5 de noviembre de 2009

Los futbolistas "pobres" podrían ir a la huelga




En los círculos futboleros la decisión del Gobierno de aplicar el 43 por ciento en el Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas ha sentado muy mal. A aquel que tiene mucho dinero le sabe peor que si le pegan un tiro. El que no tiene nada ni se altera, pero, naturalmente, y a quien no, ya le gustaría pagar ese 43 por ciento.
Esta resolución gubernamental ha venido a acabar con el espíritu de la llamada “Ley Beckham” aprobada en 2004 y por la cual las personas con la cabeza o los pies privilegiados, es decir, con un coeficiente intelectual, en esto de “intelectual” se incluye a los del balompié, por encima de la normal y que su espíritu, el de la Ley, era el de que con ella se trataba de atraer y retener para España a científicos, directivos y profesionales extranjeros y estos se beneficiaban de un tipo impositivo del 24 por ciento en lugar del 43 por ciento que cargaba a las rentas más elevadas. Eso sí, esta modificación se hizo por un señor que se ganaba la vida dándole patadas a un balón, no por no perder a algún científico, investigador, brillantes profesionales de la medicina u otros personajes por el estilo. Son las cosas que ocurren en este país.
Dicen que esto puede acabar con la venida de las figuras del balompié. Decir esto a mi me parece que se está tratando injustamente a figuras “autóctonas” cuyos nombres no voy a enumerar por si se me olvida alguno, pero si decir que en estos momentos el futbol español y en este caso su máxima representación, la selección nacional de futbol, está considerada por méritos propios como de primerísima fila en el ranking mundial. Nadie medianamente entendido en futbol ignora que muchos jugadores españoles no han podido demostrar su talento por estar “taponados” por jugadores venidos de fuera y que por su alto costo han tenido que ser “titulares indiscutibles” cuando era evidente que había jugadores españoles que podían hacerlo mejor que ellos. Pero no poner a los extranjeros “caros” suponía y sigue suponiendo, que los que los ficharon se equivocaron y se siguen equivocando y claro, eso había que “disimularlo” poniendo como titular al tuercebotas venido de fuera.
Cuando los representantes sindicales de los trabajadores que con sus abonos y compra de entradas y de todo ese mercado de camisetas y otros abalorios hacen posible que muchos se forren de por vida cobrando una buena ficha, cuando los sindicatos descartan convocar una huelga general que no haría más que empeorar la mala situación por la que estamos atravesando, los representantes de los “trabajadores de élite” amenazan con la huelga y anuncian que esta medida del Gobierno traerá “terribles desgracias”. Ante esto de la huelga se me plantea una pregunta: ¿Apoyarán la huelga esos jugadores que aún jugando en primera división no pueden ni tan siquiera soñar con ganar más de 600.000 euros al año?
Hay por ahí un presidente que dice que el Gobierno debería haberles consultado. Consultado ¿para qué? No hay más que ver la reacción que han tenido. Se han movilizado de inmediato contra esta resolución del Ejecutivo. Obvio es decir que el Partido Popular, por medio de Cristóbal Montoro, como es habitual, se ha “solidarizado” con los que ganan más de 600.000 euros al año y ha criticado al Gobierno. El PP siempre al lado de los “más” débiles.
Pascual Mógica

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

La gesta heroica de Amado Granell (1898-1972)





BENITO MADARIAGA

Hace algunos meses el Foro Becedo expuso en la Escuela Superior de la Marina Civil, con las intervenciones de la escritora Evelyn Mesquida y la profesora María Ángeles Barrio, el cometido de los republicanos españoles en la liberación de París, a raíz del desembarco de los aliados. No tocaría yo ahora este tema si no fuera porque, concretamente en 1952, Amado Granell Mesado vino a España con pasaporte francés y trabajó en Santander en una empresa de la ciudad. La vida de este modesto soldado que luchó en la Guerra Española y luego en la Mundial ha ocupado, por sus dotes de mando, bastantes páginas de la literatura bélica de estos acontecimientos. Luchó primero al servicio de la República española en el puesto de jefe del Regimiento motorizado y luego en la campaña de África de donde pasó a Inglaterra.

Tuve conocimiento de este curioso personaje a través del libro 'Un hombre ante la historia' que publicó sin depósito legal Vicente Silió en 1965, aunque este atrevimiento no dejó de ocasionarle disgustos. Fue Silió un hombre original, tanto por su monumental obra que le ocupó escribirla de 1939 a 1963, como por la visión personal que expone de los hechos. En el tomo III relata este historiado su entrevista con Granell en París donde vivía cuando se inició la Segunda Guerra Mundial. Granell, del que ignoramos muchos detalles biográficos, le contó curiosos pormenores del desembarco aliado en las costas de Normandía. En una de las primeras lanchas que llegaron al litoral francés iba Granell al frente de unos doscientos soldados españoles. Le refirió a Silió que aparte del fenomenal aparato bélico por tierra, mar y aire, uno de los efectos que hacía insoportable el avance era «el estruendo infernal de millares de armas de todos los calibres» que rompían los tímpanos. De nada sirvieron los tapones en los oídos. Granell penetró por un túnel en la avanzadilla alemana y logró por sorpresa detener novecientos soldados cuando ellos eran tan sólo ciento cincuenta. Cuenta Silió la experiencia de este republicano en la «tarea de reconquista» durante el avance de Normandía. Pero el acontecimiento más sorprendente, tal como lo cuenta nuestro historiador, fue la presentación en París con sus hombres cuando los alemanes no los suponían tan cerca. Tal como lo relata no sabemos si exageró Granell el auténtico protagonismo que desempeñó al entrar en París. Silió lo describe así: «Apareció Granell en la Place d'Italie fingiendo que traía el encargo aliado de anunciar que las fuerzas cercaban la ciudad y no querían destruirla. Desde el Hotel de Ville habló por teléfono al general germano que mandaba en París, y este accedió a evacuar la capital francesa bajo la condición de marchar con su ejército sin sufrir represalias. Granell actuó de jefe militar de París mientras llegaba el grueso de las tropas aliadas» (Pág. 728). En este caso bajo el mando del general Leclerc. Algunos autores atribuyen la detención del general Dietrich von Choltitz, jefe de las fuerzas alemanas en París, al extremeño Antonio Gutiérrez. También se dice que Granell llegó al ayuntamiento cuando estaba ya liberado. Gracias a la sugerencia y ruego del cónsul de Suecia en París, Raoul Nordeing, se evitó la destrucción de esta ciudad.
Nuestro militar de Burriana ascendió hasta comandante en el ejercito francés, pero no consiguió mayor ascenso por no aceptar la nacionalización francesa. Recibió, sin embargo, la Legión de Honor que le impuso el general Leclerc, lo mismo que al montañés Lucas Camons.
El día 26 de agosto de 1944 tuvo lugar el Desfile de la Victoria que resultó un acontecimiento de honda emoción del pueblo francés liberador y liberado, que presenció la entrada de tanquetas con los nombres españoles de 'Guadalajara', 'Teruel', 'Brunete', 'Guernica', 'Ebro', 'Don Quijote', 'Santander', etc. En la que lleva el nombre de nuestra ciudad se aprecian de pie cuatro soldados españoles. Entre los que tuvieron ese honor estaba Faustino Solana, que integraba la célebre formación de 'La Nueve', compuesta en gran parte por españoles a las órdenes del citado general Leclerc. Al frente estaba Amado Granell, entonces teniente.
Esta contribución española en la lucha y conquista del suelo francés ocupado por los alemanes se debió tanto a la Resistencia en la que se calcula que había cuatro mil españoles, como a los soldados que integraban la División Leclerc a las órdenes del Ejército francés.
Con el tiempo, aunque permanecen confusiones, se ha ido reconstruyendo la gesta de hombres como Antonio Quirós en la Resistencia en plena ocupación nazi en Francia, o la de Faustino Solana y Lucas Camons que, como tantos otros españoles de 'La Nueve', dieron con Amado Granell un ejemplo de heroísmo y lucha en favor de la democracia.
El Diariomontañes.es

Nuevo ataque a los monumentos erigidos a las víctimas del nazifascismo en Camargo…




Camargo

Es la quinta agresión en estos últimos años…

Los grupúsculos fascistas han vuelto a dirigir su fobia (por quinta vez en estos últimos años) contra los monumentos erigidos en Camargo (Cantabria) a las víctimas del nazifascismo, con un vil atentado, firmado con la simbología nazi.

Parece ser que hasta el nombre de los muertos les estorban y quieren hacerlos desaparecer. No fue suficiente el millón de víctimas que le costó a nuestro pueblo la trágica guerra civil y todavía quieren seguir atizando a estas alturas el fuego del odio con los únicos procedimientos que conocen: la violencia física y verbal.


Foro por La Memoria:

http://www.foroporlamemoria.info/2009/11/nuevo-ataque-a-los-monumentos-erigidos-a-las-victimas-del-nazifascismo-en-camargo/

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas