2 de abril de 2010

Rumores de Intifada







Una nueva ola de protestas ha estallado en Cisjordania en las últimas semanas. En ciudades como Ramallah, Hebron y Nablus se han dado fuertes enfrentamientos entre palestinos y soldados israelíes. Algunos hablan incluso de ‘Tercera Intifada’, aunque no está claro que ésta ocurra de momento.

El detonante de las protestas ha sido el intento del gobierno israelí de reabrir una sinagoga al lado de la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén Este. A ello se suma el anuncio del gobierno israelí de su intención de anexionarse la mezquita de Ibrahim en Hebron y la mezquita Bilal en Belén como “patrimonio de Israel”.

Todo esto forma parte de la estrategia del Estado de Israel de asfixiar los derechos de los palestinos, al mismo tiempo que expande sus asentamientos en Cisjordania. Este territorio está más fragmentado y asediado por Israel que nunca. El gobierno de Netanyahu planea la construcción de 1.600 nuevas viviendas en el territorio ocupado de Jerusalén Este.

La esperanza de que con Obama llegaría el cambio en Oriente Próximo se está viendo refutada. En septiembre del año pasado, Obama pidió al gobierno de Israel detener todos los proyectos de construcción en Cisjordania, pero Netanyahu se negó. Por limitados que sean, los roces actuales entre los socios demuestran que, bajo la presión de sus problemas en Irak y Afganistán, sus propios intereses llevan a EEUU a presionar a Netanyahu de una forma inédita. Esto desmiente el mito de un “lobby judío” que domina Washington.



El Tribunal Russell sobre Palestina, cuya primera sesión se celebró en Barcelona, reclama que la UE suspenda sus acuerdos con el Estado de Israel y le imponga sanciones económicas y diplomáticas para acabar con su impunidad. Pero las decisiones del Tribunal sólo tendrán impacto en la medida en que se conviertan en movilizaciones.

Además de exigir el fin de los tratados de comercio entre la UE e Israel, debemos condenar el comercio de armas entre el Estado español y el Estado de Israel, tal y como exige la campaña actual de la Red estatal por Palestina (www.nodo50.org/causapalestina). También hay que exigir procesos penales contra los criminales de guerra de Israel y la puesta en práctica de las recomendaciones del informe Goldstone. Y, sobre todo, tenemos que apoyar a las organizaciones y activistas antisionistas de la sociedad civil en Israel y sobre todo Palestina, especialmente a la resistencia contra la construcción del muro y las colonias en los territorios ocupados.

Habrá más protestas en las próximas semanas y meses. Lo que puede marcar la diferencia es la solidaridad internacional con los palestinos, sobre todo por parte de la clase trabajadora en Egipto, Jordania, Líbano y el resto del mundo árabe.

En casa, la concentración antiguerra en Barcelona del próximo 10 de abril puede ser una buena ocasión para denunciar la situación en Palestina, pero también en Afganistán, Irak, etc. También será interesante inspirarse en acciones directas como la que un grupo de activistas llevaron a cabo en una tienda de H&M en París contra la complicidad de esta empresa con los crímenes del Estado de Israel
http://www.enlucha.org/?q=node/2057

ERC ve “vergonzosa” la forma en que la Fiscalía cierra el caso de Companys




“Sólo el Tribunal Supremo y la justicia ordinaria pueden decidir una cosa así”, ha apuntado Ridao

Según indica Ridao en un comunicado, “si la Fiscalía no insta a la revisión del caso”, únicamente queda abierta “la vía para que lo haga la familia, con el impulso y colaboración de la Generalitat”.

En opinión del secretario general de ERC, el hecho de que la Fiscalía no pida la revisión del sumario de Lluís Companys, tal y como había reclamado la Generalitat y la nieta del ex presidente, “es decepcionante” y, en este sentido, ha acusado a este organismo judicial de “cerrar la carpeta Companys de la forma más vergonzosa posible”.

“Sólo el Tribunal Supremo y la justicia ordinaria pueden decidir una cosa así”, ha apuntado Ridao.

Que la Fiscalía no inste a la revisión de la sentencia demuestra, según este dirigente republicano, “las insuficiencias de la Ley de la Memoria Histórica”, en el trámite de la cual ERC quiso incorporar el proceso de nulidad y no simplemente la declaración administrativa de ilegitimidad”.

“Esto -ha lamentado- ha llevado a interpretar un complejo recurso de revisión (previsto legalmente, para el caso de que se aprecien nuevas pruebas), y a que la misma Fiscalía haya actuado con restricciones mentales, al desistir de interponer el recurso y al hacer una interpretación de la ley que no le corresponde”.

Después de asegurar que ERC “no se resignará” a que el caso no sea revisado judicialmente, Ridao ha considerado la decisión de la Fiscalía como “un intento de abortar la maniobra por la puerta de atrás, haciendo una interpretación imposible de la Ley de la Memoria Histórica, que no prevé el supuesto de anulación”.

“No se puede interpretar la ley de forma retorcida y hacer ver que la causa de Companys está anulada según la ley de memoria histórica -ha advertido Ridao- y, todavía menos, hacer un juicio preventivo sobre las pocas posibilidades de prosperar del recurso de revisión” para “hacer pasar gato por liebre”.
EFE

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas