13 de octubre de 2010

El PCE de Leganés estudia emprender acciones legales contra el portavoz del PP por sus declaraciones "cercanas al fascismo"

La agrupación del PCE de Leganés ha manifestado su más absoluto rechazo a las opiniones expresadas por el Sr. Gómez, presidente del PP de Leganés y candidato a Alcalde en la revista “La ilustración liberal”. En ellas el Sr. Gómez afirma que “habría que desposeer a los padres comunistas de la tutela de sus hijos, por pertenecer a la secta más criminal que la Historia jamás haya visto”. Nos gustaría recordarle al líder del PP que no es el primero en sugerir tan brillante y democrática idea. Durante la Alemania nazi miles de comunistas fueron enviados a “campos de reeducación”, que no eran otra cosa que campos de exterminio. También miles de comunistas en España sufrieron bajo el régimen fascista de Franco persecución, cárcel y muerte.

Para los comunistas de Leganés, el Sr. Gómez parece ignorar importantes episodios de nuestra Historia más reciente. No nos parece muy adecuado definir a los comunistas como “la secta más criminal de la Historia” cuando, si alguien luchó contra la dictadura fascista en este país, fue el Partido Comunista de España. Esto costó años de cárcel y condenas a muerte. Resulta difícil calificar como criminales a poetas como Miguel Hernández, un reconocido comunista, Saramago, Premio Nobel de Literatura, o Marcos Ana, que tras años de prisión y tortura en las cárceles franquista ha sido reconocido con varios premios internacionales por el fomento de la paz y la convivencia.

No está de más recordar - señala el PCE - que mientras estos “criminales” peleaban por las libertades y la Justicia en nuestro país, destacados miembros de su partido, el PP, firmaban sentencias de muerte contra comunistas y ordenaban actos de brutal represión contra pacíficas protestas antifranquistas. Todo esto nos hace sospechar que no somos nosotros precisamente los que merecemos el epíteto de criminales.

"Nos parece inadmisible que el Partido Popular, que se define como democrático, admita a sus dirigentes expresar públicamente tamañas barbaridades. Lejos de desautorizar estas declaraciones, el propio PP ha manifestado en un Pleno que suscribía el 99,9% de las manifestaciones de éste, lo cual lo convierte en cómplice activo del peligroso acercamiento al fascismo por parte de su militancia", señala el PCE de Leganés en un comunicado.

"Dado que el Sr. Gómez ya ha manifestado públicamente que no rectificará sus declaraciones y que se reafirma en ellas, desde la Agrupación del PCE de Leganés no descartamos tomar las medidas legales que consideremos oportunas para combatir estas difamaciones y seguir defendiendo, como hemos hecho hasta ahora, la libertad y la democracia plena".

La séptima Huelga General en Francia se convierte en la más multitudinaria contra el Gobierno


La huelga general contra la reforma de las pensiones en Francia ha sido la más dura del año. El Gobierno de Nicolás Sarkozy y los sindicatos coinciden en que se ha marcado un récord en los niveles de participación. El Ministerio del Interior habla de 1,23 millones de manifestantes y los sindicatos de 3,5 millones, un 20% más que en la última convocatoria.

Pese a las protestas, el primer ministro francés, François Fillón, ha insistido en que el Gobierno "está decidido a llevar esta reforma a su fin". En París, 330.000 personas se han echado a la calle, según las centrales sindicales y 89.000 según la Policía.

El nuevo sistema de pensiones se termina de tramitar esta semana en el Senado para elevar la edad de jubilación mínima de los 60 a los 62 años, y de los 65 a los 67 para tener derecho a cobrar una pensión completa.

Así, los sindicatos convocantes de la séptima jornada de huelga general en Francia, han avanzado ya que la de ayer fue la mayor movilización, con 244 manifestaciones, aunque no han adelantado si prolongarán el paro para los próximos días.

Entre los centenares de miles de manifestantes que han desfilado por las calles de Francia se contaba un número creciente de estudiantes deseosos de aportar su apoyo a los trabajadores.

"Nosotros somos los ciudadanos del mañana", asegura Romain, un joven que ha dejado sus clases en el instituto para, junto con un grupo de amigos, gritar contra el proyecto gubernamental en las calles de París.