10 de octubre de 2009

EL ABUELO DE WILLY MEYER ACTUAL EURODIPUTADO DE IZQUIERDA UNIDA ESTUVO EN EL FUERTE SAN CRISTÓBAL EN LOS AÑOS 1941 Y 1942


Willy Meyer Humboldt abuelo del actual Eurodiputado Willy Meyer, estuvo en la Prisión Central o fuerte San Cristóbal en la 3ª brigada 2ª nave. Willy Meyer de nacionalidad alemana se movilizó en el 36 en Madrid como capitán de Ingenieros en la unidad de materiales y explosivos de la calle Goya en ayuda de la fortificación y defensa de la capital.

Tras la derrota fue detenido y procesado acusado de producir “crímenes” en la defensa de la Ciudad Universitaria al minar la defensa de los fascistas. Condenado a muerte el 20 de abril de 1939 y posteriormente conmutada la pena por 12 años y un día acusado de “auxilio a la rebelión”.

Consta su presencia en el fuerte San Cristóbal San Cristóbal al menos en 1941 en 1942. Posteriormente cumplió en la colonia penitenciaría de Montijo (Badajoz) en 1943 y posteriormente en la colonia penitenciaria de la Cohilla (Tudancas-Santander) hasta diciembre de 1947.

Huele muy enfermo siete meses después, en julio de 1948.
Su hijo también fue encarcelado durante la dictadura franquista como miembro del Partido Comunista de España.
Su nieto Willy Meyer Pleite (Madrid, 19 de agosto de 1952) ingresó en el Partido Comunista de España en 1970 en la Facultad de Económicas de la Universidad de Madrid. Dirigente estudiantil, fue varias veces detenido, dos veces encarcelado, exiliado y procesado durante la dictadura.
Es miembro del Comité Ejecutivo del PCE y de la dirección federal de Izquierda Unida (IU). Hasta la XIV Asamblea de IU-LV-CA fue coordinador institucional andaluz y miembro del Consejo de Administración de la Radio y Televisión de Andalucía. Como experto en temas de seguridad y defensa, ocupó la secretaría de relaciones internacionales de IU.
Ha sido concejal en el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda y diputado en la Diputación de Cádiz en el periodo 1987-1991. Fue elegido Diputado del Congreso por la circunscripción de Cádiz en la VII legislatura (1996-2000) siendo portavoz de la Comisión de Interior y de Defensa. Fue miembro de la Comisión Mixta Congreso-Senado para la profesionalización de las Fuerzas Armadas y miembro de la Asamblea de la OSCE.
Actualmente es eurodiputado por España, formando parte del grupo de Izquierda Unitaria Europea. Repite como cabeza de lista de Izquierda Unida en las elecciones al Parlamento Europeo de 2009, encabezando la lista La Izquierda.

Premio consuelo

En una insólita decisión el Comité Nóbel de Noruega puso fin a siete meses de búsqueda entre los 205 nominados para el Premio Nóbel de la Paz y se lo confirió a Barack Obama. La decisión del Comité noruego provocó reacciones muy diversas en el sistema internacional: desde el estupor hasta una gigantesca risotada. Las declaraciones del presidente de ese órgano, Thorbjorn Jagland, no tienen desperdicio: “es importante para el Comité reconocer a las personas que están luchando y son idealistas, pero no podemos hacer eso todos los años. De vez en cuando debemos internarnos en el reino de la realpolitik. Al fin de cuentas es siempre una mezcla de idealismo y realpolitik lo que puede cambiar al mundo.” El problema con Obama es que su idealismo se queda en el plano de la retórica, mientras que en el mundo de la realpolitik sus iniciativas no podrían ser más antagónicas con la búsqueda de la paz en este mundo.



Según informa Robert Higgs, un especialista en presupuestos militares del Independent Institute de Oakland, California, la forma como Washington elabora el presupuesto de defensa oculta sistemáticamente su verdadero monto. Al analizar las cifras elevadas al Congreso por George W. Bush para el año fiscal 2007-2008 Higgs concluyó que ellas representaban poco más de la mitad de la cifra que sería efectivamente desembolsada, llegando por eso mismo a superar la barrera, impensable hasta ese entonces, de un billón de dólares. Es decir, de un millón de millones de dólares. Y esto es así porque, según Higgs, a la suma originalmente asignada al Pentágono es preciso sumar los gastos relacionados con la defensa que se ejecutan por fuera del Pentágono, los fondos extraordinarios demandados por las guerras de Irak y Afganistán, los intereses devengados por el endeudamiento en que incurre la Casa Blanca para afrontar estos gastos y los que se originan en la atención médica y psicológica de los 33.000 hombres y mujeres que sufrieron heridas durante las guerras de Estados Unidos y que requieren un abultado presupuesto de la Administración Nacional de Veteranos. Obama no ha hecho absolutamente nada para detener esta infernal máquina de muerte y destrucción, y cuando por boca de su Secretaria de Estado denuncia los “gastos desproporcionados en armamentos” en lugar de ver la viga que tiene en su ojo el blanco de sus críticas es ¡la Venezuela bolivariana!

Obama aumentó el presupuesto para la guerra en Afganistán al paso que contempla incrementar el número de tropas desplegadas en ese país; sus tropas siguen ocupando Irak; no da señales de revisar la decisión de George Bush Jr. de activar la Cuarta Flota; avanza en un tratado todavía secreto con Álvaro Uribe para desplegar siete bases militares norteamericanas en Colombia, y se habla de cinco más que estarían a punto de confirmarse, con lo cual está preparando (o se convierte en cómplice) de una nueva escalada guerrerista en contra de América Latina; mantiene su embajador en Tegucigalpa, cuando prácticamente todos se marcharon, y de ese modo respalda a los golpistas hondureños; mantiene el bloqueo en contra de Cuba y ni se inmuta ante la injusta cárcel de los cinco luchadores antiterroristas encarcelados en Estados Unidos. Claro, el Comité noruego sufre periódicamente algunos desvaríos –no se sabe si ocasionados por su ignorancia de los asuntos mundiales, presiones oportunísticas o las delicias del acquavit noruego-, lo que se traduce en decisiones tan absurdas como la actual. Pero, si en su momento le concedieron el Premio Nóbel de la Paz a Henry Kissinger, correctamente definido por Gore Vidal como el mayor criminal de guerra que anda suelto por el mundo, ¿cómo se lo iban a negar a Obama, sobre todo después del desaire que sufriera a manos de Lula en Kopenhagen? La realpolitik exigía reparar inmediatamente ese error. Porque, al fin y al cabo, como lo declaró el propio presidente de Estados Unidos al enterarse de su premio, éste representa la “reafirmación del liderazgo norteamericano en nombre de las aspiraciones de los pueblos de todas las naciones.” Y, en un súbito ataque de “realismo”, los compañeros del Comité pusieron su granito de arena para fortalecer la declinante hegemonía estadounidense en el sistema internacional.
Atilio A. Boron
Rebelión

Belloch vuelve a convertir los eventos religiosos del Pilar en actos institucionales

El próximo fin de semana Zaragoza celebra sus fiestas más tradicionales, las fiestas del Pilar que irán cargadas de actos institucionales y de carácter religioso. Como en otras festividades de la ciudad, el protocolo marcado para la corporación municipal por el polémico alcalde socialista, Juan Alberto Belloch, seguro que levantará la polémica, especialmente entre los sectores laicos. Durante los días 11, 12 y 13 de octubre, los concejales del Ayuntamiento se verán obligados a acudir, con sus bandas oficiales de cargo público incluidas, a diversas ofrendas florales, misas y otros actos religiosos, a pesar del carácter aconfesional de las instituciones que marca la Constitución.


Que Juan Alberto Belloch convierte en institucionales y obligatorios para todos los concejales de su corporación actos religiosos de las fiestas tradicionales de la ciudad de Zaragoza no es una novedad. El polémico alcalde socialista ha protagonizado varios actos de carácter religioso a los que ha dado carácter oficial y municipal, y todo apunta a que esto se repetirá en las tradicionales fiestas de El Pilar el próximo fin de semana.

"Responso" municipal y procesión
Así se recoge en el programa de fiestas, que va cargado de actos religiosos a los que la corporación municipal en pleno se verá obligada a acudir en representación del Ayuntamiento. El primer día, el 11 de octubre, y llevando sus bandas oficiales de concejal, los ediles deberán acudir a un “responso en la Iglesia del Portillo”, hasta la que acudirán a pie en procesión. Tras la oración, regresarán desfilando hasta la sede municipal.

Ofrendas florales y misa solemne obligatorias
En los días posteriores, los actos serán muy similares. El 12 de octubre, la corporación el pleno, también con la banda oficial, recibirá “ramos de flores para la ofrenda” a la Virgen del Pilar para, después de este homenaje, acudir a la Basílica en la que asistirán a una “solemne misa pontifical”. Después de la misa, a la que se debe acudir como corporación, dejando al margen la posibilidad de que haya concejales no católicos en el Ayuntamiento, el propio Belloch hará una segunda ofrenda en compañía del obispo, para después regresar con la corporación al Ayuntamiento.

Más ofrendas y procesiones
El 13 de octubre aún habrá más actos religiosos obligatorios: esta vez sin banda oficial, según el protocolo dictado, pero “con traje oscuro”, los concejales deben dirigirse de nuevo a la Basílica del Pilar para visitar el Camarín de la Virgen y hacerle una nueva ofrenda, en esta ocasión “de frutos”. Esa misma tarde, los concejales tendrán que visitar la iglesia del Sagrado Corazón para hacer un “recorrido procesional por las calles de la ciudad”.

¿Acudirán todos los grupos?
Con toda probabilidad, este programa de actividades levantará las protestas de grupos laicistas, como ya ha ocurrido en ocasiones anteriores. Está por ver, además, si los ediles de IU y CHA acudirán a los actos. Durante las celebraciones de San Valero, patrón de la ciudad, ambos grupos declinaron acudir a la procesión, pese a que, como en este caso, Belloch la había convertido casi en un acto institucional.
ELPLURAL.COM