16 de junio de 2010

Homenaje a l@s esclav@s del franquismo







El próximo sábado, día 19 de junio, se celebrará en el Alto de Igal-Vidángoz el homenaje anual a los esclavos del franquismo, organizado por la Asociación Memoriaren Bideak, con la colaboración del Instituto Gerónimo de Uztariz y del Ayuntamiento de Vidángoz. Este años se cumplen 71 años desde que llegaron los primeros prisioneros que empezaron a construir la carretera. Concretamente, fue el 25 de julio de 1939 cuando llegaron los primeros prisioneros, integrados en el Batallón de Trabajadores nº 127 a la villa de Roncal. Posteriormente fueron también destinados parte de ellos a Vidángoz e Igal, al tiempo que iban llegando nuevos batallones. Entre julio de 1939 y el verano de 1941 más de 2.300 prisioneros trabajaron abriendo la caja de la carretera.

El acto empezará a las 12:30 en el alto de Igal – Vidángoz, presentado por Juan Kruz Lakasta, y en él participarán:

Prisioneros que trabajaron en esta carretera. Este año estarán con nosotros:
Félix Padín, veterano militante anarcosindicalista que este año, además, ha participado en varios actos en conmemoración del centenario de la CNT.
Luis Ortiz Alfau, también luchador y prisionero republicano, que prosigue en el trabajo social a través de su participación en el Banco de Alimentos de Bizkaia.
Juanito Arantzamendi, otro veterano antifascista, natural de Ondarroa, donde sigue participando en movilizaciones sociales.
Familiares, entre ellos estarán:
Marce Melgar, viuda de José María Múgica. Marce hizo varios viajes a lugares de trabajos forzados y campos de concentración, acompañada de su cámara de fotos. Sus fotografías forman parte de la exposición Esclavitud bajo el franquismo.
Hijos, hijas y otros familiares de varios prisioneros que construyeron esta carretera
Miembros de varias asociaciones de memoria histórica:
Asociación Memoria y Exilio, (Saint Gaudens, Haute-Garonne, Francia), que promueve la memoria de los exiliados y exiliadas de la guerra civil. En ella también participan descendientes de exiliados del Valle de Roncal.
Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura, que enviará un texto, con una mención especial a la exhumación del prisionero extremeño Cecilio García, asesinado en Roncal cuando intentaba escapar.
Col·lectiu Republicà del Baix Llobregat, colectivo que lleva varios años participando en el homenaje
Coordinadora Lau Haizetara Gogoan, donde se coordinan gran parte de las asociaciones de memoria histórica de Euskal Herria.
Actuaciones musicales:
Naspetxak Zanpantzar Taldea, de Atarrabia – Villaba.
Dantzari / Txistulari: Gorka Mediavilla y Xanti Begiristain
Gorka Zabalza Estabolite: Acordeonista que interpretará un tango que los prisioneros en Roncal adaptaron a su propia experiencia. Será acompañado por las hijas de Txomin Uriarte, prisionero que ha recordado y cantado esta canción durante toda su vida.

Posteriormente se hará una comida popular en el Frontón de Vidángoz, comida autogestionada en la que la organización repartirá vino, queso roncalés y txurrasko a la plancha.

La sonrisa de Barack Obama es más agradable que la de George W. Bush, pero su belicismo es todavía más agresivo.




por Manlio Dinucci*

En la era de las restricciones presupuestarias y de las relaciones públicas, la Casa Blanca ha renunciado a los bombardeos transmitidos por televisión en vivo y en directo y prefiere las intervenciones secretas en los cuatro puntos cardinales. A través de las operaciones encubiertas de sus fuerzas especiales, Estados Unidos está hoy en guerra en 75 países diferentes.




La guerra es más de lo que nosotros podemos ver a diario. Además de las operaciones militares que se están desarrollando en Irak y Afganistán, el Pentágono está librando una guerra secreta en la que Irán es uno de los principales blancos. Esa guerra se está librando bajo la coordinación del Comando de Operaciones Especiales (UsSoCom), que dispone de unos 57 000 especialistas de las cuatro ramas de las fuerzas armadas estadounidenses (Tierra, Mar, Aire y Marines).

Sus misiones son, oficialmente, obtención de información sobre el enemigo; realización de acciones directas de destrucción de objetivos; eliminación y captura de enemigos; guerra convencional realizada por fuerzas externas entrenadas y organizadas por el UsSoCom; contrainsurgencia tendiente a ayudar a los gobiernos aliados a reprimir toda rebelión; operaciones de guerra sicológicas tendientes a influenciar a la opinión pública extranjera para que apoye las acciones militares estadounidenses.

Un trabajo investigativo del Washington Post señala que actualmente las fuerzas estadounidenses encargadas de las operaciones especiales ya no están desplegadas en 60 países, como el año pasado, sino en 75 [1]. La creciente importancia de dichas fuerzas queda demostrada además por el hecho que «los comandantes de las fuerzas especiales están hoy más presentes en la Casa Blanca que en la época de Bush».

El área donde se concentran esas operaciones, cuyo financiamiento se eleva oficialmente a 10 000 millones de dólares, abarca el Medio Oriente, Asia Central y África oriental. Pero también existen «planes de ataques preventivos o de represalias en numerosos lugares del mundo, para su aplicación cuando se descubre un complot o después de un ataque».

La utilización de las fuerzas encargadas de las operaciones especiales ofrece la «ventaja» de que no se necesita la aprobación del Congreso y se mantiene en secreto. Dichas operaciones, según funcionarios de la administración [Obama] citados por la agencia UPI, «pudieran abrir el camino a ataques militares contra Irán si se agudiza el enfrentamiento sobre el programa nuclear de Teherán».

En el marco de la «guerra no convencional», el UsSoCom recurre a empresas militares privadas, como Xe Services (la antes llamada Blackwater, ya conocida por sus acciones en Irak), que está siendo utilizada en diversas operaciones especiales, incluyendo la búsqueda de información de inteligencia en Irán. En ese caso, el UsSoCom apoya directa o indirectamente a los grupos rebeldes, particularmente a los del sudeste del país, mayoritariamente sunnitas.

Y lo hace sin andarse con muchos remilgos dado que uno de esos grupos, los llamados «Guerreros Sagrados del Pueblo», aparece en la lista de organizaciones terroristas, redactada precisamente por Washington. Estados Unidos está aplicando esa misma política en Afganistán, donde las fuerzas encargadas de la realización de las operaciones especiales utilizan a los señores de la guerra locales.

Entre estos se encuentra Matiullah Khan quien, según reporta el New York Times [2], combate a los insurgentes con su ejército privado, junto a las fuerzas especiales estadounidenses. Estas últimas tienen su cuartel general a un centenar de metros del de Matiullah Khan.

Este garantiza el paso de los convoyes de la OTAN, que a su vez le paga 1 200 dólares por camión. Matiullah Khan se ha convertido así en el más rico y poderoso señor de la guerra de su provincia. Todo gracias a lo que el Pentágono llama una «guerra no convencional».
Voltaire.org

Nuevo monumento fascista en Álora (Málaga)




Queremos hacer un llamamiento a la izquierda, teniendo en cuenta que organizaciones ultraderechistas como Falange, manos limpias, etc., que deberían estar ilegalizadas por su ideología fascista y en el caso de falange ser cómplice y mano ejecutora de los crímenes lesa humanidad cometidos por el fascismo español, que están siendo apoyadas por los jueces herederos del franquismo los cuales juraron lealtad al régimen fascista del Dictador, recrecidas por la impunidad del franquismo, apoyadas por la ley de amnistía del 1977, la cual ha sido calificada por la O.N.U y varias organizaciones internacionales de derechos humanos, como ley de punto final y por tanto ley que nació nula de pleno derecho, siguen campando a sus anchas y organizando actos legales en los cuales se sigue haciendo apología fascista con total impunidad.

Hace pocos días en el periódico local de ÁLORA (Málaga) aparece un artículo suscrito por Antonio Garcia Diaz, en el que se anuncia que se va a hacer un monumento al Beato Juan Duarte, monumento que se construye en el lugar donde fue asesinado, terreno dado por el dueño del “Restaurante los Caballos” y que cuenta con la aprobación de la Agencia Andaluza del agua (Junta de Andalucía). El monumento consiste en un arco de 4,30 m. de altura y una gran cruz de hierro dentro del mismo.

Este monumento pretende hacerse con dinero de la “divina providencia”,(43.170 euros) pidiendo la colaboración ciudadana, ya que todo aquel que lo desee puede ingresar su donativo en un número de cuenta de Caja Sur.(caja intervenida por el banco de España, que pertenece a la iglesia en su mayoría).

Lo primero que queremos recordar a los ciudadanos del pueblo, es que en las fosas comunes que hay en el antiguo cementerio (castillo de Álora) descansan y no en paz aproximadamente 200 compañeros republicanos, que fueron asesinados por los fascistas de una manera cruel y cobarde. Queremos recordar que dichos compañeros fueron asesinados por defender la legalidad constitucional, defender la republica que fue legalmente constituida tras la huida del Borbón, defender los valores de libertad, igualdad y fraternidad, defender los derechos de hombres y mujeres, que por primera vez habían sido reconocidos en una constitución republicana.

Repudiamos los asesinatos cometidos por personajes incontrolados que después del golpe militar del 18 de Julio del 36, crímenes que nunca fueron organizados ni apoyados por el gobierno republicano, sino que éste los enjuició y condenó, llegando a ejecutar a los responsables, como paso con los que fueron acusados del asesinato del beato Juan Duarte.

No podemos admitir que se les siga dando validez a las fábulas creadas por la iglesia para justificar sus actos de barbarie cometidos en todo el territorio nacional, recordemos que la iglesia fue cómplice del franquismo y tenemos constancia de que en algunos casos mano ejecutora.

En unos momentos tan fundamental para la historia de España, en los cual las asociaciones memorialistas están haciendo un importante trabajo de recuperar la memoria, con el fin de desenterrar las ideologías de izquierda que defendieron hasta la muerte mas de un millón de personas en este país y que llevaron a las cárceles y a los campos de trabajo a la mitad de la población española, que condujo al exilio a más de medio millón de personas, los cuales se tuvieron que enfrentar al fascismo internacional en la segunda guerra mundial, o a la dictaduras latinoamericanas como la de Pinochet.

La ultraderecha fascista de nuestro país sigue esgrimiendo su poder contra la izquierda, volviendo a hacer homenajes como el que le dedicaron en Málaga a Utrera Molina, suegro del actual Alcalde de Madrid, ciudad en la que se le cambia el nombre al parque Aluche para nombrarlo como “Parque Arias Navarro.

La iglesia hace un año aproximadamente beatifica a más mártires asesinados por las hordas marxistas, en la cual uno de los beatificados fue el Beato que nos ocupa Juan Duarte, como colofón de barbaridades la iglesia del pueblo de Álora pretende hacer otro monumento fascista en el pueblo con su gran cruz a los caídos por dios y por España, con el único fin de volver a recordar que ellos fueron los vencedores.En un país en el que con mucho trabajo y poco a poco se van eliminando símbolos fascistas apoyándonos en una ley pobre de memoria historica, en el pueblo de Álora se pretende levantar uno, ya que consideramos que esta cruz representa a el gran número de cruces que después de la guerra se construyeron en todo el país para recordar a los caídos por dios y por España. Cuya representación más grandiosa esta expuesta en el valle de los caídos.

Desde el Foro por la memoria de Málaga, queremos reivindicar el derecho de las victimas de verdad, justicia y reparación, como establece naciones unidas para las víctimas de crímenes de lesa humanidad, a la vez reivindicamos un trato digno a nuestros antepasados asesinados por el fascismo en el antiguo cementerio de Álora.

Queremos conocer de una vez sus nombres, sus historias, sus ideologías, exigimos que en dicho cementerio sean colocados los nombres, y con claridad se especifique que fueron víctimas del franquismo, no podemos tolerar que todo quede oculto en el olvido y la juventud no conozca su historia reciente, desde aquí gritamos con todas nuestras fuerzas no al fascismo.

A la vez queremos hacer constar nuestro mas enérgico rechazo a la construcción de monumentos que vuelvan a enaltecer al fascismo español, no podemos consentir que con la escusa de la iniciativa popular (práctica común para la construcción de monumentos fascistas en la dictadura), desde la derechona se quiera volver a recordar la victoria facciosa con cruces a los caídos por Dios y por España.

Nos preguntamos si estas iniciativas no abren heridas.

http://www.memoriahistoricamalaga.org