14 de noviembre de 2009

Anasagasti dice que le gustaría que "algunos" del PNV recordaran que con la Monarquía "no se debe ir ni a misa"






El senador del PNV Iñaki Anasagasti confesó hoy que le gustaría que "algunos de su partido", recordaran que "con la monarquía no se debe ir ni a misa", al tiempo que acusó a la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, de "usufructuar su representación" al realizar una "genuflexión" ante el Rey de España, Don Juan Carlos, en la visita que sus majestades realizaron el pasado miércoles a San Sebastián, gesto, a su juicio, "indigno democráticamente hablando"...

Anasagasti se refirió en estos términos durante la presentación, en el centro cultural Koldo Mitxelena de San Sebastián, de su libro 'Una monarquía protegida por la censura', una publicación, "de la que no se puede hablar bien porque no es políticamente correcta", que recoge las iniciativas parlamentarias relacionadas con la Corona presentadas por el senador jeltzale, así como cartas suyas dirigidas al Rey y al Príncipe de Asturias.

Anasagasti afirmó que le gustaría que "algunos" de su partido escucharan eso de que "con la Monarquía no se debe ir ni a misa", en concreto "cuatro nombres" que no quiso citar y a quienes recordó que "Manuel Irujo, José Antonio Agirre y todos los nacionalistas históricos votaron en el Congreso de los diputados votaron en contra de Alfonso XIII y a favor de la abolición de la monarquía

Por otro lado, denunció la "opacidad" que se da en la democracia española con respecto a las cuentas y regalos que recibe el Rey, mientras que una revista puede ser "secuestrada" por publicar una caricatura considerada "obscena", en alusión al "secuestro" en 2007 de la revista el Jueves por la viñeta dedicada a los Príncipes de Asturias. A su juicio, se trata de cosas "que se saben pero que no se dicen en público", a pesar de que, "en privado, molestan incluso a algunos representantes del PSOE y también del PP".

En este contexto, explicó que la publicación de su libro "molesta" ya que las críticas que vierte sobre la Corona no proceden de "un tirapiedras", sino "de alguien que está dentro del sistema", del ámbito de la política.

Tras reclamar que se debería dejar de "seguir mintiendo" al mostrar a Don Juan Carlos como "salvador de la democracia en el 23-F" y mostrar su preferencia ante la elección de un jefe de Estado "por votación y no por procreación", Anasagasti censuró que en la visita el pasado miércoles de los Reyes de España a San Sebastián, donde reinauguraron el Aquarium donostiarra acompañados de la princesa de Hannover, Carolina de Mónaco, la presidenta del Parlamento Vasco, Arantza Quiroga, realizó una "genuflexión ante el Rey que no ha sido elegido por nadie sino impuesto por un dictador".

"VASALLAJE INADMISIBLE"

A su juicio, el gesto de Quiroga es "vergonzoso", un "vasallaje inadmisible para alguien que representa a una institución vasca, donde no todo el mundo es del PP" y ha sido "elegida democráticamente". De esta forma, acusó a Quiroga de "usufructuar su representación" al realizar este gesto ante "una institución no elegida democráticamente", y opinó que "estas reverencias son indignas democráticamente hablando".

Anasagasti insistió en que el Rey, Don Juan Carlos, es "un gran imprudente, como así lo demuestran algunas de sus conversaciones como la mantenida el pasado mes de enero" en la inauguración de la nueva Biblioteca de la Universidad de Deusto en Bilbao donde "se acercó a Patxi López y le dijo a ver cuando quitaba a éste que lleva mucho tiempo gobernando", en alusión al entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe, "elegido democráticamente", y "luego fue donde Antonio Basagoiti", presidente del PP vasco, y añadió "y tú haber cuando le ayudas".

Además, recordó como junto al ex presidente del PNV Xabier Arzallus llevó al Rey una carta en la que le pedían que "interviniera y moderara los excesos" del entonces presidente de Gobierno, José María Aznar (PP), contra la formación jeltzale "tratando de unir PNV y violencia, y hasta ahora".

En definitiva, consideró que la Monarquía es una institución que "tiene trampa, truco" porque "no se puede opinar ni dar cierta información sobre ella" y frente a ello su libro busca, rompiendo "la barrera del silencio" que según indicó se le ha intentado poner, desde el convencimiento de que "si la Monarquía contara de verdad quien es", algunos "no estarían tan contentos de sacarse fotos con el Rey".
Izaro News

Negrín acabó distanciándose mucho de la URSS, según Álvarez del Vayo…




El último presidente de la República española, Juan Negrín, terminó distanciándose mucho de la Unión Soviética, “de modo que esa teoría de que era un agente soviético es ridícula”, dijo su ministro de Estado, Julio Álvarez del Vayo, en una serie de entrevistas concedidas al cineasta español Miguel Herberg en 1974, un año antes de morir.

Reunidas en el libro La guerra de España y la resistencia española. Entrevistas con Julio Álvarez del Vayo, 1974 y publicadas por la editorial Amargord, el dirigente republicano define a Negrín como “un patriota español exaltado”.

Herberg cuenta que la grabación se realizó en la casa de Ginebra de Álvarez del Vayo, y que las volvió a escuchar recientemente y pensó que tenían un gran interés.



“La teoría de que era un agente soviético es ridícula”

“En su momento, las grabaciones de las ‘Conversaciones’ se hicieron junto con una serie de llamamientos rodados en 16 mms., que fueron proyectados por diversas televisiones europeas, imágenes que acompañan el presente volumen”, añadió.

Tanto Negrín como Álvarez del Vayo fueron rehabilitados el pasado mes de octubre por el PSOE , que les había expulsado en 1946, y les devolvió el carné del partido.

Para Herberg, Álvarez del Vayo fue un socialista de izquierdas expulsado del PSOE durante la guerra fría porque “su alianza con los comunistas en la Guerra Civil resultaba molesta”.

Álvarez del Vayo trabajó como periodista durante la I Guerra Mundial y luego vivió en Alemania, donde conoció en un mitin a la revolucionaria Rosa Luxemburgo, de la que, en su charla con Herberg, recuerda que era “muy bajita y necesitaba subirse a un banquillo cuando tenía que hablar. Un día, sus adversarios políticos se lo escondieron, y yo se lo fui a buscar. Desde entonces nos hicimos muy amigos”.

Álvarez del Vayo conoció también a Lenin y Trotsky, y en los primeros años de la República fue embajador en México.

Con la caída del gobierno de Largo Caballero durante la Guerra Civil perdió el ministerio de Estado (Asuntos Exteriores), acusado de estar al servicio de los soviéticos. Lo recuperó con Negrín, y desde él luchó contra el Pacto de No Intervención firmado por las grandes potencias del momento.

Álvarez del Vayo conoció también a Lenin y Trotsky

Herberg coincide con Álvarez del Vayo en que el Pacto “fue una farsa, pues mientras Francia y Gran Bretaña se abstenían de ayudarnos, Hitler y Mussolini se volcaban con Franco, y sólo los rusos apoyaron a la República”.

“No por nada, en las entrevistas, Álvarez del Vayo afirma que hubo tres momentos en la guerra de España en los que, si hubieran contado con el material adecuado, habrían ganado la guerra”, señaló el cineasta.

Para Herberg, “Álvarez del Vayo fue el artífice de la línea de resistencia a ultranza en 1939, porque era evidente la proximidad de la Segunda Guerra Mundial, y defendió la idea de que, aún perdiendo Madrid, se podía hacer una guerra de guerrillas en el resto del territorio”.
Un anarquista en el FRAP

A comienzos de los años 70, Álvarez del Vayo aceptó la presidencia del Frente Revolucionario Antifascista Patriota (FRAP), organización impulsada por el PCE marxista-leninista, y mantuvo el cargo hasta su muerte, en 1975.

Herberg, de ideología anarquista, explicó que “colaboró con el FRAP porque era el único grupo que promovía la lucha directa”.

“Por entonces -señaló Herberg- yo me encontraba exiliado y acababa de rodar Chile 73 o la historia que se repite, un reportaje filmado tras el golpe de Pinochet y que denunciaba la existencia de los campos de presos de Chacabuco y Pisagua, que para el régimen militar eran inexistentes”.

Gracias a este documental, dado a conocer tras su salida de Chile, “di rostro a los desaparecidos y se salvaron innumerables vidas”.

Actualmente Miguel Herberg se dedica al cine de animación, y tras haber rodado una serie sobre la vida de Cristóbal Colón, está haciendo ahora otra sobre Leonardo da Vinci, en China.

“Trabajo en China porque en España no hay infraestructuras adecuadas, y lo que aquí se tarda en hacer un año allí se hace en un mes”, aseguró.

Por su parte, el italiano Riccardo Gualino, antiguo fundador del FRAP, dijo que las “Conversaciones con Álvarez del Vayo” fueron una iniciativa militante “en el ámbito de la lucha en contra de la dictadura de Franco.”

Según Gualino, “algunas de sus afirmaciones, escuchadas hoy día, pueden parecer demasiado atrevidas, inclusive fuera de la realidad, pero hay que tener en cuenta que Álvarez del Vayo estaba haciendo un llamamiento a la lucha”.

Público.es

http://www.publico.es/269373/negrin/acabo/distanciandose/urss/segun/alvarez/vayo

El PNV exige pagar indemnizaciones a familias de etarras fusilados en la dictadura





El PNV defenderá el martes en el pleno del Congreso una moción para instar al Gobierno a no restringir la aplicación de la ley de memoria histórica y permitir que los familiares de los etarras que fueron fusilados o heridos durante la dictadura cobren indemnizaciones, como el resto de las víctimas.

Los nacionalistas vascos pedirán también al Ejecutivo que diseñe cuanto antes un mapa para las exhumaciones de las víctimas y que sea exigente en la retirada de los símbolos franquistas.

El grupo vasco ha registrado esta iniciativa, que se votará en el pleno, convencido de que el Gobierno ha "traicionado" el pacto político en el que se basó la ley y ha desvirtuado la norma al aprobar un desarrollo "muy restrictivo" de la misma, según apunta en un comunicado.

Por ello defenderá en su moción que se eliminen determinados párrafos del decreto que regula las indemnizaciones a los familiares de las víctimas del franquismo y que excluye como beneficiarios a "quienes hayan pertenecido o pertenezcan a bandas o grupos armados".



En opinión del diputado del PNV Aitor Esteban, se está confundiendo "la situación actual del terrorismo con aquel momento histórico".

A su entender, no es justo que familiares de personas integradas en bandas armadas antes de la Ley de Amnistía no cobren indemnizaciones, cuando "no sabemos si después de la amnistía hubieran seguido en ETA o no".

El PNV exige también al Gobierno que se convierta en un agente activo en las tareas de localización e identificación de las víctimas.

Para ello, a juicio de esta formación política, debe elaborar en tres meses un plan de trabajo y un protocolo de actuación científica que asegure la colaboración institucional en las tareas de exhumación y tiene que terminar en un año el mapa integrado de los enterramientos.

Insta asimismo al Ejecutivo a aprobar en el plazo de tres meses un decreto que garantice el cumplimiento del artículo 15 de la ley de la memoria histórica, el que obliga a la retirada de escudos, símbolos y placas conmemorativas de la sublevación militar, la guerra civil o la dictadura.

Ese decreto debería decir de forma explícita que se cancelarán las subvenciones o ayudas a los propietarios públicos o privados que no retiren esos símbolos.

Recuerdan también los nacionalistas vascos que la ley de la memoria histórica exigía al Gobierno a confeccionar un catálogo de vestigios de la guerra civil y de la dictadura, punto que todavía no ha cumplido.
EFE