22 de noviembre de 2009

El regreso de los olvidados


Los archivos de la antigua Unión Soviética guardan inéditos del escritor palentino César Muñoz Arconada





En la primavera de 1939 Barcelona era un caos provocado por la desbandada republicana. La Guerra Civil estaba en sus estertores, y cientos de miles de personas buscaban transporte para huir a países considerados amigos o simplemente iniciaban la marcha a pie hacia la frontera francesa. Cuesta imaginar el ambiente de miedo y decepción que se respiraba en los últimos territorios bajo dominio del gobierno de la II República Española mientras las tropas nacionales estrechaban el cerco. En medio de ese desconcierto general, un palentino en particular iniciaba su viaje al exilio, del que nunca volvería.
César Muñoz Arconada nació en Astudillo el 5 de diciembre del año 1898. escribió en 1936 en un artículo titulado 'Autobiografía'. Comienza su periplo en el exilio con un breve paso por campos de concentración en Francia, para recalar finalmente en Moscú, antes de la celebración del Primero de Mayo de 1939. Allí, contrajo matrimonio con la también exiliada española María Cánovas, cuyo dominio del idioma ruso le sería de gran ayuda. Fallecería en esa misma ciudad el 10 de marzo de 1964.

La vida de Arconada estuvo ligada desde muy joven al periodismo y la literatura. En 1931 se afilia al Partido Comunista, colaborando con Herrera Petere en la revista 'Octubre', que dirigía Rafael Alberti. Devoto de Greta Garbo, le dedicaría una de sus obras, 'Realidad y fantasía en vida de Greta Garbo', libro que fue recibido por la crítica de la época como «creación muy notable y prosa magnífica», convirtiéndose pronto en un éxito editorial que llegó a publicarse en el extranjero (se ha reeditado recientemente).
Buena parte de la producción literaria y epistolar de César Muñoz Arconada ha sido localizada y publicada a lo largo de los años, pero algunos retazos de su ulterior producción siguen siendo totalmente desconocidos, ya que se han conservado desde su muerte en los archivos oficiales de la Unión Soviética sobre la Guerra Civil española. La mayor parte de esta documentación, referida a las relaciones de la antigua URSS con la República Española y sus exiliados, está siendo ahora copiada y trasladada a España, en un lento proceso que se inició en el año 2005, merced a un acuerdo del Gobierno español con las autoridades de la Federación Rusa.
Hasta el momento, la Dirección General del Libro y Archivos ha cuantificado el rescate de documentos en unos cien mil folios en soporte de papel, varios cientos de fotografías y una veintena de documentales cinematográficos.
Una vez catalogados y ordenados, la documentación procedente de Rusia podrá ser consultada en el Centro Documental de la Memoria Histórica, que se está construyendo en Salamanca, tras la dispersión del anterior Archivo Histórico de la Guerra Civil.
En los archivos recuperados ahora por España figuran algunos comentarios que envió a la revista 'Literatura Internacional', donde los hispanistas Simanov y Rotokov realizaron una ingente labor para publicar los textos de escritores españoles. La búsqueda entre los legajos de Arconada ha dado sus frutos en el hallazgo de diferentes poemas, algunos de ellos inéditos. Son obras en las que rememora los años de la Guerra Civil o glosa las virtudes de la Unión Soviética y de sus líderes, con cantos a Stalin, a la batalla de Leningrado o a las tribulaciones de los republicanos en la Barcelona de 1939. Pero a pesar de su admiración por el sistema soviético, en sus poemas se deja sentir también la añoranza de España, con duras críticas al régimen franquista ('La España que yo quiero'). Figuran además entre los documentos cartas remitidas a Arconada por Emilio Prados quien, desde Nueva York, le informa de la amplia aceptación con la que cuenta la revista 'Literatura Internacional' en el continente americano. Estos descubrimientos que ahora llegan a España pueden ser sólo la punta del 'iceberg' de la producción literaria perdida de César Muñoz Arconada. El escritor Gonzalo Santonja ya advirtió de que el legado de Arconada todavía conserva libros completos inéditos.
Nortedecastilla.es

El legado de un dandi miliciano llamado Gustavo Durán…




Ingeniero de sonido, Manuel no era un hombre muy comprometido. Hasta que el fascismo amenazó a la República y Manuel se declaró en estado de guerra contra Franco. El personaje que imaginó André Malraux para escribir La esperanza se inspira en Gustavo Durán, un intelectual que se alzó en armas.

Nacido en Barcelona en 1906, Gustavo Durán Martínez falleció ciudadano estadounidense en 1969. Músico de formación, fue uno de los más respetados militares republicanos durante la Guerra Civil, amigo de Ernest Hemingway, funcionario de las Naciones Unidas… Durán tuvo una vida novelesca y el libro Comandante Durán (Debate), de Javier Juárez, rescata ahora su legado.

Gustavo es el músico, Durán es el militar y Gustavo Durán, el diplomático. Joven, acudía a la Residencia de Estudiantes, donde tocaba el piano para García Lorca, Dalí y Buñuel. Pero pronto el dandi músico se convirtió en un miliciano, en Durán el militar.

Cuando estalló la Guerra Civil, se alistó como miliciano y su compromiso por la defensa de la II República era absoluto. Durán no era militar profesional, aunque pasó a ser teniente coronel. Luchó en el Jarama, Brunete, Segovia y Teruel.

Cuando vencieron los rebeldes, Durán se exilió a Nueva York, donde se casó. Como ciudadano estadounidense trabajaba en el Museo de Arte Moderno, aunque se mudó a Argentina para luchar contra el ascenso al poder de Perón. Sus actividades molestaban a Franco y el ex miliciano, ya funcionario de la ONU, fue denunciado como espía soviético en 1951 por el senador McCarthy.

Tras una misión en el Congo Belga, fue nombrado embajador de la ONU en Grecia. Gustavo Durán falleció en 1969 en Atenas. Se le paró el corazón mientras leía. Fue enterrado en Creta, donde aún descansa. Tras su despedida en 1939 en el puerto de Gandía (Valencia), nunca volvió a pisar España.

Público.es

http://www.publico.es/culturas/271768/legado/dandi/miliciano/llamado/gustavo/duran

Convocan manifestación republicana para el 6 de diciembre









Más de 30 organizaciones del estado convocan una manifestación republicana unitaria para el 6 de diciembre en Madrid.


Como todos los años, coincidiendo con el aniversario de la convocatoria del referendum de la Constitución de 1978, las organizaciones republicanas del Estado español celebrarán una manifestación republicana unitaria el 6 de diciembre, este año con el lema: “Por la 3ª República-No a la Constitución Monárquica”.

Las reivindicaciones de este año, además de las habituales aspiraciones por el alcance de la III República, la derogación de esta Constitución Monárquica en la que ampara un rey “impuesto en su ordenamiento jurídico”, que aceptó los principios del “Movimiento Nacional fascista y que por ello no ha jurado la Constitución”, se centran en la crisis capitalista que están padeciendo los trabajadores del estado, en el que ya existen “casi 4.600.000 parados reales, es decir, el 20% de la población laboral, y más de millón y medio no reciben absolutamente nada y cientos de miles son desahuciados por no poder pagar la casa.”

Por eso el lema de este año del manifiesto, firmado por más de 30 organizaciones, entre Ateneos Republicanos, partidos políticos, colectivos republicanos, etc., refleja esta preocupación: “¡Ante la Crisis del Capital…… Republica Popular!”, en un país donde, denuncia el texto aprobado, “la situación económica se debilita por momentos, el poder adquisitivo de los ciudadanos empeora, la creación de empleo disminuye, miles de trabajadores pierden sus puestos de trabajo y la siniestralidad laboral es la mas alta de la UE.”

Además, las organizaciones firmantes critican que en España “las rentas del capital tributan 18% y las del trabajo entre el 24 y el 43%… Las grandes fortunas lo hacen solo al 1%”, exigen la eliminación del Concordato con la Iglesia Católica, la derogación de la Ley de Partidos, una mayor atención a la juventud, los pensionistas, la mujer y los inmigrantes, la reelaboración de la Ley de la Memoria Histórica, la salida de la OTAN, la Nacionalización de la Banca y una reforma fiscal más progresiva, entre otras demandas.

Tercera informaición