22 de abril de 2010

Yo me bajo de este tren
















Frente al desarrollismo exclusivamente económico que favorece los intereses de una clase privilegiada, apostamos por un desarrollo sostenible que tenga en cuenta el impacto no sólo económico sino social, cultural, paisajístico de una obra tan descomunal y desproporcionada como va a ser el tren de Alta velocidad. Dicha infraestructura es la quinta esencia de este desarrollismo despilfarrador que no tiene en cuenta el impacto destructor que éste va a suponer en un territorio tan pequeño como la comunidad foral de navarra.
El legado de un territorio es su paisaje y sobre todo el disfrute que sus ciudadanos puedan realizar en él. No sólo lúdico sino también agrícola. Y este disfrute en la zona media de navarra va a quedar vulnerado para siempre. Ya que el corredor por donde discurrirá el tav va a cercenar por la mitad como si de una sandia se tratase nuestro paisaje. Desde Madrid estas variables no las contemplan pero desde otro sitio de poder más cercano tampoco. En aras de un discurso obsoleto como es el puro desarrollismo sinónimo de despilfarro, de impacto irreversible medio ambiental y de desvertebración territorial, el acuerdo entre el gobierno de navarra y el gobierno español nos ha condenado para siempre a contemplar cómo otra vez salen ganando los de siempre: las grandes cifras que retienen los grandes bolsillos en detrimento de la mayoría de la población que sí quiere Tren pero un Tren Social vertebrador de este pequeño territorio que sea aliento de sus gentes y comunicador de sus paisajes.
Entrar en cifras y sobre todo en esta situación de crisis creada por los mismos que se van a beneficiar de esta infraestructura es prácticamente inmoral. Cuando van reduciendo los presupuestos en todas las consejerías, el Tren De Alta Velocidad duplica en un año el gasto en Educación, triplica el gasto previsto para Bienestar social y multiplica por cuatro el de vivienda. Cuando este sistema está en declive los desarrollistas de la corte intentan reflotarlo con las mismas medidas y principios que han mantenido las diferencias de clase y justificado el beneficio de unos pocos y la miseria económica y ecológica de la mayoría.
Gregorio Ojer Bueno. Militante del PCE/EPK de Navarra



Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas