21 de octubre de 2010

IU sobre la nueva Ley Electoral: "No es otra cosa que la pinza PSOE-PP para perpetuar un atraco electoral y el bipartidismo"


España | Gonzalo Sánchez - Tercera Información

El gubernamental Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha pactado una nueva Ley Electoral con la derecha parlamentaria representada en esta ocasión con el Partido Popular (PP), el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Convergència i Unió (CiU). Desde hace dos años, una subcomisión parlamentaria presidida por Alfonso Guerra ha estado elaborando un informe sobre la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) elaborada en 1985. Las conclusiones de este informe han servido de base al PSOE, PP, PNV y CiU para elaborar su propuesta de ley que ha sido presentada a principios de semana en el congreso.

Estos cuatro partidos políticos ya han adelantado que quieren tramitar esta propuesta de Ley Electoral con urgencia para poder aplicarla en las próximas elecciones municipales de 2011.

La nueva reglamentación establece que los españoles residentes en el extranjero no podrán votar en las elecciones locales, y para el resto de las elecciones podrán hacerlo en las embajadas y consulados que el país tiene por el mundo, la eliminación del papel que los tránsfugas jugaban en las mociones de censura municipales y la prohibición de hacer actos de inauguración en la campaña electoral entre otros.


Por su parte Izquierda Unida (IU) vetará la ley e intentará frenarla por todos los medios, incluida la vía judicial. Su diputado en las cortes, Gaspar Llamazares expresó que "Izquierda Unida votará en contra y la enmendaremos a la totalidad. Además, nos reservamos todo tipo de acciones para defender nuestros votos, incluyendo acciones judiciales y de movilización y presión social para que este atraco no salga adelante".

El diputado dijo sobre esta nueva ley que es "un maquillaje que busca legitimar el atraco electoral que se viene produciendo a las formaciones más pequeñas de ámbito estatal como IU. Estamos ante la pinza PSOE-PP para que nada cambie y no haya una Ley Electoral que garantice la proporcionalidad y la máxima de una persona un voto".

El representante de IU en la cámara baja también comentó que "por si fuera poco, a esta reforma le falta lo fundamental. No se acepta ninguna de nuestras propuestas en las que proponíamos los cambios necesarios del sistema de reparto de escaños para garantizar la pluralidad y la proporcionalidad en la representación. A PSOE y PP les ‘cuesta’ 60.000 votos lograr una escaño mientras IU necesita casi 10 veces más. Esto es un fraude a la democracia".

Las medidas de Izquierda Unida (IU) que conforman su propuesta para elaborar ley electoral, coinciden en un 90% con el informe que el Consejo de Estado elaboró a petición del gobierno sobre el sistema electoral español. El Consejo de Estado mostró su preocupación por la "falta de representatividad" y por la "vulneración del principio de vulnerabilidad", por lo que Llamazares dijo que "esta reforma supone una burla no sólo a los ciudadanos sino también al Consejo de Estado".

El funcionario público también contestó a las acusaciones lanzadas por los dirigentes José María Benegas (PSOE), José Bermúdez de Castro (PP) y Jordi Xuclá (CiU) en la rueda de prensa conjunta para presentar la nueva Ley Electoral, cuestionándose el motivo por el que IU está en contra de esta ley ya que hace 14 años la formación de izquierda obtuvo 21 diputados con este mismo sistema electoral. La respuesta de Llamazares fue que eso era “obviedad que oculta una mentira y es un argumento de mal pagador. Mientras Izquierda Unida no llegó a perder un 20 por ciento de votos en las últimas elecciones, sí perdió un 80 por ciento de escaños, un ejemplo de esa pinza del sistema electoral que afecta a las formaciones estatales pequeñas".

Otros partidos políticos como UPyD e ICV se han sumado a las críticas contra esta ley y han anunciado que no la apoyarán con su voto.

En los últimos días, una recogida de firmas en favor de una Ley Electoral más justa, se ha propagado por internet.