8 de junio de 2010

Las exportaciones españolas de armas aumentaron un 44% en 2009



Industria asegura que el valor de lo exportado ascendió a 1.346,5 millones de euros. Los principales clientes fueron los países europeos y los miembros de la OTAN


La secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo, presentó hoy un informe que refleja el notable incremento y cifra en 1.346,5 millones de euros el valor de las armas vendidas a países extranjeros, principalmente europeos y miembros de la OTAN.

Según informó el Ministerio de Industria Turismo y Comercio, los principales mercados de exportación son Alemania, Reino Unido, Portugal e Italia. Entre las ventas, destacan los buques de guerra y las aeronaves. Por lo que respecta a las operaciones realizadas de material policial y de seguridad, lo exportado ascendió a 6,3 millones de euros, teniendo como primeros compradores a Angola , Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Perú. En lo relativo a las operaciones de armas de caza y deportivas (escopetas de caza, cartuchos y recambios), las exportaciones realizadas ascendieron a 39,9 millones de euros, siendo Estados Unidos el principal destino, el cual representa el 24,8% del total de las ventas de este sector.
Irán hizo compras por 38,9 millones de euros

En cuanto a las exportaciones de productos y tecnologías de doble uso, el primer comprador fue Irán con 38,9 millones de euros y un 39,3% del total. Los envíos consistieron, entre otros, en tubos de acero para la fabricación de calderas de vapor y aires acondicionados; válvulas para las industrias del automóvil, petrolífera, petroquímica y del gas.
Las ventas a Irán fueron analizadas caso por caso

Según Industria, puede "llamar la atención" las exportaciones españolas a este destino, por estar Irán sometido a embargos y restricciones de Naciones Unidas y la Unión Europea, aunque se especificó que las exportaciones a Irán han sido analizadas "caso por caso".

Libia fue el segundo destino de las exportaciones españolas de doble uso con 12,7 millones de euros y un 12,8%, porque "ya no está sometido a embargos" y debido a que el Gobierno de Libia, según el Ministerio de Industria Turismo y Comercio, "ha declarado su renuncia y desmantelamiento de los programas de armas de destrucción masiva".

La guerra, un negocio en auge

La crisis económica no ha hecho mella en el negocio de la guerra. El año pasado descendieron en España las ventas de coches, la promoción inmobiliaria se quedó prácticamente paralizada y bajó el consumo a pie de calle. La venta de armas pesadas, entre las que se incluyen aeronaves, vehículos blindados, embarcaciones militares o material de artillería, se incrementó, informa Iñigo Aduriz.

Según datos del Stockholm International Peace Research Institute (Sipri), organización que contabiliza las exportaciones e importaciones de armamento pesado en el mundo, el negocio de la guerra movió más de 964 millones de euros, una cifra que se queda corta respecto a los datos de Industria. Noruega, según las estimaciones de Sipri, habría efectuado compras el pasado año por valor de unos 335 millones de euros. Sería, con la adquisición de cinco fragatas militares, el país que más ingresos proporcionó.

Argentina, Brasil, Colombia o Venezuela también compraron armamento. El más llamativo fue el caso de Malasia, que adquirió un submarino de la marca Scorpene, aunque no dejaron de ser curiosas las adquisiciones de EEUU, primer país del mundo en exportación de armamento.
http://www.publico.es/dinero/318761/exportaciones/espanolas/armamento/aumentaron/armas/exportaciones/negocio/guerra