28 de octubre de 2009

Más de 562.000 jóvenes de entre 20 y 29 años ni estudian, ni trabajan, ni buscan empleo

El mercado laboral se desangra. Pero no sólo en términos cuantitativos. También cualitativos. Lo dicen los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que revelan una cifra singular. Nada menos que 562.100 jóvenes con edades comprendidas entre 20 y 29 años son considerados inactivos por las estadísticas oficiales. O lo que es lo mismo, son inactivos porque no cumplen ninguno de los requisitos exigidos para ser considerados población activa: ni estudian, ni trabajan, ni buscan de forma activa un empleo, lo que obligaría al INE a catalogarlos como parados.


La cifra total de inactivos (incluyendo a los estudiantes) es, en realidad, superior. Según la EPA, 1,33 millones de jóvenes son inactivos, pero lo que sorprende es que nada menos que 562.100 no curse ningún tipo de estudios: ni reglado ni cualquier otra formación fuera de los planes oficiales.

En concreto, y según la Encuesta de Población Activa, 241.300 jóvenes con más de 20 años y menos de 24 han dejado totalmente los estudios pese a no disponer de ningún empleo, mientras que lo mismo ocurre con otros 320.800 con más de 24 años y menos de 29 años que además de no estudiar tampoco buscan de forma activa un puesto de trabajo. Sorprende, igualmente, el hecho de las dos terceras parte de los inactivos sean mujeres, lo que refleja un claro problema de inserción en el mercado de trabajo.


¿Y por qué un número tan elevado de jóvenes tiene dificultades para incorporarse al mercado laboral? Entre las respuestas que ofrece la EPA la más sorprendente es la que indica que 114.500 jóvenes son activos potenciales, es decir que están en condiciones de buscar un trabajo pero no lo hacen. Pero ocurre que 51.600 han dejado incluso de hacerlo porque creen que “no lo va a encontrar”, como reza la pregunta que formulan los encuestadores de la EPA. A este grupo el INE los denomina ‘desanimados’.


Labores de atención personal



Las otras causas que explican la alta tasa de inactividad española tienen que ver situaciones de enfermedad o incapacidad propia. Pero también con el hecho de que los jóvenes económicamente inactivos se dediquen al cuidado de niños o adultos enfermos.


Otra información extraída de la última EPA sorprende de una manera significativa. Al contrario de los que podría pensarse a priori, los jóvenes inactivos no responden al clásico perfil de exclusión social o de bajo nivel educativo. Todo lo contrario. Nada menos que la tercera parte de los inactivos (332.600) han cursado estudios superiores, excepto los de doctorado. Otros 609.300 han finalizado estudios de formación e inserción laboral con título de secundaria.


En la inmensa mayoría se trata de jóvenes que continúan viviendo en casa de sus padres, En concreto, de los 1,3 millones de inactivos, casi un millón tienen una relación de parentesco de hijo/a con la persona de referencia del hogar (lo que antes se denominaba cabeza de familia). Otros 175.100 son cónyuges o parejas y el resto tiene otro parentesco.


La inactividad de los jóvenes entre 20 y 29 años no puede vincularse, en ningún caso, a su estado civil, lo que pudiera favorecer que uno de los miembros se quedara en casa para atender las faenas del hogar. La EPA refleja que el 85% de los inactivos está soltero o no convive con su pareja. Proporción que se mantiene para las mujeres.


Los datos de inactividad son relevantes porque afectan de forma decisiva sobre la actividad económica. Sobre todo en un país como España, cuya tasa de actividad se sitúa todavía -pese al fuerte ritmo de creación de empleo entre 1996 y 2007- por debajo de la media de la Unión Europea: alrededor de tres puntos. Esto se debe, básicamente, a la todavía reducida incorporación de la mujer al trabajo. De hecho, y con datos de la EPA del segundo trimestre, la tasa de inactividad entre los jóvenes alcanza el 34,4%, pero mientras que en el caso de los hombres se sitúa en el 30,8%, en el de las mujeres alcanza el 38,2%.
@Carlos Sánchez Cotizalia.com

Venezuela mantiene su inversión social en los presupuestos del 2010

El Gobierno de Venezuela, que ha elaborado unos presupuestos generales reales al considerar el precio de cada barril de petróleo a 40 dólares por la crisis de la economía mundial, ha logrado mantener la inversión social por encima de los 70.000 millones de dólares.

Durante este mismo año el gobierno venezolano ha tenido que ajustar el precio del barril de 60 a 40 dólares para no elaborar en base a los 60 dólares por barril, unos presupuestos irrealizables, ya que con la crisis y sus programas de intercambio comercial socialistas, los barriles no han alcanzado el precio de 60 dólares.

Si los presupuestos se hubieran calculado fijando cada barril a 60 dólares, vendiéndose a un precio menor, los presupuestos de venezuela habrían aumentado su cantidad monetaria de manera virtual y no se hubiera logrado la inversión marcada en el texto presupuestario al disponer en realidad de menos dinero que en el papel por haber puesto el precio del barril más alto de lo que en realidad se vende.

Desde la llegada de Chávez al gobierno, hace 10 años, la inversión social no ha dejado de aumentar, e incluso con la actual crisis que está reduciendo la inversión social como en el caso de España, Venezuela mantiene el gasto social que ha logrado que la pobreza general se reduzca a la mitad y la extrema en dos terceras partes, según datos de la ONU.

El año pasado el Presupuesto Nacional de Venezuela destinó 73.300 millones de Bolívares Fuertes al gasto social, un poco más del 47% de los 156.000 millones de BSF que supusieron el total de la cantidad de los presupuestos. Este año, de los 160.000 millones de BSF, casi el 46% de ellos serán destinados al gasto social, lo que supone una cantidad de 72.800 millones de BsF.

De toda esta cantidad de dinero, sólo el 24,7% procede de los ingresos petroleros, gracias al enorme crecimiento del sector no petrolero como la industrial textil, agrícola o telecomunicaciones que representa el 20% del presupuesto, mientras que el 53,7% proviene de la recaudación de impuestos.

El gasto social ha ido aumentando desmesuradamente en Venezuela, llegando a abarcar en 2.007 el 60% de los presupuestos.

Observando los presupuestos generales de los años anteriores se comprueba que, el gasto social fue de 40.000 millones en 2.005, 44.770 millones en 2006, 70.000 millones en 2.007, 63.000 millones en 2008.

Estas cantidades doblan y en los últimos años hasta triplican la inversión social que los gobiernos anteriores a la revolución, destinaban en sus Presupuestos Nacionales

Leganés recuerda a su teniente alcalde republicano Ramón Ariño Fuster



El acto contó con las ponencias de Isabelo Herreros, miembro de la Asociación Azaña y ex-Secretario General de Izquierda Republicana y con uno de los hijos de Ramón Ariño Fuster, protagonista histórico central del acto por su relevancia en Leganés siendo su teniente alcalde durante el período de la II Republica y posteriormente elegido diputado provincial por Madrid.

La primera parte del acto la llevo a cabo Isabelo Herreros que no solo repaso la memoria local, sino que se abordo varios temas, como el recuerdo a los más de 10.000 revolucionarios encarcelados tras el fracaso de la revolución de octubre y la proclamación de la República Catalana. Todo esto acompañado de un proyector que iba mostrando imágenes de gran calidad histórica, como una que protagonizaba Manuel Azaña, en el mitin de Comillas, acto político de mayor envergadura durante la historia de la política española.

La segunda parte del acto la protagonizo el hijo de Ramon Ariño que nos dejo unas emotivas palabras a las que el público respondió con un fuerte y cálido aplauso.

Tras esto, se abrió un breve turno de palabra en el que algunos miembros del Ateneo Republicano de Leganés (A.R.) dejaron constancia de la idea de que para que pudiera haber justicia se debería hacer cumplir el artículo 15, incumplido por nuestro propio ayuntamiento, de la Ley de Memoria Histórica para así por fin se haga la justicia y se lleve a cabo la reparación para que no queden en el olvido aquellos que estuvieron más de setenta años en el silencio.

Finalmente se informo del próximo acto del A.R. de Leganés , en la que se contara con Luis Montes, víctima del acoso que está realizando el Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid, presidido por Esperanza Aguirre sobre la sanidad pública.

España | Luis Gimeno-TerceraInformación