17 de noviembre de 2010

Un buen libro para conocer la dictadura franquista. Borja de Riquer: La dictadura de Franco





Desde hace unos años, las editoriales Crítica y Marcial Pons vienen publicando una Historia de España, en una docena de volúmenes, dirigida por Josep Fontana y Ramón Villares. El intento de ofrecer amplias síntesis interpretativas, que reflejen el estado actual de los conocimientos e investigaciones sobre cada una de las épocas de la historia hispánica abordadas, preside el proyecto. La voluntad de privilegiar el siglo XX resulta evidente. Los seis primeros tomos tratan de la historia española hasta 1875: uno sobre la época antigua (Domingo Plácido), otro sobre los reinos medievales (Eduardo Manzano), un par sobre la Edad Moderna (Pablo Fernández Albadalejo y Pedro Ruiz Torres) y uno sobre la denominada época del liberalismo (Josep Fontana). Les siguen cuatro volúmenes sobre finales del siglo XIX, el siglo XX y los inicios de la actual centuria: Restauración y dictadura (Ramón Villares y Javier Moreno Luzón), República y Guerra Civil (Julián Casanova), el franquismo (Borja de Riquer) y la etapa democrática (Santos Juliá). Y cierran la colección dos libros de tipo algo más transversal, que tienen por objeto, respectivamente, España y Europa (José Luis García Delgado, Juan Pablo Fusi y José Manuel Sánchez Ron) y la Historia y la memoria (José Álvarez Junco). Nueve han aparecido ya, a mediados de 2010. Faltan solamente por ver la luz y completar el proyecto los volúmenes a cargo de Manzano, Juliá y Álvarez Junco. El producto final, a cargo de reconocidos historiadores profesionales españoles, es, con una pequeña excepción, altamente destacable.

Borja de Riquer, profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona y autor de algunos importantes trabajos sobre el nacionalismo catalán y sobre el político Francesc Cambó, firma el último de los volúmenes publicados hasta hoy, dedicado a la dictadura franquista, entre 1939 y 1975. En el terreno de las síntesis históricas, Riquer ya había participado en algunos de los tomos de la Història de Catalunya dirigida por Pierre Vilar, en especial el que tiene por objeto el franquismo y la transición democrática, escrito con Joan B. Culla. Y, asimismo, coordinó los trece volúmenes de la Història, política, societat i cultura dels Països catalans. En La dictadura de Franco, título del noveno volumen de la Historia de España de Crítica/Marcial Pons, el autor nos propone un texto bien pensado, estructurado y escrito —aunque abunden, desafortunadamente, los errores tipográficos—, fruto de una labor muy destacable de reflexión que se fundamenta en un amplio y actualizado conjunto de lecturas. Un par de características singularizan esta obra. En primer lugar, la voluntad de Borja de Riquer de utilizar casos y ejemplos regionales variados, huyendo del “uniformismo”, tanto el de la época tratada como el propiamente historiográfico. Sobreabundan las referencias catalanas, pero el resultado es muy interesante. En segundo lugar, la utilización de documentación variada y, en ocasiones, poco conocida y tratada. Una mención especial merecen, en este sentido, los apéndices.

El libro ha sido dividido en una docena de capítulos, que ofrecen una propuesta cronológica bastante nueva. Los seis primeros están dedicados a los años 1939-1950: organización de la dictadura, avatares del régimen, miedo y represión, apoyo y oposición al franquismo, autarquía y, por último, la vida cultural. Los capítulos 7 y 8 tratan de los años cincuenta, mientras que en el 9, 10 y 11 (reformas institucionales, conflictividad social, economía y sociedad) se aborda la década de los sesenta. La crisis y agonía del franquismo centra el último de los apartados. Estamos ante un trabajo muy serio y sugestivo. Presenta, sin embargo, desde mi punto de vista, algunos problemas, que resumiré en tres puntos. Primeramente, la visión global que se nos propone tiene un flanco débil. De esta manera, se integran muy adecuadamente los aspectos políticos y económicos, bien complementados por los sociales, pero no, en cambio, por los culturales. Esta es la principal crítica que puede hacerse a la obra.

En segundo lugar, pese a un detallado análisis sobre la naturaleza del régimen, pienso que hay una tendencia implícita a forzar su adscripción fascista o fascistizante, que los propios hechos relatados desmienten. La no insistencia en la cesura de 1945, haciendo de los años 1939-1950 una única etapa nos conduce en esta misma dirección. Finalmente, la fuerza de la oposición antifranquista está, me parece, sobrevalorada. Y, en consecuencia, se me antojan infravalorados los apoyos implícitos y explícitos al franquismo, así como la pasividad, en especial a partir de la década de 1950. El peso otorgado a las oposiciones y al rechazo a la dictadura puede que permita explicar algunos aspectos de la transición democrática, pero impide, en cambio, entender cabalmente el final del franquismo o, dicho de otra manera, la no caída, muchos años antes de 1975, del régimen. En cualquier caso, estamos ante una propuesta muy importante, que incita al debate y a la discusión y que, sin ningún lugar a dudas, va a ser una obra de ineludible referencia.

Por Jordi Canal


El Congreso rechaza igualar el sueldo del rey al del Presidente


Agencias / laRepublica.es

El Congreso ha rechazado, un año más, las enmiendas a los presupuestos del Estado que piden igualar la asignación que recibe la Casa del Rey con la del jefe del Gobierno, quien en 2011 percibirá 78.185 euros tras la aplicación del recorte del 15% para reducir el déficit público.

Las enmiendas que tradicionalmente defiende el diputado Joan Tardá incluían este año con motivo de la crisis y en cumplimiento del plan de ajuste del Ejecutivo, según argumentó el representante de los republicanos, que al presupuesto del monarca se le aplicara la reducción del 15%, como a todos los altos cargos.

Las propuestas han sido rechazadas por una mayoría de 339 votos y sólo han contado con el apoyo de ocho diputados de la izquierda parlamentaria.

En 2011 la asignación de la Casa del Rey disminuirá por primera vez en la historia, al pasar de 8,90 millones de euros del actual ejercicio a 8,43 millones de euros, una rebaja del 5,2%

El periódico El País le dice a IU que el "come y calla" es el camino para llegar al poder







¿Para qué sirven unas ideas utópicas -muy bonitas eso sí- pero irrealizables? El País le da gratuitamente una clase maestra a IU sobre cómo debería comportarse si es que quiere estar lista para gobernar.

Como diría un franquista reconvertido a demócrata, lo primero es "modernizar su puesta en escena", para demostrar que IU puede ser muchas cosas pero nunca "un grupo trasnochado de izquierdistas que confunden el progresismo con el desaliño indumentario y el exabrupto verbal". Feos, mal vestidos y malhablados, ¿cómo iba a llegar IU a gobernar si así es su militancia y sus cargos públicos?

Para El País la modernizada IU debe seguir el camino de la progresista Rosa Aguilar, la cual es puesta por el periódico como ejemplo de lo que debería ser IU. Ateniéndose a ello, la nueva IU tendrá que favorecer la extinción del atún rojo y llevar a cabo una política de especulaciones que no supere la economía del ladrillo y atente contra el medio ambiente.

Una vez hecho esto, El País recomienda a IU callarse y tragar. Ahora -desde hace poco más de 2 años- que la formación de izquierdas ha dejado de apoyar al PSOE en sus políticas neoliberales desarrolladas en el parlamento, el diario recomienda la vuelta a eso. Para justificar este consejo saca de contexto unas palabras del militante de Izquierda Unida (IU) y del Partido Comunista de España (PCE), José Manuel Mariscal, secretario general del Partido Comunista de Andalucía (PCA) y diputado por IU en el Parlamento andaluz.

El País considera que IU debería callarse y dejar de criticar al PSOE ya que eso lo convierte en esos trasnochados que nunca llegarán al poder. Incluso el periódico recuerda que la actual IU está reeditando la pinza con el PP.

Sin embargo el periódico no dice que aunque el PSOE, durante la campaña electoral de las pasadas elecciones generales, criticó el discurso del PP sobre la inmigración, tildándolo de xenófobo, la actual y vigente reforma de la Ley de Extranjería está pactada por la pinza PSOE y el PP.

Pero hay más, la Red Estatal por los Derechos de los Inmigrantes (REDI), expresó que las políticas del PSOE, provocan una "situación que contribuirá a favorecer fenómenos de marginación social, rechazo, xenofobia y racismo contra las personas extranjeras en situación irregular". El PSOE ha repatriado un 43% más de inmigrantes en esta legislatura que el PP, varias organizaciones sociales han denunciado las torturas que se cometen en los CIES con el aval del gobierno del PSOE. Igualmente varios países latinoamericanos se han quejado por el trato vejatorio que las autoridades españolas dispensan a los extranjeros. Para El País esta es la izquierda "no-trasnochada" que debe ser IU para alcanzar el gobierno.

“Deberá dejar a un lado planteamientos irrealizables por utópicos. Es la hora de aportar soluciones concretas”, expresándose El País de esta manera, consolida un argumento que los favorables al sistema neoliberal usan para deslegitimar a quienes están en contra de esta nueva fase del capitalismo, como en este caso lo es IU. Se busca difundir la idea de que los que quieren cambiar esto son unos románticos que se pierden en sus sueños, planteando ideas realmente bellas pero tan descabelladas para el momento actual que son irrealizables, por lo que no merece la pena apoyarlos, ya que sus “planteamientos son irrealizables” como dice El País.

Sin embargo, lo que Izquierda Unida propone actualmente es bastante concreto y realizable. A lo mejor no es conveniente para El País, pero si es posible. Se pueden aumentar los impuestos a quienes más ganan, se puede separar a la iglesia del estado, se puede rebajar la jornada laboral a 35 horas semanales y aumentar el salario mínimo a 1100 euros al mes, se puede cambiar el modelo productivo democratizando los medios de producción, se puede acabar con los títulos nobiliarios y el latifundio, se pueden nacionalizar empresas de sectores estratégicos como Endesa, la creación de una banca pública, la gratuidad de la educación y la sanidad… Todas medidas concretas y perfectamente realizables. Tanto que otros países como Venezuela, Bolivia o Ecuador, referentes de IU según sus propios documentos ya las han aplicado y con estupendos resultados.

Lo que quiere El País es una Izquierda Unida (IU) complaciente con la oligarquía representada por el PP y el PSOE, una IU que abandone el republicanismo, el anticapitalismo y el socialismo manteniendo una imagen de izquierdas para engañar a los votantes -gracias a los medios de comunicación como El País que silencian la pinza PP-PSOE mientras hacen propaganda de lo poco social que tiene el PSOE, como el laicismo, aunque más adelante se demuestre otra vez que sólo es imagen y nunca pasará a los hechos- para anular su voto de castigo al capitalismo.

En definitiva, El País quiere un PSOE 2.0.



¿Sabías que...

... El PP podría haber paralizado la reforma laboral con su voto en contra pero se abstuvo de forma cómplice para que, con una mayoría de votos de abstención la reforma laboral fuera aprobada?

... El PSOE ha destinado durante el gobierno dirigido por Zapatero más dinero a la Iglesia Católica que Aznar?

... El PSOE mantiene a España en guerras imperialistas en Afganistán o El Líbano con el apoyo del PP?

... El PSOE permitió los vuelos ilegales de la CIA en los que transportaban ciudadanos que sin tener un juicio han sido torturados y encarcelados en el marco de la guerra de Irak, apoyada por José María Aznar durante el gobierno del PP?

... El PSOE, al igual que el PP mantiene las bases militares de la OTAN controladas por los Estados Unidos (EEUU), desde las que se lanzan ataques en los que se producen cientos de bajas civiles?

.... El PSOE, al igual que el PP, apoya la dictadura de Honduras?

... El PSOE, al igual que el PP, reconoce la sobernaía de Marruecos sobre el Sáhara?

... El PSOE no defendió al juez Garzón frente a la derecha dando la callada por respuesta?

... El PSOE da cabida a las acusaciones del juez Eloy Velasco contra Venezuela, aunque estas están basadas en una prueba rechazada por la INTERPOL?

... El PSOE votó junto con el PP contra varias propuestas de IU como el Impuesto al Patrimonio, una Reforma Fiscal Progresiva o una Ley Electoral que hiciera realidad la máxima "una persona, un voto"?

... El portavoz del PP en el senado ha expresado que las políticas del PSOE son las que su partido lleva 3 años pidiendo?

... El gobierno del PSOE, al igual que el anterior gobierno del PP, no respeta las normas internacionales como por ejemplo las referentes a los desaparecidos o el cuidado del Medio Ambiente?

... Y que, sin embargo, El País sostiene que la pinza es entre IU y el PP?
Tercera información