7 de noviembre de 2010

Francisco Camps pagó en 2005 más de tres millones de euros a Iñaki Urdangarín


Escrito por El Confidencial
Sábado, 06 de Noviembre de 2010 06:51

Francisco Camps pagó en 2005 más de tres millones de euros a Iñaki Urdangarín, marido de la infanta Cristina de Borbón y yerno del rey Don Juan Carlos, para que la entidad de patrocinio deportivo que entonces presidía, el Instituto Nóos, promocionara la candidatura de Valencia como sede de unos Juegos Europeos que jamás llegaron a celebrarse. El ex jugador de balonmano y ex vicepresidente del Comité Olímpico Español, que actualmente vive en Washington con su esposa y sus cuatro hijos como consejero de Telefónica Latinoamérica, se embolsó esa cantidad "a cambio de nada", según han asegurado a El Confidencial fuentes muy cercanas al presidente de la Generalitat.

El juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, que investiga el presunto desvío de fondos públicos en la construcción de un velódromo en Palma de Mallorca y el supuesto incremento irregular del patrimonio del ex presidente balear, Jaume Matas, también tiene en el punto de mira a Urdangarín. Castro abrió el pasado mes de julio una pieza separada en el sumario del caso Palma Arena para investigar el destino de los 1,2 millones de euros que el Gobierno de Matas pagó a Urdangarín por la organización de un foro internacional sobre deporte y turismo en la capital de las islas. El juez reclama al Instituto Nóos que acredite documentalmente "haber rendido cuentas de los fondos recibidos".

El 21 de octubre de 2005, Camps y Urdangarín presentaron oficialmente en el Palau de la Generalitat la candidatura de Valencia como sede, en 2010, de los I Juegos Europeos, un proyecto que, según dijo entonces el yerno del Rey, "supondrá la integración de Europa a través del deporte". El duque de Palma añadió: "La celebración de unos Juegos Europeos en Valencia es para mí un reto personal que me voy a tomar con el máximo interés". Camps, según las fuentes consultadas, pagó más de tres millones de euros al Instituto Nóos de Urdangarín para promocionar la candidatura, pero ésta, cuando ahora acaban de cumplirse cinco años de su lanzamiento a bombo y platillo, cayó en el olvido.

Compromiso incumplido

En junio de 2006, ocho meses después de que Camps y Urdangarín sellasen su compromiso, el duque de Palma abandonó la presidencia del Instituto Nóos y fue nombrado consejero de Telefónica Internacional, la filial de la multinacional presidida por César Alierta que aglutina a las compañías del grupo dedicadas a la telefonía fija en Iberoamérica. El marido de la infanta Cristina se desentendió de su compromiso con Camps, según las fuentes consultadas, lo que enfureció al presidente de la Generalitat, que expresó su profundo malestar en privado a algunos de sus más estrechos colaboradores. Su entonces jefa de Gabinete, Ana Michavila -hermana del ex ministro y ex diputado del PP José María Michavila-, fue una de las más críticas con Urdangarín por "llevarse el dinero a cambio de nada", añaden las mismas fuentes.

Camps y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, también aportaron otros 2,4 millones de euros al Instituto Nóos por la organización, en 2004 y 2005, del Valencia Summit, un congreso internacional para analizar el impacto económico que los grandes acontecimientos deportivos tienen en las ciudades que los albergan.

Desde que abandonó la práctica del balonmano, Urdangarín -que cobraba unos 60.000 euros anuales como jugador del Barcelona- ha incrementado notablemente su patrimonio personal, que incluye una vivienda de 1.200 metros cuadrados en el exclusivo barrio barcelonés de Pedralbes valorada en seis millones de euros. El pasado año, el yerno del Rey -licenciado en dirección y administración de empresas por ESADE- se trasladó a Washington con su familia para asumir su nuevo cargo de consejero de Telefónica Latinoamérica.