23 de enero de 2010

El gobierno marioneta iraquí exige a los ex baasistas condenar su partido mientras que se refuerza un nuevo baasismo antiimperialista y patriótico




Los baasistas integrantes de la Resistencia nacional iraquí







Se ha sabido que el vicepresidente norteamericano Joseph Biden ha ordenado al "presidente" iraquí, el títere kurdo de la CIA Jalal Talabani, que los candidatos a las elecciones legislativas del próximo marzo que han militado en el partido Baas árabe socialista, que estuvo en el poder en Irak entre 1968 y 2003, sean excluídos como candidatos y que condenen su antiguo partido si quieren "vivir normalmente y reintegrar la sociedad". Esto demuestra que lo que preocupa al imperialismo no es el famoso grupo criminal Al Qaeda, creado por la CIA y seguramente inexistente, sino la resistencia naciona iraquí formada por todos los sectores patrióticos y antiimperialistas de Mesopotamia entre los que destacan los miembros de un nuevo baasismo despojado de la arrogancia y el autoritarismo de la época en que ejerció el poder, sino autocrítico, unitario y de mano abierta hacia todos los sectores patriotas, los sectores islamistas y laicos, entre los que están los verdaderos comunistas iraquíes, alejados del grupo de traidores que usufructa la gloriosa sigla del "partido comunista iraquí".
Las noticias señalan que el nuevo Baas liderado por Abu Mohamad y cuyo portavoz es Jaled al-Murshidy apoya el Frente Patriótico Nacionalista e Islamista en el que participan diversas corrientes comunistas y la Alianza Patriótica Iraquí (API) que agrupa a fuerzas nacionalistas y de izquierda del exilio iraquí en la época de Saddam Hussein.

En octubre de 2009 se ha creado el frente mas importante de la legítima resistencia nacional iraquí, el Frente Yihad, Liberación y Redención de simpatías baasistas. Este Frente agrupa a mas de 50 grupos armados, entre los cuáles se encuentran el Ejército de los Libres de Iraq, el Ejército de Mohammed Al-Fatih de Irak, el Movimiento de Liberación del Sur cuyo secretario general es el baasista Awad el-Abdan. En el pasado mes de julio el máximo líder baasista, el ex vicepresidente de la República de Irak, en la clandestinidad desde 2003 Izzat Ibrahim al-Duri ha llamado a crear un mando supremo unificado que incluya a todas las fuerzas de la resistencia. La API ha apoyado el llamamiento de Al-Duri.
Otros Frentes de resistencia en los que no participa el Baas son el Frente Yihad y Reforma, islamista mas radical y el Frente Yihad y Cambio representado por el jeque Harez al-Dari, secretario general de los Ulemas Musulmanes.
A diferencia de los terroristas de Al Qaeda la resistencia nacional legítima iraquí no sólo nunca ataca a civiles iraquíes sino que condena explícitamente todo ataque de este tipo.
Ver noticias en la tv libanesa Al Manar http://www.almanar.com.lb/NewsSite/NewsDetails.aspx?id=120994&language=fr
y en la web de la Campaña estatal contra la ocupación y la soberanía de Iraq http://www.iraqsolidaridad.org/2009/docs/23_11_09_Rojo.html

Democracia Made in USA: ¿Golpe de estado del dólar?



Por M. H. Lagarde





El mismo día que el presidente Barack Obama lanzó una propuesta de amplio alcance para endurecer las regulaciones que fiscalicen la actuación de los grandes bancos, el mandatario norteamericano cuestionó también a la Suprema Corte por autorizar a las empresas a financiar libremente las campañas electorales.
La decisión de la Suprema Corte de Justicia, votada por los nueve jueces 5 a 4, permite a las corporaciones estadounidenses usar libremente sus fondos para financiar anuncios de campaña tanto a favor como en contra de cualquier candidato.
La nueva medida, anula una decisión de hace dos décadas que obligaba a las empresas a usar fondos sólo mediante un "comité de acción política" especial.
El “cambio” -en contra de la opinión del gobierno de Barack Obama,- que defendía la antigua regla, incrementará la publicidad electoral para la campaña de las elecciones para el Congreso a mitad de término este año, y para las elecciones que podrían presentar la reelección de Obama en el 2012.
En la democracia Made in USA, la cantidad de dinero invertida en las campañas de los posibles candidatos siempre ha resultado concluyente a la hora de influir en las decisiones del electorado norteamericano, por lo que las grandes empresas norteamericanas cuentan ahora con todas las garantías para decidir, en una suerte de subasta multimillonaria, quien dirigirá los destinos de la nación que suele autoproclamarse como la más democrática del mundo.
A partir de ahora, la función de los nuevos “elegidos” por el capital no se diferenciará mucho de las de un “funcionario de relaciones públicas” de las empresas a las cuales representen en las urnas.
Nadie ha definido mejor este nuevo golpe de estado del dólar que el propio Obama: "Es una victoria grande para los grandes petroleros, los bancos de Wall Street, las compañías aseguradores de la salud y todos los poderosos intereses que maquinan su poder diariamente en Washington para acallar las voces de los estadounidenses comunes".

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

El muro de Haití



Por Ernesto Pérez Castillo





Comienza a hacerse claro el por qué del sobredimensionado despliegue militar norteamericano en Haití tras el terremoto. Para nada la intención es ayudar a las víctimas, cosa que ni los bobos se creyeron jamás. En este caso, como siempre, la única intención del imperio es ayudarse a sí mismo.
Así lo ha denunciado el catedrático haitiano y docente en La Sorbona Jean Marie Theodat: “Haití es el contrapeso de Afganistán (…) es ingenuo pensar que Estados Unidos iba a dejar pasar esta oportunidad (pues) tiene una gran ventaja moral y mediática que sacar”.
Y ciertamente, los casi 20 000 efectivos norteamericanos que ya están sobre el terreno, son una cortina de humo para disipar el escozor que produjo al mundo el aumento hasta 100 000 de las tropas en Afganistán, ordenado por el Premio Nobel de la Guerra.
No obstante, Arturo Valenzuela, subsecretario de Estado para América Latina, se tira de las barbas y se cae de espaldas jurando: “Estamos ahí porque los haitianos nos invitaron, nos pidieron, nos rogaron…”.
Por si fuera poco, hay una razón muy mucho más poderosa y de más peso: el terror ante un éxodo haitiano hacia las costas de Florida. Por eso los militares yanquis tomaron de una todos los aeropuertos, los puertos, y hasta el palacio presidencial en Puerto Príncipe.
A sus tropas en tierra hay que sumar la llegada del portaaviones Carl Vinson, los buques de guerra Underwood y Normandy, con capacidad para lanzar de cohetes crucero, y el portahelicópteros Bataan.
¿Alguien se va a creer el cuento de que eso es ayuda humanitaria? Tendría que ser en principio alguien muy tonto. La verdad es que han establecido un cerco de acero frente a las costas haitianas para evitar que nadie salga de allí.
Y por si de casualidad algún desvensijado botecito cargado de haitianos lograra cruzar desapercibido entre el portaviones, los barcos, y no fuera visto por los aviones o los helicópteros, los soldados han distribuido entre las victimas un amable comunicado del Departamento de Estado: “El Gobierno de Estados Unidos tiene la mayor de las intenciones de aplicar una política de línea dura, sin excepciones, de no admitir a ningún ciudadano haitiano que intente llegar a las costas de Estados Unidos ilegalmente”. Quien sea capturado en alta mar irá a dar con sus huesos, directamente y sin escalas, a Guantánamo, la base naval que Estados Unidos mantiene ilegalmente en territorio cubano.
Curiosamente, ya hace un año que, el 22 de enero de 2009, Barack Obama dio de plazo un año y ni un día más a su gobierno para clausurar Guantánamo. Ahora, como se ve, no solo ha olvidado su promesa, sino que hasta encuentra una nueva utilidad a su campo de concentración y torturas.

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas