25 de octubre de 2010

Los ecologistas califican a Rosa Aguilar como "una ex-Consejera contra el medio ambiente"


España | Gonzalo Sánchez - Tercera Información
Una de las mayores organizaciones de activistas ecologistas del país, Ecologistas en Acción, teme que "la presencia de Rosa Aguilar en Medio Ambiente no vaya a suponer ninguna mejora en la nefasta gestión desarrollada por Espinosa en ese Ministerio."

Rosa Aguilar, que antes de desempeñar el cargo en el Ministerio de Medio Ambiente era Consejera de Obras Públicas y Vivienda del gobierno autonómico andaluz dirigido por José Antonio Griñán (PSOE), "ha empeorado los problemas de ordenación del territorio y no ha hecho nada por la movilidad sostenible: No se ha invertido en transporte público en fomento de la bicicleta ni en ferrocarril convencional y de cercanías", según denuncian los ecologistas.


Ecologistas en Acción han hecho un balance de las políticas desarrolladas por Rosa Aguilar mientras desempeño el cargo de consejera. Ese balance expresa que Aguilar potenció "el sector de la construcción con megaproyectos que han ido colándose como "Areas de Oportunidad" en los llamados Planes de Ordenación del Territorio a nivel comarcal, que suponen una vulneración absoluta de las tímidas medidas que se habían tomado en normas como el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) en relación con los límites al crecimiento de los suelos urbanizables y de las viviendas en los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU) de cada municipio.

Así mismo, ha basado la política de inversiones -es la consejería más inversora-, en más y más infraestructuras para el uso del vehículo privado y del AVE, manteniendo los planes megalómanos de construcción de autopistas y vías de AVE, que sólo han sido frenados por la crisis, pero con la promesa de que cuando pasen los malos tiempos se volverá al mismo nivel inversor en infraestructuras".

Además Ecologistas en Acción ha expresado que "durante su gestión se ha intentado superar los peores años de la especulación urbanística con planes desmesurados de crecimientos de los suelos urbanizables y de las viviendas y hoteles en vez de replantearse otro modelo económico superando la dependencia del ladrillo, mostrándose poco dialogante y especialmente beligerante ante propuestas de cambio de trazado de tramos de AVE que conllevan impactos ambientales muy graves".

Los ecologistas también recordaron su gestión como alcaldesa de Córdoba, durante la cual obtuvo el premio Atila, por el cual la organización verde destaca a quienes han efectuado los peores ataques contra el medio ambiente. En el caso de Rosa Aguilar, la justificación del premio fue "por el fomento de un urbanismo expansivo y la falta de control de las urbanizaciones ilegales".

Para Luis González, Coordinador Estatal de Ecologistas en Acción, las medidas que debería tomar Rosa Aguilar para porteger el medio ambiente son:

"Asumir una reducción del 40% de las emisiones domesticas responsables del cambio climático para 2020, a través de medidas concretas.

Desarrollo de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad y muy especialmente la puesta en marcha del Plan Estratégico de Biodiversidad.

Bloquear la implantación de cultivos transgénicos en España, potenciando medidas que fortalezcan la soberanía alimentaria basada en el respeto ambiental.

Aprovechar la actual Reforma de la Política Común de Pesca para revertir la tendencia actual, apoyando y priorizando la flota artesanal sostenible."


Masiva asistencia en el acto de homenaje a los combatientes republicanos de la Batalla del Ebro

Agencias/La República

Unas 3.000 personas, entre ellas muchos familiares de fallecidos, han asistido este domingo en Gandesa y La Fatarella (Tarragona) a un acto de dignificación y homenaje a los soldados que murieron defendiendo la II República en la Batalla del Ebro, la más larga y la más cruenta de la Guerra Civil española, iniciada en 1936 tras el levantamiento fascista del general Franco.

Este acto forma parte de las jornadas "Días de guerra, diálogos de paz. Fosas comunes: Un pasado no olvidado", organizadas por el Consorcio Memorial de los Espacios de la Batalla del Ebro (COMEBE) y el Memorial Democrático, que se iniciaron el pasado viernes.


La presencia en el acto del gobierno catalán supone el primer acto institucional de homenaje a las víctimas de la Batalla del Ebro. Joan Saura (ICV-EUiA) ha considerado "que se trataba de un acto de justicia" que debía hacerse a los soldados fallecidos y a sus familiares y ha abogado por "blindarnos" de cara al futuro para que hechos similares no se vuelvan a repetir. Por su parte, Josep Huguet (ERC) ha lamentado que la Ley de Amnistía de octubre de 1977 que amnistió todos los actos de intencionalidad política de antes del 15 de diciembre de 1976, se convirtiera en "amnesia".

También han intervenido en el acto, en nombre de los familiares, Núria Gallach, sobrina de un desaparecido en el Ebro y vicepresidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Historica de Cataluña, y Joan Carles Vilalta, nieto de un desaparecido.

Gallach ha considerado que el acto de hoy demuestra que "tanto sufrimiento no ha sido en vano" y ha advertido que "nadie puede impedir ya a las familias el derecho a la justicia universal", mientras Vilalta se ha mostrado emocionado por haber podido leer, por primera vez, el nombre de su abuelo fallecido en una de las placas de homenaje, a la vez que ha pedido que "nadie vea ningún ánimo de venganza" en el homenaje.

Se calcula que en la Batalla del Ebro fallecieron más de 20.000 personas, mayoritariamente soldados de ambos bandos, y otras 60.000 resultaron heridas, durante los meses que duró el enfrentamiento, entre julio a noviembre de 1938.

Finalmente, un total de 29 placas con los nombres y apellidos de 1.145 soldados fallecidos, de los más de 20.000 que se calcula murieron en la Batalla del Ebro, han sido inauguradas en el remodelado Memorial de les Camposines, en el término de La Fatarella, que ha sido visitado por multitud de familiares.

El censo de personas desaparecidas de la Guerra Civil y el franquismo que elabora la Generalitat de Cataluña cuenta con una cifra total de 3.756 nombres inscritos, el 30 % (1.145) de las cuales son personas desaparecidas en el frente del Ebro, según datos del gobierno catalán.

Un 98% de estos casos corresponde a combatientes del Ejército de la República, entre los que se encuentran algunas decenas de brigadistas internacionales, mientras que sólo 23 son de soldados del Ejército franquista. La desproporción se explica por el hecho de que el Ejército de la República, en retirada, no pudo recoger a buena parte de los fallecidos.

Entre los 1.145 nombres que desde hoy se pueden leer en el Memorial de Les Camposines, un 60% son personas originarias de Cataluña y el 40% del resto de España. También se recuerdan a trece ciudadanos noruegos, tres italianos, dos británicos, un norteamericano y a un alemán.

El Frente de Izquierda crea fondos solidarios con los huelguistas

“Hay que ayudar a las familias en esta lucha dura y prolongada”, insiste Éric Corbeaux.

Durante todo el fin de semana en los espacios públicos (mercados, estaciones de metro, etc.) y el lunes a las puertas de las empresas, la dirección nacional del Frente de Izquierdas moviliza a sus militantes para organizar el apoyo económico a los trabajadores en huelga en defensa de las pensiones. La organización de los fondos solidarios con los trabajadores en lucha y sus familias es una tradición del movimiento obrero que mantiene plena vigencia en un conflicto duro como el que enfrenta al gobierno contra la mayoría de la población francesa, explica en síntesis Éric Corbeaux, responsable en las empresas y encargado de la campaña en defensa de las pensiones en el PCF. Así, se ha lanzado un llamamiento a todos los militantes, a los cargos públicos comunistas en las ciudades y pueblos para que tomen todas las iniciativas públicas necesarias.

“El 71% de los franceses apoya este movimiento, de modo que esta colecta dará la ocasión a toda la ciudadanía de concretar su compromiso, y a los jubilados de participar en esta lucha compartida”, aclara Éric Corbeaux. Muchos asalariados han perdido varios días de sueldo. El envite de la confrontación y la actitud de Nicolas Sarkozy, que ha apostado por mantener la tensión, crean las condiciones para una “relación de fuerzas difícil y prolongada”, según el responsable del PCF.

Esta iniciativa es también una forma de advertir al gobierno de que el mundo del trabajo no está dispuesto a darse por vencido. Y forma parte de la identidad del Partido Comunista estar en primera fila de la solidaridad obrera, explica Éric Corbeaux. Muchas organizaciones locales del PCF han empezado ya a recaudar fondos, como los comunistas de EDF o la Universidad de Lille donde se ha creado un fondo de apoyo. A nivel departamental, las federaciones comunistas se pondrán en contacto con las organizaciones sindicales para hacer llegar las ayudas a las familias afectadas.