16 de septiembre de 2009

Cinco jóvenes borrachos y de ultra derecha revientan la cabeza a un albañil rumano en Madrid






Insurgente


En el municipio de La Cabrera, en Madrid, un albañil que estaba sentado junto a un amigo (también obrero y minusválido a consecuencia de una caída de un andamio) en una plaza, fue atacado por un grupo de cinco jóvenes que, cubata y gasolina en mano, lo asesinaron. Se les oyó gritar: “Rumano de mierda, te vamos a quemar”. (En la foto, dos personas observan una foto de Gigi, junto a donde fue asesinado).


Era grandote como un olmo centenario, 33 años de tío "noble" y, cada vez que andaba de fiesta, le salía a modo de voz la bocina de un buque. Iba a cumplir dos otoños en España y, para sus amigos más cercanos, el albañil rumano que asesinaron a patadas el viernes en el municipio madrileño de La Cabrera, era como un Robin Hood.


Aquella madrugada andaba sentado en un banco de la plaza contando estrellas, lata de cerveza en mano junto a Dumi, el colega de las piernas de trapo desde que cayó del andamio. Hasta que la noche salió cruz y se les vino el cielo entero encima.


Los cinco chicos de entre 19 y 25 años que venían de montarla en tres bares del pueblo, asomaron por allí, les insultaron y hubo alguna chispa sin determinar que nadie vio, pero que amenazaba incendio. Luego los cinco volvieron con unos cubatas en la mano y bidones de gasolina por lengua.

-Rumano de mierda, te vamos a quemar.

Lo abordaron con un "tú, levántate", se liaron a golpes con Gigi Musat, le dieron un puñetazo que le tiró al pavimento y hubo rehala rabiosa. No, no lo quemaron. Tres de ellos le patearon la cabeza tratando de aplastarle el cráneo hasta matarlo allí mismo.

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

IU critica a la policía por pedir la filiación a jóvenes republicanos y decomisarles la bandera republicana durante la visita del rey a Cantabria.







EFE – Santander –

IU de Cantabria ha criticado este martes a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por haber identificado en Reinosa a varios jóvenes que portaban banderas republicanas con motivo de la presencia de los Reyes de España y ha calificado su actuación de “arbitraria”.

El coordinador general de IU en Cantabria, Jorge Crespo, ha explicado en un comunicado que esta mañana en Reinosa, donde los Reyes han inaugurado oficialmente el curso escolar 2009-2010, ha presenciado como estos jóvenes eran identificados y cómo les decomisaban unas banderas y una pancarta en la que se leía: “¿Para cuándo un referéndum?”.

“Procupante”

Crespo ha opinado que estas actuaciones “entorpecen el normal desarrollo de la actividad democrática” y ha calificado de “preocupante” que los mandos del operativo hayan ordenado identificar a quien “de forma abierta, legal y constitucionalmente protegida” quería mostrar su rechazo a la visita, la monarquía como forma de jefatura de Estado o la figura del propio Rey.

IU espera que el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, dé explicaciones y que los jóvenes republicanos no sean denunciados “por el mero hecho de desear la elegibilidad de todos los cargos públicos”, incluido el de Jefe de Estado.

El coltán y la guerra del Congo






La voracidad de las multinacionales por acceder al coltán, imprescindible para las nuevas tecnologías, se encuentra tras la última guerra del Congo, país que posee el 80% de las reservas mundiales de este mineral.



El nombre ‘coltán’ procede de la abreviatura de columbita y tantalita, minerales que contiene este tipo de roca. De estos minerales se extrae el tantalio y el niobio, utilizados en distintas industrias de aparatos eléctricos, centrales atómicas, misiles, fibra óptica y otros, aunque la mayor parte de la producción se destina a la elaboración de condensadores y otras partes de los teléfonos móviles.

La escalada de precios del coltán comenzó hace relativamente poco tiempo y tuvo que ver con el uso de tantalio para la fabricación de microchips de nueva generación que permitían baterías de larga duración en teléfonos móviles, videojuegos y portátiles. Los precios se dispararían aún más, unos años antes del año 2000, cuando comenzaron a escasear las reservas de coltán en Brasil, Australia y Tailandia. Como ejemplo ilustrativo, basta decir que, por ejemplo, la japonesa Sony tuvo que aplazar el lanzamiento de la segunda versión de la Play Station 2 debido a este inconveniente.

Ante todo esto, las miradas se habían vuelto hacia la República Democrática del Congo, país que posee el 80% de las reservas mundiales de coltán en el subsuelo de las provincias del Este, especialmente en los Kivu, fronterizos con Ruanda y Uganda, los más fieles aliados de EE UU en la zona.

El coltán puede considerarse como la principal causa del desencadenamiento de la última guerra en el Congo. Un conflicto que tiene su origen en agosto de 1998 y que terminaría oficialmente en 2003 y sobre el que Naciones Unidas en su informe S/2002/1146 de 16 de octubre de 2002 (cuatro años después del inicio) dijo: “Para los más de 20 millones de personas que viven en las cinco provincias de la región oriental de la República Democrática del Congo, el número de defunciones directamente atribuibles a la ocupación de Ruanda y Uganda puede estimarse entre 3 y 3,5 millones de personas”. Más recientemente, en julio de 2004, el Internacional Rescue Committee estimaría en 3,8 millones el número de muertes atribuibles directa o indirectamente a la guerra desde el año 1998.

Coltán manchado

En realidad el mayor beneficiario del coltán congoleño durante la guerra fue Ruanda. Según informes de Human Right Watch, el Ejército regular, o bien alguna de las guerrillas que financiaba, empleaba prisioneros hutus, así como a población local, incluidos niños para la extracción del mineral en los yacimientos de aluvión que salpicaban el área bajo su control. Antes de que el mineral fuera transportado por carretera o avión a Ruanda habría pasado por cuatro o cinco comisionistas, generalmente miembros de alto rango del Ejército o de alguna de las facciones guerrilleras. Una vez en Ruanda, el mineral pasaba al departamento administrativo informal ‘Congo Desk’ y dos empresas: Rwanda Metals y Grands Lacs. La organización de Uganda en la extracción del coltán, según informes de la ONU, era mucho menos sistemática y piramidal, y también estarían involucrados altos cargos del Ejército o de las guerrillas financiadas, entre otros, por un hermano del actual presidente de Uganda.

A partir del año 2001 la ONU había enviado a la zona un ‘grupo de expertos’. Los informes por ellos elaborados proponían para acabar con la guerra la declaración de un embargo en la zona tanto de armas como de las importaciones y exportaciones de oro, diamante y coltán sobre los países invasores. De la misma forma, proponían sancionar tanto a los países como a las empresas que incumplieran con el embargo. También aconsejaba una congelación de los activos financieros de los movimientos rebeldes (aliados de los países invasores) y sus líderes y que se estableciera un proceso de certificación de origen del diamante, oro y coltán.

Los innumerables informes de diversas ONG o de la propia ONU que iban saliendo a la luz, y que acusaban a Ruanda y Uganda del expolio de las riquezas minerales del Congo, permitieron una cierta presión internacional y el establecimiento de listas negras de empresas que operaban en la zona. Así 34 empresas (27 occidentales) fueron acusadas de importar coltán y casiterita y se consiguió que la compañía aérea belga Sabena suspendiese el transporte del mineral que realizaba desde Kigali (capital de Ruanda) a Bruselas. Sin embargo, otras rutas alternativas siguieron funcionando, y un considerable porcentaje del coltán congoleño siguió saliendo al mercado camuflado como procedente de Brasil o Tailandia.

Las medidas tomadas resultaron muy poco efectivas y en el Consejo de Seguridad no se llegó a ningún acuerdo para adoptar otras más influyentes. En realidad, ni el Gobierno de EE UU ni los de la Unión Europea mostraron una voluntad política real para acabar con el conflicto en detrimento de sus intereses particulares. Más bien al contrario: muchos países occidentales siguieron ayudando a Uganda y Ruanda tanto militarmente como a través de cuantiosas ‘ayudas al desarrollo’. Por ejemplo, la agencia de ayuda británica (DFID) anunció en septiembre del año 2000 un préstamo de 95 millones de dólares sobre un periodo de tres años para ayudar al Gobierno ruandés. Resulta paradójico y difícil de comprender cómo era necesaria una ayuda a países que poseían los suficientes recursos para invadir a su vecino. En este sentido, informes publicados por la ONU en abril de 2001 estimaban que el gasto militar de Ruanda en municiones, abastecimiento y vuelos de su Ejército en el Congo rondaba los 60 millones de dólares al año, mientras otros informes también publicados por la ONU y por comisiones independientes estimaban que en el año 2000 Ruanda había ganado 40 millones de dólares por diamantes, 15 millones por el oro y 191 millones por el coltán, todos extraídos en suelo congoleño. Uganda habría ganado en sus zonas bajo control 1,8 millones por diamantes, 105 millones por el oro y 6,2 millones por el coltán.

Ruanda y Uganda no sólo se beneficiaron durante el periodo de guerra de la ayuda de los países donantes, sino que parte de sus deudas externas fue cancelada y además fueron considerados como modelos de desarrollo económico.

Por otro lado, la ayuda militar también continuó durante el conflicto, y fueron firmados planes de cooperación entre EE UU y los dos países africanos. Sorprendentemente, el acuerdo con Ruanda llegó después de que una de sus guerrillas tomase Bukavu, la capital de Kivu Sur, en mayo-junio de 2004.
Diagonal

Garzón remite al TS otro auto judicial, en el que se le considera competente







La defensa del juez Baltasar Garzón ha presentado hoy en el Tribunal Supremo una nueva resolución judicial, en la que se le considera competente para investigar las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo, y ha pedido que se una a la causa por prevaricación abierta contra él.

El abogado de Garzón, que ya había enviado al Alto Tribunal otras resoluciones en el mismo sentido, como la dictada por un juez de Granada, pide ahora al instructor de la querella que el sindicato ultraderechista Manos Limpias presentó contra el juez, por declararse competente para investigar esos hechos, que incorpore a la causa un auto de un juez de San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

En el auto, fechado el pasado 2 de julio, se rechaza la inhibición planteada por el juez de la Audiencia Nacional para que el Juzgado de la localidad madrileña se hiciera cargo de la exhumación de varios restos mortales depositados en el Valle de los Caídos y se concluye que Garzón sigue siendo competente para investigar los hechos denunciados.

El abogado Gonzalo Martínez-Fresneda recuerda que el juez de El Escorial coincide en sus argumentos con los del voto particular suscrito por los magistrados de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada, Clara Bayarri y Ramón Sáez cuando este órgano decidió el 28 de noviembre de 2008 que Garzón carecía de competencia.

Por otra parte, en el escrito presentado hoy ante el Supremo la defensa de Garzón recuerda también que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ya archivó dos denuncias de Manos Limpias contra el juez por estos mismos hechos.

Así, Martínez-Fresneda pide al instructor de la querella que una a la causa las resoluciones en las que la comisión disciplinaria del CGPJ acordó el archivo de esas denuncias.

Según el letrado, los acuerdos de esa comisión son importantes “para que este Tribunal Supremo pueda valorar la conducta poco leal y contraria a la buena fe del llamado sindicato Manos Limpias”, que no cuenta con representación en ningún centro de trabajo y que está dirigido por el ex responsable de Fuerza Nueva Miguel Bernad.

El escrito añade que Manos Limpias ocultó en su querella contra Garzón que había presentado dos denuncias “por los mismos hechos” ante el CGPJ, que este órgano archivó “de plano” ambas quejas en sus reuniones del 12 de noviembre de 2008 y del pasado 20 de enero y que en las mismas no se imputaba al juez la comisión de delito alguno, “únicamente de una supuesta falta administrativa”.

“Tan pronto como el Consejo le indicó que no había indicios de falta, y en una temeraria huida hacia adelante, este particular acusador imputará entonces a mi mandante la comisión de un delito de prevaricación”, afirma Martínez-Fresneda.
Garzon y su abogado

Garzon y Martínez-Fresneda a la salida del TS el 09 09 09


Fuente: http://www.adn.es/sociedad/20090915/NWS-1370-TS-Garzon-competente-considera-judicial.html

Los últimos restos del caudillo…







La última modificación del proyecto de ley de memoria histórica capacita a ayuntamientos y otras administraciones a privar de subvenciones a quienes conserven un recuerdo arquitectónico del franquismo o el golpe de estadomartes, 15 de septiembre de 2009

Antes, el texto recomendaba a las administraciones públicas la eliminación de los símbolos franquistas de edificios españoles, pero ahora la norma dota a estas administraciones de un nuevo instrumento para hacer efectiva la retirada de estos símbolos: podrán privar a quienes los conserven “de subvenciones o ayudas públicas”.

La ‘culpa’ de esto lo tiene el artículo 15 de la citada ley que concreta que “sólo podrán conservarse aquellos símbolos que sean de estricto recuerdo privado sin exaltación de los enfrentados cuando concurran razones artísticas y arquitectónicas protegidas por la ley”.

¿En qué punto se encuentra Ceuta? Los símbolos que recuerdan el paso del caudillo siguen en distintos rincones de la ciudad a modo de intocables. No se ha actuado sobre ellos aunque sí se ha escrito, y mucho, sobre cada uno. El informe oficial sobre el sentido de cada símbolo y la modificación que sobre los mismos podría hacerse se redactó según las apreciaciones del cronista oficial de la Ciudad, José Luis Gómez Barceló. Otros historiadores de la talla de Francisco Sánchez ofrecieron su punto de vista en cuanto a la posibilidad de conservar muchos de estos símbolos realizando sobre ellos meras modificaciones. El objetivo pasa más por dejar constancia de la historia vivida por España que por ensalzar las gestas del caudillo, siendo una manera de ‘salir del paso’ bordeando lo contemplado en la ley.

A fecha de hoy la consejería de Cultura ha ido cumpliendo, paso por paso, los trámites marcados en este asunto. “A través del Consejo de Patrimonio histórico se ha hablado un par de veces de este tema, se ha transmitido por parte del director general una serie de puntos en los que la única novedad es que se creó una comisión interterritorial que iba a actuar para abordar todo el asunto de retirada de elementos, de procedimiento de espacios…”, apunta la consejera Mabel Deu en declaraciones a ‘El Faro’.

El quid de la cuestión es que en Ceuta la gran mayoría de los elementos franquistas son propiedad del Ministerio de Defensa, que es quien debe tomar cartas en el asunto y actuar. Cultura tiene en sus manos unas hojas, remitidas por el consejo de patrimonio dependiente del Ministerio de Cultura, en el que se resaltan aquellos elementos susceptibles de retirada o modificación. “La gran parte no hay que retirarlos y en su mayoría son propiedad de Defensa, ninguno era de la Ciudad”, apunta Bel.

Lo que sí está haciendo la Ciudad es trabajar en un proyecto de adecuación del Llano Amarillo en el que están inmersas distintas consejerías, desde Cultura hasta Fomento. “Es un gran proyecto de adecentamiento de la parte y tenemos un informe con sugerencias. Hemos mandarlo a la comisión de seguimiento para que vean que hemos trabajado y que analicen las opciones que hemos barajado. Todavía no hemos tenido respuesta. Estamos a la espera de la modificación de todo el espacio siempre y cuando el Ministerio diga que la parezca bien”, asegura Bel.

http://www.elfaroceutamelilla.es/content/view/39282/60/