21 de octubre de 2010

IU sobre la nueva Ley Electoral: "No es otra cosa que la pinza PSOE-PP para perpetuar un atraco electoral y el bipartidismo"


España | Gonzalo Sánchez - Tercera Información

El gubernamental Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha pactado una nueva Ley Electoral con la derecha parlamentaria representada en esta ocasión con el Partido Popular (PP), el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Convergència i Unió (CiU). Desde hace dos años, una subcomisión parlamentaria presidida por Alfonso Guerra ha estado elaborando un informe sobre la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) elaborada en 1985. Las conclusiones de este informe han servido de base al PSOE, PP, PNV y CiU para elaborar su propuesta de ley que ha sido presentada a principios de semana en el congreso.

Estos cuatro partidos políticos ya han adelantado que quieren tramitar esta propuesta de Ley Electoral con urgencia para poder aplicarla en las próximas elecciones municipales de 2011.

La nueva reglamentación establece que los españoles residentes en el extranjero no podrán votar en las elecciones locales, y para el resto de las elecciones podrán hacerlo en las embajadas y consulados que el país tiene por el mundo, la eliminación del papel que los tránsfugas jugaban en las mociones de censura municipales y la prohibición de hacer actos de inauguración en la campaña electoral entre otros.


Por su parte Izquierda Unida (IU) vetará la ley e intentará frenarla por todos los medios, incluida la vía judicial. Su diputado en las cortes, Gaspar Llamazares expresó que "Izquierda Unida votará en contra y la enmendaremos a la totalidad. Además, nos reservamos todo tipo de acciones para defender nuestros votos, incluyendo acciones judiciales y de movilización y presión social para que este atraco no salga adelante".

El diputado dijo sobre esta nueva ley que es "un maquillaje que busca legitimar el atraco electoral que se viene produciendo a las formaciones más pequeñas de ámbito estatal como IU. Estamos ante la pinza PSOE-PP para que nada cambie y no haya una Ley Electoral que garantice la proporcionalidad y la máxima de una persona un voto".

El representante de IU en la cámara baja también comentó que "por si fuera poco, a esta reforma le falta lo fundamental. No se acepta ninguna de nuestras propuestas en las que proponíamos los cambios necesarios del sistema de reparto de escaños para garantizar la pluralidad y la proporcionalidad en la representación. A PSOE y PP les ‘cuesta’ 60.000 votos lograr una escaño mientras IU necesita casi 10 veces más. Esto es un fraude a la democracia".

Las medidas de Izquierda Unida (IU) que conforman su propuesta para elaborar ley electoral, coinciden en un 90% con el informe que el Consejo de Estado elaboró a petición del gobierno sobre el sistema electoral español. El Consejo de Estado mostró su preocupación por la "falta de representatividad" y por la "vulneración del principio de vulnerabilidad", por lo que Llamazares dijo que "esta reforma supone una burla no sólo a los ciudadanos sino también al Consejo de Estado".

El funcionario público también contestó a las acusaciones lanzadas por los dirigentes José María Benegas (PSOE), José Bermúdez de Castro (PP) y Jordi Xuclá (CiU) en la rueda de prensa conjunta para presentar la nueva Ley Electoral, cuestionándose el motivo por el que IU está en contra de esta ley ya que hace 14 años la formación de izquierda obtuvo 21 diputados con este mismo sistema electoral. La respuesta de Llamazares fue que eso era “obviedad que oculta una mentira y es un argumento de mal pagador. Mientras Izquierda Unida no llegó a perder un 20 por ciento de votos en las últimas elecciones, sí perdió un 80 por ciento de escaños, un ejemplo de esa pinza del sistema electoral que afecta a las formaciones estatales pequeñas".

Otros partidos políticos como UPyD e ICV se han sumado a las críticas contra esta ley y han anunciado que no la apoyarán con su voto.

En los últimos días, una recogida de firmas en favor de una Ley Electoral más justa, se ha propagado por internet.


El FMI arrasa Europa: en Inglaterra eliminarán 490.000 empleos y el subsidio infantil

El ministro británico de Economía, George Osborne, presentó este miércoles el mayor programa de recortes presupuestarios del Reino Unido en décadas, destinado a "reducir el mayor déficit estructural de Europa, proteger a los más vulnerables y colocar la economía en el camino de la recuperación y la estabilidad".

"Hoy es el día en que el Reino Unido sale del abismo, cuando enfrentamos las cuentas de una década de deuda En una esperada declaración en la Cámara de los Comunes, dijo Osborne y agregó que confía en reducir la deuda del país hacia el año 2015 a fin de atajar el interés que se paga por ella, que estimó en 120 millones de libras (unos 136 millones de euros) diarios y 43.000 millones de libras (unos 49.000 millones de euros) al año. En cuanto a los empleos, Osborne confirmó que la llamada Oficina de Responsabilidad Presupuestaria ha estimado en 490.000 los puestos de trabajo que pueden eliminarse en los próximos cuatro años.


"Parte de esto -dijo- se alcanzará por cambios naturales, ya que habrá puestos que no serán sustituidos cuando quede una vacante". "Pero sí, habrá algunos despidos, eso es inevitable cuando el país se ha quedado sin dinero. Nos sentimos responsables de cada individuo que trabaja para el Gobierno, y siempre haremos todo lo que podamos para ayudarles a encontrar un trabajo alternativo", agregó.

El ministro aseguró que el Gobierno de coalición entre conservadores y liberaldemócratas ha conseguido desde mayo -cuando se celebraron las elecciones generales- sacar al país de la "zona de peligro" para situarlo en el camino de la "responsabilidad". "Hoy es el día en que el Reino Unido sale del abismo, cuando enfrentamos las cuentas de una década de deuda", dijo.

Al dar a conocer la Revisión Completa de los Gastos (CSR), como se le denomina al programa, el ministro dijo que éste está basado en tres principios: la reforma, la equidad y el crecimiento económico. Así, explicó que serán necesarias reformas en el sector público, mientras que la población con los mayores recursos tendrá que hacer frente a la mayor parte de la carga que supondrá la puesta en marcha de este programa de recortes y, tercero, se dará prioridad a la inversión a fin de asegurar el crecimiento económico.

Osborne dijo que habrá un control del gasto público de manera que su ascenso será moderado, por lo que prevé que en 2011 el gasto alcanzará 651.000 millones de libras (unos 742.000 millones de euros), 665.000 millones de libras (unos 758.000 millones de euros) en 2012, 679 mil millones de libras (unos 774 mil millones de euros) en 2013 antes de alcanzar 693.000 millones de libras (unos 790.000 millones de euros) en el periodo 2014-15.

El Gobierno británico dejará de pagar el subsidio infantil para los hogares con los mayores salarios "Afrontar este déficit presupuestario es inevitable", puntualizó el titular de Economía. "Echarse atrás ahora y abandonar nuestros planes sería el camino hacia la ruina económica. Nos aferraremos al objetivo. Vamos a asegurar la estabilidad de nuestro país. No vamos a llevar al Reino Unido al borde de la bancarrota", insistió.

Osborne ya había anticipado que el Gobierno dejará de pagar el subsidio infantil para los hogares con los mayores salarios, una medida que ha causado una gran controversia porque era un aporte universal que no distinguía el nivel de recursos de las familias. El Gobierno hace hincapié en que estas medidas de austeridad son "justas" y "progresivas", destinadas a proteger a los sectores con los menores recursos del país.

El programa, anticipado por el Gobierno británico nada más ganar las elecciones generales del pasado mayo, quedó finalizado el pasado fin de semana en una reunión que celebró el primer ministro británico, David Cameron, con Osborne; el viceprimer ministro, Nick Clegg, y el responsable del Tesoro, Danny Alexander. Esta reunión tuvo lugar en Chequers, residencia de fin de semana del primer ministro que está a las afueras de Londres.