23 de junio de 2010

Regulación e islamofobia



Diálogo y educación frente a violencia legal

El simple hecho de restringir el debate político al burka sí o no denota islamofobia e imposición.
Estos días hemos podido observar como diferentes líderes políticos, operadores sociales y muchos ciudadanos se han manifestado a favor o en contra de prohibir el uso de vestimentas que supuestamente denigran y/o coartan la libertad de la mujer. De entre los argumentos esgrimidos se vienen introduciendo pocos elementos novedosos al debate intelectual suscitado en Bélgica o Francia. Cabe plantear dos aspectos objeto de análisis. El primero es de técnica legislativa general básica: las leyes, y en especial las de carácter sancionador o prohibitivas, han de tender a regular supuestos de hechos generales y no casuísticas A. ABAT i NINET, investigador del Centre de Recerca en Governança del Risc (UAB) y profesor de Derecho Constitucional y Teoría Legal en New York University particulares. Una normativa específica prohibiendo el uso de una prenda quebranta este principio general de garantía que ha de respetar el legislador. Sin mencionar que el derecho sancionador ha de ser siempre la última alternativa legislativa. ¿Por qué en lugar de prohibir no se premia a quien facilite la integración, siempre que esa integración no esconda asimilación cultural? El simple hecho de restringir el debate político al burka sí o no denota islamofobia e imposición. Si se quiere prohibir que una persona cubra su cara por seguridad, el tema se ha enfocado mal desde un principio yme temo que esta miopía la producen dioptrías electoralistas o de xenofobia desacomplejada.

El segundo elemento es el hecho de emplear el famoso y archiutilizado (Bush y Aznar) principio de precaución para solucionar “futuros problemas”. Algunos de nuestros políticos parece que no se han planteado que la prohibición normativa que defienden pueda convertirse en herida que luego será imposible cerrar. No hay posible vuelta atrás cuando se producen situaciones violentas como las que vuelven a azotar a la banlieue de París. Y entonces, cuando sólo queda aplicar medidas penales sancionadoras, es cuando la población masivamente vota a partidos neonazis o xenófobos como ha ocurrido en Holanda, antes en Francia y previsiblemente ocurrirá en Catalunya. El camino lo marca entre otros el premiado Príncipe de Asturias de las Letras, Amin Maalouf, que aboga por el conocimiento intercultural para evitar conflictos y no las regulaciones y sanciones ad hoc. Diálogo y educación frente a violencia legal.
http://www.webislam.com/?idt=16331