6 de agosto de 2009

Almodóvar: "Una familia puede estar formada por transexuales, travestis..."





El director manchego arremete contra el Vaticano en una entrevista concedida al diario alemán 'Die Zeit'



"Es una locura no reconocer de qué modo viven millones de personas. Benedicto XVI debe reconocer también a las familias que son diferentes". Con estas palabras el director manchego Pedro Almodóvar se despacha con el Vaticano en una entrevista que publicará próximamente el semanario alemán Die Ziet y que ha sido avanzada por el diario italiano Il Corriere Della Sera . Almodóvar presenta estos días en Alemania su último filme, Los abrazos rotos.


El cineasta recomienda a Ratzinger que se dé una vuelta "fuera del Vaticano y vea cómo es la familia de hoy en día" y le recuerda que una familia puede estar compuesta por "padres separados, travestis, transexuales y monjas enfermas de sida".

"Ruedo películas desde hace más de 20 años y en ellas una familia siempre es un grupo de personas en cuyo núcleo hay una esencia de la que todos se ocupan", añade el director.

No es la primera vez que el realizador manchego critica abiertamente a la jerarquía católica. En 2004 estrenó el filme La mala educación, en la que narra en tono autobiográfico los abusos a menores cometidos por sacerdotes en los colegios del franquismo. En aquella ocasión concedió una entrevista a EL PAÍS en la que dijo: "Soy anticlerical, pero como individuo no tengo ninguna necesidad de luchar contra la Iglesia, porque para mí no es un fantasma del que tenga que defenderme. Creo que la Iglesia española se está atreviendo a decir unas cosas en nuestra sociedad que debemos de poner en evidencia porque son muy peligrosas, como por ejemplo que la emancipación de la mujer está relacionada con las muertes y los malos tratos. Es una de las cosas más fuertes que he oído nunca contra la condición femenina".El País

Carta abierta al PSOE: Nunca robaréis las “Trece Rosas”



Javier Parra en UCR


No podía escribir este artículo en otro lugar que no fuera al pie de la tapia del Cementerio del este, donde hace 70 años eran fusiladas Carmen, Blanca, Julia, Elena, Ana, Martina, Dionisia, Pilar, Adelina, Virtudes, Josefina, Victoria y Luisa, las “Trece Rosas”. Lo hago sentado bajo una nueva placa puesta ahí tras arrancar la que tantos esfuerzos costó colocar a principios de los ochenta.

La mañana del 5 de agosto de 2009 se recordará como una mañana distinta a la de otros años. Cuando se cumplían 70 años de su fusilamiento, un grupo de oportunistas apareció para intentar robarle a la Memoria las Rosas, liderados por Leire Pajín (Secretaria de Organización del PSOE) y Tomás Gómez (Secretario del PSM), y a espaldas de quienes durante 70 años han mimado la memoria de las Rosas.





¿Quienes diablos os creéis? Vosotros, representantes del partido que apoyó el Golpe de Casado, que tanta sangre republicana derramó bajo la tierra que ensuciabais mientras descubríais la nueva placa.



¿Quienes os creéis para ensuciar la memoria de quienes se avergonzarían de vuestra hipocresía?



¿Quienes os creéis para escupir así en la cara de quienes nunca, durante 70 años, se han ido de vacaciones en la lucha por la República y la Libertad?



Vosotros, que reescribís la historia para tapar vuestras vergüenzas, pretendéis oscurecer la luz de la verdadera memoria histórica. La que recuerda que aquellas 13 muchachas no eran de las vuestras.



Vosotros no conoceréis ni en mil años la dignidad de quienes una hora más tarde de vuestra infamia acudían como cada año para recordar a sus camaradas, las “Trece Rosas”.



Vosotros, cobardes, no os habríais atrevido a acudir a ese homenaje, el verdadero, para que no os dijesen las verdades, para que no os gritasen “Viva la República”. Habéis preferido ir temprano para seguir fusilando la memoria de las Trece Rosas, como seguiréis haciendo con la memoria de los buenos.



Tendreis los medios, el dinero y la desvergüenza. Podréis hasta cambiarnos las placas, pero nunca nos robareis las Rosas, ni podréis detener la Primavera.