16 de mayo de 2010

La Cumbre de los Pueblos celebra su segunda jornada de rechazo al neoliberalismo



La Cumbre de los Pueblos, que se lleva a cabo en Madrid, celebró su segundo día de sesiones con la presencia de más de 1400 organizaciones políticas y sociales de Latinoamérica y Europa, y con el objetivo de rechazar y juzgar las políticas neoliberales varios países en el mundo.

El encuentro, que se realiza en paralelo a la VI Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea-América Latina y el Caribe (UE-ALC) que se realizará a partir de este lunes, continúa sus actividades junto al Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) que sentará en el banquillo a los representantes de más de 30 compañías europeas que son denunciadas por violar los derechos humanos.

De acuerdo con Alirio Uribe, jurado del TPP, "el día de ayer y el de hoy hemos escuchado a peritos, testigos, a comunidades campesinas que han presentado los hechos que representan violación de derechos humanos por parte de empresas europeas".

El objetivo es determinar la ’’responsabilidad de las políticas de la Unión Europea que favorecen a las empresas denunciadas", dijo Uribe a teleSUR.

Para los asistentes las instituciones, las políticas y los actores de la UE, son considerados cómplices de incrementar el poder y la impunidad de esos consorcios.

En el TPP estarán rindiendo declaraciones directivos de empresas como Repsol-YPF, Unión Fenosa, el Banco Bilbao Vizcaya, Pfizer y Telefónica.

El jurado en Madrid está conformado, entre otros, por Judith Chomsky, abogada estadounidense especialista en delitos de las transnacionales, y Carlos Taibo, escritor y profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Madrid.

Lo integran, además, Blanca Chancoso, defensora de los derechos humanos indígenas de Ecuador, y Nora Cortiñas, de la Asociación Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora de Argentina.

Entre tanto, el foro, denominado Enlazando Alternativas IV, arrancó este viernes en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid con un rotundo rechazo de sus asistentes al capitalismo que Europa persiste en exportar al Tercer Mundo.

La también conocida como contracumbre hará especial hincapié en la situación de Haití, asolado en enero pasado por un terremoto, en la de Honduras, tras el golpe de Estado de junio de 2009, y condenará la feroz campaña mediática desatada contra Cuba.

Los promotores alertaron que su celebración se produce bajo los efectos de una grave crisis financiera, económica, climática, energética, alimentaria y social a nivel planetario.

A esta cumbre han confirmado su presencia, el presidente boliviano Evo Morales y altos representantes de las delegaciones de Cuba y de Venezuela , encabezadas por el Canciller cubano Bruno Rodríguez y el vicecanciller venezolano Francisco Árias Cárdenas.