19 de septiembre de 2010

Homenaje a Labordeta


Miles de ciudadanos, entre otros la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, han despedido al cantautor, profesor y político José Antonio Labordeta, luchador infatigable por Aragón y la democracia, quien ha fallecido en Zaragoza.

La noticia se ha hecho pública a las 1.30 horas de este domingo mediante un mensaje telefónico SMS de Chunta Aragonesista (CHA), que manifestaba su "profunda tristeza" por el deceso de Labordeta, a quien atrapó un cáncer de próstata años atrás.

A las 10.00 horas, ha ofrecido una rueda de prensa la presidenta de Chunta Aragonesista (CHA), Nieves Ibeas, y el resto de la Ejecutiva de la formación en cuya representación el hoy finado ocupó sendos escaños en las Cortes de Aragón y el Congreso de los Diputados. Ibeas, emocionada, ha dicho que Labordeta fue el parlamentario "más eficaz" que nadie pudo soñar y ha destacado su humanidad.

Los comunicados y telegramas de condolencias se han ido sucediendo a lo largo del día, incluyendo un testimonio de Su Majestad el Rey, Juan Carlos I, quien se encontraba en la Ciudad del Motor de Alcañiz asistiendo al Gran Premio Aragón de MotoGP. También desde la capital bajoaragonés han expresado sus condolencias el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y el vicepresidente, José Ángel Biel.

Precisamente, Iglesias impondrá la medalla de Aragón a Labordeta este lunes a las 11.00 horas en la capilla ardiente, a título póstumo. Los cinco Grupos Parlamentarios de las Cortes de Aragón y diversas instituciones han hecho pública su tristeza por el denso.

A las 17.00 horas ha llegado la comitiva fúnebre al Palacio de La Aljafería, sede del Parlamento autónomo, donde el féretro ha sido recibido por Iglesias, el presidente del Parlamento regional, Francisco Pina, Nieves Ibeas, el portavoz de CHA, Chesús Bernal, y representantes de los cinco Grupos, así como del personal de la Casa.

Una hora después, a las 18.00 horas se ha abierto la capilla ardiente, donde Labordeta descansaba arropado por una bandera de Aragón, un enorme ramo de rosas rojas, su familia y numerosas autoridades. A lo largo de la tarde han llegado 22 coronas y ramos de personalidades como el cantautor madrileño Joaquín Sabina, ciudadanos anónimos y el Congreso de los Diputados o la Delegación del Gobierno en Aragón, entre otras instituciones.

Ante los medios de comunicación han desfilado numerosos políticos. Así, la ministra Ángeles González-Sinde ha mencionado la "energía cívica de izquierda" de Labordeta, que permanecerá entre nosotros, mientras que Marcelino Iglesias ha destacado que Labordeta fue "un punto de referencia" que es "imposible de olvidar". También se ha mostrado visiblemente emocionado el presidente de las Cortes, Francisco Pina, quien ha aludido al fugaz paso de Labordeta por las Cortes.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, que ha decretado tres días de luto oficial en la ciudad, desde este domingo hasta este martes, ha expresado esta tarde que "todos le queremos" y la candidata del PSOE a la Presidencia del Gobierno autónomo, Eva Almunia, ha indicado que el finado fue un gran "defensor" de Aragón y el portavoz parlamentario del PSOE, Jesús Miguel Franco, ha destacado "sus ganas de luchar por Aragón".

La presidenta del PP-Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha opinado que Labordeta "ha dejado huella" en la sociedad por sus obras artísticas y por su labor en defensa de la democracia y Aragón, mientras que el portavoz del PAR, Javier Allué, ha considerado que "todos hemos perdido algo" y el diputado de IU, Adolfo Barrena, ha recordado las innumerables luchas en común con Labordeta. La actividad parlamentaria oficial se ha suspendido para este lunes y martes.

A las 21.00 horas más de 13.000 ciudadanos había pasado por la capilla ardiente y mañana se reabrirá a las 9.00 horas. A las 20.30 horas de este domingo ha tenido lugar una cantada popular en la Plaza San Felipe de Zaragoza para recordar al genial cantautor.
Europa press

Companys, el honor de un president






No quiso que le vendaran los ojos. Y dicen que sus últimas palabras antes de ser fusilado fueron: “Per Catalunya!”. El 15 de octubre se cumplen 70 años de la muerte de Lluís Companys, president de la Generalitat de Catalunya desde 1934 y durante la Guerra Civil. Hoy, siete décadas después de su ejecución, el pueblo catalán mantiene muy viva en el recuerdo a la figura de este político y abogado independentista, líder de Esquerra Republicana de Cataluña. Y son muchos los sectores, sobre todo nacionalistas, que piden que se restablezca el honor del president Companys y que se anule el juicio que le condenó a muerte. Precisamente esta semana, el Congreso de los Diputados ha rechazado una moción de ERC que planteaba estas demandas. Y hoy mismo, el corazón de Madrid será escenario de un acto de reivindicación y homenaje a este político.

Hombre comprometido con su tierra y sus creencias, Companys tuvo que exiliarse a Francia tras la ocupación de Catalunya por las tropas franquistas en 1939. En la Bretaña francesa fue arrestado por la Gestapo, y extraditado a España donde fue juzgado en consejo de guerra por un tribunal militar sumarísimo sin garantías. Una fosa del castillo de Monjuit, en Barcelona, fue el frío escenario de su muerte.

homenaje La concentración que este mediodía se va a celebrar en Madrid tiene mucho que ver con los últimos días de Lluís Companys antes de morir. El acto está organizado por la Comissió de la Dignitat, una plataforma catalana que nació para reivindicar la devolución de los llamados papeles de Salamanca y que está implicada también con todo lo referente a la memoria histórica. Esta plataforma ha citado a los participantes en plena Puerta del Sol, ante el edificio de la antigua Dirección General de Seguridad en Madrid y actual sede de la Presidencia de la Comunidad. Pep Cruanyes, portavoz de la Comissió de la Dignitat, explica cómo Companys, tras ser entregado en Hendaia, fue llevado a este edificio en cuyos sótanos, concretamente en la celda número 11, fue sometido a torturas y vejaciones. “Y lo mismo pasó con otros miles de presos políticos”, añade Cruanyes, explicando que el homenaje de hoy se hace extensible a todos ellos.

A la cita, que contará con una ofrenda floral y con la lectura de un texto, acudirán entidades relacionadas con la memoria histórica procedentes de diversas partes del Estado, así como representantes de partidos políticos catalanes. Tal y como explica Cruanyes, han confirmado su asistencia ERC y CiU. “ICV no vendrá pero se ha adherido a la iniciativa”, añade.

Pep Cruanyes explica que la Comissió de la Dignitat se puso en contacto con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, con respecto este acto, y le solicitaron poder celebrarlo en el interior del edificio. No obtuvieron respuesta.

La cuestión es que hoy día la anulación del juicio que condenó a muerte a Companys sigue siendo un objetivo común de los partidos nacionalistas catalanes, aunque tienen una percepción diferente con respecto a los avances logrados hacia este fin.

Para CiU, según explica el diputado Jordi Xuclà, “el juicio ya está anulado”. Un decreto de la Sala de Fiscales del Tribunal Supremo y el Fiscal General del Estado establece que dicho juicio queda anulado atendiendo a la Ley de la Memoria Histórica, que declara la ilegitimidad de los tribunales del franquismo y expulsa del ordenamiento jurídico cualquier sentencia de éstos.

El contenido de este decreto, tal y como explica Xuclá, “va en la línea de una enmienda de CiU”. “Ahora la gran causa pendiente es la emisión por parte del poder judicial de un certificado de nulidad. Los familiares de las víctimas tienen derecho a un certificado que diga que su sentencia ha quedado anulada”, destaca el diputado de CiU.

Joan Tardá, desde ERC, apuesta por ir más allá y modificar la Ley de Memoria Histórica de modo que “se incorporaran en el artículo 3 unas palabras que dijeran que se entendían las sentencias anuladas de pleno derecho”, algo que ya ha rechazado el Congreso esta semana.

“Si conseguimos la anulación de la sentencia de Companys tendrán que anularse todas las sentencias de todos los ciudadanos de todas las naciones del Estado que fueron asesinados”, enfatiza Tardà. “Esto, evidentemente, el Gobierno no lo quiere hacer porque sabe que reconocer la anulación significa abrir la caja de Pandora de todas las reparaciones de carácter legal y económico”, añade.

Por último, Joan Herrera, diputado de ICV, aboga por que “se acumulen todas las causas y que el recurso de revisión permitiese la creación de una fiscalía especial que permitiera que todas las víctimas se acogiesen a ese recurso”.

http://www.deia.com/2010/09/18/politica/euskadi/companys-el-honor-de-un-president