22 de octubre de 2010

CCOO acusa a Aguirre de pretender amputar el 70% de los derechos sindicales


Luis Martinez / nuevatribuna.es

El diálogo social hace aguas en la Comunidad de Madrid. Los sindicatos rechazaron este jueves la nueva oferta del Gobierno que preside la ‘popular’ Esperanza Aguirre sobre la reducción de representantes sindicales en la función pública. Tras una reunión mantenida hoy, los sindicatos acusaron a Aguirre de intentar reducir “en un 70 por ciento los derechos sindicales”. Así, las posibilidades de acuerdo son “muy difíciles”.

La disputa a cuenta de los liberados sindicales en la Comunidad de Madrid continúa. La reunión de hoy culminó sin apenas avances. Este viernes el Gobierno regional se dispone a entregar una nueva propuesta para reducir el número de sindicalistas en la función pública. Los sindicatos abandonaron la reunión que mantuvieron hoy con el Director General de la Función Pública, Miguel Ángel López, sin alcanzar ningún acuerdo. Según el responsable de CCOO, Javier Díez Toral, la oferta de Aguirre “vulneraría la legalidad” sobre derechos fundamentales, afirmó tras asistir a la reunión.

Los sindicatos ha acusado a Aguirre de hacer “caballo de batalla” de los derechos sindicales y recordaron que es un asunto que está regulado por “la ley, los convenios y los acuerdos colectivos”. El Gobierno regional viene planteando una reducción de los créditos horarios de 75 a 40 horas y ha justifica el pretendido recorte en lo que prevé el Estatuto Básico de la Función Pública aprobado en 2007. Sin embargo, los sindicatos defienden la validez de los acuerdos y convenios firmados en 2004, aún vigentes.

CRITERIOS Y NO NÚMEROS

Aguirre ha cifrado en 3.500 el número de liberados sindicales en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, en fuentes de CCOO, la cifra se rebaja hasta 610 efectivos. El sindicato aclara que en Madrid se eligen 1.900 delegados sindicales, por lo que “es imposible que haya 3.500 liberados”, afirma.

Con todo, según el responsable de CCOO, lo importante en la negociación “son los criterios y no los números”. Díez Toral detalló algunos aspectos que reposan sobre la mesa de negociación con la Comunidad de Madrid, como los criterios para fijar los órganos de representación, dónde pueden constituirse secciones sindicales, el número de liberados y cómo se gestionan las bolsas de horas. “El número no es lo importante; son los criterios”, insistió.

Además, el responsable de CCOO acusó a la Comunidad de Madrid de ofrecer una reducción de efectivos superior a lo que dicta el Estatuto de la Función Pública de 2007. “Nos proponen cosas que son inferiores a la ley”, criticó. Por otro lado, CCOO rechazó el “ejército de asesores” que en su opinión mantiene el Gobierno Aguirre. Según el sindicato, Esperanza Aguirre ha ampliado el número de cargos de libre designación desde los 728 existentes a su llegada al poder a los 3.250 actuales, todos ellos “elegidos a dedo”, añadió.

Por su parte, el consejero de Presidencia, Francisco Granados, defendió el martes que el Gobierno Aguirre ha apostado por una aplicación estricta de la ley. “Esto supone una reducción en el número de liberados en 2.000 sobre 3.500”, añadió. Además, Granados amenazó con incluir el ‘tijeretazo’ en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2011, en caso de que el acuerdo no llegue antes del 3 de noviembre.

87 PREGUNTAS EN EL CONGRESO

También el PP nacional parece dispuesto a respaldar la cruzada antisindical de Aguirre. Así, la diputada ‘popular’, Celinda Sánchez, formuló este jueves en el Congreso nada menos que 87 preguntas dirigidas a la secretaria de Estado de la Función Pública, Consuelo Rumí, sobre el número de liberados en el sector público nacional. En concreto, la diputada ‘popular’ ha preguntado sobre el “número de liberados sindicales a tiempo parcial o total” en una extensa lista de organismos oficiales. En fuentes sindicales, sin embargo, se recuerda que el concepto de liberado se refiere a aquel delegado que ejerce a tiempo completo su actividad de representación sindical, tras acumular las horas cedidas por otros compañeros.

Asimismo, la polémica sobre los liberados se ha activado esta semana también en el sector privado al conocerse el número de empleados de CEOE. Según las cifras de la propia patronal española ofrecidas por Público, las empresas privadas tienen 35.000 personas dedicadas a defender los intereses empresariales a tiempo completo, frente a los 4.200 liberados sindicales en el sector privado nacional. Según estas cifras, la patronal cuenta con 8 empleados por cada liberado sindical, aunque algunas voces señalan que éstos no son conceptos directamente comparables. Con todo, las cuentas de la patronal afirman que un 83 por ciento de los salarios de sus empleados se pagan con las cuotas que pagan las empresas. El resto se paga con subvenciones públicas.