30 de noviembre de 2009

Vicente Rojo; retrato de un general republicano





Militar, católico y patriota. Con esos términos se presentaba Vicente Rojo y, por eso mismo, su compromiso con la República ha resultado para muchos historiadores un enigma. Sin embargo, su radical entrega al desafío de ganar la guerra al fascismo y la modernidad de muchas de sus ideas nos descubren a un militar atípico que participó del clima de renovación que se inició en España con la llegada de la República.

Cuando las tropas franquistas se disponían a tomar Madrid en noviembre de 1936, Vicente Rojo (Fuente la Higuera, 1894) fue nombrado jefe de Estado Mayor de las fuerzas militares de la defensa y encargado, por tanto, de dirigir la resistencia de una ciudad que se daba casi por perdida. Madrid resistió y, a partir de entonces, su papel en el Ejército Popular cobró cada vez mayor relevancia. En mayo de 1937, con la llegada de Negrín al poder, se convirtió en la figura más destacada de las tropas republicanas: las batallas de Brunete y Belchite, la toma de Teruel o la maniobra del Ebro, entre otras, fueron algunas de las iniciativas que puso en marcha con la voluntad de frenar el avance de las fuerzas de Franco.




Tras la campaña de Cataluña, siguió ocupándose de las tropas recluidas en Francia en diferentes campos de concentración. Cuando iba a incorporarse a la zona central, se produjo el golpe de Casado, que precipitó el final de la guerra. Se exilió en Buenos Aires (Argentina), de 1939 a 1943, y en Cochabamba (Bolivia) hasta 1957, año en que, gravemente enfermo, regresó a España. Fue juzgado por los tribunales militares franquistas y condenado a cadena perpetua
por «auxilio a la rebelión militar». Aunque indultado, se le mantuvieron las penas accesorias: interdicción civil e inhabilitación absoluta. Murió en 1966.
Tusquets

VIII Jornadas Republicanas






Organiza:Unidad Cívica por la República y Unidad Cívica Navarra por la República en colaboración con la Asociación Cultural Miguel Hernández


Barañain (Navarra) 11 y 12 de Diciembre
Salón de usos múltiples del Ayuntamiento de Barañain. Plaza Consistorial S/n
De la Constitución monárquica a la Tercera República

Programa

Viernes día 11 de diciembre
11.00. Rueda de Prensa
16.30. Presentación.
Víctor Díaz Cardiel
(Junta directiva de la UCR, Ex responsable de Organización del PCE, 9 años preso en las cárceles franquistas)
17:00 a 18.00. Documental. “CRONICAS DE AQUEL INFIERNO” Sobre la REPRESION franquista realizado por Asociación de Amigos de la UNESCO
18:00 a 19.00. Conferencia inaugural.
José Antonio Barroso
Alcalde de Puerto Real (Condenado por “Injurias” al Rey)

19.00 a 21.00. 1ª Ponencia. LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA ECONOMÍA:
-- La Economía en la España de la Transición y en la actualidad
Interviene:J. Carlos Longas (Profesor de economía en la Universidad Pública de Navarra)
--La Economía desde la perspectiva de la III Republica (La Planificación democrática, La
Socialización de la economía)

Interviene: Daniel Lacalle (Responsable del Area de Economía y sociedad de la FIM (Fundación de
Investigaciones Marxistas) Sábado día 12 de diciembre
9.00 a 11.00horas. 2ª Ponencia. FEDERALISMO:

--La España de las Autonomías:El agotamiento de un modelo; los últimos Estatutos: Cataluña,
Andalucía etc., los Conciertos económicos, los acuerdos económicos de reparto entre CCAA,
Ayuntamientos etc.

Interviene:Ramon Franquesa(Profesor a la Facultat d’Economia i Empresa de la Universitat de
Barcelona)

-- Federalismo: Derecho de Autodeterminación, El concepto de Federalidad aplicado a Derechos Civiles
y Sociales para todos y a el reparto de ingresos y gastos de la Hacienda.- Federalidad y Solidaridad.
Interviene:Pedro Santesteban (Miembro de CCOO, procesado en el histórico Proceso 1.001)
11.30-13.30. 3ª Ponencia LAICIDAD:
--La aconfesionalidad, la laicidad en la Monarquía:El Concordato, la asignación de recursos a la
Iglesia Católica, La Enseñanza, Centros Concertados, etc
Interviene:Francisco Delgado (Presidente de Europa Laica)
--La laicidad en la III Republica y en las Repúblicas Francesa y Portuguesa Interviene: Garbiñe Biurrum (Jueza, Presidenta de la Sala de lo Social del TSJPV)
13.30 - 14.30. Clausura
--De la Constitución monárquica a la Tercera República
Interviene: José Luis Pitarch (Licenciado en Derecho (Universitat de València) y en Ciencias de la
Información (U. Complutense). Comandante de Caballería en la Reserva. Miembro de la UMD. Preso o
arrestado por el Franquismo, Presidente de la UCR )

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

Diseccionando a El País: Elecciones en Honduras




El País enmudece ante la represión contra el Frente Nacional de Resistencia y legitima las elecciones en Honduras

Hoy se celebran en Honduras las elecciones generales convocadas por el “gobierno” golpista que se disputarán los candidatos de la derecha que legitiman el golpe. Otras fuerzas políticas, partidarios de Zelaya y la izquierda, además de diversas organizaciones, han llamado a la ciudadanía a abstenerse y no reconocer el resultado de las mismas.

La noticia que El País dedica hoy al asunto contrasta con otras fuentes como Telesur “Tensión y violencia marcan jornada electoral en Honduras” (1) o El Mundo “Violencia y tensión en Honduras en las horas previas a las elecciones” (2) porque incide en la “normalidad” del proceso y el reconocimiento de EEUU, que encuentra suficiente aval en la presencia de multitud de observadores internacionales;


“En la capital de Honduras todo discurría ayer con una sospechosa sensación de normalidad. Tres eurodiputados españoles del Grupo Popular llegaban el viernes desde Bruselas en calidad de observadores para las elecciones generales. El Tribunal Supremo Electoral anunciaba en los canales hondureños que casi 300 observadores internacionales han acudido para verificar la transparencia de los comicios (…)” (3)

Durante las semanas previas a estas “elecciones” El País ha omitido en sus páginas la información que detalla las violaciones de los derechos humanos en Honduras -desapariciones, asesinatos y detenciones que incluyen a periodistas opuestos a Micheletti- (4) (5) (6), además de multitudinarias manifestaciones reprimidas por el ejército y la policía. De esta manera, no resulta complicado sumarse al reconocimiento de las elecciones del gobierno Obama y anunciar el fin de la crisis política, aunque todo siga igual;



“(…) Los periódicos reproducían las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama -con las elecciones “se podrá comenzar de cero”- y del de Costa Rica, Óscar Arias -”Si las elecciones del próximo domingo son transparentes, si no hay acusaciones de fraude, si los observadores que están en el hermano país hondureño encuentran que no hubo nada incorrecto, yo voy a pedirles a los países iberoamericanos que debemos reconocer al futuro Gobierno hondureño” (…)”

Sin embargo, casi nadie las reconoce: sólo Panamá, Perú, Estados Unidos, Costa Rica e Israel (7). Ello no es obstáculo para que El País presente una condena internacional al golpe y un rechazo mayoritario a las elecciones de hoy en Honduras, que incluye a la UE y la OEA, como una “división”: “(…) Ahora, la comunidad internacional está dividida (…) En la Unión Europea, sólo el Grupo Popular ha mandado representantes (…)”. Representantes que ni siquiera representan a la Unión Europea, aunque acudan para que parezca que así lo hacen.

Así, que las elecciones puedan ser transparentes es suficiente para respaldar su reconocimiento, aunque sean convocadas por los que quebrantaron la democracia y vayan a ser boicoteadas por gran parte de un pueblo hondureño que el diario se empeña en llamar “zelayistas” con el fin de esconder el pluralismo del Frente Nacional de Resistencia;

“(…) Los zelayistas han pedido boicotear los comicios, pero actúan divididos (…)”.

Apuesto a que el titular para justificar la escasa participación seguirá la línea del que publicó El País para informar sobre el cierre de campaña: “La apatía por la crisis política marca el cierre de campaña en Honduras”;

“(…) Estos dos meses de pugna electoral han estado fuertemente marcados por la apatía de los votantes que podría aumentar el grado de abstencionismo registrado en los comicios de 2005 (…)” (8)

“Apatía” por la “crisis política”, como si el rechazo se debiera a la desidia o a la pereza del votante en lugar de referirse a un boicot que responde a que la mayoría de los ciudadanos hondureños consideran estas elecciones ilegales.

-

(1) http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/62635-NN/tension-y-violencia-marcan-jornada-electoral-en-honduras/

(2) http://www.elmundo.es/america/2009/11/29/noticias/1259449813.html

(3) http://www.elpais.com/articulo/internacional/Zelaya/Obama/ha/arreglado/casa/ha/desarreglado/elpepuint/20091129elpepiint_8/Tes

(4) http://www.elpais.com/todo-sobre/pais/Honduras/HND/

(5) http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=498:el-cofadeh-revela-un-aumento-de-graves-violaciones-a-ddhh-en-honduras&Itemid=159

(6) http://www.amnesty.org/es/for-media/press-releases/honduras-palizas-detenciones-hostigamiento-a-activistas-20090923

(7) http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/62632-NN/israel-se-suma-a-los-paises-que-apoyan-elecciones-hondurenas/

(8) http://www.elpais.com/articulo/internacional/apatia/crisis/politica/marca/cierre/campana/Honduras/elpepuint/20091124elpepuint_5/Tes
Tercera información

Banca pública, una propuesta




El dinero público llegó a la banca pero empresarios y consumidores no se benefician de ello. Para salir de este bloqueo y evitar una catástrofe de mayores dimensiones, muchos abogan porque el gobierno se encargue de hacer llegar el dinero a los que lo necesiten. Hablamos de banca pública con el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, Juan Torres López.
Banca pública, una propuesta. Juan Torres-Nuestro país tuvo una potente banca pública de la que hoy no queda nada. Incluso las cajas de ahorro -que podrían hacer esa función-, reproducen hoy las carencias y las limitaciones de los bancos privados. ¿Qué consecuencias ha tenido esto en la crisis que actualmente padecemos?
-Creo que están claras. El estado no tiene forma de hacer que la financiación y el crédito, fundamentales para que la economía funcione, se dirijan allí donde de verdad hace falta. Y las consecuencias están claras: un boom inmobiliario concebido sólo para enriquecer a sus promotores, una crisis ahora gigantesca y una mayor dependencia del exterior.

-La inyección de dinero público al sector bancario no ha servido para reactivar la economía. El dinero no ha llegado al que lo necesita y ello ha obligado al cierre de muchas empresas. Cada vez son más los que defendéis la necesidad de una nueva banca pública comprometida con el interés general. ¿Cómo sería ese modelo?
-Creo que lo importante es no sólo la titularidad sino la lógica que moviera la financiación y el uso de los recursos financieros. A mí me parece que el cáncer de las economías modernas es el sistema de reservas fraccionarias de la banca que les permite crear deuda sin descanso para aumentar así su beneficio. Por tanto, la lógica debería ser, ir hacia la supresión de ese privilegio privado que está en la base de las crisis financieras y de las perturbaciones constantes de la vida económica. Y, además de ello, creo que es imprescindible garantizar el fluido de la financiación hacia la actividad que crea riqueza y empleo y no más hacia la especulación.

Hay que informar y hacer que la gente conozca lo que está pasando, aunque eso no es tarea fácil pues la banca ha parapetado sus privilegios tras una potentísima muralla de medios de comunicación y mediadores sociales a los que financia y domina para tenerlos a su disposición.

Banca pública, una propuesta-El ciudadano de a pie dice sentirse “engañado y cabreado” cuando comprueba cómo mientras él se “aprieta el cinturón”, la retribución media de los consejeros del sector financiero sube un 52% Para frenar esta y otras injusticias, en la calle empiezan a sonar voces que llaman a una movilización social. ¿Es esta una salida efectiva?
-Los privilegios de la banca, su modo de actuar y sus beneficios desorbitados -que ni provienen de estimular la creación de riqueza ni se dedican luego a ello-, son ya no sólo un freno al progreso económico sino una asquerosa inmoralidad. Hay que poner límites a ese despilfarro y creo que sólo se podrá hacer cuando la gente se dé cuenta de lo que la banca hace con sus recursos. Hay que informar y hacer que la gente conozca lo que está pasando, aunque eso no es tarea fácil pues la banca ha parapetado sus privilegios tras una potentísima muralla de medios de comunicación y mediadores sociales a los que financia y domina para tenerlos a su disposición.
-”Toma el dinero y corre” (Icaria Editorial) es el título de uno de tus libros. ¿Qué pasaría si cada ciudadano decidiera hacer precisamente eso...?
-No los dejarían porque es imposible que eso ocurra. El dinero no se puede "tomar" materialmente porque el sistema de reservas de la banca hace que el dinero sea deuda, algo intangible. Lo hace la banca pero con los beneficios, con el dinero de sus clientes.
-Has comentado en varias ocasiones que “el actual sistema financiero está enfermo de muerte”. ¿De qué depende que tras esta crisis se pueda levantar un modelo económico más justo?
-De que los ciudadanos, los movimientos sociales., los sindicatos y los partidos tuvieran más ideas y poder que los banqueros y los ricos que están muy bien organizados. Como no es así, de esta crisis se saldrá como se entró, sin cambiar las reglas de juego ni las lógicas dominantes, aunque más cerca todavía de un hundimiento catastrófico del sistema financiero. Lo que hoy día tenemos se puede chapucear a base de lo que ahora hacen, trampas e inyecciones multimillonarias de liquidez, pero a medio plazo es materialmente insostenible. Todo se vendrá abajo, es cuestión de tiempo... y de avaricia, que no falta.
-¿Qué opinión te merece el proyecto de banca pública que está preparando Izquierda Unidad para presentar en el Congreso?
-Creo que es un buen material para abrir un debate social sobre eso. Ojalá sus dirigentes se dejaran de disputas inútiles y se pusieran a trabajar unidos para divulgar lo que está pasando.
Revista Fusión