7 de noviembre de 2010

El Papa carga contra la República ante miles de fundamentalistas


Ante miles de fundamentalistas católicos, el caudillo de la Iglesia Católica y ex-miembro de las juventudes hitlerianas, Joseph Ratzinger, manifestó que España necesita una "una reevangelización".

En Santiago de Compostela fue recibido por el hijo de rey, Felipe Borbón, presunto heredero a la Jefatura del Estado.

Ratzinger aseguró sentir "una profunda alegría de estar en España, que ha dado una gran cantidad de santos como Santa Teresa de Jesús, San Ignacio de Loyola o San Juan de la Cruz". De todos ellos ha destacado que han sido capaces de renovar el catolicismo.

Previamente, el jefe de la secta católica se mostró preocupado por la existencia en España de un "laicismo agresivo" y ha establecido una relación directa entre el actual choque entre fe y laicismo en la España de Zapatero y el anticlericalismo de la Segunda República, durante los años treinta.

"En España ha nacido una laicidad, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como se vio en la década de los años treinta de la II República española", aseguró. Inmediatamente después lo identificó con la España actual: "Y ese enfrentamiento, disputa, entre fe y modernidad ocurre también hoy de manera muy vivaz"
Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas