22 de septiembre de 2009

Homenaje a Marcos Ana; un homenaje a la dignidad humana




Por Josefa G. Fraga.

La lectura de la biografía y memoria del poeta Marcos Ana (Fernando Macarro Castillo) representa todo un homenaje a la dignidad humana en el más amplio sentido de la expresión.

La lección magistral de la vida del que podría considerarse un “Mandela del régimen del Franquismo”, no debería pasar desapercibida, especialmente cuando nos referimos a un luchador y defensor de los más nobles ideales de la izquierda y la democracia de este país, que estuvo encarcelado durante 23 años ininterrumpidos, en un escalofriante cautiverio que comenzó en las prisiones de Porlier, el penal de Ocaña, la cárcel de Alcalá de Henares y acabó en la prisión de Burgos.
Me causa auténtico sonrojo y vergüenza ajena, que este gobierno haya establecido desde diciembre de 2007 la “descafeinada Ley de memoria histórica”, para que entre otras cosas, sólo los símbolos y señas de identidad de la dictadura fascista se conviertan en actos contrarios a la Ley. Pero qué sentido tiene una ley de recuperación de la memoria en la que la verdadera dignidad de las víctimas del genocidio Franquista, queda todavía como asignatura pendiente y, la historia de los vencedores bendecida de forma oficial por la Iglesia Católica Española, todavía sigue mirando al cielo, cuando se le piden cuentas de su siniestro papel en la brutal represalia de los que lucharon por la defensa de los derechos humanos y los ideales democráticos.
¿Por qué un gobierno socialista parece que le tiembla el pulso, cuando tiene que quitarle la venda a la justicia y emprender con dignidad la reconstrucción de la verdadera historia contemporánea de este país? ¿Cuál es la razón por la que personajes como Marcos Ana sólo son conocidos por los rastreadores de las crónicas vivas de la historia?
Este singular poeta, al que humildemente deseo rendir homenaje, apenas conocido en los círculos de los intelectuales de manual; nació en una pequeña aldea de Salamanca en 1926, en el seno de una familia de jornaleros del campo. Sus padres Marcos y Ana trabajaron de esclavos en tierras que no les pertenecían y, en honor a su recuerdo y memoria, este entrañable personaje de nuestra “historia oculta” decidió adoptar el nombre de sus padres.

Quizás lo más fascinante e increíble de este poeta es que a pesar de su largo y doloroso cautiverio en las cárceles del régimen Franquista, no almacena sentimientos de odio y resentimiento hacia sus verdugos. Sólo exige justicia como todas las víctimas reclaman, con una dignidad que les honra, a pesar de las pataletas derechonas de los que no quieren que afloren sus vergüenzas, pretendiendo rescribir una historia a su imagen y semejanza, argumentando que remover el pasado supone abrir de nuevo heridas, como si sólo merecieran ser cerradas sus propias heridas y no las de los “otros”.
En referencia a lo que el propio Marcos Ana escribió en la soledad de las prisiones “pasó de la adolescencia a la madurez, de los 16 a los 41 años de golpe” sin conocer el amor de una mujer o percibir la imagen de un bosque, de ahí el título de su conmovedora memoria vital: “Decidme cómo es un árbol”, que próximamente recuperará del olvido el director de cine Pedro Almodóvar.
El legado de integridad, dignidad, solidaridad y humanidad que nos deja el testimonio vital de uno de esos tantos luchadores por la libertad y la justicia social ,debe ser no sólo una lección de historia moral sino un ejemplo a seguir, especialmente en estos momentos en los que la defensa de los Derechos Humanos se hace cada vez más necesaria y emergente; en un mundo en el que las ideas revolucionarias y progresistas se asemejan cada vez más “a una calentura rápida y de consumo” que a una auténtica y sincera lucha por conservar los logros sociales, que costaron la vida a miles de personas y, que este personaje, como tantas otras víctimas, pretende rescatar de las inexorables garras del olvido.
¿De qué nos sirve una ley de memoria histórica que no reconoce de forma manifiesta, la existencia de desapariciones forzadas, que han sido calificadas por las Naciones Unidas como un ultraje a la dignidad humana?
¿Cómo se puede seguir ocultando en este país, después de más de 70 años, qué ocurrió con los desaparecidos durante la sanguinaria represión Franquista, cuáles son los nombres y los apellidos no sólo de las víctimas sino de los que ordenaron sus ejecuciones?
El uso de las nuevas tecnologías de la comunicación y la necesidad de cada alumno disponga de un ordenador portátil no van a solucionar las imperdonables lagunas históricas de un país, que se muestra incapaz de reconocer y analizar los hechos históricos, no sólo con el rigor científico necesario sino con la firme voluntad de regenerar las telarañas de la hipocresía que rodean el silencio vergonzoso de una dictadura fascista y genocida, que como mínimo, todos los agentes sociales educativos tendrían la obligación moral de dar a conocer a las actuales y futuras generaciones, si es que realmente se pretende fomentar la educación cívica, ciudadana y constitucional de este peculiar Estado de la Unión Europea.

Enlace fuente: Blog desde mi ventana

http://www.loquepasaentenerife.com/blog/434

La organización fascista Falange y Tradición asume entre otros el ataque al monumento en San Cristóbal






"Falange y Tradición" ha asumido en un comunicado la autoría de más de 25 actos en Navarra y el País Vasco en los que se ha amenazado a personas que vincula con el independentismo y el comunismo, y atacado monumentos en recuerdo a las víctimas del franquismo, como el del monte San Cristóbal.

Así, junto a diversos homenajes a "los caídos", se responsabiliza de actos violentos o amenazas desde octubre de 2008 en localidades navarras como Aizoáin, Arguedas, Artica, Baztan, Bera, Elizondo, Lesaka, Pamplona, Vidángoz o Tudela, además de un ataque en Santesteban a una exposición sobre el islam y en Orkoien la "limpieza" de una calle dedicada "a la criminal" comunista "Pasionaria".

Además, dice en un comunicado, "las Falanges Vascongadas de Falange y Tradición dan la bienvenida al nuevo Gobierno Regional Vascongado del Sr. López, reivindicando públicamente" acciones similares en municipios de la Comunidad Autónoma Vasca, entre los que cita Getxo, Irun y Oyarzún.

"Tradición y Falange" asume asimismo un "aviso por carta a la separatista etarra Sonia Polo, chupinera mayor de las fiestas de Bilbao", y un "homenaje al patriota General Galindo en la tumba de dos criminales separatistas etarras (felizmente fallecidos) en Tolosa".

Este grupo, que se define como "movimiento patriota español", dice que su objetivo es instaurar en España un régimen político "verdaderamente cristiano y nacional" y para ello actuará "con los medios que considere precisos en cada momento y lo hará especialmente contra los enemigos jurados de la patria", que son "el separatismo terrorista, el comunismo criminal y el liberalismo anticristiano".

EFE


Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

Garzón, Kafka y la memoria








Javier Chinchón Álvarez

Hace unos días se hizo pública la primera sentencia condenatoria por desapariciones forzadas en Guatemala. Los hechos enjuiciados se sitúan en los inicios del decenio de 1980, en el contexto de lo que algunos dicen que fue su guerra civil. El procedimiento se desarrolló en el seno de un sistema judicial generalmente considerado como muy deficiente, y en el que la impunidad solía ser la regla. Prácticamente en la misma fecha, en España padecimos el último episodio en torno a nuestra memoria histórica; y tras él, lo único razonable es que estemos, no sé si completamente extraviados, pero sin duda irremediablemente desorientados. Mucho me temo que la confusión imperante, creciente, no es nada casual, con lo que propongo un ejercicio para que pongamos cada cosa en su lugar.

Comencemos imaginando un escenario en el que un grupo de personas acude a un tribunal de justicia para denunciar unos hechos presuntamente delictivos. Supongamos que el titular de ese juzgado atiende esas denuncias y se declara inicialmente competente para investigar los hechos. Digamos que entonces se activan todos los mecanismos procesales habidos y por haber para discutir tal declaración. Añadamos que, transcurrido poco más de un mes, entre recurso y recurso, el mismo titular de ese juzgado termina por declararse incompetente y remite la causa que comenzaba a investigar a otros tribunales. Sigamos elucubrando, y agreguemos que aun así sus superiores analizan si el titular de aquel juzgado era competente o no; y aunque la mayoría estima que ciertamente era incompetente, expresamente tres de ellos sostienen justamente lo contrario, esto es, que sí era y es competente para investigar los hechos denunciados. Compliquemos todo un poco más, incluyendo ahora que varios de aquellos tribunales que en este punto reciben las denuncias entienden que, a pesar de los pesares, ellos no son los órganos competentes, sino que lo es el titular de aquel juzgado que se las remitió, y por tanto se las devuelven para que él las investigue. Terminemos entonces, y fantaseemos con que, ante tan confuso panorama, se acude a una institución que llamaremos Tribunal Supremo, en esencia, para que aclare a todos quién diablos es finalmente el órgano competente para investigar los hechos denunciados. Si la resultante de todo este complicadísimo supuesto fuera que ese Tribunal Supremo lo que hace es ponerse a investigar a aquel titular de aquel juzgado, al entender que existen algunos indicios de que prevaricó cuando se declaró inicialmente competente, la conclusión no podría ser otra que, o bien el escenario que acabamos de esbozar no es más que un relato inédito de Franz Kafka, o bien, por decirlo con un tecnicismo, nos hemos vuelto todos locos. Pero he aquí que la realidad muchas veces supera a la ficción; y sobre todo si cambiamos la expresión “titular de aquel juzgado” por el nombre de Baltasar Garzón; y sustituimos la fórmula “hechos presuntamente delictivos” por algunos de los concretos y gravísimos crímenes perpetrados en la Guerra Civil y el franquismo. Si así hiciéramos, llegaríamos justo al lugar en el que nos encontramos en la actualidad; exactamente a este inconcebible punto que no puede causarnos más que estupor, y cuya última materialización presenciamos cuando el magistrado Garzón acudió a declarar al Tribunal Supremo.

Resulta no menos desconcertante que, con notable ligereza, muchos tertulianos y comentaristas aplaudan este estado de cosas y declaren a los cuatro vientos que es evidente que Garzón prevaricó al afirmar su competencia, cuando en realidad estamos ante un embrollo jurídico de dimensiones considerables, que no otro sino el mismo Tribunal Supremo debería aclararnos. A renglón seguido, suelen compartirnos que para construir sus manifestaciones para nada les influye que el fondo del asunto sean algunos de los más espeluznantes hechos que se perpetraron bajo mando del general Franco; cuando lo cierto es que, como bien se ha subrayado estos días, precisamente en los crímenes cometidos por y durante la dictadura franquista, “se da un caos total de respuestas en cualquiera de las instancias” del sistema judicial español. Con todo, uno podría sentirse tentado a guardar la calma y mantener que si un magistrado dictase a sabiendas una sentencia o resolución injusta, es decir, prevaricase, sus argumentos y conclusiones no deberían ser respaldadas por otros magistrados del Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional (cuanto menos, por “tres de sus superiores”, como los adjetivamos antes), ni por múltiples juzgados territoriales (aquellos que le han devuelto las denuncias por entender precisamente que él es el competente, como dijimos arriba), salvo que todos ellos también prevaricasen. En otros términos, a no ser que hubiera una suerte de conjura de pérfidos prevaricadores decididos a hacer posible “la maquinación y culminación de lo que pretendía ser el juicio al franquismo”, como refiere la querella de Manos Limpias. Aunque convendría volver a aclararlo, tal y como reconoció el mismo auto que dio origen a este infame espectáculo, ante lo que realmente estamos no es otra cosa que un conjunto de hechos que “nunca han sido investigados por la Justicia española, por lo que hasta la fecha, la impunidad ha sido la regla”, es decir, peor aún que si estuviéramos en Guatemala.

Y mientras todo esto ocurre, los familiares-víctimas que presentaron aquellas denuncias ante la Audiencia Nacional, hace ya casi tres años, siguen esperando una respuesta a sus reclamos y justas demandas; sometidos eternamente, parece ser, a aquel antiguo precepto militar japonés, ikasazu, korasazu: “No les dejéis vivir, no les dejéis morir”.

Javier Chinchón Álvarez es Profesor de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales

Ilustración de Mikel Casal

http://blogs.publico.es/dominiopublico/1558/garzon-kafka-y-la-memoria/

Una exposición recuerda en Madrid a los rusos que participaron en la Guerra Civil…







SUSANA HIDALGO – MADRID – 22/09/2009

Adelina Abramson, de 90 años, recuerda con coquetería como en plena guerra civil española, un soldado “de ojos azules y unas pestañas que mataban” le pidió matrimonio, pero ella tuvo que rechazar la propuesta. Corría el año 1937. Adelina tenía “17 años para 18″ y había llegado a España desde Rusia, su tierra natal, para ayudar como traductora en el bando republicano. No se permitía más contacto con las tropas que el profesional, aunque Adelina tuvo más de un admirador que no se cortó en alabar sus ojos o pedirle una fotografía.

Han pasado más de 70 años y esta mujer, que conserva sus condecoraciones de guerra prendidas de la chaqueta, ha venido desde Moscú a Madrid para asistir a la exposición Los rusos en la Guerra de España (1936-1939). La muestra se inaugura hoy por la tarde en el Espacio Cultural Conde Duque de la capital.

Adelina, nacida en Buenos Aires de padres rusos emigrados, habla español con deje argentino pero marcando mucho las erres en palabras como “camarada”. Es una de los cinco supervivientes que quedan de los 2.105 rusos que estuvieron en España en la Guerra Civil. Y tiene una memoria prodigiosa: no se le escapan ni un nombre ni una fecha de la época. Ella, además, es presidenta de honor de AGE, asociación que lucha por la memoria republicana.
Es presidenta de honor de AGE, asociación que lucha por la memoria republicana

“Adelina fue uno de los miembros del cuerpo de asesores soviéticos que colaboró en la defensa de la República. Este grupo de voluntarios no tiene nada que ver con las Brigas Internacionales (unidad de voluntarios venidos de 54 países)”, aclara Ricardo Miralles, comisario de la muestra, que está organizada por la Fundación Pablo Iglesias. Aunque no todos eran rusos. Había también estonios, letones, ucranianos… Pero los españoles les llamaban, de manera genérica, rusos.
Chaqueta de cuero

En la exposición, documentada en su mayoría en el Archivo Histórico del Partido Comunista de España, se puede ver una gran imagen de Adelina vestida con una chaqueta de cuero en Albacete, en 1937. Hay más libros y fotografías que reflejan el paso de estos hombres y mujeres por España. La solicitud de asesores militares la hizo el presidente del Gobierno, Francisco Largo Caballero, al primer embajador soviético, Marcel Rosenberg. El Gobierno soviético también envió armas e instructores de vuelo, que enseñaron a los españoles a defenderse gracias a la mediación de intérpretes como Adelina.

Terminada la contienda, Adelina regresó a Moscú y vinieron los sinsabores: “Se ha perdido la amistad, el grupo de gente que luchaba por unos ideales comunes. La gente muere y las figuras históricas desaparecen”. Aunque ella, positiva, se queda con lo mejor de su paso por España: “El haber tenido la oportunidad de luchar contra el fascismo”. Y todavía dice que le queda mucho por hacer, como conseguir que el Gobierno español le reconozca, por su papel de intérprete en Aviación, su paso por las Fuerzas Armadas.

http://www.publico.es/254012/traductora/llego/frio

¿ Vuelve el fascismo a Europa?. Violento desalojo de inmigrantes de 'la jungla' de Calais, Francia




Agencias




En la zona se refugia el campamento conocido como 'la jungla', donde los inmigrantes se congregan para intentar alcanzar el Reino Unido. La operación, que fue anunciada la semana pasada, ha sido fuertemente criticada por las organizaciones humanitarias.



Calais (Francia).- La Policía antidisturbios comenzó este martes a detener a los inmigrantes que se refugian en el campamento conocido como 'la jungla', situado en la ciudad francesa de Calais (oeste), donde estos inmigrantes se congregan para intentar alcanzar Reino Unido.

Decenas de trabajadores de organizaciones humanitarias formaron una valla humana ante cerca de 100 inmigrantes que portaban pancartas con el lema 'la jungla es nuestra', aunque la Policía rodeó a la multitud, arrestó a los inmigrantes y los cargó en los autobuses.

El ministro francés de Inmigración, Eric Besson, tuvo que salir en defensa de esta operación que fue anunciada la semana pasada y que ha sido fuertemente criticada por las organizaciones humanitarias, que afirman que esta medida no hará nada por mejorar el problema de la inmigración ilegal.



Una base para los traficantes de personas

"Queremos desmantelar este campamento, que es una base para los traficantes de personas", declaró a la radio RTL podo después de que comenzara la operación. "Hay traficantes que hacen que esta pobre gente pague un precio extremadamente alto por un billete hacia Inglaterra", añadió Besson. "Esto no es un campamento humanitario, es una base para los traficantes de personas", aseguró.

Muchos de los inmigrantes comenzaron a llorar y gritar cuando fueron arrestados y llevados fuera de estos asentamientos. Las organizaciones humanitarias indicaron que hace unas pocas semanas, entre 700 y 800 personas estaban en la zona, de un total de 1.500 inmigrantes que se albergaban aquí el pasado mes de abril -mes en el que se anunció la medida-, el lunes el número había descendido hasta las 250 personas y, al parecer, más inmigrantes abandonaron la zona antes de este martes.

'La jungla' de Calais surgió después de que Francia cerrara en 2002 un gran centro de la Cruz Roja en la ciudad de Sangatte debido a la presión de Reino Unido, que veía el centro como un imán para los inmigrantes clandestinos. Los grupos humanitarios afirman que el cierre de los asentamientos sólo hará que los inmigrantes ilegales se muevan a otros lugares de la zona.

Según la televisión francesa N24, la Policía antidisturbios ha arrestado a todos los refugiados y los ha llevado hasta los autobuses. "A los periodistas nos dijeron que abandonáramos el lugar, y pudimos ver cómo los inmigrantes eran arrestados", afirma uno de sus periodistas.

"La mayor parte fue arrestada en espacio de 20 minutos, en unas escenas violentas. Los inmigrantes habían sido protegidos por un cordón de voluntarios de ONG, y la Policía los sacó, e intentó separar a los menores de 18 años de los adultos", añadió. Los responsables de la ciudad de Calais apoyan la operación policial, alegando que la situación es insostenible y denunciando un aumento en los delitos contra los residentes.

Miles de inmigrantes varones, de Afganistán, Irak y otros países problemáticos, se han dirigido a Calais en la última década, pero de los cerca de 700 inmigrantes, principalmente afganos pashtunes, "la mayor parte lo han abandonado para dirigirse hacia Reino Unido, Bélgica, Holanda o Noruega, los otros se han trasladado a campamentos más pequeños en la región de Calais", afirma un miembro de la ONG francesa Terre d'Errance, Thomas Suel. Las ONG afirman que esta medida hará aún más vulnerables a los inmigrantes.

Fidel Castro habla sobre la próxima cumbre sobre el Cambio Climático






Fidel Castro Ruz


Una especie en peligro de extinción
"Me habría gustado hablar hoy del extraordinario concierto “Paz sin Fronteras"... pero la porfiada realidad me obliga a escribir sobre un peligro que amenaza no solo la paz..."

Me habría gustado hablar hoy del extraordinario concierto “Paz sin Fronteras”, celebrado en la Plaza de la Revolución “José Martí” hace 24 horas, pero la porfiada realidad me obliga a escribir sobre un peligro que amenaza no solo la paz, sino también la supervivencia de nuestra especie.

La Organización de Naciones Unidas, cuya tarea es velar por la paz, la seguridad y los derechos de casi 200 Estados, que allí representan a más de 6 mil 500 millones de habitantes del planeta, iniciará los debates de su Asamblea General con la participación de los Jefes de Estado el próximo miércoles. Esta vez, dada la importancia excepcional del tema, dedicará el martes 22 de septiembre a una Sesión de Alto Nivel sobre el Cambio Climático, como preparación para la Conferencia de Copenhague, Dinamarca, entre el 7 y el 18 de diciembre del presente año.

En la Conferencia Internacional sobre el Medio Ambiente convocada por la o­nU en Río de Janeiro, afirmé como jefe entonces del Estado cubano: “Una especie está en peligro de extinción: el hombre”. Cuando pronuncié y fundamenté aquellas palabras, recibidas y aplaudidas por los jefes de Estado allí presentes ―incluido el Presidente de Estados Unidos, un Bush menos tenebroso que su hijo George W.―, éstos creían disponer todavía de varios siglos para enfrentar el problema. Yo mismo no lo veía en fecha tan cercana como 60 u 80 años.

Hoy se trata de un peligro realmente inminente y sus efectos son ya visibles. Me limitaré solo a unos pocos detalles, que serán ampliamente abordados en Nueva York por nuestro Ministro de Relaciones Exteriores que allí intervendrá en nombre de Cuba.

La temperatura promedio ha crecido 0,8 grados centígrados desde 1980, según el Instituto de Estudios Espaciales de la NASA. Las últimas dos décadas del siglo XX fueron las más calurosas en cientos de años. Las temperaturas en Alaska, el Oeste canadiense y el Este de Rusia han subido a un ritmo que duplica el promedio mundial. El hielo del Ártico está desapareciendo rápidamente y la región puede experimentar su primer verano completamente libre de hielo tan pronto como en el año 2040. Los efectos son visibles en las masas de hielo de más de dos kilómetros de altura que se derriten en Groenlandia, los glaciares de Suramérica, desde Ecuador hasta el Cabo de Hornos, fuentes fundamentales de agua, y la gigantesca capa de hielo que cubre la extensa zona Antártida.

Las actuales concentraciones de dióxido de carbono han alcanzado el equivalente a 380 partes por millón, cifra que supera el rango natural de los últimos 650 mil años. El calentamiento está afectando ya los sistemas naturales de todo el mundo. Si esto ocurriera sería devastador para todos los pueblos.

Los científicos han descubierto que hace no menos de 3 mil millones de años surgieron las primeras formas de vida elemental en el planeta Tierra. Desde entonces las mismas evolucionaron continuamente hacia formas superiores y complejas en virtud de leyes biológicas inexorables. Nuestra actual especie, el Homo sapiens, apenas cuenta con 150 mil años de existencia, una insignificante fracción de tiempo desde que surgió la vida. Aunque los griegos, cientos de años antes de nuestra era, poseían ya determinados conocimientos astronómicos, hace solo algo más de 500 años, después de un largo período de oscuridad medieval, el hombre llegó a conocer que la Tierra era redonda y no plana. Un almirante audaz de origen genovés y sólidos conocimientos se propuso navegar hacia el Este en busca de la India, en vez de bordear por el Sur de África. Comenzaba la colonización europea de este hemisferio y el resto del planeta.

La especie humana pudo medir con bastante precisión la vuelta de la Tierra cada 24 horas y su movimiento de traslación alrededor de la enorme masa incandescente del Sol, cada 365 días aproximadamente. Estas y otras singulares circunstancias estaban asociadas a la existencia y la vida de todas las especies que existían entonces.

Desde la antigüedad, los filósofos y pensadores más avanzados han buscado la justicia social. A pesar de eso la esclavitud física duró legalmente todavía hasta hace129 años, en que se decretó la abolición de la esclavitud en la colonia española de Cuba.

Desde mi punto de vista la Teoría de la Evolución, expuesta por Darwin en su libro “El origen de las especies”, ha sido uno de los dos descubrimientos de la ciencia más importantes. Algunos vieron en ella un antagonismo con las creencias religiosas; ningún científico, sin embargo, hoy la niega, y muchos de ellos, que profesan sinceras creencias religiosas, ven en la evolución la expresión de la voluntad divina.

El otro aporte decisivo fue el de la Teoría General de la Relatividad de Albert Einstein, expuesta en 1915, fuente de muchas investigaciones posteriores a la muerte del autor en abril de 1955. Pocas personas han influido tanto en el destino del mundo como él. Einstein persuadió a Roosevelt de iniciar las investigaciones para producir la bomba atómica por temor a que esta fuese desarrollada por los nazis. Cuando Truman las hizo estallar sobre las ciudades civiles indefensas de Hiroshima y Nagasaki, de tal manera le impactó el hecho que se convirtió en un pacifista convencido. Hoy Estados Unidos posee miles de armas nucleares más potentes que aquellas, las cuales podrían exterminar varias veces la población del mundo. Son a su vez, los mayores productores y exportadores de todo tipo de armas.

El ritmo acelerado de las investigaciones científicas en todos los campos de la producción material y los servicios, bajo el orden económico impuesto al mundo después de la Segunda Guerra Mundial, ha conducido a la humanidad a una situación insostenible.

Nuestro deber es exigir la verdad. La población de todos los países tiene derecho a conocer los factores que originan el cambio climático y cuáles son las posibilidades actuales de la ciencia para revertir la tendencia, si aún se dispone realmente de ellas.

El pueblo cubano, especialmente su magnífica juventud, demostró ayer que aún en medio de un brutal bloqueo económico es posible vencer obstáculos inimaginables.

Fidel Castro Ruz
Septiembre 21 de 2009
5 y 44 p.m.