31 de diciembre de 2009

La revolución volverá triunfante a la tierra yemenita





Mientras el sanguinario Obama hace de Yemen nuevo escenario de su cruzada imperialista con la excusa del "antiterrorismo", conviene recordar que en el siglo XX el pueblo de Yemen del Sur se liberó del colonialismo británico, construyó el primer estado socialista de inspiración marxista del mundo árabe y protagonizó una gesta heroica que forma parte del patrimonio revolucionario árabe que antes o después renacerá de sus cenizas.

Los revolucionarios yemenitas surgieron principalmente de la rama yemenita del Movimiento de los Nacionalistas Árabes (MNA) creado en los años 40 por el doctor Georges Habache, Nayef Hawatmeh y Constantin Zureik y desaparecido en los 70 no sin fructificar en revoluciones gloriosas y organizaciones de combate: el FPLP y el FDLP de Palestina, la Organización de Acción Comunista del Líbano (OACL), las revoluciones en Yemen y en Omán, los partidos comunista y socialista arabe en Arabia Saudita,...



La rama yemenita del MNA dió lugar al Frente de Liberación Nacional (FLN) que en junio de 1969 tomó el poder y fundó la República Democrática Popular de Yemen (RDPY) el 1 de diciembre de 1970. Los miembros marxistas del FLN se unieron con otras fuerzas revolucionarias para crear el Partido Socialista de Yemen (PSY) en 1978 sobre una base marxista-leninista de alianza con Cuba y URSS bajo el liderazgo del secretario general y presidente Abdul Fattah Ismail. Para el economista egipcio Samir Amín, el PSY "agrupa a todas las fuerzas reformadoras modernas, las clases medias, los trabajadores del puerto (de Adén, capital del país) y los estudiantes". El analista Mohamed Hassan señala que el imperio británico había hecho sin quererlo de la ciudad de Adén un centro de las ideas socialistas y revolucionarias al deportar allí a militantes comunistas y nacionalistas de la India. Esas ideas se extendieron no sólo entre la población yemenista sino también entre la somalí allí residente que luego apoyaron un golpe de estado en Somalia en 1969.

Sin embargo la RDP de Yemen conoció una brutal crisis en enero de 1986 cuando la mayoría del PSY, dirigida por el ministro de defensa Alí Antar y el ex presidente Abdul Fattah Ismail, se levantó en armas contra el presidente Alí Nasser Mohamad quién era partidario de un acercamiento a los regímenes reaccionarios de Yemen del Norte, Omán y Arabia Saudita, probablemente inspirado en las ideas de derecha que empezaban a soplar en el Moscú de Gorbachov. La fracción más radical fue derrota, Ali Antar y otros lideres cayeron y la República se debilitó seriamente. Samir Amín señala que el PSY se suicidó aceptando en 1990 la reunificación con el feudal Yemen del Norte aunque Yemen del Sur era más fuerte. Amín dice no sabe la razón y que sus autores tampoco. Dicen, según Amín, que temían una agresión imperialista tras la caída de la URSS.

La Revolución Yemenita y la República Democrática Popular quedan como activo en el patrimonio revolucionario árabe que, sin duda, renacerá de la mano de las masas árabes. A pesar de la brutal represión con frecuentes detenciones y torturas a sus miembros por parte del régimen pro imperialista, el PSY sigue luchando, tiene representación parlamentaria y fuerza de masas.
http://civilizacionsocialista.blogspot.com/