington/Bruselas en la solución del conflicto, desapareciéndose prácticamente de la escena. Paralelamente, la bicefálica hidra andina, Uribe-Santos, levanta amenazantemente la cabeza frente a Venezuela y Ecuador.

4. “ El pueblo derrotó al golpe militar”

Otra víctima del golpe hondureño es la falsedad oficialista, repetida innumerables veces por el populismo venezolano, de que fue “el pueblo que derrotó a los golpistas” militares del 2002 en Venezuela. Esa falacia, inventada para ocultar los méritos históricos de los militares de Maracay durante la asonada, cede su lugar a la eterna verdad formulada por Mao Tse Tung: que el poder político nace, en última instancia, “de los cañones de los fusiles”. Una verdad que se puede volver decisiva en Venezuela para el 2010-12.



5. Colombia: punta de lanza de la tenaza militar

La imparable militarización del planeta por Washington muestra que el imperialismo sí sabe diferenciar entre el poder real y los poderes fantasiosos. Las enormes bases militares permanentes en Irak y Afganistán, para dominar el Medio Oriente y Asia Central, tienen su equivalente funcional latinoamericano en Centroamérica y Colombia. Venezuela queda prácticamente encerrada en un triángulo de hierro entre la Cuarta Flota, Colombia, Aruba y Centroamérica. Se trata de la misma silenciosa preparación logística ofensiva para dar el jaque mate que llevó a cabo el criminal Ronald Reagan para destruir a la Revolución Sandinista.

6. Crisis de Irán

El principal aliado estratégico del Presidente Chávez en Euroasia es el gobierno teocrático del Presidente Ahmedinejad; pero las protestas postelectorales que han manifestado la división del país y de la elite conductora en cuanto al modelo de gobierno de Ahmedinejad, lo han debilitado seriamente. Ese debilitamiento del modelo iraní, junto con el golpe hondureño, debilitan el poder de negociación interno y externo del Presidente Chávez y la solidez de su modelo.

7. Un Bolivarianismo ciego

El enfrentamiento con el monstruo de la Doctrina Monroe se hace sin ojos ni oídos. Nadie de las embajadas de Venezuela, Bolivia, Brasil, Nicaragua, Cuba, Ecuador, etc., en Tegucigalpa, con sus agregados militares, culturales, políticos etc., se dio cuenta que desde hace diez meses se estaba organizando un golpe de estado. Ningún servicio de inteligencia, ningún Ministerio de Relaciones Exteriores, ningún centro de investigación académico estaba al tanto. En diez años de Bolivarianismo no se ha creado ni un solo Centro de Investigación en América Latina capaz de detectar la penetración enemiga, para abortarla, pese a que el dinero abunda. ¿Cómo se pretende, con esta ceguera estratégica y táctica, defenderse de la potencia más poderosa del mundo?

8. Elecciones 2010: ¿jaque mate?

Todos estos factores negativos son parte de la estrategia electoral para derrotar al partido de Hugo Chávez (PSUV) en las elecciones del 2010. La posibilidad de la derrota es muy real, porque el Presidente no quiere entender lo que hasta sus intelectuales palaciegos en el Centro Internacional Miranda (CIM) finalmente están comprendiendo: que su modelo de gobierno 2003-2007 no sirve más para parar el avance del proyecto imperialista-oligárquico (ver mi artículo, Hugo Chávez ante la encrucijada, dic. 2008).

Todas las condiciones de la derrota electoral se están dando: deterioro de la posición presidencial internacional; avance militar uribista-yanqui; inflación incontrolable y política económica disfuncional; bloque opositor electoral con alrededor del 40% de la población; poderosos medios de manipulación de la derecha; agotamiento del discurso bolivariano, ético y del Socialismo del Siglo XXI, y una retórica de amenazas a la cual no siguen acciones (Globovisión); alejamiento de los intelectuales y cuadros críticos; todo esto genera condiciones idóneas para facciones opositoras dentro de las Fuerzas Armadas.

La derrota electoral de Hugo Chávez sería un retroceso histórico para la Patria Grande entera. Lo trágico es que al igual que en el 2002, el capitán del barco nuevamente no parece ver el iceberg.

Benedicto no se echó al monte




Carlos Tena Insurgente


Benedicto sigue al frente de esa iglesia ejemplar, que en nada difiere de la que masacró, a golpe de cruz y hostia limpia, a todo el continente latinoamericano,


Italia es el único país del mundo que comparte todas las fronteras del estado Vaticano, donde se encuentran los representantes de la iglesia católica, apostólica y romana, entre los que se cuenta al embajador de Cristo en la Tierra, un tal Benedicto XVI, que se destacó hace meses, además de por haber sido fan de Hitler, por ser el gran ausente en la ola de solidaridad por las víctimas del terremoto que se produjo en la zona del Abruzzo. El Espíritu Santo no pudo evitar, sin embargo, que el pontífice se rompiera hace días una muñeca, y ahora este descansa de tanto ajetreo divino, tanta preocupación por los pobres del mundo y tanta oración.

El gobierno italiano le cuida las fronteras con mimo paternal, porque el alemán Ratzinger y el italiano Berlusconi, experto en putas de lujo, se entienden de maravilla, excepto en que, de momento, el primero no se va de francachela a Castelgandolfo, ni invita, también por ahora, a unas cuantas pelanduscas y modelos ligeras de cascos, para ensayar aquello de María Magdalena y la primera piedra.



Bien sabe ese látigo de herejes, este artero personaje con el brazo en alto, que si no hubiera tanta miseria en el mundo, su papel iba a ser bastante diferente del que ejerce en el gran teatro de la cristiandad. A Benedicto XVI, como a decenas de sacerdotes, párrocos, obispos, arzobispos y cardenales, que se ciscan diariamente sobre las enseñanzas de Cristo, le viene de perilla elevar sus preces al Altísimo, para reclamar atención sobre los pobres del mundo. Al de más arriba le manda preces, y a los de aquí abajo, a los Obama, Berlusconi, Sarkozy o Merkel, les formula sugerencias y peticiones sonrientes de ayuda para los necesitados. Y si es menester, brindará apoyo a los golpistas, a los narcotraficantes, a los genocidas, como ya demostraron sus antecesores bendiciendo a Hitler, Mussolini, Franco, Batista, Duvalier, Stroessner, Pinochet, Videla, Galtieri, Aznar, Fox, Uribe y Alan García, y hoy con el golpista hondureño Micheletti, sacralizado por el diario El País, Televisa, L’ Osservatore Romano, Globovisión, la CNN, Telemadrid y demás medios de la bazofia mediática internacional.

Benedicto sigue al frente de esa iglesia ejemplar, que en nada difiere de la que masacró, a golpe de cruz y hostia limpia, a todo el continente latinoamericano, cuando aquel pícaro genovés llamado Colón, se puso al servicio de los tristemente célebres Reyes Católicos para matar indígenas en nombre del Señor. Un cristianismo que parece encantar a los amantes del Papa, esos mismos que quieren evitar ser quemados en el fuego del infierno, echando tres rezos al aire y cuatro monedas en una alcancía bendecida, si fuera posible, por un cura que no fuera pedófilo.

El Estado del Vaticano adquirió oficialmente su territorio e independencia en 1929, con los acuerdos de Letran, firmados por Mussolini y el cardenal Gasparri. No es miembro reconocido por la ONU, pero ejerce de observador. En las dependencias situadas en ese artificial paraíso cristiano, se suele hablar italiano y se reza aún en latín, aunque la lengua diplomática es el francés y su ejército, la Guardia Suiza, utiliza el alemán. Como se ve, tienen muchas lenguas. Y todas ellas lamen a tiempo y en la mano adecuada a sus fines. La moneda oficial es el euro, aunque se supone que la Santísima Trinidad no entiende de cambios y cotizaciones, pero a la hora de cobrar a los fieles, sea por una visita, sea por la compra de un souvenir, se le exprime como Dios manda, sea en dólares yanquis o en yen japonés.

Dicen que el término Vaticano proviene directamente de la mitología de la Roma antigua, como combinación de la palabra vates (adivino) y canus (canto). Se adivina que es un canto sanguinolento, típico de una monarquía religiosa, absoluta, sexista y, probablemente, onanista (una costumbre bastante sana), que elige a su jefe, al Papa, de por vida, aunque siempre habrá en la Curia romana un cardenal dispuesto a dar una taza de sopita caliente al Pontífice que, como sucedió con Juan Pablo I en 1978, se atreviera a hurgar en las entrañas del entramado económico del Vaticano. Un estado que abolió la pena de muerte bajo Paulo VI en 1967, pero que nunca firmó la declaración Universal de los Derechos Humanos. Les honra al menos esa coherencia espiritual.

Pero ¿qué riquezas posee este único predio al que no se puede investigar, porque te molerían a hostias? No hay información muy precisa sobre ese punto, pero se calcula que es enorme. El Vaticano detenta, a través de entramados complicadísimos, inmobiliarias, fábricas de armamento, industrias de todo tipo (posee una de condones, llamada Serono), además del poderoso Banco Vaticano, principal destino de más de 40 mil millones de euros, procedentes del dinero sucio italiano, colocándose de este modo en la octava posición de las entidades más utilizadas a través del mundo para el blanqueo del dinero procedente de la droga, muy por delante de los paraísos fiscales como las Bahamas, Suiza o Liechtenstein., que cosechan cada año más de mil millones de euros, de los que, como digo, ni uno ha ido a parar a los damnificados por el desastre del terremoto de los Abruzzo. Y para colmo, no pagan impuestos. Habremos de pensar, que si Benedicto XVI no ha dado un chavo a los afectados, fue para no involucrarles en la trama del blanqueo. ¡Qué bondad, la suya, Papa¡

Benedicto XVI, el que fuera joven nazi, prefiere, a la hora de practicar la caridad, echar mano de los pecados ajenos; así, salen en tropel millones de euros, que proceden de ciudadanos temerosos de acabar en el Infierno del Dante, que los cuales, una pequeña cantidad se invertiría en reconstruir las iglesias y capillas de la zona siniestrada, en tanto que el sobrante retornaría, vía divina, a los bolsillos de algún Berlusconi de pueblecito remoto.

Resumiendo: casi cuatro meses después del seísmo, lo que se sabe respecto de la ayuda del Vaticano a sus queridos fieles italianos del área del Abruzzo (donde murieron 150 personas, 1.500 resultaron heridas y 50.000 quedaron sin hogar), es que se limitó al envío de un equipo de bomberos, 500 huevos de Pascua para los niños - suministrados por la gendarmería vaticana – y unos tres millones de oraciones diversas. Su santidad, que de joven se echó al monte del nazismo, esta vez no ha querido pasarse por la zona aquella montañosa, no sea que la tierra se le tragara a él tambien.

Pero, aún sin atreverse a visitar siquiera a sus fieles, la solidaridad del Papa Benedicto XVI ha sido rotunda, tanta y tan admirable, como la que practica Hillary Clinton con Manuel Zelaya.

Celebrado en Dublín un congreso internacional sobre la agonía del período republicano




Entre el 13 y 16 de julio de 2009 se celebró en el Trinity College de Dublín el congreso internacional La agonía republicana. A este evento, organizado por el Department of Hispanic Studies con la colaboración del Instituto Cervantes, acudieron especialistas de Historia, Cultura y Literatura dedicando las sesiones a tratar, en las investigaciones más recientes, el final del periodo republicano y el inicio de la dictadura franquista. Según los orginizadores, "el interés que despierta este periodo histórico, no sólo a escala española sino internacional, es más que elocuente". La Guerra Civil española (y sus temas afines, causas y consecuencias de la misma) "es uno de los periodos que mayor atención merece de las distintas disciplinas humanas y eso se ha reflejado en los temas tratados: la brutal represión y sus colaboradores, el exilio republicano, el papel de los intelectuales, la situación de la mujer, la propaganda, el cine, la cultura, la carteleria, la novela, la política exterior, ideología, etc. Temas que lejos de referirse a lo que son los acontecimientos militares propiamente (exhaustivamente tratados, por otro lado) reflejan la cantidad de puntos de vista diversos y plurales que se nos ofrece de una conflagración bélica de estas características que impide afirmar que el filón se halla agotado".

"El interés, además, de estos temas no recae tan solo en la aportación de investigadores españoles sino, también, ha contado con la participación de historiadores y filólogos franceses, belgas, mexicanos, y otros países europeos que se han acercado a la guerra, no sólo como una cuestión interna española sino a modo de reflexión internacional, recordándonos, de este modo, nuestro carácter de europeos. La Guerra Civil sigue considerándose un capítulo de actualidad, de interés y de permanente reflexión, por las repercusiones que tuvo para Europa".

Ponentes
"Entre los ponentes principales podemos destacar a los norteamericanos David W. Pike, Daniel Kowalski, Noel Valis, y a los insignes historiadores españoles Enrique Moradiellos, Carme Molinero y Julio Aróstegui, además de otros participantes que han contribuido a reflexionar. Cada sesión contó con varias mesas paraleles, tanto en inglés como castellano, que han permitido una radiografía de los nuevos temas de interés sobre el conflicto, el cine o la literatura, como nuevas vertientes que nos ayudan a entender la contienda, en un coloquio multidisciplinar, en el que hemos sido arropados por los organizadores (en especial, Susana Bayó) en todos momento. El pasado no descansa. El presente se construye respecto al pasado.

Las sesiones plenarias fueron impartidas por:
David W. Pike: 'The Impact of the Republic's Defeat on Western Democratic Morale'.
Noel Valis: 'Martyr Narratives of the Spanish Civil War'.
Enrique Moradiellos: 'La dimensión internacional de la Guerra Civil'.
Carme Molinero: 'Subsistencia y actitudes ante el Franquismo'.
Julio Aróstegui: 'Tres hombres ante un problema: Caballero, Negrín, Prieto, y el Comunismo en la guerra de España'.
Daniel Kowalski: 'The Last Days of Operation X'.
Victor Dixon: 'The enduring Impact of the Civil War on the Life and Work of Buero Vallejo (1919-1999)'.
Paul J. Smith: 'Winners and Losers in Cinema and Memoirs: Emilio Martínez Lázaro's Las 13 Rosas and Esther Tusquets' Habíamos ganado la guerra'.

Del grueso de las aportaciones caben destacar en las sesiones del día 13 de julio:
Sonia Thon: 'Margarita Nelken: de la Vanguardia al Ocaso'.
Lucía Prieto Borrego y Encarnación Barranquero: 'La superviviencia como principio de desmovilización social: la implantación del racionamiento y sus consecuencias en España'.
Cinta Ramblado: 'Mujer, resistencia, supervivencia: disidencia femenina en la primera posguerra'.
Edith Leni: 'Triángulo azul: apátridas republicanos en campos de concentración nazi'.
Allison Taillot: 'Las intelectuales antifascistas y el 39: resistencia, exilio, solidaridad'.
Magdalena Garrido Caballero: 'Fracturas de guerra: exilios y repatriaciones de 'los niños' de la guerra civil'.
Ester Boquera: 'El relevo en la propaganda oficial: de Jaume Miravitlles a Dionisio Ridruejo'.
Alison Ribeiro de Menezes: 'Agonía a distancia: Memory, Agency and Loss in Señas de identidad by Juan Goytisolo'.
María Rosario Quintana: 'Consecuencias de una guerra: retroceso y aislamiento cultural'.
John Macklin: 'Ideology and Indoctrination: Cela's La familia de Pascual Duarte'.
Michel Feugain: 'Estructuralismo gráfico: obra y vida de Ramón Puyol'.
Deirdre Finnerty: 'Continuing Resistance within the Private Sphere: The Republican. Mother and the Subversion of the Francoist Maternal Ideal as seen in Los girasoles ciegos.
Kathleen McNerney: 'Mercè Rodoreda: War Stories'.
Dolores Martín Moruno: 'Armas contra el fascismo: imágenes de la participación de las mujeres republicanas durante la Guerra Civil española'.
Marianne Ifode: 'My Elsewhere is Here: Writing, Intertextuality and Space in the Works of Second Generation Spanish Civil War Exiles'.
Sophie Milquet: 'Escribir el traumatismo al femenino'.
Anyndya Raychaudhuri: 'The Phantom Limb: Lamenes and Disability in Spanish Civil War Narratives'.
Elizabeth Rivero: 'Para esta noche de J. C. Onetti: la Guerra Civil española. Ese infierno tan temido'.
Diego Santos Sánchez: 'Theatre Censorship and Canon: the Discourse of la España Eterna'.
Lidia Bocanegra: 'Argentina y el exilio republicano de 1939: las fronteras y el movimiento de solidaridad'.
Michael Thompson: 'Business as Usual: the Role of State Intervention in the Rebuilding of Spanish Theatre in 1939-1941'.
Gemma Caballer & Queralt Solé: 'La voluntad del retorno: correspondencia desde el exilio'.

De las sesiones del día 14 de julio cabe mencionar: Peter Huber: Las Brigadas Internacionales: entusiasmo inicial, desánimo, deserción y repatriamiento humillante (1936-1956); Luis M. González: You're the One (Una historia de entonces, José Luis Garci, 2000); Claudia Honefeld: The Lives of Hamburg Brigaders or the Exiles: Refuge, Repression, Violence and Resistance after the Spanish Civil War; Nicolas Blayo: Espoir, Sierra de Teruel (Andrè Malraux, 1939): la construcción de una epopeya fundadora de la mitología republicana; Ralph Hugo: Franco's Repression against Foreigners: the Case of the Swiss Carlos Brunner; Catherine O'Leary: Una mujer en la guerra de España: the Memoirs of Carlota O'Neill; Karla P. Zepeda: Republican Women's Prison Testimonies at the Crossroad of: Identity after the Spanish Civil War; Maryse Bertrand de Muñoz: Los intelectuales y escritores republicanos frente a la derrota; Ute Anna Mittermaier: Irish Writers & the Spanish Civil War, with particular reference to Peadar O'Donnell's Salud! An Irishman in Spain (1937); María Teresa González de Garay: Memoria de la represión en la Guerra Civil española: autobiografía y literatura; Carol Maier: Figurations of a Finale Less than Grand: Fiction by Rosa Chacel, Nivaria Tejera, and María Zambrano; Alvaro de la Rica Aranguren: Rememorar la guerra. El caso de El último día del mundo de Juan Eduardo Zúñiga; George Esenwein: The Persistence of Politics: The Impact of the Cold War on Anglo-American Writings on the Spanish Civil War; Igor Barrenetxea Marañón: Las 13 Rosas: el cine como reconstructor de la memori; Mireya Folch-Serra: Aftermath of the Spanish Civil War: Propaganda in Franco's Time (1939-1975); María Soledad Rodríguez: El cine español de la democracia. La representación de la guerra civil o cómo perduran los mitos; Robert S. Coale Behind the Wire: American Ibers in French Concentration Camps, February 1939; Diana Roxana Jorza: Triunfalismo nacional y mística guerrera en !Harka! y !A mí la Legión!

Las ponencias del día 15 estuvieron a cargo de: Diógenes Costa Currás: Tilting at Quixotism. Guillermo del Toro's Films on the Spanish Civil War; Magdalena Aguinaga: Mitos nacionalistas y republicanos; David Convery: Ireland and the Fall of the Spanish Second Republic; Julián Daniel Gutiérrez Albilla: Documenting Republicans: Trauma, Memory and Testimony in Recent Spanish Non-Fiction Films; Alberto A. Martínez Sánchez: La destrucción de la democracia: la represión franquista en Sevilla (1936-1945); Harry Owens: Memories of Defeat and Exile; Jordi Moratona; “Los bombardeos de Barcelona durante la Guerra Civil”; Tom Deveny: Bio-pic/Death Story: Emilio Martínez-Lázaro's Las 13 rosas "; Csilla Kiss: La guerre est toujours là". Defeat, Exile and. Resistance in the Works of Jorge Semprún.

En el último día del congreso se expusieron las siguientes ponencias de: Eric Smith: Spanish Agonies in the United States: Spanish Republican Aid & the Origins of McCarthyism and Cold War Foreign Policy; Pilar Molina: El concepto 'España' como desencadenante de la moral de victoria en la poesía de la Guerra Civil española; Luis M. Calvo Salgado & Kristian Koller: Switzerland and the End of the Spanish Civil War; Suely Reis Pinheiro: La mirada antropófaga de Candido Portinari a partir de Guernica: el impacto de la Guerra Civil española en la pintura brasileña; Célia Keren: Spanish Refuge Children in France, 1939: an Insight into their Experiences, Opinions and Culture; Bruce Swansey: Max Aub: desvanecimiento y reconfiguración del sujeto narrativo e histórico".
T I E M P O D E H I S T O R I A

Una leyenda de El Bierzo, llamada Manuel Girón

Paisajes de la guerrilla



Todos los 2 de mayo se conmemora el Aniversario de la muerte de Manuel Girón Bazán, un guerrillero que se convirtió en mito para muchos habitantes del Bierzo leonés. Los quince años de combate de Manuel Girón contra la Dictadura simbolizan la lucha y el inconformismo de todo un pueblo contra los usurpadores del poder democrático libremente elegido en las elecciones de febrero de 1936.

Tres días después de haberse producido el golpe militar del 18 de Julio de 1936, con la ocupación de Ponferrada y las cuencas mineras, El Bierzo quedó incluido dentro del territortio correspondiente al denominado bando "nacional", comenzando al mismo tiempo una sangrienta represión que se centró en cargos públicos, autoridades, militares, industriales, simpatizantes, sindicalistas y profesionales de la enseñanza leales al Gobierno de la República Española, mientras que comienzan a ser nombrados en los distintos cargos públicos, personas afines al nuevo régimen de los sublevados. En este sentido, la Guerra Civil tal vez fue "breve" en el Bierzo, pero en contrapartida, esta comarca adquirió un protagonismo especial en uno de los aspectos que va unido a la Guerra Civil y a la postguerra: La Guerrilla antifascista, que tanto amargó la posterior victoria franquista.

Manuel Girón, más conocido como "Girón" tuvo que echarse al monte con su hermano José dos días despues de la siblevación militar, el 20 de julio de 1936, a la edad de 26 años. Era miembro del sindicato UGT (Unión General de Trabajadores) y de haber sido detenido habría corrido posiblemente la misma suerte de muchos de sus compañeros del sindicato,que fueron fusilados.



Aquella lucha con Manuel Girón en primer plano, encarnaba el sentir de miles de personas sometidas a la tiranía fascista donde los "paseos" del crimen apoyados en la posterior "Ley de Fugas", eran tan frecuentes como los interrogatorios interminables y las torturas hasta la muerte, cuando una mínima sospecha de apoyo a las guerrillas planeaba en la mente de las fuerzas llamadas "fuerzas del orden", con la colaboración de los falangistas locales.



Huyendo de la represión en el Bierzo, su primer refugio fue la comarca de La Cabrera. En agosto de 1937 se desplazó junto a otros diez hombres hacia el frente de Asturias. Su hermano cayó gravemente herido y fue evacuado a Francia. Girón aguantó hasta que las tropas "nacionales" derrotaron al Frente Norte. Manuel Girón regresó al Bierzo y se instaló en un lugar conocido como "La ciudad de la selva". Su carisma personal reunió en torno suyo a numerosos hombres con los que fundó en 1942 la Federación de Guerrillas León-Galicia. El pueblo los llamaría "Los Girones".


El nacimiento de su leyenda se produjo a la medianoche del 24 al 25 de febrero de 1949. El comandante de la guardia civil de Ponferrada, Miguel Arricivita Vidondo, había preparado una gran emboscada a la guerrilla gracias a la delación de un antiguo enlace, en las cercanias de Ocero. Dos guerrilleros murieron en la emboscada y la policía requirió a Emilia Girón para que identificara los cadáveres. Ella, que tampoco se libró de la tortura, aseguró que uno de ellos era su hermano. El comandante Arricivita fue debidamente condecorado con todos los honores.

La gente que admiraba a y veían en Girón un símbolo de lucha contra la tiranía o simplemente una esperanza para la vuelta a la libertad, se sintió apesadumbrada. Pero poco después, cuando se supo que el guerrillero permanecía vivo, comenzó su leyenda.


El 24 de febrero de 1951 un grupo de cinco guerrilleros encabezados por Girón fue cercado por 200 guardias civiles, a causa de la delación de un molinero. El intenso combate duró 14 largas horas en las que fueron incendiadas varias casas del pueblo de Corporales. Los guerrilleros lograron salir milagrosamente con vida utilizando una estrategia que había consistido en comunicar interiormente toda la manzana de casas, practicando agujeros o butrones en los tabiques de las medianerías, para salir por la puerta más distante mientras otros guerrilleros distraían a la fuerza atacante en la primera casa.

La saña de no poder cazar a Girón en aquella ocasión, se la cobraron los guardias asesinando a dos jóvenes, Mariano y Laurentino, y a otro vecino de Corporales.


Así se fue construyendo la leyenda de Girón, el guerrillero invencible. Girón era recibido en muchos pueblos con los brazos abiertos. Hasta que el 2 de mayo de 1951 murió a manos de un infiltrado de la Guardia Civil, asesinado cobardemente por un traidor, José Rodríguez Cañueto, un mercenario a sueldo del Comandante de la Guardia Civil de Ponferrada (Miguel Arricivita).

En aquella primavera de 1951, Girón se refugió en una cueva en la zona de Las Puentes de Mal Paso (Molinaseca, León). A su lado estaba Adila González, una novia, el recién llegado Cañueto y 4 compañeros veteranos más: Manuel Zapico Terente "Asturiano", Pedro Juan Méndez "Jalisco", Francisco Martínez López "Quico" y Silverio Yebra Granja "Atravesado". Estos cuatro guerrilleros salieron de marcha en Abril, quedando Girón, su novia y Cañueto en el refugio de la cueva.

La traición: "Roma si pagó a traidores"

Mientras Girón escribia una carta a la entrada de la cueva donde permanecía escondido con su novia, Cañueto, aprovechando ese momento de descuido, se aproximó por su espalda y le descerrajó un tiro en la nuca a quemarropa. Para confundir a la población sobre la autoría real del asesinato, lel Comandante de la GC Arricivita mandó detener a Elías Álvarez Carrera, un inocente civil, minero de Balborrás (Orense), a quien trasladaron a la cueva, degollaron y desfiguraron su rostro con una granada, abandonando su cadáver junto al de Girón, intentándolo hacer pasar por el asesino de Girón. José Rodríguez Cañueto desaparecería con un buen fajo de billetes, fruto de la recompensa por su "hazaña", no volviendo a saberse más de él.

En este caso, como dicen ex-guerrilleros supervivientes y testigos orales de la época, "Roma si que pagó a traidores", como a tantos otros, en los que siempre se apoyaron las fuerzas represivas, más que en su efectividad como cuerpo policial.

Fuentes orales muy cercanas a este personaje no se explican como los compañeros de este líder guerrillero dejaron al asesino Cañueto a solas con Girón, de quien desconfiaban desde el primer momento de su aparición. Ese verano los 4 compañeros restantes (Manuel Zapico Terente "Asturiano", Pedro Juan Méndez "Jalisco", Francisco Martínez López "Quico" y Silverio Yebra Granja "Atravesado") permanecerían ocultos en los Montes de León, pasando desapercibidos a la Fuerza, después iniciaríann el repliegue hacia Francia, recorriendo la península, alcanzando la frontera con éxito en octubre de 1951, despues de bastantes peripecias en su recorrido.

El cuerpo ensangrentado y casi desfigurado del legendario Manuel Girón fue macabramente expuesto, según unos en la plaza pública de Ponferrada, y según otros testigos, en la puerta del cementerio del Carmen de la misma localidad, como si fuese un trofeo de caza.

La excusa era que la Guardia Civil quería acallar los rumores y demostrar que, efectivamente, en esa ocasión se trataba del auténtico Manuel Girón Bazán. Su cuerpo fue enterrado extramuros del cementerio, en una fosa común.

Posteriormente sus restos fueron recuperados por Alfonso Yáñez, un enlace de la guerrilla y fiel amigo de Girón, quien los conservó celosamente en una caja, hasta que en compañia de amigos, familiares y miembros de la ARMH como Santiago Macías* (co-fundador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica) se celebró la inhumación en el interior del cementerio, que tuvo lugar el 5 de febrero de 1997, donde debe perpetuar el recuerdo de cuantos le conocieron y admiraron, a él y a cuantos compañeros caídos por la misma causa, yacen en el desconocimiento de sus amigos y familiares, en los montes y ocultos barrancos de España, o en anónimas fosas comunes.

Actualmente, Instituciones y colectivos privados como la ARMH* trabajan dia a dia, persistente y anónimamente, para investigar los hechos, así como el destino de miles de desaparecidos durante la represión franquista, y restituir su memoria y sus restos a sus familiares.

* En estos momentos Santiago Macias , de la ARMH, está preparando un nuevo libro sobre la Guerrilla antifranquista en El Bierzo, con extensísima documentación testimonial y muchas novedades.