10 de noviembre de 2010

Victoria de la izquierda radical en la elecciones griegas




Las elecciones regionales en Grecia este último fin de semana mostraron la rabia hacia el programa de austeridad del gobierno del Pasok (el equivalente del PSOE). El partido socialdemócrata está implementando recortes enormes. Pero la resistencia de los y las trabajadoras –que han vivido seis huelgas generales en sólo un año– está aumentando la presión para detener los recortes.

Las elecciones han mostrado una grande caída en votos del Pasok, pasando de los tres millones en las últimas elecciones generales de hace un año, a dos millones. El partido de derechas Nueva Democracia y el partido fascista Laos también vieron cómo bajaban sus votos. Y, en un país donde votar es oficialmente obligatorio, la abstención llegó hasta el 40%.

El éxito fue para la izquierda. El Partido Comunista aumentó sus votos en más de un 10%. Las tres facciones diferentes de la coalición de izquierdas Syriza llegaron a una cantidad similar de votos a los de hace un año, a pesar de las divisiones que los perjudicaron. La coalición anticapitalista Antarsya hacía un paso adelante importante. Cuadruplicaba su voto llegando a los 100.000, ganando un 2% del voto nacional y 20 representantes por todo el país. Varios miembros del SEK , que forman parte de Antarsya, salieron también elegidos.

El primer ministro George Papandreou afirmó antes de las elecciones que convocaría unas elecciones generales si el Pasok perdía. El Pasok lo hizo lo bastante bien según él, para decir después de los resultados que no hacía falta. "Incluso con estas tácticas el Pasok ha visto cómo caía bastante su voto", afirma Panos Garganas, editor del diario griego Democracia de los Trabajadores (diario del SEK). "Se enfrenta a una fuerte oposición. Los trabajadores y trabajadoras del gobierno municipal harán huelga el próximo viernes y hay una batalla para ver quién manda sobre los hospitales. La próxima Huelga General se planea hacerla el próximo 15 de diciembre, el día que se presentarán los presupuestos".

Matthew Cookson