31 de marzo de 2010

Rechazada una moción por la lll República en Berriozar(Navarra) con los votos negativos de UPN, CDN,PSN y la abstención de ANV





Comunicado de la Unidad Cívica Navarra por la República (UCNR)

La UCNR ha decidido lanzar una campaña en los Ayuntamientos Navarros para que se adhieran a los “Ayuntamientos por la III República”, coordinados a nivel de todo España. La segunda República vino precisamente por qué los partidos republicanos ganaron las elecciones municipales. De momento el único que lo hizo en Navarra hace dos años, fue el Ayuntamiento de Aibar.

Se ha presentado el 25 de marzo en el ayuntamiento de Burlada. En una primera votación salieron empatados los votos a favor y en contra. La derecha nacionalista española (PP y CDN) votó en contra. A favor IUN, NBAI, y se abstuvieron PSN. y ANV. En una segunda votación hubo un concejal del PSN que votó en contra, y por lo tanto no pudo salir la moción.

El 31 de marzo se ha presentado en el Ayuntamiento de Berriozar. De nuevo la derecha nacionalista española, (en este caso UPN y CDN). como no podía ser menos, votó en contra. También votó en contra el PSN. ANV se abstuvo. Votaron a favor IUN y NBAI. Por lo tanto, de nuevo no salió la moción.

Que la derecha nacionalista y monárquica española, PP y UPN, voten en contra, entra dentro de lo previsible. Pero fuerzas que se autotitulan de izquierdas, como es el Partido Socialista y ANV es más difícil de entender. En el primer caso porque muchos de sus votantes están convencidos de que lo hacen a un partido republicano. República por la que fue asesinada mucha gente de la UGT y del PSOE, tanto en la guerra, como en la represión franquista de los primeros años.

En el caso de ANV, porque si bien este partido es fundamentalmente independentista, a veces reclama para sí una parte de la Memoria Histórica .Debe saber, que si hay un futuro para sus aspiraciones , pasa por una República Federal, en la que se reconozca el Derecho de Autodeterminación..

Estamos convencidos que con la presión de los que aspiran a salir de la crisis con otro tipo de economía, a acabar con el poder de la Iglesia Católica en la enseñanza, a que se restaure realmente la Memoria Histórica, a acabar con la guerra, y a defender que el pueblo pueda decidir su futuro y sus conquistas de forma democrática, se podrá llegar a la III República. Porque además la dignidad de cualquier persona demócrata, lleva a exigir que el Jefe del Estado sea elegido, como cualquier otro cargo público. Y más si ese Jefe del Estado, está ahí por decisión del dictador fascista Francisco Franco

Pamplona 31 de marzo del 2010

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

Decrecimiento, una aproximación revolucionaria






El presente artículo pretende contribuir al debate sobre la crisis ecológica, no tanto desde las posibles alternativas concretas, de las cuales existe abundante bibliografía, sino para aportar argumentos desde un punto de vista marxista.

Serge Latuoche economista francés publica en Le Monde Diplomatique allá por el 2003 un artículo titulado “Por una sociedad del decrecimiento”. En el que realiza observaciones muy interesantes.

“Cabe definir a la sociedad de crecimiento como una sociedad dominada precisamente por una economía de crecimiento, y que tiende a dejarse absorber en ella. El crecimiento por el crecimiento se convierte así en el objetivo primordial, si no el único de la vida. Semejante sociedad no es sostenible, ya que se topa con los límites de la biosfera.”

Esto es rotundamente cierto, la tierra es una esfera autocontenida, cuyos aportes externos son las radiaciones solares y cósmicas junto a algún meteorito ocasional. Por lo tanto la mayoría de los metales, los combustibles fósiles no son ilimitados y por lo tanto tarde o temprano el hierro, el carbón, el petróleo, el aluminio etc. se agotarán, en cuanto a lo que su explotación comercial se refiere.

Latouche también introduce el concepto de huella ecológica, un indicador agregado definido como "el área de territorio ecológicamente productivo (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos) necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población dada, con un modo de vida específico de forma indefinida". Wackernagel, 1997. Así Latouche afirmaba en 2003 que “un ciudadano de Estados Unidos consume en promedio 8,6 hectáreas, un canadiense 7,2, un europeo medio 4,5. Estamos muy lejos de la igualdad planetaria y más aún de un modo de civilización duradero que necesitaría restringirse a 1,4 hectáreas, admitiendo que la población actual se mantuviera estable.”


En este mismo artículo Latouche también nos habla de la dicotomía entre del desarrollo humano y el crecimiento económico. Herman Daly estableció un índice sintético, el Genuine Progress Indicator (GPI), que ajusta el Producto Interior Bruto (PIB) según las pérdidas debidas a la contaminación y degradación del medio ambiente. En el caso de los Estados Unidos, a partir de los años setenta el índice de progreso auténtico se estancó o incluso retrocedió, mientras que el PIB aumentó. Lo que equivale a decir que, en esas condiciones, el crecimiento es un mito, porque lo que crece por un lado decrece más fuertemente por el otro.

Por último Latouche introduce una serie de valores que deberían ser priorizados: "el altruismo debería anteponerse al egoísmo, la cooperación a la competencia desenfrenada, el placer del ocio a la obsesión por el trabajo, la importancia de la vida social al consumo ilimitado, el gusto por el trabajo bien hecho a la eficiencia productiva, lo razonable a lo racional, etc.”

En resumen Latouche constata la crisis ecológica a la que nos ha conducido el capitalismo, durante sus doscientos años de dominio y aporta una salida: el decrecimiento.

Esta crisis ecológica puede resolverse de varias maneras. Si los actuales dueños del mundo continúan dominando, el futuro será muy parecido al esbozado en la película “Soylent Green”(en castellano se llamó “Cuando el destino nos alcance”)estrenada en 1973 dirigida por Richard Fleischer y protagonizada por Charlton Heston. En ella se describe un futuro distópico. Dónde una gran mayoría vive hacinada o sin hogar, alienada de la naturaleza arrasada por una permanente ola de calor*, sin acceso a agua corriente, y que para su alimentación depende totalmente de gran una coorporación llamada Soylent. Ésta es la única proveedora planetaria de comida en forma de preparados, naranjas, azules, amarillos y el codiciado verde( en inglés “Soylent Grennde, de ahí el nombre del largometraje). A la vez una minoría formada por los políticos y los directivos de Soylent viven en lujosos apartamentos, resguardados de los pobres por alambradas, zanjas y guardas de seguridad, con aire acondicionado. Esta élite tiene acceso a alimentos naturales y no duda en utilizar camiones excavadora para sofocar los disturbios. La película basada en la novela Make Room, Make Room de Harry Harrison, autor entre otras de Flash Gordon es increíblemente premonitoria. De hecho esta ficción, de las primerías de los setentas, guarda un más que inquietante y a la vez siniestro parecido con las nuevas ciudades descritas por Mike Davis en su obra, “Ciudad de cuarzo. Arqueología del futuro en Los Ángeles (Lengua de Trapo, 2003)” o en la más reciente “Planeta de ciudades Miseria (Foca, 2007”). En resumen la solución del capitalismo a la crisis sólo puede ser el incremento de la desigualdad, el axioma de socialización de los desastres y privatización de los beneficios se sigue cumpliendo a rajatabla.

Latouche economista, continuador del también economista Nicholas Georgescu-Roegen, ofrece el decrecimiento como una salida a una crisis ecológica de escala planetaria, que a cada año que pasa se agrava. De hecho en estos momentos, Kiribati, un pequeño país de Oceanía formado por islas coralinas comienza a quedar sumergido. 110.000 personas observan cómo bajo el influjo del cambio climático las crecientes aguas del pacífico sur sepultan sus casas.

La palabra “decrecimiento” es provocadora en sí misma, ya que cuestiona uno de los dogmas fundamentales del capitalismo “crecer o perecer”. Este dogma no es sólo de carácter ideológico si no que es una de las leyes insoslayables del capitalismo. Cómo demostró Marx en el S.XIX, los capitalistas están abocados a crecer, a luchar por acaparar la mayor cuota de mercado posible, ya que de lo contrario otros capitalistas acabarán con ellos. Esto lleva al sistema a una carrera desenfrenada de acumulación competitiva, donde unos devoran a los otros. Hoy en la era de las fusiones y de los grandes monopolios nadie puede desmentir esta afirmación. Una compañía de software domina el planeta, aunque los valientes de Linux le presenten batalla, Cuatro compañías controlan la base de la alimentación mundial, dos compañías más controlan el mercado aeronáutico y constantemente unas empresas son absorbidas por otras. El capitalista que no crece… desaparece.

Así es necesario ir más allá que Latouche, el crecimiento nos es un objetivo de la sociedad si no una condición sine qua non del sistema socio económico dominante. El capitalismo.

Compartiendo el diagnóstico de crisis ecológica, los valores a priorizar, citados en párrafos anteriores he decir que también comparto, en parte, su diagnóstico de cómo salir adelante. Laotuche afirma lo siguiente:

“El problema es que los valores actuales son sistémicos. Esto significa que son suscitados y estimulados por el sistema y contribuyen a su vez a fortalecerlo. Por cierto, la elección de una ética personal diferente, como la sencillez voluntaria, puede modificar la tendencia y socavar las bases imaginarias del sistema, pero sin un cuestionamiento radical del mismo, el cambio corre el riesgo de ser limitado.”

Estas cuatro frases son claves Latouche parafrasea aquellos de “las ideas dominantes son las ideas de la clase dominante”. Pero sobretodo incide en dos aspectos claves. El primero, que si bien es necesario tener una coherencia ideológica en el consumo las soluciones a la crisis ecológica deben ser colectivas. Jesús Castillo profesor de ecología la Universidad de Sevilla en su artículo “luces y sombras del consumo responsable” aportaba los siguientes datos que ilustran los límites del consumo personal:

(1) En los hogares del Estado español tan sólo se genera el 12% de los residuos sólidos, lo que limita la capacidad de reducción desde el consumo, así como el margen de reutilización y reciclado.

(2) En el Estado español, el consumo doméstico de agua tan sólo acapara el 10% y la agricultura el 85%. El gasto medio de agua por persona y día es de 140 litros, que con dispositivos de ahorro puede reducirse un 39%. Así, se podría ahorrar como máximo en los hogares un 4% del consumo total de agua. Si a este ahorro le sumáramos un cambio en los hábitos que, por ejemplo, llevara a ducharse tan solo tres días por semana, podría ahorrarse el 50% del agua consumida en los hogares, ¡menos de un 7% del consumo total!. Si el largometraje hubiese sido rodado en nuestros días actual se hablaría de cambio climático.

(3) En los hogares se consume directamente menos del 10% de la energía total (el mayor consumidor es el transporte con 35-43%). La Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España 2.004-2.012 reconoce que los mayores ahorros de energía pueden darse en el transporte (42%), la industria (16%) y la edificación (16%). El ahorro previsto en equipamientos residenciales y ofimática no llega al 9%.

(4) El consumo energético de turismos privados representa un 15% del consumo energético total, frente al 32% de la industria y el 16% de uso residencial (Fuente: Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía 2.001). Así, a pesar de que el transporte es el mayor responsable del consumo energético, menos de la mitad corresponde a turismos privados y el resto a camiones de mercancías y autobuses, lo que limita las posibilidades de ahorrar energía en el transporte a través del consumo responsable ya que gran parte se da en el ámbito laboral. Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Servicio Europeo de Estadísticas (Eurostat).

Estos datos dejan muy claro que el decrecimiento no puede ni debe tener como objetivo principal una “austerización ” de la mayoría de los habitantes del planeta. De hecho el movimiento por el decrecimiento actualemte focaliza su acción el norte, ya que en el sur global 2000 millones de personas viven con menos de dos dólares al día. Por lo cual difícilmente pueden bajar su consumo. A la vez en los países del norte la mayoría de la población, precarizada no goza de grandes lujos superfluos. Es necesario no olvidar que tanto la huella ecológica como los porcentajes de consumos están expresados como medias aritméticas.
Esto quiere decir no contemplan la distribución desigual el consumo según los niveles de renta. Así pues, no consume los mismo una persona precaria que vive compartiendo habitación en Barcelona, que un ejecutivo que vive en un chalet con piscina situado en una urbanización con campo de golf y rodeada por zonas ajardinadas. En resumen aunque es necesaria una coherencia en las acciones y denunciar el consumo opulento, como una burla hacia aquella parte de la humanidad que pasa necesidad y a su vez por ser un atentado contra el medio ambiente. El consumo personal incluso el de los más ricos no es la causa principal de la crisis ecológica.

La sociedad en la que vivimos produce colectivamente la mayoría de las útiles y mercancías, esto lleva a la constitución de una sociedad de consumo; en la que la población se ve obligada a comprar para satisfacer sus necesidades. Ya sean básicas, como la comida, el vestido y el cobijo o superfluas. Este hecho determina que bajo el capitalismo se mercantilicen todas las necesidades incluidas por supuesto las básicas. A su vez, la competencia entre empresas provoca que cada capitalista produzca con el objetivo de acaparar el máximo de mercado, esto lleva crisis de sobreproducción recurrente. Ejemplos claros son la crisis de sobreproducción de vivienda que ha llevado a la destrucción del territorio así cómo aun consumo innecesario de energía, agua etc. Los millones de teléfonos móviles, ordenadores e incluso alimentos que son enterrados para mantener al no poder ser vendidos.

De hecho se producen tanto alimentos, cómo medicinas, calzados y ropas suficientes para que toda la humanidad tenga acceso a los mismos y sin embargo la desigualdad crece día a día.

Bukharin en su libro de los años 30 “Arabescas filosóficas”, ocultado por el estalinimso, por cierto, decía “Los seres humanos son productos y parte de la naturaleza”1 Con esta afirmación continuaba el hilo de pensamiento marxista que determinaba la relación entre la humanidad y la naturaleza. En la que ésta estaba incluida, mediante las actividades, o trabajos realizados para conseguir todo aquello que los humanos utilizan. Del balance de esta actividad dependerá el equilibrio, así cuando el trabajo, la activad social está expropiada por una determinada clase y el objetivo de la misma es la acumulación, el equilibrio se rompe. Para ilustrar dicha relación entre la humanidad y la naturaleza Marx introducía el concepto de metabolismo, y extendía la metáfora hablando del capitalismo como un metabolismo desequilibrado; en el que el despilfarro ocasionado por la voracidad insaciable del capital producía un deterioro del hábitat, a la vez que una artificial separación “rift” de la clase trabajadora respecto a la naturaleza. A este “rift” metabólico Marx lo llamó alienación de la naturaleza. La ascensión del estalinismo llevó al capitalismo de estado en la URSS2 y sus satélites, hecho que sepultó este hilo de pensamiento, compartido por Lenin y Rosa Louxemburg, bajo toneladas de desarrollismo “estajanovista”. Los Marixtas clásicos hablaban del socialismo cómo una sociedad de crecimiento 0, una vez se alcanzara la capacidad para alimentar, dar casas, educación, sanidad etc. a la población del planeta. Hoy cuando la capacidad productiva de la humanidad es ampliamente superior a las necesidades de la misma, todo marxista que se precie debe tener claro que el desarrollismo no es ya justificable. China llamada la “fábrica del planeta” se ha convertido en una máquina de generar pobres que viven sin papeles en su propio país.

Sin embargo una economía realmente socialista, autogestionada, orientada, planificada colectivamente hacia las necesidades de las personas y no hacia el beneficio empresarial; no sólo no caería en el despilfarro característico del capitalismo, si no que conllevaría una eficiencia cooperativa. Por lo tanto una sociedad basada en la colaboración de productores asociados haría decrecer el consumo de materias primas no sólo sin reducir el bienestar social si no aumentándolo.

Es muy interesante la coincidencia entre las descripciones sobre cómo deberían ser las ciudades que realizan algunos militantes del decrecimiento, con la utopía descrita por el socialista revolucionario William Morris en su obra “Noticias de ninguna parte, 1890”; a su vez inspirada en la sociedad de productores asociados. En ella el personaje se despierta en una Inglaterra futura, años después de la revolución social. Asombrado descubre que el Támesis rebosa vida y que la gente vive al ritmo de las estaciones en ciudades rodeadas de campos agrícolas y bosques. Morris autor entre otros del siguiente verso “Únete a la batalla en la que ningún hombre fracasa, porque aunque desaparezca o muera, sus actos prevalecerán.” Recitados al final de la película “Tierra y libertad”, intenta describir lo que Marx denominó la sociedad de productores asociados para el bien común. Caracterizada entre otras cosas por la eficiencia y el fin de la subordinación del campo a la ciudad (lo que actualmente se llamaría reequilibrio territorial), fruto esta última de la necesidad del capital de concentrar la población en grandes centros productivos.

Ahora bien, parte del movimiento por el decrecimiento centran la mayoría de su propuesta en llevar un paso más allá los postulados éticos del consumo responsable, olvidando la insistencia de Latouche en la necesidad de un cuestionamiento radical del sistema. Los que defienden el decrecimiento desde postulados anticapitalistas en el mejor de los casos considera a los trabajadores unos sujetos pasivos en este cambio. Este enfoque por ahora mayoritario que olvida el potencial de la clase trabajadora como sujeto político soslaya dos hechos claves.

El primero es que los trabajadores ya sean oficinistas, teleoperadores, informáticos, camareros, metalúrgicos son los que más sufren los impactos tanto del deterioro ecológico global cómo de la polución generada en sus puestos de trabajo. El segundo la capacidad de los trabajadores de paralizar la industria, ya sea por una mejora económica o ambiental. Es cierto que en determinadas ocasiones los trabajadores chantajeados por la patronal se enfrentan a los ecologistas cómo en el caso de las plantas de celulosa ENCE y Botnia en Uruguay. Sin embargo también se pueden citar casos de lo contrario. Así los trabajadores de una importante cementera en Buñol (Valencia) presionaron a la multinacional afirmando que en caso que esta iniciara la quema de residuos tóxicos ellos iniciarían una huelga indefinida, aún bajo la amenaza de deslocalización. O cómo los vecinos, todos ellos trabajadores de Sant Feliu de Llobregat han presionado a las instituciones para que otra cementera detenga la quema de residuos tóxicos. Aunque esté mal decirlo y sea un modesto ejemplo del poder obrero, un compañero de trabajo y yo mismo denunciamos a la empresa por verter productos tóxicos. Éramos conscientes que nos jugábamos un buen trabajo y de hecho fuimos despedidos, sin embargo a partir de ese día la empresa dejó de realizar dichos vertidos. Un ejemplo de implicaciones mucho más importantes fue la exitosa lucha llevada adelante por la clase trabajadora vasca en contra de las nucleares. Que consiguió que no existan centrales en Euskadi y Nafarroa, a pesar que en plena recesión económica, la patronal vendía los numerosos puestos de trabajo que iban a generar. Sin olvidar el trabajo de las asociaciones ecologistas en aquel momento muy pequeñas, la movilización de las bases obreras de Herri Batasuna y LAB fue clave en esta victoria.

No existe ningún currante al que le guste “tragar mierda” en su trabajo, ni vivir en áreas contaminadas, lo que sucede es que el control de los medios y mecanismo de producción está en manos de aquellos que tienen segundas residencias en paraísos naturales. Por lo tanto cuanto más desorganizados se encuentran los trabajadores menor es su fuerza frente a los patrones en todos los sentidos.

En resumen para poner las personas y el planeta por delante de los beneficios económicos de unos pocos, es decir para un “decrecimeinto real” es necesario cambiar las prioridades del sistema.

Estos pocos son muy poderosos y no van acceder por que sí a un cambio radical de sistema. Tienen los mass media para crear ideología, la policía y las leyes de su parte. Nosotros “sólo” tenemos nuestra capacidad de resistencia. Hay quien dice que esta se basa en la capacidad de controlar nuestro consumo y obligar a las empresas a cambiar su política. El consumo es un acto individual, miles de personas saben que McDonald apesta y que su comida no es sana, sin embargo esta multinacional cada vez es más poderosa. Millones de personas, son pobres y no destruyen el planeta, otros millones reciclamos, y tenemos un consumo reducido sin embargo la crisis ecológica se agudiza día a día. Dónde debemos buscar la fuerza es en nuestra capacidad para paralizar el sistema. Un grupo de sin papeles en Francia ha decidido reivindicar sus derechos como seres humanos, no dejando de migrar, sino yendo a la huelga. Así han logrado paralizar un buen número de restaurantes de París y apretar las tuercas al gobierno Sarkozy.

No estoy diciendo que las acciones ecologistas no sean importantes, de hecho son claves para despertar las consciencias y necesarias, luchas como la antitransvasista, las solidaridad generada por el vertido del Prestige, la campaña contra los transgénicos, contra la MAT, las luchas por en defensa del territorio, contra los agrocombustibles son claves para defender la naturaleza de la que formamos parte. Sin embargo, si no queremos un futuro a lo Soylent Green o Mad Max, si queremos una auténtica sociedad sostenible, no secuestrada por el paradigma del desarrollismo a ultranza y arrastrada a una espiral de autodestrucción.

Si queremos una sociedad eficiente, que no destruya el planeta. Si queremos un futuro donde las personas no están esclavizadas por el trabajo, donde exista una relación equilibrada entre humanidad y naturaleza, donde la población no se vea obligada a concentrarse en megalópolis, donde el deshielo del ártico no sea visto cómo una oportunidad para buscar petróleo, si hacemos nuestro aquello de “bajo los adoquines está la playa” si queremos todo eso, no nos basta con reformas graduales; necesitamos una fuerza capaz de poner el mundo patas arriba, una fuerza capaz de cambiar la sociedad desde la raíz, una fuerza revolucionaria. Esta fuerza sin duda se encuentra mayoritariamente en la clase trabajadora consciente.

Oscar Simóm, es miembro de En lluita
http://www.enlucha.org/?q=node/812

l JORNADAS SOBRE REPUBLICANISMO DEL 12 AL 16 DE ABRIL







Asombroso discurso de un Veterano de la Guerra en Irak .SUBTITULADO en ESPAÑOL



Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

30 de marzo de 2010

Sobre el debate de la inmigración. Carta abierta al equipo de gobierno de la ciudad de Vic.



Ayer estuve en el pleno del Ayuntamiento de Vic como un oyente mas en la sala contigua al salon de plenos habilitada para la ocasión. Decenas de medios de comunicación han cubierto un pleno en el que nada sobre la nueva norma de empadronamiento se ha votado, aunque si todos los partidos se han definido al respecto.

Josep Anglada puede estar contento. Sus compañeros de sillon en el consistorio de Vic, exceptuando los dos regidores de la CUP y el regidor de Iniciativa per Catalunya, (que no Plataforma), le han puesto una alfombra roja con destino al Parlament asumiendo las tesis que como bien decía hoy en el pleno el propio Anglada, criticando la nueva norma de empadronamiento destinada a inmigrantes por “insuficiente”, ha venido defendiendo desde su origen su partido.

Escuchar a Joan Lopez, regidor de ERC en el ayuntamiento y miembro del equipo de gobierno, ha sido triste por lo contradictorio de los valores que defiende su partido. Definir a Esquerra como un partido de izquierdas del nuevo milenio o de la nueva era, ha sido como poco dantesco y un recurso fácil para justificar lo injustificable ante la posición que el tripartito ha venido manteniendo desde que se supo de esta nueva norma. La izquierda del siglo XXI desde luego nada tiene que ver con lo que defiende ERC en Vic, a mi parecer es integradora, solidaria y hace de la defensa de los derechos humanos su band

La posición del PSC, defendiendo el orden y la necesidad de una convivencia que ya de hecho existe sin mas problemas que los que los propios nativos podamos generar, ha sido mas gustosa de oir, sobre todo por ver como el portavoz se atragantaba ante su propio discurso de lo que se podia dilucidar una incredulidad absoluta ante lo que estaba leyendo en un papel que perfectamente podría haber escrito el hermano menor de Le Pen.

El Sr. Alcalde nos ha dado una lección de civismo vendiendonos a los ciudadanos una idea avalada por una perspectiva de “necesidad manifiesta” de poner orden y hacer ciudad al estilo de como la reclama una parte de la sociedad. La puntilla de su discurso podríamos decir que ha sido un comentario, entendamoslo como un reflejo espontaneo e involuntario pero que ilumina el origen de dicha norma: -“al final no nos va a votar nadie si no hacemos nada”-.

Desde luego las posiciones defendidas ayer, en un pleno mas digno de un ayuntamiento de un país como la Sudáfrica del Apartheid o del Estado de Israel de hoy en día, reflejan un giro en las políticas de los partidos convencionales con los que los ciudadanos habiamos aprendido a identificarnos de alguna manera, hacia derivas totalitarias nada aconsajables para sociedad alguna.

Ultimamente hemos podido ver en los medios de comunicación, casi en directo, como inmigrantes en Italia han sido disparados por organizaciones mafiosas representadas por empresarios, hemos podido contemplar el surgimiento de partidos de extrema derecha con carácter nacionalista que han organizado sus propias milicas como es el caso de la Guardia Húngara, que sirve a los intereses del partido fascista Jobbik, o sin ir mas lejos, la censura de la libertad de credo que supuso el último referendum en Suiza donde se prohibió la construccion de minaretes.

Este último episodio vivido en Vic tenemos que leerlo dentro de un contexto que puede ser interpretado de diferentes maneras. Ciertamente, Vic posee una composición social compleja en donde una cuarta parte de sus habitantes son de otros origenes, entre los que yo mismo me incluyo. Esta composición en ningún caso ha generado mas problemas que los que cualquier incremento de población puede conllevar, pero lo que si parece es que ha puesto en evidencia la falta de servicios, infraestructuras y atenciones especiales que la inmigración o el aumento de población pueden demandar. Ésta composición también ha generado riqueza en una región que subsiste del campo, de la ganadería y de las industrias carnicas siendo estos “estrangeros” mano de obra barata y fácil para empresarios. De esto no se habló en el pleno de ayer en Vic.

El debate de la inmigracion ya de por si es insano. Condiciona de todo derecho humano a personas por su origen, las señala, las criminaliza. Ser inmigrante es duro en cualquiera de sus situaciones; con o sin papeles, y ahora en Vic, ser inmigrante denotará ser un sospechoso permanente.

La preocupación de los partidos de gobierno de la ciudad de Vic a partir de ahora debería de ser si sus fieles van a votar a Plataforma per Catalunya en vez de a los sucedaneos que han surgido en representación de CIU, ERC y PSC. En cualquier caso, lo que si creo que se merecen estos partidos por el hecho de haberse acercado a tesis xenofobas y racistas, es el perder la representación municipal que sus votantes les otorgaron.

Se puede construir ciudad y aprovecharse de la riqueza cultural que “87 diferentes nacionalidades representan”, se puede convivir como hasta ahora se hacía en la ciudad de Vic, mejorando lo que se tiene y no buscando empeorar la situación de las capas mas debiles de la sociedad, se puede integrar desde la cultura, el trabajo o el ocio y en cualquier caso; todos tenemos el derecho a no querer formar parte de una sociedad que nos señala, juzga y limita nuestros derechos. Yo quiero vivir en ciudades donde “los gestores” sepan ver oportunidades allá donde existe diversidad y sobre todo, que sepan gestionarla sin herir a nadie y al lado de la gente.

Fenómenos como Anglada o Plataforma per Catalunya solo se sustentan con partidos que hacen de sus teorias argumentos, y señores, haciendo de la inmigración debate, ustedes se han puesto a la altura de aquellos sobre los que en privado blasfeman.

Me niego a creer que los ciudadanos de una ciudad con la historia que tiene Vic apoyen que se haga de la inmigración debate público. Si así fuera, ya no estarían gobernando ustedes. Reflexionen y vuelvan al sentido común de una sociedad plural como es la que representa Vic.

Manuel Tapial
Activista por los derechos humanos y presidente de la Associació Cultura, Pau i Solidaritat de Catalunya

No al fascismo, no a Plataforma per Catalunya


http://www.enlucha.org/?q=node/2052

Que la crisis tiene un alto precio para los y las trabajadoras es algo que la política de recortes del gobierno está evidenciando cada vez más. Y no sólo en forma de aumento del paro y los despidos masivos. Vista de cerca, la factura de la crisis se desglosa en una serie de componentes cada cuál más devastador. Uno de ellos es el aumento del racismo y el auge de esa nueva extrema derecha organizada que, también en el Estado español, empieza a ganar cotas sociales. Lo estamos viendo en Catalunya, con la Plataforma per Catalunya (PxC) de Josep Anglada (antiguo dirigente del partido franquista Fuerza Nueva y discípulo de Blas Piñar), una formación fascista que oculta su auténtico rostro bajo un perfil público de apariencia democrática que les permite llegar a más gente. Un cuidado perfil público, como muestra el lema “Controlemos la inmigración, frenemos la crisis” utilizado en su acto de presentación en un hotel de Barcelona, al que fueron invitados miembros de partidos fascistas europeos y al que acudieron 700-900 personas. Muchas más que las aproximadamente 300 que nos manifestamos fuera del hotel, acordonado por los Mossos d’Esquadra.

Entre los 700-900 asistentes a la presentación de PxC seguramente habría no solamente neonazis, sino también un público más amplio receptivo a ideas xenófobas de criminalización del inmigrante (de origen islámico, en concreto) ante los efectos de la crisis. De hecho, éste forma el grueso de su electorado, y el sector social donde reside su mayor potencial de crecimiento. He aquí el peligro de una formación como PxC: su discurso antiinmigración parece ofrecer a mucha gente una respuesta a ese creciente descontento social con la ‘clase política’ y su gestión de la crisis. Especialmente en ausencia de un referente político de izquierdas y en vista del papel de las direcciones sindicales de contención de las luchas, queda vía libre para el ascenso del discurso xenófobo y fascista.

La nula consistencia del discurso de Anglada no nos puede hacer subestimar su capacidad para conectar con cierta gente que no ve salida a la crisis y que ya desconfía de PSOE y PP, por no hablar del resto de partidos. PxC ya ha logrado 17 regidores en diferentes municipios (4 de ellos en Vic, donde tiene su origen) y 3 concejales comarcales, y esperan cosechar buenos resultados en las elecciones a la Generalitat. Para la financiación de su propaganda cuentan con fuertes subvenciones de empresarios, por ejemplo a través de anuncios en prensa gratuita.

Es un imperativo desenmascarar a PxC como lo que realmente es: un partido fascista que debe ser liquidado, pues no podemos tolerar la existencia de un partido que se haga receptáculo de ideas intolerantes y totalitarias. Pero para ello no basta con 300 personas ultrapolitizadas concentradas en un acto de protesta.

Igual que los fascistas de PxC adoptan el modelo de la nueva extrema derecha europea, nosotros debemos tomar como referentes las diferentes plataformas antifascistas unitarias surgidas en países como Gran Bretaña o Alemania y empezar a tejer campañas amplias, que no eviten la confrontación directa pero que sean lo más inclusivas posible. Necesitamos que se sumen a esta lucha cuantas más personas y colectivos de la izquierda mejor, pero para ello es necesario romper con sectarismos y crear plataformas donde todo aquel que vea la necesidad de combatir el fascismo pueda encontrar su espacio.

Existen coordinadoras antifascistas en muchas ciudades del Estado español. Éstas deben ampliarse y abrirse a toda la izquierda, pues toda la izquierda se ve amenazada por el fascismo, incluyendo a grupos LGTB, asociaciones de migrantes, sindicatos, partidos, etc. Por ejemplo, las coordinadoras antifascistas de Jaén y Sevilla están progresando en esta dirección y, sin menospreciar el enfrentamiento directo con los fascistas, organizando actividades abiertas como comidas populares y mundialitos antirracistas.
Enlucha.org

El botín andaluz de Franco







El régimen se quedó con los bienes de los vencidos y arruinó a sus familias. El botín franquista incluía casas, terrenos, ganado y hasta aperos de labranza.
A Blas Infante lo fusilaron unos señoritos derechistas en la madrugada del 10 al 11 de agosto de 1936. Pero su sentencia no llegó hasta casi cuatro años después de mano de uno de los 18 tribunales de responsabilidades políticas que puso en marcha el franquismo para castigar a los vencidos, quitándoles sus propiedades y a golpe de multas.

No importaba si habían muerto, como en el caso de Infante (le sancionaron con 2.000 pesetas notificadas a su viuda), que estuvieran en prisión o en el exilio. Igual que la represión física, la económica fue también implacable, un enorme botín de guerra que tuvo, sobre todo, una repercusión terrible en las familias, empujadas al hambre y la miseria.

El volumen de multas superó los 700 millones de pesetas de la época

Impulsado por la Consejería de Justicia de la Junta, un equipo de 32 investigadores de las nueve universidades andaluzas trabaja en introducir en una única base de datos 53.720 expedientes (el objetivo es llegar a los 60.000) de las actuaciones de los comités provinciales de incautación de bienes y los tribunales de responsabilidades políticas en Andalucía entre 1936 y 1945.

“El volumen de multas pudo superar con creces los 700 millones de pesetas de las de entonces y alcanzar las 9.500 incautaciones; la represalia fue de tal envergadura y afectó a tanta gente que se produjo el colapso y en 1945 se tuvo que nombrar a una comisión liquidadora que dio carpetazo a 40.000 expedientes”, sostiene Fernando Martínez, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Almería y coordinador del macroproyecto.

La represión del nuevo régimen abarcó todas las vertientes posibles, desde las ejecuciones y encarcelamientos a las depuraciones ideológicas para el ejercicio profesional (docentes, jueces, médicos, arquitectos, etcétera). Hubo un tercer círculo, la confiscación de las posesiones del enemigo, a quien también se le multaba. La intención era doble: que nadie quedara sin castigo y recabar fondos. Francisco Franco quiso que los republicanos sufragaran los gastos de su alzamiento. Primero se crearon comisiones de incautación, enseguida desbordadas, y a partir de 1939 la jurisdicción especial de responsabilidades políticas.

Estos tribunales llevaron el delito político hasta extremos desconocidos en la historia de España, tenían carácter retroactivo y podían purgar hechos cometidos a partir de 1934, como se ve en el ejemplo de Blas Infante, asesinado en 1936 y, sin embargo, condenado y sancionado en 1940. Las responsabilidades no se extinguían con la muerte, las heredaban sus descendientes.

En Andalucía la persecución y el saqueo fueron devastadores. “El mero inicio del expediente, aunque no hubiera condena, era ya fatal porque el acusado no tenía acceso a su patrimonio. Muchos estaban muertos o en la cárcel y la familia no podía vender ni mover un papel, era la ruina y la necesidad”, explica Fernando Martínez.

El historiador relata un caso hallado en Almería que simboliza lo que significó esta represión invisible, y las situaciones angustiosas que generó en la economía del hambre de la posguerra. José Enciso Amat, masón, murió en 1937. Dos años más tarde le abrieron una causa que no se falló hasta 1940. A la viuda, multada con 12.000 pesetas, se le interviene la farmacia de la que era propietaria, a cuyo frente se coloca un administrador que percibe 10 pesetas diarias.

Las cuentas bancarias, créditos y demás pertenencias también fueron inmovilizadas. Desesperada, la mujer escribe al tribunal y relata en tono dramático la pobreza que sufre. Alega a su favor que tiene dos hijas que van a un colegio de monjas y que es de comunión diaria. Estuvo pagando plazos de la multa hasta 1951.

“Había 17 supuestos delictivos por lo que se abría expediente, entre ellos militar o haber representado a los partidos o sindicatos del Frente Popular, haber permanecido en el extranjero más de dos meses durante la Guerra Civil, o la excitación o inducción a la comisión de actos que indujeran responsabilidad política”, señala Martínez. Los tribunales no convocaban vistas orales y el encausado sólo podía enviar un pliego de descargo a través de un abogado.

En la base de datos del trabajo se ha introducido toda la información que aparece en los expedientes: nombre y situación política y social de los encausados, denunciantes, jueces y fiscales, informe e informantes (curas, Guardia Civil, alcaldes y Falange), las sentencias de los consejos de guerra, las condenas económicas, la inhabilitación, los destierros y el cumplimiento de las condenas.

La mayoría de los bienes confiscados eran fincas urbanas y pequeñas parcelas de terrenos de todas las clases. La comisión de Sevilla decía en 1939 que no era posible determinar el volumen de lo decomisado porque en los expedientes no constaba su valor. “Existe un gran número de expedientados a los que se les ha incautado un capital considerable representado en fincas rústicas y urbanas sin que tampoco se pueda determinar su cuantía”. Si bien no había freno, se han encontrado relaciones que detallan la apropiación de ropa, aperos de labranza y utensilios de cocina.

El régimen acapara igualmente los llamados bienes “semovientes”: caballerías, ovejas, vacas, cerdos, gallinas… Los inventarios (con su estimación monetaria) que hubieron de confeccionar las víctimas, sobre todo en los pueblos, dan una idea de hasta dónde llegó el escarnio. En uno de los legajos se lee lo que poseía una de las familias caídas en desgracia: una finca valorada en 200 pesetas, una casa, 300; una cama para el matrimonio, otra para los dos hijos, una mesa, seis sillas.

Martínez apunta que cuando las sentencias eran condenatorias, las multas más frecuentes oscilaban entre 150 y 500 pesetas, que eran las que se pagaban. “Hay que tener en cuenta que por entonces con 200 pesetas se compraba una casa en un pueblo”, apunta el historiador, quien llama la atención respecto a que las más afectadas fueron, en consecuencia, las capas medias bajas.

El nuevo estado se apoderó de inmediato de los haberes de los partidos, sindicatos y organizaciones opuestas a la sublevación. Una vez restituida la democracia, tras la muerte de Franco, se les devolvieron (o un equivalente). A los particulares, nunca.

Según los primeros datos del estudio, que ha llegado a su ecuador, por ocupación, los más mortificados fueron los del sector primario (jornaleros, labradores, agricultores, campesinos, mineros), con un 64% de los encausamientos; el secundario (panaderos, electricistas, carpinteros, obreros, albañiles, etcétera), el 21,7%; y el terciario (abogados, empleados, administrativos, etcétera), el 9,9%.

Los cargos públicos desafectos cayeron todos, la mayoría alcaldes y concejales. Entre los diputados a Cortes las multas fueron exorbitantes. En 1945 el colapso hizo imposible continuar, se cancela la jurisdicción y los casos pendientes pasan a una comisión liquidadora. Pero la represión política no decae. El historial es comunicado a los gobernadores civiles, quienes usaron sus ficheros de rojos en futuras depuraciones para seguir estirando el infierno.

Multados y saqueados aunque hubieran muerto

Kaosenlared/Isabel Pedrote | Agencias

Causa General contra Garzón




Se trata de una estrategia combinada para que se mantenga impune el pillaje de los Gürtel, la financiación corrupta del PP y los asesinatos del franquismo

Se trata, ni más ni menos, que de una estrategia combinada para que se mantenga impune -todo en un mismo pack- el pillaje de los Gürtel, la financiación corrupta del PP y los asesinatos del franquismo. ¿Cómo se puede confiar y tener respeto a la justicia, tal y como nos exigen con cara de enfado el piadosísimo Dívar y los señores y señoras del CGPJ?

El multiproceso de Garzón está resultando un espectáculo tan chocante y subversivo que ni los autores del Manifiesto Dadaísta, ni del Teatro del Absurdo, ni del Surrealismo en sesión conjunta hubiesen podido siquiera imaginar.

Cuando vemos al Superjuez acusador llevado a rastras al banquillo de los acusados por los propios acusados, los estupefactos espectadores estamos asistiendo a un insólito remedo carpetovetónico de aquel Marat-Sade de Peter Weiss en el que los locos tomaban el poder en el manicomio al mando del Marqués de Sade.

A primera vista la situación que vive el juez Garzón podría ser calificada como kafkiana, es decir, absurda e inescrutable. ¡Es una equivocación¡ lo que está pasando no tiene nada de kafkiano. Kafka en su obra El Proceso, crea un personaje que no sabe nunca de qué, ni porqué, ni por quién es acusado. Pero Garzón no es un moderno Joseph K. ya que, a pesar del juego de máscaras que se desarrolla ante nuestros ojos, aquí se sabe muy requetebién de qué se le acusa, porqué se le acusa y quién le acusa.

Veamos: el intelectual colectivo –por llamarlo de alguna manera- que pretende liquidar a Garzón se conoce públicamente y aparece todos los días en los medios. Está constituido por una abigarrada coalición integrada por falangistas de segunda, tercera y cuarta generación; por jueces vicarios designados para las más altas instancias judiciales por el “dedazo” de los partidos; por los políticos cómplices e instigadores de la corrupción y por –no se olvide- los poderosos empresarios que se hinchan de pasta con nocturnidad y alevosía.

Se trata, ni más ni menos, que de una estrategia combinada para que se mantenga impune -todo en un mismo pack- el pillaje de los Gürtel, la financiación corrupta del PP y los asesinatos del franquismo. ¿Cómo se puede confiar y tener respeto a la justicia, tal y como nos exigen con cara de enfado el piadosísimo Dívar y los señores y señoras del CGPJ, ante la colosal Causa General instruida contra Garzón? ¿Porqué se ha de respetar que algunas autoridades judiciales utilicen su poder legal para impedir torticeramente que se cumpla el principio irrenunciable de igualdad de todos los ciudadanos ante la ley?

Sesudos comentaristas sostienen que el sistema jurídico español es híper garantista con el derecho de los procesados (tipo el famoso juicio de O.J.Simpson), se supone que en contraposición a otros (¿cuáles, por cierto?) menos deferentes con los justiciables. Ahí radica el meollo, dicen, de escandalosas resoluciones judiciales como la anulación de las actuaciones del caso Naseiro (también denominado caso Manglano, ¿se acuerdan?), la prescripción de los delitos probados del señor Cañellas (homo antecessor de Matas) en el caso del túnel de Sóller, la pasividad judicial (quizás hasta que prescriban los delitos) ante el Tamayazo; los casos de Fabra, de los Albertos, del juez Tirado, del Rafita y demás disparates.

En realidad, se podría concluir, a tenor de la práctica procesal, que el llamado garantismo no es más que un eufemismo tras el que se esconde la fórmula magistral para librar de la cárcel, o amortiguar las penas y salvaguardar los botines. Pagando, eso sí, abogados carísimos de a mil euros la hora (exjueces, exfiscales, expolíticos catedráticos) y teniendo buenas agarraderas en los tribunales (por mor de viejos nexos familiares, ideológicos o de secta religiosa).

Así podemos saber, por las escuchas telefónicas procesalmente “no existentes”, que Zaplana “está en política para forrarse” pero va Aznar, y tan pancho él, le nombra ministro (se supone para que se forre mejor), o que Tamayo va por la Puerta del Sol a reclamar su parte del botín y va Aguirre y nos dice, desinhibidamente, que no conoce de nada a ese señor (seguramente es un asunto que compete la departamento de “la gestapillo”), o que los mismos franquistas que llenaron las fosas de asesinados obliguen a mantenerlas selladas mediante el amparo de altos tribunales (lo de Falange Española y de las JONS es como si los excombatientes de las Waffen-SS denunciasen en los tribunales alemanes una campaña de desprestigio por el genocidio perpetrado en Treblinka,) o que Camps y su cohorte se pavoneen por los circuitos glamurosos de la Fórmula 1 bien trajeados (todos excepto Rita Barberá que prefiere los bolsos) gracias a sus amigos del alma o que Don Vito se esté descojonando en la cárcel y poniendo la guita a buen recaudo . A estas alturas de la farsa, resulta obsceno afirmar que el triple proceso contra Garzón tenga como objetivo el cumplimiento y respeto escrupuloso de la ley. ¡Ya está bien de tantas patrañas!

Al final van a llevar razón aquellos que afirman que la Transición a la democracia se detuvo ante la puerta de los juzgados franquistas. Por lo que se puede percibir aún hoy, las mullidas moquetas, las maderas preciosas y los lujosos damascos de los tribunales desprenden los hedores inconfundibles de esa época y del ominoso TOP. Puede que vaya siendo hora de que la sociedad española se revele ante tanta iniquidad y dedique los mayores esfuerzos a limpiar de una vez esa putrefacción. A ser posible antes de que esa mierda lo invada todo de nuevo.

Por cierto, al final de la novela de Kafka a Joseph K. lo matan unos sicarios porque se niega a suicidarse. Esperemos que el final de la Causa General contra Garzón no sea, al menos eso, kafkiano.

Orencio Osuna

http://www.nuevatribuna.es/noticia.asp?ref=31855

29 de marzo de 2010

La abstención de PSN y ANV impide que prospere una moción a favor de la República en Burlada (Navarra)










El día 31 de marzo el pleno del ayuntamiento de Berriozar votará también la moción

Izquierda Unida de Navarra (IUN) y la Unidad Cívica Navarra por la República (UCNR) iniciaron la semana pasada una campaña en favor de la instauración de la III República. La iniciativa se materializó a finales de la semana pasada el pleno del Ayuntamiento de Burlada, donde se debatió una moción firmada por IUN.

Sin embargo, la moción, que contó con los votos a favor de IU, tuvo los votos en contra de CDN y PP. De los dos concejales del PSN uno se abstuvo y el otro votó negativamente, por su parte ANV se abstuvo y Nabai votó a favor.

Esta misma situación se repetirá el miércoles 31 de marzo en el Consistorio de Berriozar. La UCNR ha contactado "con las distintas fuerzas progresistas y de izquierdas que conforman el panorama político de la Comunidad Foral con representación municipal para que se sumen a esta reivindicación". De momento, el Ayuntamiento de Aibar ya se ha adherido a esta campaña que reclama el apoyo de las instituciones a un modelo de Estado republicano, federal, laico y solidario.


El colectivo gay denuncia las graves dificultades que sufren durante la tercera edad






Aseguran que en las residencias de ancianos tienen que hacerse "invisibles"
Fueron la generación que se enfrentó al franquismo para que su tendencia sexual no fuera considerada un delito y, ya en la tercera edad, no están dispuestos a volver al armario por culpa de una costra homófoba contra la que aún tienen que luchar en plena vejez. El Grup d'Amics Gais, Lesbianes, Transsexuals i Bisexuals (GAG) reivindicó ayer, en una jornada celebrada en el centro cívico de Sant Andreu, las necesidades de un "colectivo invisible" en las residencias de ancianos y otras instancias imprescindibles para las personas mayores homosexuales.
"Muchos no tenemos familia biológica o nos ha rechazado nuestra propia familia, que creció con la mentalidad de otros tiempos", afirma José Benito, presidente del GAG. A estas adversidades se suman, según el colectivo, unas instituciones que no están preparadas para hacer frente "a la diferencia". "Queremos dar respuesta a una necesidad actual. Hay muchas personas homosexuales que, cuando son mayores, tienen que regresar al armario para ser cuidadas. Las instancias cuidadoras --la familia y los recursos asistenciales-- son homófobos o, como mucho, tolerantes", asegura Joan Andreu Bajet, patrón de la Fundació Enllaç, una entidad que tiene por objetivo identificar y evaluar las necesidades del colectivo gay.




LAS INJUSTICIAS
Parejas que son separadas al ingresar en una residencia porque no son consideradas como un matrimonio, personas que viven en pisos tutelados y sufren, en silencio, brotes homófobos y homosexuales que requieren asistencia en su vida diaria cuya tutela es otorgada a una institución en lugar de a la pareja. Estos son solo algunos ejemplos de las situaciones traumáticas que deben afrontar en un entorno pensado por y para heterosexuales. "La administración nos pueden garantizar que seremos respetados por los profesionales en las instituciones, pero nadie nos asegura que el resto de ingresados no nos haga el vacío", dice Josep Maria Raduà, vicepresidente de Enllaç.
Quieren que su problema sea visible y piden instituciones donde sean tratados tal y como son. Proponen la creación de pisos compartidos en los que se garantice un porcentaje de inquilinos homosexuales y residencias para el colectivo. "No defendemos los guetos, se trata de discriminación positiva para no renunciar a lo que somos", afirma Bajet.

http://www.felgtb.org/es/noticias-lgtb/el-colectivo-gay-denuncia-las-graves-dificultades-que-sufren-durante-la-tercera-edad


El propietario de la finca impide la exhumación de una fosa común en Candeleda






La exhumación que estaba previsto realizarse en una fosa común en Candeleda, donde permanecen los restos de siete fusilados durante la Guerra Civil, no ha podido llevarse a cabo finalmente por la oposición del propietario de la finca.

Solo permitía que entraran en sus terrenos, ubicados en el paraje de ‘La Cuesta del Avión’, los familiares, pero no autorizaba a acceder a ningún miembro del Foro por la Memoria ni del equipo que iba a realizar la exhumación.

La asociación se plantea ahora iniciar un procedimiento de expropiación forzosa para poder entrar en la finca, según ha explicado el presidente del Foro por la Memoria del Tiétar y La Vera, Mariano López. “Cuando el juez lo autorice, podremos hacer la exhumación siguiendo las normas de un protocolo que está autorizado por el Gobierno y que el propietario de la finca, por ser un abogado de prestigio, debería conocer”, ha dicho al respecto.

En el mismo lugar ya se realizó una cata en el mes de enero, donde aparecieron algunos huesos. Este sábado iba a iniciarse la exhumación de los restos, que esperaban que se prolongara durante varios días. Hasta allí se habían trasladado algunos familiares y un equipo de arqueólogos, antropólogos y abogados, pero a las nueve de la mañana fue suspendido cuando el alcalde de Candeleda, Miguel Hernández Alcojor, les transmitió que el propietario le había comunicado que solo permitía el acceso a los familiares y que no autorizaba que se colocara símbolo alguno ni banderas republicanas.

“Nos hemos topado con una persona que está radicalmente en contra del espíritu de la Ley de la Memoria Histórica”, asegura Mariano López.

Los restos pertenecen a Francisco Martín Vélez, Régulo Martín Plaza, Emilio García Hornillo y Tomás Retamar Vicente, todos ellos vecinos de Poyales del Hoyo.

http://www.aviladigital.com/subseccion/subseccion2/fichaNoticia.aspx?IdNoticia=105601

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

28 de marzo de 2010

Manifestación del 12 Abril "Que la educación no pague la Europa del capital"






Oposición estudiantil a la cumbre de ministros de Educación que tendrá lugar en Madrid desde el 8 hasta el 14 de abril
La organización afirma que los representantes de Educacion de la Unión Europea de esta cumbre «Son los portavoces del neoliberalismo en Europa. Buscan ahogar a los ciudadanos en un mundo de competencia en el que el tanto tienes es el tanto vales. Sostienen un modelo en el que los que controlan el poder económico y político ordenan y l@s ciudadan@s obedecemos sin rechistar. Son los que quieren que toda la educación sea privada y la calidad solo sea accesible a quienes más tienen».

Para ello convocan a los madrileños a participar en la manifestación que están organizando, que comenzará en la plaza de Colón a las 19h bajo el lema “Que la educación no pague la Europa del Capital”.

Por su parte, el ministro español de Educación, Ángel Gabilondo ha defendido ante el Comité de Cultura, Educación y Juventud del Parlamento Europeo la importancia de reforzar la idea de una Europa Social a través de un «nuevo vínculo entre la economía y la educación, uno de los ejes básicos de la Presidencia Española en materia educativa».

España pide sistemas universitarios “equiparables, comparables y compatibles, no necesariamente idénticos, para facilitar el reconocimiento y la movilidad.

Bolonia Fucking Up Group es la plataforma del movimiento estudiantil madrileño que pretende articular la respuesta a las diferentes reuniones que se harán en el 2010 sobre la implantación del plan Bolonia: la del Bolonia Following Up Group (de la que toman el nombre) y la cumbre de ministros de Educación Europeos de Madrid (8-14 abril). Para ello se ha organizado una contracumbre del 8 al 14 de abril de participación pública y libre.

BFUG, cuenta con 160 seguidores en Facebook ya organizaron el pasado 18 de marzo 18 de marzo en el CSOA La Mácula una charla, de la mano de Carlos Sevilla sobre el proceso de Bolonia, con concierto musical de Despaldas al Patriarcado.

http://bolognaburnsmadrid.wordpress.com/
Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

El PCE se solidariza con el juez Garzón




El Partido Comunista de España considera una ironía que finalmente el Juez Garzón pueda ser la única persona que sea juzgada por intentar abrir una causa contra los crímenes del Franquismo. Para el Secretario General del PCE, José Luis Centella, esta situación demuestra una anomalía histórica que no tiene parangón en ningún otro país, ni momento histórico.

Desde la autoridad histórica que tiene un Partido como el Comunista, que en 1956, cuando miles de sus afiliados se encontraban en prisión, en la clandestinidad o en el exilio, proclamó la política de Reconciliación Nacional, entendemos que para hacer efectiva y definitiva esa reconciliación nacional es necesario hacer justicia, es necesario dejar claro que los crímenes cometidos por la dictadura franquista son crímenes contra la humanidad y que por tanto no pueden ser archivados ni prescritos.

La construcción de una España que supere divisiones históricas no puede realizarse sobre el reconocimiento de la legalidad de la dictadura. Otra cosa seria admitir como fuente de derecho el Golpe de Estado del 18 de julio y la victoria en la Guerra Civil, y situar como tribunales legítimos los emanados de esta circunstancia.




Sin valorar el procedimiento de las argumentaciones jurídicas, entendemos que estamos ante una situación realmente contradictoria en la que, por una parte, te permite procesar a otras dictaduras y, por la otra, se deja fuera de toda posibilidad de enjuiciar los crímenes cometidos por la dictadura franquista. Esta contradicción nos permite reafirmarnos en la falta de calidad democrática en que se desarrolla la sociedad española en los últimos años, entendiendo que la presión sobre el Juez Garzón supone un toque de atención a los poderes públicos, y a la ciudadanía en general, que pretendan cualquier investigación judicial de los crímenes del franquismo. Para el PCE estos déficits democráticos permitirán, el mantenimiento de la impunidad que, en el día de hoy todavía existe en relación a los responsables de las prácticas represoras desarrolladas en España, por parte del Estado franquista, durante casi cuatro décadas.

Los españoles del mañana tienen el derecho de conocer la verdad y de acusar a los represores, aunque estos hayan fallecido. No es una cuestión de venganza, sino de justicia histórica. Entendemos que es un claro asunto de derecho ciudadano en el que una parte del poder judicial español quiere restringirnos a todos y a todas para favorecer una visión parcial de nuestra historia.

En consecuencia, desde el PCE, en primer lugar mostramos nuestra solidaridad con el Juez Garzón entendiendo que su iniciativa merece todo el respeto de quienes han sido víctimas de una de las dictaduras más largas de la historia europea y, en segundo lugar, el PCE impulsará a través de Izquierda Unida las iniciativas legales que impiden la posibilidad de que se puedan impulsar juicios contra los crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista.

La Asociación Nicolás Guerendiain organiza la exposición 'La prensa en la República'



La muestra podrá verse desde mañana hasta el 11 de abril en la sala de la Caja Laboral

La Asociación Republicana irunesa Nicolás Guerendiain ha organizado la exposición 'La Prensa en la República', que podrá verse desde mañana y hasta el día 11 de abril en la sala de la Caja Laboral. «Durante la II República, el Estado español vivió uno de los períodos más intensos y agitados de su historia contemporánea como consecuencia de una explosión de libertad», comenta Juncal Oiartzun, miembro de la asociación. «La prensa no estuvo exenta de esta agitación y fue intensa la proliferación de periódicos de todas tendencias ideológicas».
Con esta exposición, la Asociación Nicolás Guerendiain, hace un recorrido por los periódicos que en aquel momento inundaban los quioscos y reflejaban la situación social y política del país. Diarios, revistas y comics de las diferentes tendencias políticas presentes en la sociedad de la época podrán contemplarse en la muestra.
Irun tuvo también sus periódicos y semanarios, «de los cuales apenas queda constancia», añade Juncal Oiartzun, «aunque algunos de ellos -Irun Republicano, Bidasoa, La Frontera- estarán también presentes en la exposición». El horario de vistas será de 18.30 a 20.30, de lunes a viernes y de 11.00 a 13.00 y de 17.00 a 20.00 horas, los sábados, domingos y festivos. A partir del día 11 de abril, la muestra se podrá visitar en el Ateneo Kabigorri.
La Asociación Nicolás Guerendiain ha organizado, también, un programa de actos culturales y festivos para los días 10 y 11 de abril. El sábado, día 10, a partir de las 16.00 horas, se celebrará una fiesta republicana en la plaza de Urdanibia, con concurso de graffitis, juegos infantiles y un concierto a cargo de los grupos de la comarca Melmac, Neutral Kick, Sangre de Mono y Planta Baja.
El domingo 11 de abril, se conmemorará el 79 aniversario de la II República. A las 12.30, partirá del antiguo Centro Republicano (plaza del Ensanche) una marcha que terminará en la plaza Urdanibia, donde Jaime Rodríguez Salís izará la bandera republicana, acompañado por los sones del himno de Riego. A continuación, habrá una comida popular en un restaurante de la ciudad. (Más información, en el teléfono 669 075423 o en asociacionrepublicanairunesa.org).


Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

Hoy se celebra una manifestación por los derechos de las empleadas domésticas





La marcha en reclamo de mejoras laborales se celebra en Madrid
La organización Territorio Doméstico ha convocado una manifestación hoy a la 1 de la tarde que tiene por recorrido desde la Plaza de Jacinto Benavente hasta la Puerta del Sol.

Bajo el lema "¡última hora, se acabó la esclavitud!", las organizadoras llaman a "todas las empleadas domésticas, las empleadoras y empleadoreslas, las feministas, las inmigrantes, trabajadoras, precarias, estudiantes y paradas, las cuidadoras, las personas con diversidad funcional que luchan por ser atendidas de otro modo, las trabajadoras invisibles que sostienen la vida, a todas las personas, colectivos, grupos y asociaciones que apoyan la lucha de las empleadas domésticas" a que salgan a la calle a reivindicar sus derechos.

Quienes convocan la marcha se definen como "mujeres de varios países, diferentes nacionalidades y experiencias. Algunas con papeles, otras sin papeles.

Trabajamos como empleadas domésticas o nuestras madres, amigas o vecinas lo han hecho. Tenemos unas condiciones laborales que nos hacen muy vulnerables: las jornadas laborales pueden llegar a ser de 16 horas, no tenemos paro, ni baja laboral hasta el día 29.

Experimentamos la precariedad y la falta de recursos en las grandes ciudades y no contamos con ayudas para conciliar la vida y el trabajo.

Las difíciles condiciones y el miedo funcionan aislándonos, separándonos. Por eso hemos decidido salir a la calle juntas, como verdadero desafío al aislamiento y al miedo, como manera de hacernos más fuertes.

Decimos que el Régimen Especial del Empleo de Hogar es un régimen injusto. El empleo de hogar sostiene la vida de miles de hogares cotidianamente y, sin embargo, es un trabajo invisible, infravalorado.

Queremos que esto cambie y que se equipare con el Régimen General, un paso importante en el reconocimiento de su valor.

Y que las trabajadoras sin papeles tengan los mismos derechos que el resto. No podemos olvidar que este trabajo está pasando de manos de unas mujeres (las de los países del Norte) a otras (las de los países del Sur) haciendo que el problema, lejos de desaparecer, se globalice.

OS INVITAMOS A UNIROS A LA MANIFESTACIÓN QUE SE REALIZARÁ EL PRÓXIMO 28 DE MARZO A LAS 13H.

Nos gustaría que no fuese una manifestación más: que cada cual, personas o grupos, de Madrid o de otras ciudades, se reapropie de la convocatoria dándole el significado que más conecte con su propia experiencia, idea o sentir.

Escribiendo sus propias cosas, llevando sus pancartas, haciendo la manifestación suya bajo una idea común:

“POR LA EQUIPARACIÓN INMEDIATA DEL RÉGIMEN ESECIAL DEL EMPLEO DE HOGAR AL RÉGIMEN GENERAL Y POR LOS DERECHOS DE LAS TRABAJADORAS SIN PAPELES”.

Queremos ser visibles, queremos ser muchas y gritar fuerte.

Buscamos vuestra complicidad.
Tercera Informacion
Os esperamos."

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

27 de marzo de 2010

Terrorismo de algunos patronos: 30 euros por diez horas de trabajo



Un restaurante de las afueras de Madrid nos presenta un caso ejemplar de quien se aprovecha de la gran cantidad de mano de obra disponible y “explotable”.
El Restaurante Biandi está ubicado en una zona de oficinas de Aravaca (Madrid). Bajando del bus 162, hay que andar unos 15 minutos, y es casi imposible llegar al destino sin pedir informaciones a las pocas personas que se pueden encontrar en esa zona después de las 5 de la tarde. A estas horas, el Biandi ya está cerrado, pero a lo largo del día ha servido de comedor a los trabajadores del vasto complejo de oficinas que lo rodea. Nadie se queja: “limpio rápido y comida muy rica”, nos dicen. Pero detrás de su vitrina transparente se esconde una de las muchas empresas de hostelería que aprovecha la situación de crisis para abusar de quienes estén buscando un trabajo.

R., español de 29 años, vio la oferta en internet. Prometía un contrato indefinido, jornadas de trabajo de ocho de la mañana a cinco de la tarde e ingresos de hasta 1.700 euros para los cocineros. “Llevaba viendo ese anuncio desde por lo menos cinco meses. Me dije que había algo raro, pero me quedé sin trabajo y decidí llamar”. A los tres días fue llamado para hacer una entrevista. “Al entrar en el restaurante me impactó la cantidad de currículos almacenados que vi”. Entre estos, el suyo, en las manos del encargado de cocina que le entrevistó. “Me explicó lo básico, me habló del sueldo de 1.300 euros al mes, y me dijo que fuera el lunes de prueba. Dejó en el aire el tema de cobrar en el día de prueba. Tuve que insistir, pero al final aceptó”.


Según la última reforma laboral, durante el período de prueba “las partes están obligadas a efectuar los pagos correspondientes a los aportes y contribuciones”. Pero esto no fue lo que le ocurrió a R.: “El lunes, cuando llegué, el ambiente era muy pesado. De los cinco que trabajábamos en la cocina, incluido el jefe de cocina, dos estábamos de prueba, y uno estaba en el último de sus cuatro días de prueba. Fue una jornada agotadora, con prisas y agobios hasta las seis de la tarde, y tuvimos diez minutos para comer, además, de pie. Me di cuenta de que ellos no buscaban a alguien con experiencia, sino gente a la que pudiesen manejar”.

Al final del día, los jefes del Biandi le dijeron a R. que estaban contentos con su trabajo. Sin embargo, cuando preguntó por el sueldo del día, las sonrisas desaparecieron. “Me dijeron que volviera una semana después. Así hice, y recibí 30 euros por las diez horas que había trabajado allí. Estoy seguro de que fui el único que cobró aquel día”. Al volver a su casa, R. puso en la web Loquo.com un comentario en el que denunciaba el trato recibido en este restaurante. Un empleado del complejo de oficinas que rodea el Biandi, confirma a este periódico que las caras de los dependientes del restaurante cambian cada semana: “Llevo viniendo aquí más de 5 años, y cada semana están de entrevistas. He visto de todo: gente que venía con su abogado, otros amenazando al dueño...”.

Los abusos impunes

Entre los otros testimonios recopilados, todas historias muy parecidas a la de R., está la de Z. Él no tuvo que presentar su alta en la Seguridad Social “ni nada por el estilo”, y fue enviado a trabajar tres horas en la cercana cafetería para empleados de las oficinas de ONO, de la que el restaurante tiene la explotación. “No sé si en ONO verían bien este asunto, ya que tendrían que comerse el problema”. En vez de llevar el caso al juzgado, R. ha preferido avisar del caso en la misma web en la que había encontrado el anuncio, así como hizo otro usuario anónimo en junio de 2009.

Denuncias de estafas y abusos laborales se encuentran cada vez más a menudo en la web, y hay páginas que se han especializado en recopilarlas. En una de estas, abusospatronales. es, se encuentran muchos más casos de explotación laboral en el ámbito de la hostelería. “La verdad es que ni existen bases de datos fiables sobre casos como este, lo que es bastante representativo” –explica el creador de la página, Enrique Martín Criado, profesor en el departamento de sociología de la Universidad de Sevilla–. “Los muchos casos que llegan a los sindicatos y a los juzgados son sólo la punta del iceberg: la mayoría de los abusos quedan impunes, precisamente por el miedo al despido”. Según Enrique Martín Criado, los causantes de esta situación son “en primer lugar, el desconocimiento de sus derechos laborales por parte de buena parte de los trabajadores. Un Estado de Derecho no puede existir como tal si los ciudadanos no conocen sus derechos, y es obligación del Estado facilitar esos conocimientos a toda la población”.

Otro elemento que facilita los abusos es la falta de presencia sindical efectiva, como señala Criado, “en el sector de la hostelería, solo el 8,5% de los trabajadores está afiliado a un sindicato”. Junto a esto, Criado denuncia el reducido número de inspectores, algo que facilita los abusos, porque nadie teme recibir la visita de un inspector: “el número de inspectores, es ínfimo en relación a las empresas, lo que permite una impunidad generalizada”.

Ofertas y fraudes en internet

Internet se ha convertido en el más grande almacén de ofertas de trabajo existentes. Entre 2008 y 2009, el 70% de las empresas contrataron sus empleados a través de este medio, a través de páginas especializadas o de anuncios en las web de grandes periódicos. Si esto hace ahorrar tiempo a quien busca trabajo, también le expone a las armas de los estafadores. Según el último informe del Observatorio de la Seguridad de la Información, en 2009 el correo electrónico ha sido el canal más empleado para los intentos de fraude: el envío masivo de curriculum vitae y las falsas ofertas que llegan a pedir información personal o financiera son los casos más comunes. De hecho, el 84,6 % de los correos electrónicos que circulan por España se clasifican como mail de spam.

http://www.diagonalperiodico.net/30...

El apoyo a Garzón y los derechos democráticos



El autor desmonta, mediante un minucioso repaso a la carrera de Baltasar Garzón, la pretendida identificación que algunos intelectuales «progresistas» hacen entre el juez de la Audiencia Nacional y la democrática necesidad de finiquitar el franquismo, «todavía más vivo de lo que algunos pretenden».
Un grupo de intelectuales ha realizado una amplia campaña de recogida de firmas en los medios de comunicación y a través de internet para respaldar al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, en defensa de la democracia y contra quienes se oponen a su instrucción sobre las fechorías cometidas por el régimen franquista. De la misma forma que el posicionamiento contra la invasión de Irak no conllevaba el apoyo a Saddam Hussein, la democrática necesidad de finiquitar el franquismo, todavía más vivo de lo que algunos pretenden, obliga no sólo a negar ese genérico aval a Garzón, sino también a señalar que se trata de un juez, como han dejado escrito sus propios compañeros y amigos, «vanidoso y ególatra», partícipe de una carrera judicial prebendalista, en absoluto comprometido con la lucha por una justicia democrática y preocupado únicamente por su fama y poder.
Detalles que revelan esta personalidad abundan a lo largo de su carrera, como en el asunto de Pinochet, cuando facilitó a los medios de comunicación su propio currículum, escrito en cuatro idiomas, que nadie había solicitado. Resulta sencillo constatar que en el Estado español convive un sector de la población que no cuestiona el franquismo y una izquierda sumisa que, con su inhibición, proporciona a la derecha más conservadora una enorme cobertura ideológica también en lo que a la administración de justicia se refiere.
Algunos se sorprenden ahora por la kafkiana situación de ver a ultraderechistas poniendo contra las cuerdas a quienes osan enchufar el ventilador de la memoria histórica. Olvidan la premonición de Bertold Brecht, pues nunca se ha oído protestar a esa izquierda ante flagrantes vulneraciones de derechos democráticos, en particular cuando afectan a Euskal Herria. No hace falta más que escuchar al gurú neocon por excelencia, Mayor Oreja: «Los de la negociación con ETA y los de la memoria histórica son los mismos». Por una vez, hagámosle caso, pues ha quedado demostrado que son los dos objetivos prioritarios de la extrema derecha española. El franquismo ha sido tratado con hipocresía por una sociedad que todavía tiene miedo a la verdad de unos hechos irrefutables y terribles. Ninguna institución ha sido capaz de impulsar la anulación de las sentencias firmadas en los consejos de guerra franquistas. Ese primer paso imprescindible deja al descubierto la triste paradoja de que la ejecución de todos esas decenas de miles de ciudadanos es, aún a día de hoy, legal a todos los efectos. Tampoco debemos olvidar que la Ley de Amnistía de octubre de 1977 se aprobó específicamente para los antifranquistas perseguidos por la dictadura, y no para amnistiar a los franquistas ni al régimen surgido del golpe de estado militar contra la II República.

Pero volvamos a Baltasar Garzón y su fulgurante ascenso al «estrellato». «Te han comprado» le espetó su entonces mentor, el recordado juez Navarro, al saber de su entrada en la política de la mano de Felipe González. Tras fracasar sus expectativas de hacerse con un superministerio de Justicia e Interior, no ocultó su afán de venganza y, compinchado con la Brunete mediática más ultramontana, en especial con su amigo Luis del Olmo, se inventó la «teoría del entorno» contra la izquierda abertzale, cuyo déficit democrático es reconocido por la mayoría de juristas no vinculados a las élites en el poder.
Se pide solidaridad con Garzón sin cuestionar los hitos fundamentales de su carrera de juez estrella, con pretendidos tintes progresistas allende los mares, mientras forma parte en su país de la herencia más envenenada recibida de la Justicia franquista, la Audiencia Nacional, sustituta del TOP (Tribunal de Orden Público).
Garzón es allí máxima autoridad y nunca ha cuestionado su origen ni su necesidad, sabiendo perfectamente que las jurisdicciones especiales forman parte de la esencia de los regímenes totalitarios. Qué decir de los cientos de torturados, con visibles secuelas, que pasaron por su despacho sin que le afectara lo más mínimo. También habría que recordar a los intelectuales garzonianos que el magistrado se ha dedicado a cerrar medios de comunicación, el más relevante, el diario «Egin». Garzón dejó a miles de lectores sin periódico y a más de 300 trabajadores en la calle, en una instrucción que acabó violando la separación de poderes que se presupone a cualquier demócrata, dando la razón al entonces presidente J.M. Aznar, quien había afirmado: «se creían que no nos íbamos a atrever».
Contrariando los fundamentos de la libertad de expresión encarceló periodistas molestos como Pepe Rei, en reiteradas ocasiones y, como acabaría demostrándose, sin base legal alguna. Hay quienes le acusan de incompetencia en la instrucción de importantes sumarios que, después de un despliegue mediático espectacular con el magistrado como protagonista, acabaron desinflándose con escasas consecuencias para los encausados.
Pese a las evidencias que lo relacionaban con la guerra sucia, jamás llamó a declarar a su despacho al general Galindo y aunque tuvo en sus manos pruebas de la vinculación de un buen número de agentes de la Guardia Civil de Intxaurrondo con los narcos gallegos, no inició diligencia alguna al respecto. Lo más significativo de sus últimos años en la Audiencia Nacional ha sido su respaldo a la reforma de la Ley de Partidos y a la ilegalización de la izquierda abertzale, demostrando una vez más su vinculación con lo más rancio de la judicatura, su simbiosis con todos esos jueces que juraron fidelidad a los principios del «movimiento» y que ahora deciden sobre principios democráticos.
El sumario abierto por Garzón sobre la represión franquista interesa desde un punto de vista histórico, es verdad que recoge en toda su crudeza lo abyecto y cruel del régimen, pero según numerosos juristas «es muy flojito y contiene notables errores desde el punto de vista procesal». Para los apóstoles de las leyes de punto final, la transición saldó todas las cuentas del régimen de Franco.
Partidos que se dicen de izquierdas tampoco se atreven a ser consecuentes y el resultado, como afirma J.C. Monedero, profesor de la Universidad Complutense, es que «la huella genética de la democracia española reposa en una Transición salvada por el rey y no en la lucha de los que se jugaron todo peleando contra nuestra prolongada ración de fascismo. Se nos hurtó discutir la Constitución del 78, asumimos Europa como un mantra, dimos a la extrema derecha marchamo democrático al esconderla -a veces ni siquiera- en uno de los partidos del consenso. En definitiva, arrastramos renqueantes algo mal resuelto».
Y esa resolución nada tiene que ver con el juez estrella y sus ocurrencias para mantenerse en el candelero. «Recurro a mi libertad de expresión, sin saber si acabaré procesado por este escrito, ante la falta de intelectuales de verdad que, al modo de Zola, denuncien las aberraciones jurídicas que se siguen... Aquí no hay intelectuales: aquí sólo hay garbanceros al servicio de los que mejor paguen». Estas consideraciones forman parte de la misiva de apoyo a Garzón difundida en los medios e internet. Las suscribo... contra Garzón y la Audiencia Nacional.
PATXI ZAMORA en Gara

26 de marzo de 2010

El fascismo en Europa avanza; La justicia obliga a Le Pen a retirar un cartel contra el islam


Le Pen y su hija; carteles censurados por xenofobia









El juez ha dictaminado que el cartel incita al "odio y la violencia" además de "caricaturizar el islam".
Un tribunal de Marsella ha obligado al Frente Nacional (FN), el partido de extrema derecha de Jean-Marie Le Pen, a retirar un polémico cartel que, bajo la proclama No al islamismo, asocia el integrismo musulmán --representado por una mujer con el burka y los minaretes que pueblan el mapa de Francia-- con la bandera de Argelia. A raíz de la denuncia presentada por la Liga contra el Racismo y el Antisemitismo, el juez ha dictaminado que incita al "odio y la violencia" además de "caricaturizar el islam".

Las juventudes del FN han copiado los carteles que pedían el sí a la prohibición de los minaretes en el referendo suizo. Le Pen, que ha utilizado a fondo el argumento de la defensa de los valores tradicionales frente a la "islamización" de Francia, se presenta en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul. Las encuestas auguran una recuperación de la formación, que obtendría un 9% de votos tras caer hasta el 4% en el año 2007.

Los carteles, consecuentemente, han indignado a Argelia y han incomodado al Elíseo, cuyas relaciones con la excolonia africana son tensas actualmente. Parlamentarios argelinos han suscrito una petición para "criminalizar" la colonización y juzgar a los que cometieron abusos durante la dominación francesa. El FN acusó a Exteriores de "presionar" a la justicia para que vetara los carteles.



Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

La década de los drones: asesinos aéreos de EE.UU.









Mediante y a través de sus pantallas, aviones sin piloto teledirigidos, más conocidos por el nombre de «drones» son controlados y manejados por especialistas militares de EEUU a miles de kilómetros del terreno donde se realizan sus mortíferas operaciones.


2010 es el décimo año de la primera década del nuevo siglo y del milenio y es el décimo año consecutivo de la guerra de EE.UU. en Afganistán y en el área de responsabilidad de 15 naciones abarcada bajo la Operación Libertad Duradera. A principios de marzo las muertes militares estadounidenses en el teatro de la Gran Guerra Afgana –Afganistán, Cuba (Guantánamo), Djibouti, Eritrea, Jordania, Kenia, Kirguistán, las Filipinas, Seychelles, Sudán, Tayikistán, Turquía, Uzbekistán y Yemen– sobrepasaron el límite de los 1.000. Este año es también el décimo año de la primera guerra terrestre y la primera guerra asiática librada por la OTAN, guerras realizadas desde, y no para proteger a, las naciones del Norte del Océano Atlántico.

2010 es el décimo y más letal año en el uso por Washington de vehículos aéreos sin tripulación (drones) para asesinatos selectivos y “daño colateral” sin objetivo.

Diseñados originalmente para la vigilancia del campo de batalla y reconocimiento, aunque a menudo para solicitar mortíferos ataques militares, los drones han sido empleados por EE.UU. desde 2001 para identificar y matar objetivos humanos.

El primer vehículo aéreo “cazador-asesino” sin tripulación, el Predator, fue utilizado por el Pentágono en Bosnia en 1995 y después en los 78 días de la guerra aérea contra Yugoslavia en 1999.

En 2001 los Predator fueron equipados con misiles Hellfire (fuego del infierno) y partieron desde Pakistán y Uzbekistán para lanzar ataques dentro de Afganistán. El año siguiente salieron de la base militar de EE.UU. en Camp Lemonnier en Djibouti con el mismo fin en Yemen.

El Predator y su sucesor, el Reaper, capaz de cargar quince veces más armamento y que vuela a tres veces su velocidad, han sido utilizados para ataques letales en Afganistán, Iraq, Yemen, Somalia, y con un efecto particularmente asesino en Pakistán, desde el otoño de 2008. Están equipados de cámaras conectadas por satélite a bases en EE.UU.

En octubre el vicealmirante Robert Moeller, comandante adjunto del Comando África de EE.UU. anunció que Reaper, “capaces de transportar una docena de bombas y misiles guiados,” [1] fueron enviados a Seychelles frente a la costa oriental del continente africano para patrullar el Océano Índico.

Radio Australia transmitió una historia el 8 de marzo que decía que “el presidente de EE.UU., Barack Obama, puede haber tardado en decidir su política afgana, pero ahora también se ha convertido en un mayor entusiasta por los ataques con misiles con drones que su predecesor. [2] En Afganistán y Pakistán así como en Yemen.

____________________________________________


______________________________________________
Discutiendo un informe de la New America Foundation, la emisora documentó que los mortíferos ataques con misiles a ambos lados de la frontera entre Afganistán y Pakistán han aumentado en un 50% desde que el gobierno de Obama se hizo cargo de la Casa Blanca hace un año, el 20 de enero.

Citando al think tank arriba mencionado, el informe de Radio Australia dijo que ha habido 64 ataques de drones en el Sur de Asia en los últimos catorce meses, en comparación con 45 bajo el gobierno de George W. Bush entre la invasión de Afganistán en octubre de 2001 y enero de 2009.

Bill Roggio, editor de Long War Journal, fue entrevistado y dijo “hay un promedio de cinco a siete ataques por mes aunque en enero fueron 11.”

Además se le citó describiendo la escalada cualitativa así como cuantitativa de la guerra estadounidense de drones en Afganistán y Pakistán: “El principal drone es el Predator que porta el misil antitanque Hellfire.

“Al Reaper, hermano mayor del Predator, lo adaptaron para que pueda cargar misiles Hellfire más grandes así como para que pueda llevar, también, las bombas guiadas de 227 kilos guiadas por GPS (sistema de posicionamiento global). De modo que están muy..., ya sabe, hay una especie de revolución en la guerra aérea.” [3]

El Reaper lleva 450 kilos de municiones y también está equipado para el misil aire-aire Sidewinder. Hay planes para agregar misiles aire-aire Stinger.

En términos del coste humano de la promesa electoral en 2008 sobre la campaña de la guerra afgana – “Si tenemos inteligencia que permita entrar en acción sobre objetivos de alto nivel de al-Qaida en la región fronteriza de Pakistán, debemos actuar si Pakistán no quiere o no puede hacerlo” –a comienzos de este año el influyente Dawn News de Pakistán publicó un informe sobre lo que esa política ha significado para los paquistaníes. En un artículo intitulado “Más de 700 muertos en 44 ataques con drones en 2009,” la fuente, citando estadísticas del gobierno paquistaní, escribió:

“De los 44 ataques de Predator realizados por drones de EE.UU. en áreas tribales de Pakistán durante los últimos 12 meses, sólo cinco han logrado alcanzar sus verdaderos objetivos, matando a cinco dirigentes clave de al-Qaida y de los talibanes, pero al coste de más de 700 civiles inocentes.”

Por cada presunto miembro de al-Qaida o de los talibanes muerto por misiles disparados desde drones de EE.UU. “también tuvieron que morir 140 inocentes paquistaníes. Más de un 90 por ciento de los muertos en los mortíferos ataques con misiles fueron civiles, afirman las autoridades… En promedio, 58 civiles muirieron cada mes en esos ataques, 12 personas cada semana y casi dos personas cada día.” [4]

Los muertos pueden haber estado armados o desarmados, hombres o mujeres, adultos o niños. Lo que tienen en común es que fueron atacados sobre la base de “inteligencia que permite entrar en acción” suministrada por alguien en el terreno, no necesariamente una parte desinteresada.

En octubre pasado, cuando la matanza había comenzado en serio, el Relator Especial de las Naciones Unidas para las Ejecuciones Extrajudiciales de las Naciones Unidas, Philip Alston señaló:

“Mi preocupación es que estos drones, estos Predator, están siendo operados en un marco que puede violar el derecho humanitario internacional y el derecho internacional de derechos humanos.

“El gobierno de EE.UU. es realmente responsable de revelar más sobre la forma en la que asegura que ejecuciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, no son en realidad realizadas mediante el uso de estas armas.” [5]

Impávido, EE.UU. intensificó sustancialmente los ataques.

En enero de este año la Agencia de Noticias Xinhua de China entrevistó al analista político paquistaní Farrukh Saleem, quien dijo que los ataques con misiles por drones estadounidenses en las Áreas Tribales bajo Administración Federal de Pakistán han aumentado de 17 en 2008 a 43 en 2009 y que se espera que 70 sean realizados este año.

Se citó la advertencia de Saleem de que “tales ataques siempre provocan violencia, ataques suicidas y víctimas en Pakistán. Por lo tanto, más ataques de drones significan más violencia en Pakistán.” [6]

Ese mismo día el senador John McCain estuvo en la capital paquistaní, Islamabad, y elogió los ataques de drones como “una parte efectiva de la estrategia de EE.UU.” [7]

El pasado 17 de diciembre se informó de que un ataque de un drone estadounidense había matado por lo menos 20 personas en la Agencia de Waziristán del Norte de Pakistán y el 27 que 13 personas más personas murieron en la misma región.

Desde comienzos del Nuevo Año los ataques letales sólo se han intensificado. Lo que sigue no es un intento de presentar un informe exhaustivo, pero ha sido reunido de diversos informes de la prensa.

El 1 de enero se informó de que cinco personas resultaron y varias heridas por dos ataques de drones estadounidenses al este de la capital de Waziristán del Norte. En cuanto a las identidades de las víctimas, Reuters citó a un funcionario local de seguridad quien dijo: “Los cuerpos estaban quemados hasta ser irreconocibles. Estamos tratando de determinar su identidad.” [8] Durante la noche anterior dos más resultaron muertos y varios heridos en otro ataque.

Los informes continuaron, detallando ataques con misiles y muertes en las áreas tribales de la nación.

3 de enero: Cinco personas más murieron en Waziristán del Norte en un ataque de un drone.

7 de febrero: Por lo menos trece muertos y ocho heridos por dos ataques consecutivos con misiles. “Según Geo News de Pakistán, un presunto drone disparó dos misiles contra una casa en la región Datta Khel, matando a siete personas.

“Otro ataque ocurrió mientras gente del lugar comenzaba a recuperar cuerpos de los escombros de la casa, matando a cinco personas. No se conocía las identidades de los muertos en los ataques.” [9]

8 de enero: Cinco resultaron muertos en una aldea en Waziristán del Norte.

9 de enero: Un drone estadounidense disparó dos misiles contra una aldea, Ismail Khan, en Waziristán del Norte matando a cuatro personas.

13 de enero: Trece personas muerieron en la aldea de Tappi en la misma agencia. “Un alto responsable de la seguridad confirmó la cifra de muertos, y dijo que cuatro misiles fueron disparados desde aviones no tripulados en esa remota área.” [10]

15 de enero: Quince personas murieron en la aldea de Zannini en Waziristán del Norte. Seis fueron muertos en la aldea de Bichi.

17 de enero: Por lo menos veinte resultaron muertos en el área Shaktoi de Waziristán del Sur.

19 de enero: Seis personas murieron en la aldea de Booya en Waziristán del Norte según funcionarios de inteligencia paquistaníes.

24 de enero: Insurgentes paquistaníes afirmaron haber derribado un drone estadounidense en Waziristán del Norte, uno de ocho drones vistos volando sobre el área.

29 de enero: Entre seis y quince personas murieron en la ciudad de Muhammad Khel de Waziristán del Norte en un supuesto ataque contra la Red Haqqani por tres misiles estadounidenses.

2 de febrero: EE.UU. disparó hasta ocho misiles contra cuatro aldeas en Waziristán del Norte, matando a veintinueve personas.

14 de febrero: Cinco personas perecieron en un ataque de drones en la misma agencia. Por lo menos otras tres fueron heridas.

15 de febrero: Un ataque de drone supuestamente mató a un dirigente separatista uigur chino en el mismo distrito.

17 de febrero: Un ataque de misiles de EE.UU. mató a tres e hirió a dos víctimas en Waziristán del Norte.

18 de febrero: Cuatro personas resultaron muertas en un ataque con misiles contra un vehículo en la misma agencia.

24 de febrero: Por lo menos trece supuestos combatientes murieron en un ataque de drones de EE.UU. en el área de Dargah Mandi de Waziristán del Norte.

8 de marzo: Un drone estadounidense disparó cinco misiles contra una casa cerca de

Miranshah, capital de Waziristán del Norte, matando a por lo menos cinco personas e hiriendo a cuatro.

Este año han muerto aproximadamente 160 personas en ataques con misiles de drones en Pakistán en poco más de dos meses. Si se mantiene ese ritmo, 2010 será mucho más mortífero que el año antes: 960 en lugar de 700. Si, como parece más probable, la cantidad de ataques aumenta, la cantidad de muertes será aún superior que el aumento de casi 140% con el que amenaza la extrapolación mencionada.

Los ataques con misiles de drones se están convirtiendo cada vez más en el arma preferida de la CIA (como en Pakistán, Afganistán e Iraq), el Comando de Operaciones Especiales Conjuntas (Yemen) y la Fuerza Aérea, que el año pasado tenían 195 Predator y 28 Reaper.

Todo indica que pronto tendrán más.

Este año el gobierno de Obama ha pedido al Congreso 33.000 millones de dólares más para las guerras en Afganistán e Iraq “adicionalmente a una solicitud récord de 708.000 millones de dólares para el Departamento de Defensa el próximo año.” [11]

Según el nuevo Examen Cuatrienal de Defensa: “los drones sin piloto utilizados para misiones de vigilancia y de ataque en Afganistán y Pakistán son una prioridad, con el objetivo de acelerar la compra de nuevos drones Reaper y la expansión de los vuelos de drones Predator y Reaper hasta 2013.” [12]

Un artículo del 1 de febrero llamado “China, Irán impulsan plan de batalla aire-mar de EE.UU. en examen de estrategia,” reveló que correspondiendo al nuevo Examen Cuatrienal de Defensa un “plan conjunto de la Fuerza Aérea y de la Armada combinaría las fuerzas de ambos servicios para realizar ataques de largo alcance que podrían utilizar una nueva generación de bombarderos, un nuevo misil crucero y drones lanzados desde portaaviones.” [13]

Mientras EE.UU. expande masivamente su expansión militar en la isla Guam en el Pacífico: “El Ejército establece un sistema de defensa de misiles en la isla y la Fuerza Aérea agrega más drones.” [14]

A mediados de enero el destacado senador estadounidense Carl Lein instó a que “se usen drones para lanzar ataques aéreos” en Yemen, agregando la demanda de “todo desde acciones físicas que puedan ser realizadas en términos que van desde el uso de drones o ataques aéreos” a “acciones clandestinas.” [15]

Respecto al fortalecimiento de vínculos militares entre EE.UU. y Yemen, una fuente rusa de noticias reveló que “bajo un nuevo acuerdo confidencial de cooperación, EE.UU. podría hacer volar misiles cruceros, aviones de caza o drones armados no tripulados contra objetivos en el país, pero guardaría silencio en público sobre su papel en los ataques aéreos.” [16]

A fines de enero Wall Street Journal informó:

“La participación de los militares de EE.UU. en Yemen ya ha comenzado a aumentar… EE.UU. ha aumentado la cantidad de drones de vigilancia que vuelan sobre Yemen, así como la cantidad de aeronaves sin tripulación equipadas de misiles capaces de atacar objetivos en el terreno, según un alto funcionario de EE.UU. con conocimiento directo de las misiones.

“La mayoría de los drones que operan fuera de Iraq y Afganistán son controlados por la CIA, pero el funcionario dijo que los que operan sobre Yemen pertenecen al secreto Comando de Operaciones Especiales Conjuntas de las fuerzas armadas.” [17]

El comandante del Comando de Operaciones Especiales Conjuntas hasta 2008 fue el actual general Stanley McChrystal, principal comandante de lo que pronto serán 150.000 soldados de EE.UU. y de la OTAN en Afganistán.

Los asesinatos por misiles de drones y la matanza indiscriminada de civiles que frecuentemente los acompañan son un componente integral de la estrategia de contrainsurgencia en Asia del Sur. La escalada cualitativa de los ataques de drones en Pakistán y Afganistán comenzó cuando McChrystal reemplazó a David McKiernan en junio pasado como máximo comandante de la Fuerza Internacional de Ayuda en la Seguridad (ISAF) en Afganistán dirigida por EE.UU. y la OTAN.

En otras partes del mundo, el Pentágono contribuirá drones militares a las maniobras en las Costas del Norte en Finlandia en septiembre de este año, “el mayor ejercicio militar naval que haya sido visto en aguas territoriales finlandesas.” [18]

Mientras Stanley McChrystal era comandante del Comando Conjunto de Operaciones Especiales EE.UU. realizó once letales ataques de Predator en Iraq en abril de 2008. El secretario de defensa de aquel entonces “Robert Gates instó a la Fuerza Aérea a que hiciera más para enviar drones a la zona de guerra.”

Un periódico estadounidense informó entonces que “se espera que los comandantes se basen más en sistemas no tripulados cuando los 30.000 soldados enviados el año pasado se retiren. Las fuerzas armadas tienen docenas de Predator en Iraq y Afganistán. En total operan 5.000 drones, 25 veces más de los que tenía en 2001.” [19]

En diciembre pasado el gobierno de Venezuela llamó a la comunidad mundial a condenar incursiones en su espacio aéreo de drones militares estadounidenses que operaban desde Aruba y Curaçao en las Antillas Holandesas. El tipo de drones que voló durante varios días sobre territorio venezolano no fue identificado, pero bajo obligaciones militares tanto bilaterales como de la OTAN Holanda no rehusaría a EE.UU. el derecho a estacionar drones Predator y Reaper en bases en sus colonias en las islas del Caribe.

EE.UU. no sólo ha aumentado su arsenal de vehículos aéreos no tripulados en 25 veces durante la última década, también ha aumentado masivamente el alcance y la letalidad de sus drones cazadores-asesinos. Un reciente informe reveló que desde 2008 el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea comenzó a “construir el extremo robot asesino,” descrito como “un pequeño drone armado a ser utilizado por las fuerzas especiales de EE.UU. en la liquidación de ‘objetivos de alto valor.’” [20]

Antes se utilizaba equipos de las fuerzas de las fuerzas especiales o se disparaba misiles crucero para asesinar a las víctimas elegidas. En el caso de los segundos y frecuentemente de los primeros el riesgo era que no se podían utilizar más de una vez.

Los drones Predator y Reaper vuelven después de sus misiones y se recargan con misiles Hellfire para más ataques mortíferos.

Se han convertido en las armas preferidas de Washington en el Siglo XXI para perpetrar asesinatos internacionales.

Rick Rozoff
Periodista residente en Chicago. Director de Stop NATO international.

Voltaire.org