25 de octubre de 2010

El Frente de Izquierda crea fondos solidarios con los huelguistas

“Hay que ayudar a las familias en esta lucha dura y prolongada”, insiste Éric Corbeaux.

Durante todo el fin de semana en los espacios públicos (mercados, estaciones de metro, etc.) y el lunes a las puertas de las empresas, la dirección nacional del Frente de Izquierdas moviliza a sus militantes para organizar el apoyo económico a los trabajadores en huelga en defensa de las pensiones. La organización de los fondos solidarios con los trabajadores en lucha y sus familias es una tradición del movimiento obrero que mantiene plena vigencia en un conflicto duro como el que enfrenta al gobierno contra la mayoría de la población francesa, explica en síntesis Éric Corbeaux, responsable en las empresas y encargado de la campaña en defensa de las pensiones en el PCF. Así, se ha lanzado un llamamiento a todos los militantes, a los cargos públicos comunistas en las ciudades y pueblos para que tomen todas las iniciativas públicas necesarias.

“El 71% de los franceses apoya este movimiento, de modo que esta colecta dará la ocasión a toda la ciudadanía de concretar su compromiso, y a los jubilados de participar en esta lucha compartida”, aclara Éric Corbeaux. Muchos asalariados han perdido varios días de sueldo. El envite de la confrontación y la actitud de Nicolas Sarkozy, que ha apostado por mantener la tensión, crean las condiciones para una “relación de fuerzas difícil y prolongada”, según el responsable del PCF.

Esta iniciativa es también una forma de advertir al gobierno de que el mundo del trabajo no está dispuesto a darse por vencido. Y forma parte de la identidad del Partido Comunista estar en primera fila de la solidaridad obrera, explica Éric Corbeaux. Muchas organizaciones locales del PCF han empezado ya a recaudar fondos, como los comunistas de EDF o la Universidad de Lille donde se ha creado un fondo de apoyo. A nivel departamental, las federaciones comunistas se pondrán en contacto con las organizaciones sindicales para hacer llegar las ayudas a las familias afectadas.