16 de marzo de 2010

"La prostitución reporta a las mafias más beneficios que la droga porque la mujer puede ser vendida una y otra vez"



LORENA PAJARES PORTAVOZ DE LA PLATAFORMA POR LA ABOLICIÓN DE LA PROSTITUCIÓN Y COORDINADORA GENERAL DE AFESIP ESPAÑA






Lorena Pajares, que visitó Navarra de la mano de la Asociación Cultural Miguel Hernández, cuestiona que la prostitución sea una actividad voluntaria "cuando el 90% de las mujeres que la ejercen son extranjeras y pobres", además, defiende que se penalice a los 'clientes' y critica el aumento de burdeles en el Estado

Es difícil obtener datos económicos concretos pues varían dependiendo de si tienes en cuenta, más allá de la explotación directa de las mujeres, otros beneficios como los de los medios de comunicación al publicitarla o los de otros negocios paralelos como la pornografía, el turismo sexual, etc. Según un informe de Naciones Unidas de 2000, los beneficios de la industria del sexo a nivel mundial ascendían a siete billones de dólares anuales, cantidad que probablemente haya aumentado en la última década. Lo que está claro es que en los últimos años ha pasado de ser el tercer negocio más lucrativo del mundo, tras el tráfico de armas y de drogas, a ser el segundo, ya que los traficantes se están dando cuenta de que además de afrontar menos trabas legales en muchos países, también es más rentable por el hecho de que la droga les reporta beneficios sólo una vez en el momento de la venta, mientras que las mujeres pueden ser vendidas una y otra vez...

¿Cuáles son la raíces de la prostitución?

La causa primera es la cultura patriarcal que en todos los lugares del mundo concibe a las mujeres como objeto de consumo, después en cada país las causas pueden cambiar en algunos rasgos, por ejemplo, las mujeres españolas en situación de prostitución presentan altos porcentajes de drogodependencias, mientras que en otros países la causa principal suele ser la pobreza. En cualquier caso hablamos de situaciones de necesidad o de vulnerabilidad, pero bajo todas estas subyace el origen primero sin el cual no existiría la prostitución en ningún país y que, sin embargo, parece el más difícil de visibilizar: la demanda.

¿Cuál es perfil de la mujer en prostitución en España?

Entre el 85 y el 90% son extranjeras y de países empobrecidos. Este primer dato ya debe hacer reflexionar, a quienes piensan que es una actividad voluntaria, sobre la libertad de elección cuando ésta se ejerce exclusivamente por mujeres, y además por mujeres pobres. ¿Son más libres las pobres, o simplemente están en una terrible situación de necesidad? Luego, dentro de ese perfil el origen es diverso, hay muchas de Latinoamérica: Colombia, Brasil... y cada vez más provenientes de países del Este: Rumania, Bulgaria, Ucrania, Rusia... También del África subsahariana, a las que además las tienen atrapadas bajo amenazas de vudú, entre otros mecanismos...

¿Hay que ilegalizar la prostitución?

Desde las posturas abolicionistas no defendemos la prohibición, ya que ésta implicaría persecución y penas para las mujeres en situación de prostitución, medidas que rechazamos por profundamente injustas e insolidarias con las víctimas y que, además, evitan el cuestionamiento de las causas y la existencia misma del problema. Por ello defendemos en primer lugar medidas de solidaridad y apoyo a las mujeres, implementación de estrategias de salida y medidas legales, sociales y económicas que les faciliten la salida de la situación de explotación, y en segundo lugar medidas de desincentivación y penalización de la demanda, es decir, de los llamados clientes, sin los cuales no existiría la prostitución ni les sería rentable a los traficantes trasladar mujeres para su venta en ningún lugar.

¿Y la prostitución masculina?

Aunque exista un pequeño porcentaje de prostitución masculina (entre el 2 y el 5%) la práctica totalidad de los clientes son hombres. Estamos hablando pues de un privilegio masculino para tener permanentemente cuerpos a su disposición sexual.

¿Qué modelo resulta más eficaz: el holandés, legalización, o el sueco, persecución al cliente?

Ya hay informes sobre las consecuencias de la legalización en Holanda que demuestran que no sólo no ha supuesto una mejora para las mujeres ni ha terminado con la explotación y la trata, sino que han aumentado otros delitos paralelos además del de la trata, como son el de la prostitución infantil, el tráfico de drogas, el blanqueo de dinero y otros delitos comunes. Por esas razones, el alcalde de Amsterdam viene, desde el 2008, cerrando partes de Barrio Rojo, reconociendo así el fracaso de las medidas reglamentaristas, que desde el año 2000 no han conseguido más que el 4% de mujeres dadas de alta en la actividad, mientras que las redes de traficantes se frotaban las manos y consideraban el país como destino fácil de operaciones. Por el contrario, en Suecia, donde la legislación implementada parte de la consideración de la prostitución como una forma de violencia, si bien no se acabado aún con el fenómeno, sí han disminuido los delitos de trata, hay menos mujeres en prostitución, prácticamente se ha detenido la captación de nuevas mujeres y también hay menos hombres comprando servicios sexuales; pero sobre todo la ley ha servido como medida de sensibilización: en la actualidad más del 80% de la población respalda la legislación abolicionista.

Uno de los argumentos más utilizados para defender la legalización es que cada persona puede hacer con su cuerpo lo que quiere...

Evidentemente, pero el debate de la prostitución no es un debate sobre la voluntariedad, sino un debate social y político sobre la existencia misma del problema. No estamos hablando de libertad cuando las condiciones en las que se da son de desigualdad, vulnerabilidad o pobreza. Los argumentos sobre la voluntad individual son discursos que obvian el contexto estructural del fenómeno e impiden analizarlo a la luz de la situación de necesidad y explotación de las mujeres. ¿O acaso queremos dar cabida legal a la libertad de decidir la propia explotación?

Otro: puesto que existe y no se puede evitar, mejoremos las condiciones de las prostitutas...

Éste es uno de los mitos que hay que deconstruir, igual que ocurrió con los mitos que han perpetuado siempre la violencia machista. El mito de que la prostitución ha existido siempre y siempre existirá es un intento de naturalizar el problema y extraerlo por tanto del debate político y social, invisibilizando sus causas. Estas supuestas mejoras responden en realidad a la voluntad asistencialista y acrítica de, primero, que no estén en mi puerta y no lo vean mis niños, y segundo, que estén fácilmente accesibles y sanas para los clientes, asistiendo así al imaginario patriarcal más que a ningún fin de derechos humanos de las mujeres. Las verdaderas mejoras en las condiciones de vida de las mujeres pasan por no ser consideradas objetos de consumo, no por regular cómo pueden ser consumidas mejor.

Si no hay prostitutas, ¿qué harán los hombres que no tienen acceso al sexo?

Otro de los mitos patriarcales, el de las necesidades sexuales de los hombres, como si las mujeres no tuvieran. Lo que se necesita es una educación sexual sana, basada en la igualdad, la libertad y el deseo mutuo, pero es que en la prostitución no hay ninguna de estas cosas, la prostitución no tiene nada que ver con la sexualidad, sino con las relaciones de poder, y por supuesto con los privilegios. Como dice Charo Carracedo, portavoz de la Plataforma por la Abolición de la Prostitución, estamos hablando del privilegio masculino de acceso por precio al cuerpo de las mujeres.

¿Es una ingenuidad creer que las mafias van a cumplir la legalidad si la prostitución se legaliza cuando ni las empresas normales lo hacen?

No sólo eso, es que los proxenetas son los primeros que se frotan las manos con la reglamentación, ya que no supone sino facilidades para su negocio. No en vano los principales promotores de la reglamentación son los autodenominados empresarios del sexo, algo que al resto de la ciudadanía nos debería hacer como mínimo sospechar acerca de los intereses y las consecuencias últimas de la reglamentación. Al legalizar la prostitución no hacemos sino legitimar la cultura de la prostitución, una cultura profundamente violenta y patriarcal que a quien más beneficios reporta es a las redes que negocian con los cuerpos de las mujeres.

¿Qué lugar ocupa España como emisor de turistas sexuales? ¿Se ha convertido España en destino de turismo sexual? ¿Por qué?

España es tanto país de destino como emisor de turistas sexuales. Según un informe de Save the Children, el 30% de los turistas españoles reconocieron hacer turismo sexual. Esto además se fomenta con prácticas como la "bonificación" de ciertas empresas a sus directivos y trabajadores con viajes de turismo sexual o las celebraciones de acuerdos o negocios en centros de prostitución, etc. Por otro lado, que en los últimos años haya crecido exponencialmente el número de burdeles en todo el territorio del Estado a lo largo y ancho de sus carreteras, lamentablemente hace de España un destino fácil de turismo sexual para el resto de ciudadanos europeos o de otros países, especialmente en zonas costeras como la comunidad valenciana.

¿Es verdad que hay prostitutas que mantienen relaciones sin protección con el fin de quedarse embarazadas para poder nacionalizarse?

No sólo para quedarse embarazadas, también simplemente por necesidad económica y por cinco euros más. La precariedad y vulnerabilidad de las mujeres es terrible. Siete de cada diez mujeres en prostitución tienen hijos. Muchas veces es porque les dicen que así podrán quedarse en España, pero otras es fruto de la ausencia absoluta de medidas de protección, no porque no puedan acceder a un preservativo, sino porque no pueden imponer su utilización.
Diario de Noticias